A CARA DE PERRO

A CARA DE PERRO

 

Por Prof. Joaquín G. Puebla

 

 El largo cronograma electoral llega a su fin, el próximo domingo los argentinos elegiremos Presidente de la Nación.

Por primera vez se llega al balotaje y la encrucijada electoral no podría ser más rara: en las palabras y discursos las dos opciones electorales parecen de polos opuestos, pero en los hechos y en la práctica son bastantes parecidos.

Tanto Daniel Scioli como Mauricio Macri eran amigos hasta el debate presidencial, es más, sus respectivas esposas son intimas amigas; pero ahora la distancia entre ambos es abismal. Veremos si dicho encono se mantiene después del balotaje.

Aventurar un resultado es complejo porque el electorado está muy volátil, pero hay climas y climas. Macri da la sensación de ganar cómodamente, en cambio, Daniel Scioli se lo ve como que viene escalando contra viento y marea.macri scioli 001 (Copy)

Hay que reconocerle a Daniel Scioli su temple, recorriendo sin parar, dando todo en cada acto y discurso; en cambio Mauricio Macri, si bien recorrió y mucho, se lo ve más relajado.

A mi humilde modo de ver la elección nacional se define en el conurbano bonaerense. Según datos obtenidos de varias fuentes, la primera sección electoral estaría brindando su apoyo a Mauricio Macri, eso no quiere decir que Scioli no ganará en algunos de los distritos, pero mayoritariamente la elección será favorable al candidato de Cambiemos.

En cuanto a la tercera sección electoral, parece que Scioli llevaría las de ganar, más allá de haberse perdido en las generales en distritos importantes como Lanús y Quilmes, el candidato oficialista estaría alzándose con un importante triunfo.

Los guarismos de La Matanza serán determinantes para la elección nacional y, realmente, se percibe y se espera un enorme caudal de votos para Scioli en el suelo matancero.12249718_896587537090341_7069474982657488583_n (Copy)

Parece que los números estarían puestos, se espera un triunfo de Scioli, que rondaría los 500 mil votos contra 200 mil de Mauricio Macri. Algunos analistas locales hablan de superar esa cifra (y meta), llegando a los 600 mil votos, de obtenerse esta cantidad de votos estaría casi asegurada la victoria de Scioli a nivel nacional.

Fernando Espinoza le ha puesto el cuerpo y el alma a la campaña del balotaje, sin ser candidato a recorrido el distrito de arriba hacia abajo, porque en esta elección se pone en juego mucho de su futuro personal. Si Daniel Scioli gana la elección, él tendría asegurado un lugar entre los ministros de Scioli en el gabinete nacional, pero también, un importante caudal de votos en el distrito le aseguraría un blindaje contra cualquier intento de desplazarlo de la conducción del PJ provincial, dado que ningún referente del peronismo bonaerense podría exhibir tal cantidad de votos en su respectivo distrito.12019838_1020731844625022_7796259571330670731_n (Copy)

Más allá del clima electoral imperante no creo que esta sea una elección tan polarizada, es decir, no creo que sea el cielo o el infierno. Tanto Scioli como Macri, de ganar, harán las cosas a su manera pero si de algo estoy seguro es que ambos tendrán un escenario complejo, en lo económico, a futuro y ambos se necesitarán mutuamente para salir adelante.

La Argentina que viene necesita de acuerdos para resolver los graves y urgentes problemas que tenemos que enfrentar todos juntos y en unidad. Son otros tiempos los que se vienen en la política, más allá de que gane Scioli o Macri, el electorado está comenzando a hacer valer su voto y eso, cambió sustancialmente la ecuación del poder.