VIOLENCIA DE GÉNERO SEGÚN VERÓNICA: NI SOLIDARIDAD, NI COMPROMISO, NI JUSTICIA

VIOLENCIA DE GÉNERO SEGÚN VERÓNICA: NI SOLIDARIDAD, NI COMPROMISO, NI JUSTICIA

 

Por Prof. Joaquín G. Puebla

 

La violencia de género es un tipo de violencia física o psicológica ejercida contra cualquier persona o grupo de personas sobre la base de su sexo o género que impacta de manera negativa su identidad y bienestar social, físico o psicológico. De acuerdo a Naciones Unidas, el término es utilizado “para distinguir la violencia común de aquella que se dirige a individuos o grupos sobre la base de su género”, constituyéndose en una violación de los derechos humanos.

La violencia de género presenta distintas manifestaciones, incluyendo actos que causan sufrimiento o daño, amenazas, coerción u otra privación de libertades. Estos actos se manifiestan en todos los ámbitos de la vida social y política, entre los que se encuentran la propia familia, el Estado, la educación, los medios de comunicación, las religiones, el mundo del trabajo, la sexualidad, las organizaciones sociales, la convivencia en espacios públicos, la cultura, etc.

 

1111-Copy-Copy (Copy)

Dentro de la noción de violencia de género se incluyen actos como asaltos o violaciones sexuales, prostitución forzada, discriminación laboral, el aborto selectivo por sexo, violencia física y sexual contra personas que ejercen la prostitución, infanticidio en base al género, castración parcial o total, ablación de clítoris, tráfico de personas, violaciones sexuales en guerras o situaciones de represión estatal, acoso y hostigamiento sexual -entre ellos el acoso callejero-, patrones de acoso u hostigamiento en organizaciones masculinas, ataques homofóbicos y transfóbicos hacia personas o grupos LGBT, el encubrimiento y la impunidad de los delitos de género, la violencia simbólica difundida por los medios de comunicación de masas, entre otros.

 

La intendenta de La Matanza Verónica Magario (http://www.agencianova.com/nota.asp?n=2016_10_19&id=52874&id_tiponota=10) adhirió al paro nacional de mujeres que pretende visibilizar la violencia de género y participó de una convocatoria organizada por el Eje de Género de la Secretaría de Desarrollo Social de La Matanza, en el Patio Las Heras del Palacio Municipal.

Al respecto, la jefa Comunal agradeció la presencia de mujeres de distintos sectores de la sociedad que adhirieron a la consiga “miércoles negro”, “donde todas hacemos un luto por todas las víctimas de violencia y las que han perdido la vida producto de los femicidios”.

 

bbx_1046624768_3_0A0A0585 (Copy)

Esta convocatoria tiene que ayudarnos a reflexionar a toda la sociedad, pero desde el Estado queremos  hacer ver las voces de todas la mujeres, para que no vuelvan a ser sometidas a más violencia. Y como Estado Municipal, una gran tarea que se viene desarrollando desde hace muchos años, en cuanto a la prevención, el acompañamiento y al seguimiento. Lo que necesitamos es que se siga visibilizando, que el estado esté presente, que la justicia, la policía y la sociedad en su conjunto, acompañen en estas situaciones”, expresó Magario.

Para finalizar, aseguró, “Nosotros estamos seguros que la violencia se va agudizando en la medida que la situaciones económicas se complejicen en los hogares, y hoy, y desde hace unos meses la Argentina y La Matanza viene sufriendo más violencia, más delito, más violencia de género”.

 

unnamed-1-Copy-Copy (Copy)

Va a ser casi un año que Verónica Magario participó del acto y declaró lo escrito en los párrafos anteriores. Hace casi un año Magario pensaba así, pero, ¿y antes?.

Más allá de lo que uno declara o escriba, el verdadero pensamiento de una persona está dado por sus acciones. En las acciones se demuestra realmente como piensa una persona.

