“LA GENTE QUIERE QUE VUELVA CRISTINA”

“LA GENTE QUIERE QUE VUELVA CRISTINA”

 

Semanario “Quinto Poder” entrevistó a Daniel “El Flaco” Luque referente del Frente Nacional Evita. Durante la entrevista se habló mucho de Cristina (por la ex Presidenta Cristina Fernández de Kirchner) y sobre su papel en el armado del peronismo bonaerense para las próximas elecciones.

Luque sostuvo que “El primer principio que tenemos que cuidar y privilegiar es el de la patria y el pueblo, y después los intereses propios. Hay dirigentes que hacen al revés” y señaló que “Nosotros somos peronistas, y el kirchnerismo es la expresión del peronismo en el siglo XXI”.

 

Q P: Desde su punto de vista ¿cómo la ven a Cristina?

DL.: “Nosotros tenemos la convicción que la conducción de Cristina de la mayor parte del peronismo es vital en este momento, porque es la que más lidera la oposición a este gobierno neoliberal.”

 18622324_1310725755641445_4751289809939738995_n (Copy)

Q P: ‘Cristina quiere un armado más amplio al peronismo?

DL.: “De hecho el peronismo tuvo siempre un carácter frentista, donde el peronismo es el eje de toda la construcción pero también hay otros partidos que aportan a esa construcción. Cristina es una compañera peronista y tiene ese espíritu de construir. Por supuesto que, dentro de esa construcción, tiene que haber un mínimo de unidad de concepción. Creo que hoy están las puertas abiertas para disputar las PASO, y las piezas se irán acomodando de un lado y del otro. Con Cristina y con el grueso de la militancia pretendemos que el alineamiento, al menos de este lado, se dé en una unidad de concepción.

 

Q P: En la provincia de Buenos Aires ¿cómo está  Cristina? Cristina aparece como una figura convocante para un amplio sector de la sociedad.

DL.: “Sí. Básicamente, Cristina ha trascendido la línea de la militancia y tiene una ascendencia sobre el grueso de la población. La gente está poniendo en la balanza lo que va del año y medio de este gobierno y lo que era antes que ella se fuera, y todo es a favor. La gente quiere que vuelva Cristina.”

 18447530_1305685546145466_468350348712245069_n (Copy)

Q P: Usted está recorriendo el interior del país. ¿Se nota eso en el interior del país?

DL.: “A nivel popular sí. Lo que pasa es que cuando se ponen a jugar otros intereses, que son los de  las estructuras (y no el de la gente), la cosa empieza a cambiar porque muchas dirigencias cuidan sus propios intereses. Hasta puede parecer ilícito, en tanto y en cuanto uno no tenga en cuenta los postulados del peronismo. El primer principio que tenemos que cuidar y privilegiar es el de la patria y el pueblo, y después los intereses propios. Hay dirigentes que hacen al revés.”

 

Q P: ¿Usted en las recorridas nota que hay gente nueva que se va sumando, que no militó durante el gobierno de Cristina pero que ahora quiere participar?

DL.: “Sí. Hay gente que está participando, gente que no ha sido militante pero que tiene un nuevo interés por las cosas. Pero también noto que hay dificultades para darle una orgánica a esa participación. Esa gente participa de una forma diferente, que no es la de la orgánica de las distintas agrupaciones, es más sui géneris.”

 15541173_1168267316553957_2244733982712345145_n-copy

Q P: Cristina, uno puede estar de acuerdo o no, hizo mucho mientras fue gobierno. Ahora bien; de acá en más ella está en el llano, sale a jugar. ¿Es un proyecto nuevo, es la continuación de lo que hizo, o es lo que hizo?

DL.: “Esto también pasa por una demanda del pueblo y de la militancia. Como decimos cuando cantamos: vamos a volver pero vamos a volver mejores. Todo esto ha estado en discusión dentro de los diferentes espacios que integramos el peronismo. Hay un punto de coincidencia que es que se han cometido errores y que lo podemos hacer mejor. Cristina, como conductora, nos plantea la construcción de una nueva mayoría, y en algún punto tenemos el desafío que esa nueva mayoría sea planteada en términos de nuevos dirigentes. Entonces vamos hacia el desafío del recambio dirigencial.”

