“EL DUO COIMETERO”

“EL DUO COIMETERO”

 

Por Prof. Joaquín G. Puebla

 

Alejandro Fabián Osimano hace 9 años era relativamente feliz. Tenía un buen trabajo, había armado una hermosa familia y, después de mucho esfuerzo, se había comprado una casa grande, cómoda, con espacio para criar a sus hijos y hasta tuvo la posibilidad de modificar un espacio de la vivienda para que su mujer pudiese desarrollar su actividad profesional.

SANY0028 (Copy)

Tenía todo para sentirme bien y realizado pero unos nubarrones comenzaron a nublar, y de qué forma, su futuro inmediato.

Todo comenzó cuando compraron la casa lindante a la suya en la calle Mendoza al 2200 en la ciudad de San Justo. Derribaron la misma y comenzaron a construir un edificio. Los problemas de convivencia que crea una obra de esa característica fueron paulatinamente solucionados porque quién llevaba la obra tenía la voluntad de hacerlo hasta que causas ajenas a dicha obra lo llevaron a vender el proyecto y quienes se hicieron cargo del mismo no demostraron buena voluntad ni predisposición para que su trabajo no afecte a sus vecinos.

SANY0026 (Copy)

El nuevo Director de la obra, el Arq. Marcelo Maximiliano Rigano que trabaja para la empresa SHAMASH SRL cuyos socios son Bernardo Damián Ourfali DNI 25591512 nacido 02/12/1976 soltero y Analía Feldman DNI 6192609 nacida 12/07/1949 casada ambos argentinos comerciantes domicilio real y constituido J. Bonifacio 1581 piso 5 torre Glaciar CABA, tomaron otra actitud al hacerse cargo de la obra y la misma perjudico profundamente a Osimano. Día a día Alejandro Fabián Osimano fue testigo como su casa se iba deteriorando. Intentó dialogar, intentó negociar, intentó todas las vías posibles para que Rigano y Ourfali entendiesen la situación que estaba viviendo, pero todo fue en vano.

123654 (Copy)

Cansado de estos ir y venir sin resultado alguno Alejandro Fabián Osimano acudió al municipio de La Matanza, más precisamente a la Dirección de Fiscalización de Obras y Regularización Catastral, feudo privado de José Lino Dattoli, Coord. General de Arquitectura (leg. 22473), donde fue atendido por RUTH NANCY TORRES (leg. 22150) e inició el expediente N° 13351/10.SCAN_20141129_173714281 (Copy)

Días después José Lino Dattoli, Coord. General de Arquitectura (leg. 22473) y RUTH NANCY TORRES (leg. 22150) acudieron a su domicilio para realizar una inspección visual del reclamo y, según afirma Osimano: “Dattoli mira, le indica a Nancy que tome nota y saque fotos, y dice que el problema es el desfasaje de columnas. Me dio la mano, y me dice que estaba a mi disposición y que cualquier cosa lo llame. Nancy saca las fotos. Pasaron cinco o seis días y se clausura la obra”.

joselino (Copy)

Osimano respiro aliviado ante esta postura  firme del funcionario y pensó, inocentemente, que todo se solucionaría. Pero al poco tiempo (escasos tres días) la obra volvió a trabajar con normalidad y en esos escasos días varios “Franklin” habían cambiado de mano propiciando una obra que, a medida que avanzaba, iba destruyendo la casa de al lado.

A partir de este momento la vida de Alejandro Fabián Osimano cambió para mal: tuvo que mudarse, intentó alquilar la casa pero la misma fue devuelta por el inquilino, tuvo que contratar abogado y hasta ir al médico para que lo tratase por el stress que le generó la situación. También se convirtió en un experto en tramitaciones municipales porque, si bien no volvió a ver más a José Lino Dattoli, Coord. General de Arquitectura (leg. 22473), comenzó a ingresar más papeles al expediente iniciado por él a solicitud de RUTH NANCY TORRES (leg. 22150). Es decir, tuvo que gastar una enorme cantidad de dinero para contratar agrimensores, arquitectos, abogado para probar que le estaban destruyendo su casa. El cambio de actitud de los funcionarios fue brusco de una plena colaboración (que duró tres días) paso a una enconada oposición; no solo le pedían más y más papeles sino que hasta llegaron a negarle que tuviese un expediente abierto. En una palabra le tomaban el pelo y lo hacían ir de un lado a otro para que se canse y deje todo como estaba.

ujb (Copy)

Esto sucede a escasas 6 cuadras del despacho de la Intendente municipal Verónica Magario y del ex Intendente, Asesor Estrella, Jefe de Asesores del municipio y Presidente del PJ Fernando Espinoza y todavía no se enteraron que, en La Matanza, si vas por derecha no podes poner dos ladrillos juntos pero que si le pones unos “Franklin” a “Joselino” podes construir cualquier cosa, hasta un edificio en el terreno de al lado.

