CEMEFIR: LA HISTORIA DE UN REMATE QUE INDIGNA

CEMEFIR: LA HISTORIA DE UN REMATE QUE INDIGNA

 

Por Prof. Joaquín G. Puebla 

 

Indignación: Sentimiento de intenso enfado que provoca un acto que se considera injusto, ofensivo o perjudicial. 

Todos saben, más o menos, la historia del CEMEFIR y de cómo se gestó un hecho que todos decían que no iba a ocurrir. Después del incumplimiento de la palabra dada, por la autoridades municipales, el Edificio (no la institución) saldrá a remate más temprano que tarde. Las instancias judiciales para frenar dicho remate han sido superadas solo quedan algunos artilugios legales para retrasar la misma pero la bandera roja de remate adornará (meses más meses menos) el frente de una institución de enorme trascendencia en la historia de los matanceros.sany0017-copy

Hace una semana informamos que el edificio de CEMEFIR (http://semanarioquintopoder.com/?p=15360) estaba a un paso de ser rematado y que todas las instancias de apelación tenían vencidos sus plazos por las autoridades municipales (tanto en la gestión de Fernando Espinoza como de Verónica Magario) no habían cumplido con la palabra dada. Esta afirmación se basa en que los letrados que puso el municipio (Dr. Cupelli y Dr. Maida) para ocuparse del caso no pudieron o no quisieron accionar judicialmente para frenar este remate.sany0007-copy

Nosotros afirmamos, en la nota anterior, que las autoridades municipales le restaron apoyo y atención al accionar legal.

Hoy ante la inacción de las autoridades municipal el edificio de CEMEFIR, valuado en un par de millones de dólares, está a un paso de ser llevado a remate judicial por una deuda original de 420 mil dólares que, más intereses, estaría llegando a los 750 mil dólares.sany0021-copy

También hay “gato encerrado” porque a pesar de los discursos y las declaraciones periodísticas nadie ha ahondado en el origen de una deuda, en el accionar de algunos funcionarios municipales, ni ha investigado en los responsables de haber llegado a esta situación. El “oscurantismo” que envuelve todo accionar de las autoridades municipales generó, en torno al tema, “un relato” lleno de inexactitudes que confunde y, mientras más confusión exista, más posibilidades de hacer “el negocio de la década” existen.

¿Por qué sostengo que es el negocio de la década?, simplemente porque si compran el remate al valor señalado por la justicia en el Expte. Nº LM-26327-2011 tramitado en el Juzgado Civil y Comercial Nº 1 del Departamento Judicial La Matanza, a cargo de la Juez LAURA ELIZABETH MATO.

Mucho de lo dicho hasta ahora es, literalmente, una mentira con el fin de poder quedarse con una valiosa propiedad a precio vil y los reales responsables de esta situación son políticos que fueron dándoles largas al asunto para llegar a la presente situación.espinoza-1-copy-copy

Cuando uno pregunto por el tema de CEMEFIR todos señalan al Dr. Diego Héctor Viola, Presidente de la Cooperadora Centro de Medicina Física y Rehabilitación (CEMEFIR) de San Justo quién habría sido el responsable directo de una estafa que pone en jaque a una institución que fue y es el orgullo matancero. ¿Qué pasaría si decimos que el Dr. Diego Héctor Viola, Presidente de la Cooperadora Centro de Medicina Física y Rehabilitación (CEMEFIR) de San Justo “no es el responsable de esta situación”?, ¿qué sucedería si probamos que el Dr. Diego Héctor Viola no es el estafador prófugo que nos dijeron que era hasta ahora?, ¿cómo reaccionarían Espinoza y Magario, los trabajadores municipales, varios políticos, la comunidad sanjustence si sostenemos y probamos que la situación actual fue un plan prolijamente orquestado para quedarse con una propiedad valiosísima a cambio de unas “monedas”?. 10245579_617715994978090_2503309512763913196_n-copy-copyComprar barato para vender caro es el negocio y llevar al ahogo financiero a una institución fue el mecanismo que utilizó  el “poder político y económico” para rapiñar una propiedad que muchos se babean por poseerla.

CEMEFIR seguirá existiendo pero, posiblemente, no realizará sus funciones en el edificio actual.

