EL BAÑO: DE PEJOTISTA A “PIJOTERISTAS”

EL BAÑO: DE PEJOTISTA A “PIJOTERISTAS”

 

Por Prof. Joaquín G. Puebla

 

Nadie, creo, puede desconocer la historia de militancia de Juan Carlos “Canario” Haljan (hombre que supo manejar la localidad matancera de La Tablada). Siempre recuerdo la anécdota que me contaba una colaboradora del diario donde trabajé, Marta Astudillo, sobre la forma de cómo “Canario” Haljan y Daniel Barrera le salvaron la vida en la denominada “Masacre de Ezeiza” en ocasión del regreso definitivo a la Argentina de Juan Domingo Perón, luego de casi 18 años de exilio.

 

11205055_921078674648741_1987281953557339939_n-Copy (Copy)

Marta, una mujer bastante robusta, cuando empezaron los tiros en Ezeiza comenzó a correr pero al cruzar una zanja tropezó y al caer se torció un tobillo (o algo por el estilo). Creyó que había llegado su hora porque los tiros se estaban generalizando y las balas (emulando a Víctor Hugo, no el dramaturgo sino el uruguayo) “picaban cerca” y ella no podía levantarse. Dos compañeros pasaron a su lado y, sin pensarlo, la agarraron de los brazos y lograron llevarla a un lugar seguro. Esos dos eran Juan Carlos “Canario” Haljan y Daniel Barrera.

Juan Carlos “Canario” Haljan siempre fue un hombre de confianza de la conducción política de La Matanza, ocupando (casi siempre) cargos de relevancia. Desde hace más de 20 años ha ocupado diferentes cargos en la estructura municipal del distrito. Si mal no recuerdo fue Concejal, Delegado Municipal, Secretario Administrativo de la Municipalidad, Secretario de Gobierno y otros cargos más. Siempre le fue funcional al oficialismo y siempre fue oficialista, no importa quién fuese oficialista, él estaba seguro.

 

aaaa (Copy)

Actualmente Juan Carlos “Canario” Haljan es Secretario Administrativo del Honorable Concejo Deliberante de La Matanza y tiene bajo su responsabilidad (entre otras tantas) la del mantenimiento de los edificios del HCD y de las oficinas de los Concejales. Debe suministrar todo lo necesario para que los ediles matanceros cumplan, sin restricción alguna, con sus funciones. También debe velar por el bienestar de los trabajadores de la repartición.

Se entiende por “velar por el bienestar de los trabajadores de la repartición” es ofrecerle “condiciones dignas de trabajo” y que estén los elementos imprescindibles para realizar dicha tarea.

Lamentablemente en el HCD matancero no ocurren dichas cosas porque, parece, que un presupuesto anual de casi 100 millones de pesos no alcanzan para cubrir todos los gastos del mismo.

El personal municipal del HCD anda mal encarado por los faltantes que, en algunos casos, son indignantes. Las condiciones laborales tampoco andan muy bien que digamos.

 

UN BAÑO SOLITARIO

 

Por el pasillo que conduce al ascensor y al recinto de sesiones en el HCD matancero hay tres puertas. Una conduce al sótano (lugar de trabajo del sector de mantenimiento) que suele estar desierto porque las napas acuíferas de San Justo han subido y el mismo se encuentra, casi siempre, inundado. Las otras dos puertas son los baños públicos para el personal y los vecinos que asisten a las sesiones. El baño de hombres siempre tiene la puerta cerrada y esto se debe a que del mismo sale un olor nauseabundo que agrede, cual mazazo, a todo aquel que quiera ingresar al mismo.

 

SANY0007 (Copy)

Esta situación ocurre desde hace un año a esta parte y, hasta ahora, se esgrime la excusa de falta de presupuesto para arreglar el mismo.

El mal olor en el baño es un problema bastante corriente con el que muchos hogares tienen que lidiar. Esto puede ser debido a algún problema con la instalación original, o también puede ser síntoma de que no se está realizando una rutina de limpieza adecuada.

Ante reiteradas quejas de empleados municipales, periodistas y concejales, siempre se ha esgrimido la falta de dinero para no resolver el tema pero en realidad es una cuestión de desidia, no por parte de los municipales que trabajan en el HCD sino que no toman las medidas necesarias para resolver de fondo el problema (algunos consejos útiles y baratos para resolver el mal olor del baño: http://tips-caseros.com/limpieza/olores_en_el_bano_eliminar_mal_olor_del_inodoro.html).

 

SANY0008 (Copy)

Si el problema del baño fuese los principal, nos quedaríamos tranquilos porque no habría problemas mayores pero el baño es la muestra de la dejadez, tanto de la Presidencia del HCD como desde la secretaría administrativa, en todo lo relacionado con el mantenimiento de los edificios del HCD.

Desde hace dos años a esta parte venimos sufriendo faltantes que nos avergüenzan” me comentaba un municipal que presta funciones en uno de los anexos del HCD y señalaba que “No hay lavandina para limpiar, no hay trapos de pisos, no hay escobas ni escobillones, hasta falta el papel higiénico para los baños. Acá no es una cuestión presupuestario es que al Presidente (Cjal. Ángel Aisa) y al secretario (Juan Carlos Haljan) no les interesa cómo están los edificios. Eso sí, si lo ven sucio enseguida patalean pero no nos dan los elementos indispensables para poder cumplir nuestra función”.