92A5D6F3-5B35-4CE8-B33A-0D0C33505DB4 (Copy)

La historia de Alejandro Fabián Osimano sirve porque es el primero que se atrevió a contar la verdad de lo que sucede. Hasta este momento solo hay comentarios pero en este caso se ve cómo trabaja la famosa “Municipalidad Paralela” y como ejecuta uno de sus jefes, José Lino Dattoli, Coord. General de Arquitectura (leg. 22473), porque cualquiera no puede hacer lo que él hizo.

 

QP: ¿Esto cuándo empezó?

AO: “Esto empezó hará nueve años aproximadamente.”

 

QP: ¿Vos vivías en la propiedad?

AO: “Sí, vivía en la propiedad.”

 obra mendoza 020 (Copy)

 QP: ¿Cómo empezó todo?

AO: “Se empezó a construir  una obra al lado de mi casa, que era dirigida por Gustavo Vallejos. Él tuvo un problema y tuvo que venderla. La obra la compra la empresa SHAMASH SRL.”

 

QP:¿Cómo empieza el problema?

AO: “Con Gustavo Vallejos la llevábamos bien, me cumplía en todo. Pero esta empresa comenzó a hacer lo que quería.”

 

QP: ¿Cuáles fueron las primeras molestias que tuviste?

AO: “Se encontraron que habían comprado una obra que tenía columnas desfasadas hacia el lado de mi propiedad y no podían cerrar las paredes del edificio. Es decir, la losa estaba a nivel pero cuando sacaron el encofrado de las maderas la losa había quedado 6 cm metida adentro. Por lo tanto, al estar metida 6 cm cuando tenían que levantar la medianera chocaban con la columna. No había forma de levantar la pared. Entonces, hicieron (no sé bien las medidas) una viga creo de 13 y otra de 21 abajo para cerrar de canto los primeros quince y clavar de plano hacerlo de 30. Pero hacer los 30 dentro de mi propiedad. Y ahí empezamos con los problemas.”

 obra mendoza 012 (Copy)

QP: Ellos se metieron en tu propiedad. ¿En qué te afectaron?

AO: “Toda la casa. Se llueve. El techo del garaje se rompió porque se cayó un andamio. Tuve que cambiar muchísimas tejas porque se llovía. Tengo fotos y todo certificado por escribano.”

 

QP: ¿La propiedad es habitable en este momento?

AO: “No, no es habitable. Yo la tenía en alquiler cuando empezó la obra con Vallejos. Al tener yo mis hijos chicos y la posibilidad de irme a vivir con mi suegra sacando una renta de ahí, alquilé la propiedad y me fui porque era imposible vivir. Cuando este hombre tuvo su problema la obra se puso a la venta y quedó parada cinco o seis años. A mi casa la arreglé yo porque nadie se hizo cargo de nada, y la puse en alquiler hasta que vino esta empresa que me destruyó totalmente la propiedad y ahora está inhabitable.”

 SANY0008 (Copy)

QP: Es decir, que Vallejos te produjo algunos daños.

AO: “Sí, pero venía en 10 minutos y te los solucionaba.”

 

QP: Vos no podías vivir en la propiedad.