 

Q P: Cristina puede auspiciar algunos cambios pero no teniendo el poder de la presidencia va a ser difícil meterse la interna de La Matanza. ¿Usted cree que en La Matanza va a haber lugar para el kirchnerismo en las listas de concejales?

DL.: Nosotros creemos que todo va a ser el resultado de un proceso. Cuando hablás de kirchnerismo a mi me parece que la cosa se sectoriza bastante. Nosotros somos peronistas, y el kirchnerismo es la expresión del peronismo en el siglo XXI. Ese recambio dirigencial es un proceso que está avanzando. Acá hay un error de la dirigencia que no ocupa los medios para mostrar que se está trabajando con la genuina representación de las demandas de la gente, de los barrios; y es ahí donde se está construyendo. Tal vez en esta elección esas estructuras que vienen avanzando se plasmen en las listas.”

 sany0008-copy

Q P: Usted me habla de caminar los barrios. En La Matanza supongo que juntarán muchos pedidos o un poco la bronca de la gente en contra de la gestión municipal. ¿Cómo hacen para aunar una cosa y otra?

DL.: “Las demandas que suelen haber con respecto a la gestión municipal son muy relativas. Hay cuestiones de infraestructura que la responsabilidad es netamente del distrito aún cuando los recursos tienen que venir de otros niveles ya sean provinciales o nacionales (como ocurrió durante los doce años anteriores a esta gestión). Entonces hay cuestiones de infraestructura que se tienen que resolver en esos niveles y que se tienen que demandar desde estos niveles estatales. Pero si vamos a otras cuestiones como salud, educación, seguridad; todo eso no depende del distrito de La Matanza. Y ahí está la mayor demanda de la gente. La salud, la educación y la seguridad dependen de la provincia de Buenos Aires, y el municipio se está haciendo eco de todas esas demandas. Lo que pasa es que es como un diálogo de sordos el del distrito y la provincia de Buenos Aires.”

 

Q P: Usted me dice que el recambio dirigencial es en esta elección o en la otra. ¿Cómo compatibilizamos esa visión con una conducción muy cerrada, muy centralizada en el distrito, que rara vez les da lugar a nuevos dirigentes?

DL.: El que detenta el poder seguro que no va a invitar a nadie. El desafío de una nueva dirigencia o de una dirigencia emergente tiene que ver con un proceso de construcción que se va a ir instalando y plasmando en la misma medida que ello se vaya impulsando. Nadie te llama a ser dirigente, tiene que haber un liderazgo y un trabajo territorial.

 

Q P: En función del tema de la nueva dirigencia, ¿ustedes están trabajando y conformando alguna estructura?

DL.: Sí. Nosotros venimos construyendo, y con bastante éxito, el Frente Nacional Evita. Ya estamos en doce provincias, en quince distritos del conurbano y en varios distritos del interior de Buenos Aires. En un principio el Frente Nacional Evita se da como una alternativa a lo que dejó vacante el Movimiento Evita al irse del proyecto nacional. Pero después, más allá de esto, se fueron incorporando diferentes agrupaciones locales en las provincias, en los distritos. Así se va construyendo algo nuevo, que tiene una esencia de militancia territorial y tiene mucho componente combativo ante todas estas injusticias que se van llevando adelante a partir de este gobierno neoliberal.”

 sany0006-1-copy

Q P: ¿Se podría decir que el Frente nacional sigue una línea directa con Cristina?

DL.: “El Frente Nacional ya está instalado a nivel nacional y, por supuesto, tenemos una línea directa.”

 

Q P: ¿Ustedes cómo están viviendo esta situación de estructuras que hasta diciembre del 2015 eran recontrakirchneristas y hoy acordaron con el gobierno algunas cosas, y están del otro lado?

DL.: Justamente el Frente Nacional es una alternativa a toda esa cuestión. Mientras gobernaba Cristina había mucha lealtad, mucha pasión. Pero a partir del gobierno de Macri se cambiaron algunos valores, se dejaron los ejes que veníamos llevando adelante. Nosotros necesitamos seguir batallando sobre esos ejes: los humildes, los trabajadores. Pero no como una forma de administrar la pobreza, que es lo que están llevando adelante esos sectores; sino como una forma de reivindicar el trabajo, la dignidad del humilde, la dignidad del trabajador.”