 

UNA HISTORIA INDIGNANTE

 

Hasta ahora todos han señalado al Dr. Diego Héctor Viola, Presidente de la Cooperadora Centro de Medicina Física y Rehabilitación (CEMEFIR) de San Justo, como responsable de la situación de la institución; de ser así, ¿cómo se explica que el Dr. Diego Héctor Viola no haya sido acusado por la justicia o que no haya tenido, aunque más no sea, un par de denuncias penales por estafa o administración fraudulenta o que no haya sido inhabilitada su matrícula de abogado?. Nadie explica nada de esto porque Viola (sin ánimos de defenderlo) es el “jamón del sándwich” de una maniobra muy bien planificada y maravillosamente orquestada para distraer a “la gilada” mientras se “rosqueaba” por detrás para quedarse con una propiedad muy valiosa.sin-titulo-pj-copy

El Dr. Diego Héctor Viola accede a la presidencia de la cooperadora de CEMEFIR con el apoyo de Alberto Balestrini (esto no implica que Balestrini sea responsable de la actual situación de la institución) porque Viola es hijo de una prima de Balestrini, quién a su vez, es la dueña del edificio donde funciona el Consejo de Partido del PJ matancero en la Avda. Illia al 2600.

El Dr. Diego Héctor Viola se hace cargo de una institución con un déficit operativo que superaba los 20 mil pesos mensuales, mientras Balestrini estuvo al frente de la comuna y luego como Vicegobernador dicho déficit fue llevadero gracias a que siempre aparecía una mano salvadora, a través de subsidios o nuevos convenios, para emparejar las cuentas. Luego del ACV (accidente cerebro vascular) de Balestrini las cosas y, principalmente, las cuentas de CEMEFIR se tornaron de claro a oscuro. Ante la necesidad y el consejo “interesado” de varios políticos matanceros Viola empieza a gestionar un call center o mesa de dinero en las instalaciones de la entidad; cuando la “timba financiera” deja de dar beneficios.sany0020-copy Viola, siguiendo los consejos “interesados” de varios políticos matanceros comienza a “cambiar cheques de la institución” por efectivo. Los primeros cheques fueron cambiados por efectivo sin aplicarle ningún porcentaje de descuento, es decir, libraba un cheque de CEMEFIR por X cantidad de dinero a un plazo de 30 o 60 días y recibía el dinero en efectivo sin ninguna tasa de interés. 13100693_991849007595495_8730259728410545556_n-copyQuienes realizaban tan loable tarea de financiar una institución en problemas eran importantísimos comerciantes, empresarios y políticos matanceros. Cuando los cheques en danza representaban una suma muy importante de dinero, los desinteresados comerciantes, empresarios y políticos matanceros le siguieron cambiando los cheques pero le aplicaban el 15/ 20% o más por cada cheque cambiado. El déficit de la institución seguía creciendo dado que, ya sin el apoyo y auxilio de Alberto Balestrini, los gastos superaban ampliamente a los ingresos. En este punto de la historia quiero aclarar algo muy importante: ni por asomo estoy defendiendo al Dr. Diego Héctor Viola, porque tengo la certeza de que algo tuvo que ver para llegar a tan lamentable estado de las finanzas de la institución.21683_768799049900493_3256019025330482536_n-copy

A todo esto hubo un intento de vender el edificio a través de Harguinteguy Propiedades cuando tenía su local en Arieta. Hubo un comprador pero literalmente lo estafaron porque los papeles no estaban en orden. El comerciante damnificado inicio una demanda judicial que quedó y, aún está, empantanada en los vericuetos legales de la justicia matancera.

El déficit original de 20 mil pesos al mes trepó, con el tiempo, a más de 2 millones mensuales, obviamente de seguir así la historia tendría un desenlace muy perjudicial para la institución y la comunidad matancera.

Y en este punto llegamos al momento crítico de esta historia que indigna. Los cheque canjeados por efectivo a tasas usureras fueron siendo depositados uno a uno en los bancos, más allá de tener la plena certeza de que no había fondos disponibles para cubrir los mismos. Aquellos que alentaron al Dr. Viola a meterse en la timba financiera, aquellos que lo cebaron a cambiarle los cheques por efectivo para solventar el déficit de la institución (algunos de ellos eran prestadores de CEMEFIR), aquellos que aconsejaron durante su gestión al frente de la Cooperadora fueron los primeros en depositar los cheques sin fondos dejando un descubierto varias veces millonario.994407_521384434641957_1958821258_n-copy

Ante el quiebre financiero de la institución volvieron a aconsejar al voluble (de alguna manera hay que adjetivarlo) Dr. Viola que tomará las riendas del asunto e hipotecase la sede de la institución. ¿En base a qué se tomó esta decisión si se sabía que el déficit operativo iba a ser imposible de sostener y las cuotas de la hipoteca serían ruinosas para la entidad?. Es la pregunta de los millones y tiene respuesta, pero antes quiero dejar constancia de una cosa: la comisión directiva de la cooperadora de CEMEFIR, al momento de esta decisión, estaba compuesta por una abogada de renombre (quién apenas estalló el escándalo desapareció misteriosamente de los lugares que solía frecuentar), cuatro políticos locales y varios ciudadanos ilustres de San Justo. Según las actas todos y todas votaron, por unanimidad, la operación hipotecaria (los libros de actas y de la cooperadora desaparecieron misteriosamente, algunos sostienen que los guarda, celosamente, el Dr. Viola).15027501_615420568637705_5509100981573226270_n-copy