 

18767783_10155081616129550_2813296131049009671_n (Copy)

En el caso de Verónica Magario algo debió ocurrirle durante ese año que la hizo cambiar radicalmente en su forma de pensar porque en junio el 2015 realizó una corta llamada a una persona que, cuando era Concejal y Presidente del Honorable Concejo Deliberante de La Matanza (2013), trabajaba con ella en la oficina de la Presidencia a modo de cadete de oficina. Esta menor, que en ese año rondaba los 17 años, sufrió un brutal ataque sexual: fue violada por tres personas y ese ataque fue tan violento que quedó, literalmente, al borde de la muerte. Como les comentaba en junio de 2015 la llamó para preguntarle cómo estaba y si necesitaba algo. Se comprometió a reunirse y hablar largamente. Obviamente dicha reunión nunca se produjo ni, tampoco, la ayuda llegó.

135-VM.Encuentro de Equidad de Género 1 (Copy)

Al ver el mes y el año, uno se da cuenta inmediatamente que la llamó en plena campaña electoral porque se candidateaba para Intendente del distrito. La llamada fue una forma muy sutil de pedirle silencio; le enseñó la zanahoria para que se callara y no hablé, porque esa menor que trabajaba para ella en el año 2013 tenía muchas cosas que decir respecto al comportamiento, al compromiso, a la solidaridad de Verónica Magario como mujer, como funcionaria y como representante del pueblo de La Matanza.

 

UNA HISTORIA DURA DE LEER, DE ESCUCHAR PERO, PRINCIPALMENTE, DE CONTAR

 

A continuación tendrán la oportunidad de leer un testimonio en primera persona. Es una historia dura de leer, de escuchar pero, principalmente, de contar. Quién relata su padecimiento y vejación es una persona que no le pondremos nombre porque desea resguardar su identidad, no por miedo a represalias (más daño del que le hicieron no pueden hacerle) sino porque aún sufre mucho, no está repuesta del todo y no quiere ser señalada o discriminada por el infierno que debió transitar.

Solamente será “Ella” y si alguien quiere desmentirla que vaya a la justicia no para denunciarla por calumnias e injurias sino porque ahí se va a encontrar con un reducido expediente donde se refleja la No Justicia a la que fue condenada.

 

18813605_1365537766834272_8206450934577319387_n (Copy)

Hace poco tiempo, el 16 de mayo del presente año, una joven llevó ante la justicia a un taxista que la acoso durante dos cuadras (http://www.infobae.com/sociedad/2017/05/16/primera-mediacion-por-acoso-callejero-un-taxista-tendra-que-hacer-un-curso-de-convivencia/). Esto sucedió en la ciudad de Buenos Aires a escasos kilómetros del centro de San Justo donde “Ella” fue violentamente ultrajada y golpeada salvajemente pero, a pesar de las pruebas y testigos, sus agresores están gozando de la libertad. En cambio, “Ella”, aún padece serios problemas de salud, no puede andar por las calles del distrito por miedo a encontrarse con sus agresores porque cuando sucedió la volvieron amenazar al grito de “Te tendríamos que haber matado en el baldío”.

En La Matanza no existe la Justicia porque la Justicia es dependiente del poder político local y, desde las oficinas del poder se dictan las sentencias más absurdas que puedan verse.

 

13000223_463922863793670_4478891372142008193_n (Copy)

Ella: “Yo trabajaba como cadete en la oficina de Verónica Magario, cuando ella era presidenta del Concejo Deliberante. Me pagaban 2.000 pesos pero no tenía un nombramiento. Trabajé siete meses en el año 2013, en ese momento tenía 17 años.

