VECINOS DE ITUZAINGÓ RECLAMAN SEGURIDAD

VECINOS DE ITUZAINGÓ RECLAMAN SEGURIDAD

Por Nicolás Brandolini

 

 

Parque Leloir, en Ituzaingó, se convirtieron en los corredores predilectos para secuestradores y delincuentes que someten a vecinos a merced de su voluntad. Frente a estos hechos, la gente de los barrios se organiza y se defiende como puede ya que se encuentran desprovistos de la protección de las fuerzas de seguridad. Tres secuestros en menos de tres semanas y fortunas en rescates es el saldo de un coctel explosivo.IMAG00186 (Copy)

Gustavo Díaz fue capturado en la puerta de su casa de Parque Leloir, mientras trataba de abrir el portón de su casa. Por el timbre del portero, relata que: “los delincuentes tenían entre 20 y 23 años. El auto en el que llegaron lo descartaron”. “En un primer momento los delincuentes exigieron 400.000 pesos para liberarme” relató Díaz. Aunque no confirmó el monto exacto, contó que los captores terminaron negociando una cifra menor.

Los secuestradores estaban muy tranquilos. Estaban seguros de que nos los iba a agarrar la Policía. Sentían mucha impunidad. Me tuvieron cinco horas dando vueltas en el coche. Estaban tan confiados que hasta pararon a comprar cigarrillos. Se notaba que no era la primera vez que lo hacían” explicó Díaz.

El caso de Díaz se sumó otros dos cometidos en la zona de Ituzaingó. Se suma también el caso de un comerciante textil que fue secuestrado cuando llegaba a su vivienda por varios delincuentes que lo liberaron tras el cobro de unos 10.000 dólares de rescate. Según relataron las fuerzas de seguridad,  este caso fue algo no programado o “al voleo”.

El día antes del secuestro de Díaz, una mujer y su hija de seis años fueron capturadas por una banda que las liberó antes de cobrar el dinero. La encargada de negociar el pago era su abuela. Los secuestradores amenazaron a la señora vía telefónica “¿Cuánto vale la vida de tu nieta?”.IMG001785 (Copy)

Ante estos hechos de inseguridad los vecinos de Parque Leloir se juntaron para reclamar a las a las autoridades municipales, provinciales y nacionales ya que según ellos “no se ven policías ni patrullajes. Hubo más secuestros, pero no se denunciaron”, se quejó Emilio, uno de los manifestantes.

Ante la ola de inseguridad, el Gobierno lanzó un operativo para combatir este tipo de delitos extorsivos. El paquete incluye procedimientos sorpresa realizados por agentes de las cuatro fuerzas federales y de la bonaerense, saturación de zonas calientes y el lanzamiento de brigadas de policía de civil.

Los vecinos de las zonas cercanas a acceso oeste viven con miedo y esperan la pronta respuesta de las autoridades. ¿Cuánto deberán esperar o que más tendrá que ocurrir para que se acabe con este flagelo que altera la vida de tantos vecinos?.