AO: “No. Durante el tiempo que la obra estuvo parada arreglé mi casa y la puse en alquiler. Yo la tenía alquilada para una institución llamada INTI, que se dedicaba al tratamiento de día de chicos drogadictos. Este contrato se me cae cuando se retoma la obra. La medianera, al ser vieja, era de 30. La empresa tomó los 30 y también entraron a mi casa. Una vez que ingresaron la losa a mi casa no taparon con cemento y cerecita. Entonces cuando llovía se inundaba la losa, caía como catarata el agua adentro de la casa que después salía por la puerta del comedor. En ese momento tuve que dejar de alquilar otra vez. Empezamos a hablar con la empresa y todo se inclinaba hacia que ellos me compraban la propiedad. Cuando ellos me ofrecen comprarme la propiedad les aclaro que como no estaba acostumbrado a hacer juicios les vendía la propiedad pero que no jugasen con el estado de deterioro de la casa porque en mi no estaba la intención de vender, por lo tanto quería salir empatado. La casa valía 300.000 dólares y eso es lo que quería; ya sea en dinero, en un departamento, en dos departamentos y un auto pero tenían que estar los 300.000 dólares. Dijeron que sí, me siguieron llevando para adelante, siguieron construyendo y se siguió rompiendo la casa. Cuando llegó el momento de ver un número ellos veían un terreno baldío en lugar de mi propiedad destruída por ellos, y no querían pagar 300.000 dólares por un baldío. Estuvimos a los tires y aflojes, nos pusimos con los dientes apretados los dos; y empezamos con todo este lío.”

 

QP: ¿Te llegaron a hacer algún ofrecimiento?

AO: “Sí. Me ofrecieron dos departamentos, que en plata sería 250.000 dólares. Y yo en su momento la había hecho tazar por cuatro tazadores.”

 SANY0010 (Copy)

QP: Supongo que con todo esto tuviste muchos gastos.

AO: “Tengo todas las facturas. Empecé con los arreglos en el 2011; y hasta ahora tendré gastados 100.000 pesos, sin considerar que en el 2011 las cosas tenían otro precio.”

 

QP: Ahora empecemos con los trámites que hiciste en el municipio. ¿Quién fue primero que accionó en el municipio?

AO: “El primero fui yo cuando vimos que no  podíamos llegar a un acuerdo de compra. Fui al 5° piso a ver a Nancy Torres. Vinieron a casa Nancy Torres y José Lino Dattoli no entendiendo lo que pasaba porque, como yo no estaba, miraron desde afuera y desde afuera estaba todo bien. En un momento me ven y les pido que miren atrás de la propiedad. Dattoli mira, le indica a Nancy que tome nota y saque fotos, y dice que el problema es el desfasaje de columnas. Me dio la mano, y me dice que estaba a mi disposición y que cualquier cosa lo llame. Nancy saca las fotos. Pasaron cinco o seis días y se clausura la obra. Pero no se clausura la obra sino la medianera, y la obra siguió andando. En el informe que tengo del municipio dice que le paralizan la medianera de la obra constatando que hay una viga llena y una vacía. A los tres días, ya con la paralización hecha, voy a mi casa y encuentro la otra viga llena. Por lógica, si está paralizada la obra no se puede llenar la otra viga porque están en cuestión los 21 cm que se están metiendo dentro de mi terreno. Voy a ver a Nancy, y le digo que ella hizo la paralización de la obra pero fueron al otro día y llenaron la otra viga.  Empezamos a levantar el tono de voz y me termina preguntando cuál era mi problema. Le respondo que mi problema es que se cagan en ella y en mí, y hacen lo que quieren; porque si estamos en cuestión y vos les paralizás las dos vigas y la medianera no tendrían que haber llenado la otra viga. Entonces me dijo que  iba a pedir una pericia técnica y un informe amplio de agrimensura. Si ellos estaban bien iban a seguir pero si ellos estaban mal me dijo que iba a hacer demoler la obra. Le pido que me mire a los ojos y me repita lo que me estaba diciendo. Me vuelve a repetir que ella la hacía demoler, y yo le respondí que le tomaba la palabra. Después hicieron lo que quisieron.”

 JOSELINO (Copy)

QP: ¿Vos presentaste algún papel en el municipio? ¿Hiciste alguna denuncia?

AO: “Presenté todos los papeles que me pidieron y denuncias hay muchas. Todos los informes dan que yo estoy bien y que ellos están ingresando a mi propiedad.”

 

QP: Finalmente te construyeron el edificio adentro de tu casa.

AO: “Sí. Ahora me están intimando que los deje realizar el pedido que hizo el municipio de hacer la medianera de 30 obligatoria. Pero resulta que la medianera de 30 obligatoria la tendrían que haber hecho después de demoler lo que sobrepasaba a mi terreno. No demolieron lo que sobrepasaba y levantaron la medianera. Y ahora me intiman a que los deje terminar, y no los voy a dejar porque ellos no cumplieron con lo que dijo el municipio.”