Mi relación con Verónica Magario era la normal. Ella me daba indicaciones y yo cumplía con mi trabajo. Ella me conocía de verme todos los días. A mí me mandaban a llevar papeles a oficinas municipales y, como nunca había salido, no sabía dónde quedaban. Entonces preguntaba a los cuida coches de la plaza de San Justo, así conocí a mis agresores. Yo no tenía ningún grado de confianza con ellos. Yo me hablaba con uno de ellos, que se llama Daniel. Una vez me senté en la plaza a hablar con ellos y me desapareció mi bolso, y ahí tenía todas mis cosas. Daniel me dijo que él sabía dónde estaba mi bolso. Me llevó a dos cuadras de la plaza, hasta afuera de una obra. Yo no quería entrar y él me decía que no me iba a hacer nada. Como yo quería mis cosas entré y ahí estaban todas mis cosas tiradas. Daniel me dijo que fue Juancho, el otro cuida coches. Después no me acuerdo muy bien cómo aparece el otro adentro de la obra. Le pregunto si él me había robado todas mis cosas y me dice que no, y entramos en una discusión. En esa discusión yo le digo que me había enterado que ahí vendían droga. Desde ahí no me acuerdo bien, y desperté en un hospital”.

 

0003471851 (Copy)

Es una síntesis de lo sucedido pero “Ella” no se acuerda bien porque fue agredida con un objeto contundente y, en forma reiterada, le golpearon la cabeza provocándole fractura de cráneo en cinco lugares diferentes. Estuvo casi un mes en coma y, al despertar, no se acordaba bien de lo que había pasado.

Ella: “Recuerdo que ellos siempre querían tener algo conmigo pero yo siempre los rechazaba. Era sólo hablar, no me interesaba tener nada con ninguno de ellos. Yo los conocí en la plaza. Cuando salía del trabajo a comer a la plaza ellos se acercaban.”

Ella:Yo no consumía ninguna sustancia con ellos, no me drogaba, no compartía ninguna ingesta de droga ni de alcohol. Eran gente que conocí en la plaza y nos hicimos amigos.”

Posiblemente comenzaran a comentar por radio pasillo que “Ella” se buscó lo que le sucedió por las compañías que frecuentaba pero, más allá de la veracidad o no de los comentarios, “Ella” ¿merecía lo que le pasó? O, mejor dicho, “Ella” de haber ido voluntariamente e ingresado al baldío en forma voluntaria y aceptar tener relaciones sexuales, ¿voluntariamente aceptó que la vejasen, la humillen y la golpeen brutalmente para terminar un mes en coma, en estado crítico?

 

SANY0029 (Copy)

Ella:Después de lo que me pasó no pude acercarme a Verónica Magario para charlar del tema. Ella dijo que nos iba a ayudar con 2.000 pesos, y sólo lo hizo un mes. Nunca me llamó por teléfono ni nosotros pudimos comunicarnos con ella. No se interesó por mí, ni como solidaridad de mujer a mujeres.”

Ella: “Verónica Magario prometió ayudarme y yo esperaba una ayuda de ella, aunque sea que me llamara.”

Ella: “La doctora me preguntó cómo me sentía después de todo lo que había pasado. Yo le contesté: ¿Cómo me puedo sentir? Tengo ganas de matarme. Pero una cosa es que lo diga y otra cosa es que lo haga. Me sentía mal. Le dije: ¿Cómo espera que me sienta? Y  nada más.”

 

18740042_1345969148815387_5692708183469571412_n (Copy)

La dualidad de la personalidad de Verónica Magario asusta. Públicamente ha participado de charlas, foros, movilizaciones y demás cuestiones bajo el lema “Ni Una Menos”; pero cuando tuvo al alcance de ayudar a una víctima de la violencia de género, una persona que trabajaba para ella, no movió ni un dedo para ayudarla, no se interesó por la evolución de su estado crítico, ni siquiera le pagó los meses de trabajo que estuvo en recuperación por la seriedad de sus lesiones.