 

18814138_1358412394248698_270384414917881597_n (Copy)

Otro trabajador municipal del HCD señalaba que “Estuvimos varios meses comprando nosotros el café, la leche y, hasta el azúcar, para poder tomar el refrigerio que nos corresponde. Los elementos para el refrigerio debe pagarlos el HCD es lo normado” y remarcaba que “Eso no es nada, si no hay presupuesto para el papel higiénico, menos plata habrá para la ropa del personal. Hace dos años que no nos dan ropa. En el HCD sobra la plata, hay presupuesto, más que de sobra, para cumplir con todos los gastos pero subejecutan el presupuesto para quedar bien con la conducción política y demostrar que son buenos administradores a costa de las condiciones de trabajo dignas de los municipales

Las quejas son variadas y, también, muy subidas de tono. Un municipal con muchos años en el HCD me contaba que “En todos los años que llevo trabajando acá nunca vimos un secretario tan desastroso” y agregaba que “Nunca nos pasó esto. En otras oportunidades hicimos reclamos y planteaos pero eran por otras cuestiones más importantes. Nos da un poco de vergüenza quejarnos porque no hay papel higiénico pero eso es la punta de todos los faltantes que tenemos. El papel higiénico no es el problema, sino todo lo que esta atrás de eso”.

 

Jazz901 (Copy)

Hace unas semanas mientras me anunciaba en recepción del HCD para subir a la oficina de un Concejal pude ver de reojo unos sillones de oficina nuevos amontonados en el pasillo. Trate de averiguar pero nadie sabía a ciencia cierta qué destino tenían. Algunos dijeron que eran para los concejales, otros que eran para cambiar los del recinto de sesiones y otros dijeron que era para los empleados que lo solicitarán. Todavía están en el pasillo y nadie sabe para qué están ni quién los compró.

 

silla-oficina-alumina-alta_1 (Copy)

Indague un poco y, el modelo de esos sillones de oficina, tienen un costo (como barato) de entre 5 mil y 6 mil pesos. Pongamos que el precio promedio es de 5500 pesos y hay más de 20 sillones, entonces el HCD matancero, por disposición de la Presidencia y de la Secretaria Administrativa, se habría gastado más de 120 mil pesos pero no hay papel higiénico ni arreglan el baño.

 

¿QUIEREN CONTROLAR EL HCD?

 

Un destacado dirigente político me comentó una infidencia. En una reunión con la Intendente, Verónica Magario, se nombró a Juan Carlos Haljan y, a su hijo, el Concejal Marcelo Haljan. La reacción de Magario fue instintiva y sin pensarlo se le escapó: “Me busco otra secretaria de Desarrollo Social y hago volver a ‘La Mary’ (por María Laura Ramírez) al Concejo y me saco de encima a estos tipos que no lo aguanto más (por Juan Carlos Haljan y su hijo, el Concejal Marcelo Haljan)”.

 

12369011_834562056666893_8206882626654645873_n-Copy (Copy)

¿Cuál será la razón para la reacción de Magario?. Indagando y escarbando un poco pudimos encontrar el origen del encono de la Intendente y, también, de Fernando Espinoza para con los Haljan.

Parece que no les habría caído en gracia varios intentos del padre y del hijo por hacerse con el control político del HCD. En la nota “Apariencias” del 13 de marzo (http://semanarioquintopoder.com/?p=16326), nuestro medio había adelantado la cuestión pero a partir de ahí ocurrieron otros movimientos que han molestado a la conducción política del distrito.

Juan Carlos Haljan junto a otros destacados dirigentes políticos del distrito, impulsaron “Peronismo Unido” una suerte de Agrupación política que tiene la particularidad de agrupar a otras agrupaciones y de tener un local partidario en Villegas y Ocampo, que ocupa toda una esquina y que siempre está cerrado.

 

Sin título1.tif (Copy)

El “Peronismo Unido” está representado en el HCD matancero por Juan Carlos Haljan (Secretario Administrativo) y los Concejales Marcelo Haljan y Jorge Blanco. Los Haljan han intentado atraer a otros concejales al entuerto del “Peronismo Unido” con suerte dispar y han sido tan desprolijos que el mismísimo Fernando Espinoza se enteró de las maniobras y preguntó sobre las actitudes de los Concejales Haljan y Blanco en algunas sesiones del HCD. Sobre Jorge Blanco manifestó que “Parece que viene a las sesiones cuando hay un tema que le interesa particularmente porque después siempre anda enfermo”. Sobre los Haljan se expresó a través de un onomatopéyico significativo (La onomatopeya es la imitación lingüística o representación de un sonido natural o de otro acto acústico no discursivo. Según la Real Academia Española, es la imitación o recreación del sonido de algo en el vocablo que se forma para significarlo o vocablo que imita o recrea el sonido de la cosa o la acción nombrada).

 

AAAA.tif (Copy)

Hoy la composición del HCD hace que sea posible hacerse del control político del recinto porque no hay conducción. Los Concejales del oficialismo andan casi a la deriva en cuanto a la conducción política. Ni Verónica Magario ni Fernando Espinoza les dan bolilla, no los tienen en cuenta y aún menos, les piden opinión o algo parecido. Ni siquiera les indican que voten esto o aquello.

 

338085 (Copy)

Los Haljan vieron la ocasión y se lanzaron al ruedo para afianzar su posición y, juntos a sus otros compañeros de “Peronismo Unido” estarían intentando “Forzarle la lapicera a Fernando y Verónica” para conseguir colar un candidato a concejal de su espacio. Parece que la conducción política se dio cuenta de la maniobra y los estarían observando muy de cerca.