Ahora bien, sabiendo la terrible y pesada deuda que tenía CEMEFIR, sumando a eso el constante crecimiento del déficit operativo (ya rondaba los 20 millones de pesos mensuales), ¿cómo es posible que los miembros de la entidad creyesen posible encontrar un candidato que se arriesgase a suscribir la hipoteca, en primer grado, del edificio de una institución sabiendo que dicha hipoteca sería más que difícil que alguna vez la cubrieran y, según los mitos, la misma no podría ejecutarse porque quienes donaron el predio lo hicieron con el único fin de que se construyese CEMEFIR y, en caso de no funcionar la entidad, debería volver a sus dueños originales?.

El Dr. Viola tenía un as bajo la manga y era el decreto de 1989 del Intendente Federico Russo que autorizaba y cedía a CEMEFIR todos los beneficios que rindiese el estacionamiento de San Justo. Hasta ese momento estaban los voluntarios de CEMEFIR ubicados, en determinadas cuadras vendiendo obleas para estacionar; las mismas no eran más que bonos contribución para la entidad.14938402_1164368996982716_5419451983653405904_n-copy

El Dr. Diego Héctor Viola y algunos de los miembros de la comisión directiva de la cooperadora tenían la intención de implementar en el ejido del centro sanjustence el estacionamiento medido avalado por el gobierno municipal de Fernando Espinoza; quien prometió acceder a los solicitado. Con esa promesa bajo la manga ofrecieron la hipoteca y Alberto Crocamo aceptó suscribir la hipoteca pero con el fin de ser él quién explotase el estacionamiento medido.19694_10206754398647832_2784524375720077529_n-copy

La hipoteca fue tramitada por el Escribano Pablo Leandro Nofri, de la escribanía Nofri Iglesias ubicada en Entre Ríos 2942, 1° piso Dto. “B” de San Justo. El diario de Morón explica que “Es una donación que realizó la Sociedad Cosmopolita de Socorros Mutuos en el año 1969, para uso exclusivo de un centro de rehabilitación según consta en su escritura original. Y, es un edificio que gracias al aporte de la comunidad, comerciantes y empresas de la zona ha crecido y actualmente tiene una valuación que supera los 5 millones de dólares” (http://moron.enorsai.com.ar/Imagenes/stories/impresos/ed660.pdf) pero en la escritura original no establece que debe hacerse en caso de que dicho predio dejase la órbita de la institución, todos creían que en el hipotético caso de la disolución de la institución los terrenos deberían volver a los dueños y/o herederos originales; hecho que no consta en la escritura.13087646_991848400928889_3928794531776465551_n-copy Por ese motivo se pudo hacer la hipoteca que suscribió Alberto Crocamo, denominada de Primer Grado (HIPOTECA DE PRIMER GRADO: el acreedor que tiene el primer derecho de recuperación del monto garantizado en la hipoteca, ante otros acreedores que tienen también garantía de pago sobre la misma propiedad) se realizó a cambio de 420 mil dólares, suma que actualmente (luego de años de mora) asciende a los 750 mil dólares.

 

HOY UNA PROMESA, MAÑANA UNA TRAICIÓN

 

El ex intendente y actual “Asesor Estrella” y Jefe de Asesores del municipio matancero, Fernando Espinoza habló con parte de la comisión directiva de la cooperadora de CEMEFIR, entendió lo del estacionamiento medido y realizó una promesa, obviamente verbal, de poner en marcha el tema. También le habría realizado la misma promesa a Alberto Crocamo de que sería el quién administrase el estacionamiento medido en San Justo y luego agregaron Ramos Mejía, hasta totalizar la suma por la que fue hipotecado el edificio de la institución, más una ganancia razonable. Bajo estos términos se negoció la hipoteca del edificio de CEMEFIR.1012871_717340471689230_731316638407093625_n-copy