 

135-VM.Encuentro de Equidad de Género 3 (Copy)

Hablar y mostrarse en las campañas de “Ni Una Menos” queda bien de cara a los medios pero es un gesto sin valor porque no ha tenido para tender una mano solidaria hacia una víctima de violencia de género; es más, hasta la perjudico porque por una maniobra de un cercano colaborador de ella (Pablo Montone) que llamó a los familiares de “Ella” para advertirles que el abogado que los representaba en la causa “Tenía problemas serios con la justicia, que estaba siendo seguido por la policía y que no era conveniente que se lo viese involucrado en la causa y que Magario le acercaría un abogado para que los representen”. Obviamente los familiares de “Ella” confiaron en el consejo y se quedaron sin abogado que los represente en la causa como particular damnificado.

 

SANY0030 (Copy)

Ella:Estaba tan desfigurada que para sacar el documento me taparon la cabeza. Para sacarlo también tuve problemas, estuve como dos años para sacar el documento. Yo estaba toda desfigurada. Me quedaron secuelas psicológicas: me deprimo casi siempre pero está mi mamá para ayudarme, y lloro en cualquier momento. Secuelas físicas me quedaron por todos lados prácticamente: en la cabeza tengo prótesis que me provocan inflamación que me hace doler mucho la cabeza; cuando me pongo muy nerviosa me duele la cabeza y se me paraliza la mitad de la cara; tal vez tengan que operarme otra vez de estas prótesis; tengo un problema en la cintura que cada dos meses me tengo que aplicar una inyección para poder caminar por todas las patadas que me dieron, y no me permite trabajar. Tengo problemas en todos lados. Todo lo que me hicieron recién ahora está saliendo. No puedo creer que estas personas estén en libertad teniendo los ADN de ellos. Me pone muy mal.

 

UN JUICIO SIN JUSTICIA

 

Los fiscales Carlos Arribas y Celia Cejas, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) especializada en Homicidios Dolosos y Averiguación de Causales de Muerte del Departamento Judicial La Matanza realizaron la instrucción del caso.

 

0001490691 (Copy)

En abril de 2016 fueron juzgados Daniel Walter Ardiles, Ezequiel David Martínez y Jorge Miguel Palavecino por la comisión de los siguientes delitos: “Homicidio agravado por haber sido cometido mediante violencia de género, por el concurso premeditado de dos o más personas y por alevosía, en grado de tentativa y abuso sexual gravemente ultrajante, agravado por la pluralidad de intervinientes”.

 

18492923_1367817093255944_1710121587_n (Copy)

El 06 de mayo de 2016 los Jueces Dra. DIANA NORA VOLPICINA, Dra. GRACIELA DELIA DE PALO y Dr. ARTURO FEDERICO MATEO GAVIER emitieron un Veredicto Absolutorio.

 

18516049_1367817576589229_1729503533_n (Copy)

No hubo justicia porque fue irregular la tramitación de la instrucción de la causa y esto es así por varias razones:

 

18515948_1367820759922244_725968430_n (Copy)

  • Ella” cuando fue trasladada a la Unidad de Cuidado Intensivos donde permaneció un mes en coma, al estar inconsciente las autoridades intervinientes no siguieron el protocolo de violación para la recolección de pruebas (hisopado vaginal, recolección de muestras de tejidos en las uñas, etc.)
  • Ellano tuvo oportunidad de realizar reconocimiento en sede policial ni en el juzgado, tanto a través de su modalidad básica (rueda de personas), como de su versión subsidiaria (reconocimiento fotográfico).
  • Los jueces intervinientes descartaron el testimonio de la víctima por no ser ordenado, con baches en el recuerdo de los acontecimientos. El testimonio de “Ella” fue literalmente descartado y los jueces los hicieron porque no recodaba secuencialmente y taxativamente la sucesión de los hechos. En ningún momento tuvieron en cuenta que la víctima por la agresión sufrida tuvo fractura de cráneo en cinco lugares diferentes y ante tipo de lesiones es habitual que se presenten laguna en los recuerdos. El testimonio de “Ella” fue declarado “confuso”.