 SANY0007 (Copy)

AP: Además, están adentro de tu propiedad.

AO: “Están la pericia, el informe y la agrimensura que lo constatan. Yo gasté en ese momento 4.000 pesos en la agrimensura, mientras que ellos hicieron una agrimensura parcelaria que les salió 1.500 pesos. Después tuve una reunión con Nancy Torres, a través de José Lino Dattoli, donde hablamos en un mal tono y le dije que era una corrupta. Le dije que había agarrado plata, la había repartido y no tenía cómo devolverla.”

 

QP: Vos especulaste ahí. ¿Por qué decís que hubo plata?

AO: “Porque le pusieron la orden de clausura y a los dos días estaban trabajando nuevamente.”

 

QP: A partir de ese momento todo fue a favor de la constructora.

AO: “Todo, y se lo dije en la reunión. Le que dije si hubiese sido una obra de una casa y rompen toda la casa así vos se lo clausurás; porque en un momento los de la obra me dijeron que tenía los bolsillos flacos, que si ellos querían me terminaban el edificio en el baño y que me podía llegar a pisar un auto o pasarme algo. Me lo dijeron los de la Empresa SHAMASH SRL.”

 

QP: ¿Quién te llamó de esta empresa?

AO: “Para mí el arquitecto Riano. Eso fue lo que él me dijo.”

 Sin título3322 (Copy)

QP: ¿Hiciste una denuncia penal?

AO: “Sí, por  miedo a que me pueda pasar algo. Porque tratás con gente que se maneja con el municipio como si fuera de ellos, ya que entran y salen por la puerta como si fueran los dueños.”

 

QP: Este arquitecto te dijo que te puede llegar a pasar algo.

AO:Este arquitecto me dijo fijate, no nos vamos a pelear por un par de centímetros. Hoy podemos estar hablando los dos normalmente, que a vos todavía no te pisó un coche, no te pasó nada. En ese momento me enojé y le dije lo que yo estaba interpretando. Me pidió que no interprete mal, que él no había querido decir eso. Le respondí que yo escuché lo que dijo, y lo eché de mi casa. A partir de ese momento no tuve más diálogo con ese arquitecto.”

 

QP: ¿Tuviste contacto con algún otro miembro de esa empresa?

AO: “Con el dueño, que se llama Bernardo Ourfali

 SANY0024 (Copy)

QP: ¿Qué te dijo el dueño?

AO: “Al dueño lo empecé a ver cuando comenzamos con la negociación porque ellos me iban a comprar la propiedad. Hubo una reunión pero no llegamos a un acuerdo. Me ofrecían dos departamentos que están en Entre Ríos y Eizaguirre, sobre Entre Ríos, diciéndome que cada uno valía 115.000 dólares. Los departamentos los tenía la inmobiliaria Russo para venderlos. Voy a la inmobiliaria y me dicen que estaban a 104.000 dólares pero que en 100.000 salían. En la segunda reunión le recordé que yo le había dicho que quería salir empatado y le dije que me estaba queriendo cagar 30.000 dólares. Yo te dije que no estaba interesado en vender, vos estás  interesado por la cagada que se mandaron en la obra. Le aclaré que había ido a Russo y los valores que me había dado eran que cada departamento estaba en 104.000 pero que en 100.000 salían. Entonces le dije que se veía que no era de buena leche porque ahí ya me estaba cagando 30.000,  ya que él me los cotizaba en 230.000 dólares, además de romperme toda la casa. Incluso el inquilino me mandó una carta documento intimándome a que le devuelva 30.000 pesos porque la casa estaba inhabitable y temía por la salud y la vida de su familia. Justamente fue lo que hice con esa persona porque no podía estar pagando un alquiler y estar poniendo fuentones en las piezas porque llovía adentro de la casa. Se llovía la casa, se inundaba, se rajaron las paredes y los techos.”

 Sin título2200 (Copy)

QP: ¿En algún momento ellos hicieron algo para aliviar la situación?