Como todos saben, el HCD matancero votó, a mediados de 2010 (ordenanza 20029/2010) la implementación del estacionamiento medido arancelado en los centros de San Justo y Ramos Mejía; la Ordenanza habilita a departamento ejecutivo, sin muchas precisiones, a implementar dicho sistema. Desde el ejecutivo matancero nunca se dio muy precisiones sobre la empresa que está a cargo del estacionamiento medido arancelado, una versión hablaba de Sutec S. A. (http://www.sutec.biz/index.php?PN=mision&LA=7). Esta es una empresa multinacional con amplia experiencia en lo referido a estacionamiento medido arancelado. Una de las primeras investigaciones de nuestro medio estaba referida al tema del estacionamiento medido arancelado pero por problemas de la política editorial dicha investigación nunca fue publicada. Mientras estábamos en la fase investigativa el anterior Presidente de Sutec S.A., Andrés Saavedra Camerano, se comunicó con nosotros y aseguró que “Sutec S.A. no tiene ningún contrato vigente con la Municipalidad de La Matanza”. El empresario admitió que “Se llevó a cabo una evaluación y se recomendó posibles formas de aplicación del sistema de estacionamiento medido” y aseguró que “No se firmó nada con el Municipio”. Después logramos establecer que Sutec S.A. le habría vendido al municipio matancero el software para pagar el estacionamiento medido arancelado por celular.sany0006-copy

También se habló de la empresa Top Logistic S.A. y pudimos establecer que es, en definitiva, la que explota el estacionamiento medido arancelado en el distrito (http://semanarioquintopoder.com/?p=9460). Sus dueños Carlos Alberto Mendoza y Gustavo Cillia están relacionados con el escándalo del “Plan Qunitas” del anterior gobierno kirchnerista, develado por el portal “Eliminando Variables” (http://www.elsindical.com.ar/notas/el-kindergate-y-el-gran-sueno-argentino-como-una-empresa-paso-a-facturar-de-un-ano-a-otro-15-000-000-mas/)sany0004-copy

Obviamente al no cumplir con lo prometido a la entidad, Fernando Espinoza, literalmente, condenó a la misma a la pérdida de su edificio. ¿Será esa una de las razones por las cuáles los abogados designados por el municipio dejaron pasar todas las instancias judiciales para evitar el remate?.

 

¡!!BASTA DE ABUSOS¡¡¡

 

Los trabajadores del estacionamiento medido realizan una medida de fuerza solicitando “ser blanqueados” como marca la ley. Como explicamos en una nota anterior, la mitad de los trabajadores de Top logistic S.A. que explota el servicio de estacionamiento medido arancelado, explota también a sus trabajadores. La mitad del personal figura como contratado del Municipio de La Matanza y la otra mitad esta en negro. sany0002-copy

Cuando contamos la experiencia de Germán Cabrera (http://semanarioquintopoder.com/?p=9460) un empleado “en negro” de dicha empresa que fue cesanteado después de sufrir un accidente laboral.

Los trabajadores están realizando una medida de fuerza con el apoyo del Sindicato de Camioneros dado que ellos quieren ser encuadrados en el convenio de dicho gremio.

 

SUTILEZAS

 

Parece que a partir de entrar de lleno en el camino, sin retorno, del remate judicial algunos empiezan a ver y entender el negocio que resultó ser CEMEFIR. Varios se han acercado o han intentado indagar sobre el tema para “ofrecer” comprar la hipoteca y ser ellos los que hagan el negocio inmobiliario. Un ex peronista, sindicalista (según él) y militante de “Cambiemos de toda la vida” acompañado de un Concejal del mismo espacio (bueno, mucho no saben bien de qué lado está y no es el Garcajal) “muy asociado a una de las culturas más orientales” y un par de personajes más ofrecieron “unas desnutridas monedas” por la hipoteca. Obviamente no se llegó a un acuerdo pero hay promesas de seguir intentando.imagen-25-copy

Como podrán ver el minucioso relato que exponemos se  contradice con la historia oficial contada hasta ahora.

Comenzamos a investigar porque no entendíamos que el edificio de una institución fuese rematado a pesar de que los terrenos donde se construyó hayan sido donados para un fin determinado; e hilvanando un dato suelto por acá y por allá logramos construir una historia diametralmente opuesta a la versión oficial.14731195_921642081313306_4176356191913880396_n-copy

También nos llamó poderosamente la atención el Dr. Diego Héctor Viola, luego de ser sindicado como el “autor intelectual y material” de una gran estafa no haya sido denunciado al Colegio de Abogados de La Matanza (nunca se le suspendió la matrícula) ni tampoco, como nos informaron erróneamente, haya sido denunciado penalmente por dicha estafa.14670699_549533161903708_158539233454204118_n-copy

Estas dos cuestiones nos llevaron a tratar de encontrar la verdadera historia de la “Estafa de CEMEFIR”, creemos haberlo conseguido.imagen-24-copy

La historia oficial es más digerible pero no es la verdadera.