18518441_1367817569922563_884726901_n (Copy)

  • los Jueces Dra. DIANA NORA VOLPICINA, Dra. GRACIELA DELIA DE PALO y Dr. ARTURO FEDERICO MATEO GAVIER tampoco tuvieron en cuenta el testimonio de un testigo ocular de lo sucedido quien vio todo, a través de un hueco entre las maderas de la obra en construcción abandonada. Este testigo fue el primero en solicitar ayuda a una persona que pasaba por el lugar quien se quedó con la víctima mientras el otro testigo corría a la Comisaria Primera de San Justo para solicitar ayuda. El argumento de los jueces para descartar el testimonio fue que el testigo “era un persona sin trabajo y sin domicilio fijo”.
  • Los jueces no tuvieron en cuenta que “Los agresores eran conocidos en San Justo, dos eran cuida coches y había un tercero en silla de ruedas que era como un vendedor ambulante. Normalmente estaban los tres juntos

311986 (Copy)

  • Un familiar directo de la víctima nos relató que “En la investigación policial no notamos entorpecimiento. Pero vimos la magia de la injusticia directamente en las maniobras que se hicieron. Nosotros como no tenemos recursos, contábamos con un abogado de oficio. La fiscal que instruyó la causa investigó bien, pero cuando se fue a juicio oral la Fiscalía que iba a instruirlo sorpresivamente una semana antes tuvo unos problemas personales, tira la causa y la toma el Dr. Arribas. El Dr. Arribas era el primero que tendría que haberse encargado de la causa en primera instancia pero creo que este doctor solamente es la figura de la televisión en la justicia de La Matanza. El Dr. Arribas directamente no nos defendió, ya nos dijo de entrada que esto prácticamente se iba a pique. A pesar que había dos testigos (uno casi presencial), que el laboratorio identificó a ellos por ADN no se los encontró culpable a estos cuatro individuos. Uno de ellos estuvo preso 11 meses hasta que fue el juicio oral, otro salió antes.
  • El cuarto imputado Juan Manuel Rodríguez (Juancho), que fue el que le robó el bolso, queda prófugo” nos comentó el familiar de “Ella”.

18516125_1367819803255673_1614411470_n (Copy)

El infierno de “Ella” aún hoy lo sigue padeciendo no solo por la lesiones que todavía arrastra sino porque no tiene libertad de movimientos. Hace unos meses “Ella” sale con un amigo y van al Shopping de San Justo. “Se encuentra con los dos hermanos (Daniel Ardiles y del otro no me acuerdo el nombre pero es Martínez), y la empiezan a agredir a ella y al amigo diciéndole: eh, puta te vamos a matar. ¿Por qué no te matamos ese día en la obra?. Entonces ella tuvo que correr con el amigo, cruzar entre los coches y tomar el colectivo enfrente”.

 

18892908_731957450316581_1092069837017766623_n (Copy)

Es evidente que nunca le interesó el caso a Verónica Magario y que tratan de tapar todo esto” afirma el familiar de “Ella” y agrega que “Nosotros teníamos prohibido terminantemente hablar con el periodismo. Teníamos todos los canales de prensa en el hospital del Km 32 por el caso y no pudimos hablar con ninguno, estuvimos censurados desde que le pasó este accidente hasta el día de hoy. El otro día hicimos una nota en canal 13, que tenía que salir en el noticiero, y por arte de magia no salió. La nota se la di al periodista Martín Ciccioli, duraba sólo diez minutos pero era parte de la verdad. La nota nunca salió al aire”

 

SANY0004 (Copy)

Cuando ocurrió la salvaje agresión a “Ella” tuvo una amplia cobertura de la prensa (https://www.diariopopular.com.ar/policiales/violan-y-golpean-una-joven-una-obra-construccion-n178489 y https://www.clarin.com/policiales/detuvieron-trapito-acusado-violar-golpear_0_r1S4JmbowXx.html) que, al poco tiempo, dejó de ocuparse de un caso tan resonante. Es llamativo esto porque los medios periodísticos se habían interesado en el caso pero sutilmente fueron variando la dirección de los comentarios hasta generar una confusión tal que nadie sabía de qué se trataba.