AO: “Nada. Era como que ellos trataban de romper más la casa para jugar con mi desesperación, y yo tener la necesidad de agarrar algo para seguir alquilando porque realmente el ingreso me servía. Incluso el mismo arquitecto me decía que tuviera en cuenta que recién arrancaban con la obra, que la casa se iba a seguir rompiendo, no la iba a poder alquilar, iba a tener más deterioro e iba a gastar mucha plata después en arreglarla. Me quería hacer de psicólogo. Me da bronca la corrupción de esta mujer del municipio Nancy Torres.”

 

QP: ¿A José Lino Dattoli cuántas veces lo viste?

AO: “A él lo vi una sola vez. Después, de parte de él, me manejé con Nancy Torres.”

 

QP: Primero te dieron la razón a vos. ¿Y después?

AO: “Al instante me dieron la razón. Dattoli le indicó a Nancy Torres que tome nota y saque fotos, y que clausure la obra porque estaba mal hecha porque había un desfasaje. Sacaron fotos y se clausula la medianera en cuestión (no la obra). Fue todo ficticio.”

 NEFASTOS (Copy)

QP: Después viste que cambió la actitud el municipio y se siguió trabajando en la obra.

AO: “Cada vez que iba a hacer una denuncia mi expediente nunca lo tenían, siempre se perdía. Tardaban 40 minutos para encontrarlo, 40 minutos para llamarme. Cada denuncia que iba a hacer tardaba 2Hs. 30 min., aproximadamente. Cuando iba a ampliar la denuncia me ponían todas las trabas posibles; por ejemplo: cada vez que me presentaba me querían hacer abrir un legajo nuevo, me pedían la ampliación de denuncia impresa cuando siempre me la pedían manuscrita, me negaban los carbónicos, me hacían perder tiempo para que se hiciera la hora de finalización de su horario de trabajo y que yo no pudiera finalizar el trámite, Nancy Torres me hacía esperar como 40 minutos para firmarme la copia. Así fueron todas mis denuncias. Buscaban cansarme. Después Nancy Torres quiso hacer una reunión entre la obra, ella y yo. Le aclaré que con la obra no me quería reunir después de las amenazas que había recibido por parte de ellos. Yo quería la reunión con ella. Y ahí empezamos. Había papeles ingresados en el expediente con firmas que no eran la mía, eran papeles que yo nunca había visto. Por lo tanto, había habido adulteración de papeles y de firmas. Le empecé a reclamar que esas firmas no eran mías, que había papeles que yo no los tenía y los había ingresado ella. Hasta que terminé diciéndole que ella había percibido plata, se la había gastado y que no había cómo devolverla; que yo era un perejil al lado de esa obra; que a ellos les sirve la obra y no un salame como yo que paga todos los impuestos. Nancy Torres se aguantó todo lo que le dije como una princesa y decidió que, como ésto había sobrepasado todos sus límites, lo decida un juez. Indicaría que manden un perito judicial que decida realmente lo que había que hacer. Esto fue todo mentira. Mandaron a sacar fotos cinco o seis días seguidos para decirle a la obra qué era lo que tenían que hacer para que yo no pudiera hacer clausurar la obra. Dijeron que iban a venir a sacar fotos a mi casa, y es el día de hoy que los estoy esperando. De ésto hace un mes. Mi mujer fue a reclamar que habían ido a sacar fotos a la obra y que yo hacía tres días que no iba a trabajar esperando que vengan a sacar las fotos en nuestra casa; nadie sabía nada, y Nancy Torres negaba que se hubiera reunido con nosotros. En dos minutos encofraron la obra, pusieron todas las medidas de seguridad que tendrían que haber puesto desde un principio. Se ve que le dijeron a los de la obra que pusieran todo eso para poder seguir trabajando. Es el día de hoy que todavía no vinieron a mi casa a sacar las fotos, y el municipio a mí nunca me respondió.”

 

QP: ¿Esta obra también tiene problemas con otros vecinos?

AO: “Tiene problemas con el vecino del otro lado pero el que más problemas tiene soy yo porque el desfasaje viene hacia mi lado, la obra está torcida para mi lado. El otro vecino tuvo caída de mampostería, rajaduras, le quemaron una heladera porque les llovió arriba de ella. Ojalá a mí me hubiera pasado sólo lo que le pasó a este muchacho, porque por lo menos puede seguir viviendo en su casa.”