¡!!GRACIAS LETICIA¡¡¡ (la recontra $%&/&%$”$%&”)

¡!!GRACIAS LETICIA¡¡¡ (la recontra $%&/&%$”$%&”)

 

Por Prof. Joaquín G. Puebla

 

Finalmente se hizo oficial el adelanto de Semanario “Quinto Poder” (http://semanarioquintopoder.com/?p=16664) respecto a la renuncia de la Secretaria de Tránsito y Transporte del municipio, Lic. Leticia Piris.

12046808_1700356050195239_6956948199349922570_n (Copy) (Copy)

 

No creo que la extrañen mucho en la repartición municipal que comandaba (salvo un par que están viendo como hacen para rajar con ella hacia destinos mejores) por deja como su sucesor a su asesor estrella Guillermo Jorge Tarrallo.

tttt (Copy) (Copy)

La funcionaria se fue pero dejó, para la posteridad y la paciencia de los matanceros, su obra. Toda su acción al frente de la Secretaria de Tránsito y Transporte del municipio puede resumirse en una esquina del distrito. El caos reinante en dicha esquina es una muestra palpable de lo que hizo la Lic. Leticia Piris en el tránsito de todo el distrito.

111 (Copy)

La esquina de Villegas y Monseñor Marcón en San Justo es un claro ejemplo de la capacidad operativa de la funcionaria porque en dicha esquina confluyen dos calles con tres sentidos de circulación diferente. Este invento de “La Piris” como solución cuando la calle Arieta la hicieron peatonal congestionó de tal manera el tráfico sanjustence que en las horas pico se hace muy pero muy difícil transitar por las calles de la ciudad cabecera del distrito.

222 (Copy)

Fue inconcebible la solución de la Lic. Leticia Piris al desafío de tránsito que implicaba hacer peatonal unas cuadras de la calle Arieta y no encontró mejor solución que embarullar todo. La calle Monseñor Marcón desde Ruta 3 hasta Villegas tiene mano hacia Avda. Illia y en esa esquina cambia de mano, es decir, va de Avda. Illia hacia Villegas.

SANY0005 (Copy)

En una misma esquina convergen dos calles con tres manos diferentes y con la ayuda de tres semáforos igual sigue siendo un verdadero berenjenal.

333 (Copy)

Primariamente se pensó cambiarle de mano a Monseñor Marcón de Ruta 3 hacia Avda. Illia pero el dueño de la estación de servicio de Illia y Marcón (Zucco) puso el grito en el cielo y logró que la orientación del tráfico no se cambie. Según fuentes muy bien informadas “cumplimentar el pedido de Zucco no fue un bello gesto ni tampoco fue gratuito; algunos manguitos cambiaron de mano y la mano de la calle no se cambió”.

222-Copy (Copy)

Pero parece que la dádiva recibida fue tanta que resistió el embate del ex Intendente, Jefe de Asesores y Asesor Estrella, Fernando Espinoza quién le había hecho llegar a “La Piris” la orden de resolver el problema porque, en una de las raras ocasiones que vino por ahí, vivió en carne propia los desbarajustes del tránsito matancero.  “La Piris” hizo caso omiso del pedido de Espinoza porque este fue transmitido en enero y estamos casi en mayo y el pescado sigue sin venderse.

SANY0007 (Copy)

No es solo una cuestión de incomodidad sino que es de seguridad porque, cosa increíble, cruzar a mitad de cuadra es más seguro que hacerlo por la esquina realidad que contradice todo doctrina de seguridad vial escrita y por escribirse. ¡!!Menos mal que La Piris era una experta en tránsito¡¡¡.

865cd109_o-Copy (1) (Copy)

¿A qué se debe esta afirmación?, paso a explicar: cuando se pone en rojo el semáforo de Monseñor Marcón de Ruta 3 hacia Avda. Illia la cola de autos llega hasta Hipólito Irigoyen y, en las horas pico, congestiona el mismo hasta pasando Perú. ¡!!Dos cuadras y media de coches esperando que cambie la luz el semáforo¡¡¡. Como Hipólito Irigoyen ni Perú tienen semáforos sobre la calle Monseñor Marcón entre auto y colectivos que quieren pasar y autos y colectivos que quieren doblar en Monseñor Marcón es más seguro cruzar a mitad de cuadra.

50089_pibisvisob2 (Copy)

Todo esto sin mencionar que entre Perú y Villegas por Monseñor Marcón hay dos jardines de infantes, una escuela, un geriátrico y una clínica que atiende a pacientes de Pami; es decir, la locura del tráfico son peligros más que potenciales para niños y abuelos.

¡!!Gracias Lic. Leticia Piris, nunca podremos valorar, en su verdadera dimensión lo que ha hecho por nosotros¡¡¡