¿UN MAFIOSO FOMENTISTA?

¿UN MAFIOSO FOMENTISTA?

 

 

Por Prof. Joaquín G. Puebla

 

Desde hace un tiempo venimos siguiendo el conflicto suscitado en la Sociedad de Fomento de Villa Insuperable donde un miembro de la Comisión Directiva, literalmente, se hizo dueño de la institución para explotar las instalaciones en beneficio propio.

Los problemas en la entidad, desde el principio, fueron graves y nos llenó de mucha curiosidad que, a partir de la primera nota (http://semanarioquintopoder.com/?p=19054) un sin número de conocidos y desconocidos se acercaran a nuestro medio ofreciendo explicaciones, comentarios, justificaciones y hasta dinero. En dos oportunidades ocurrió esto.

13412975_101688053593695_1797143323106467917_n (Copy)

Primero un conocido dirigente político sindical me dijo: “Ahí hablé con Juan (por Billinger) y le dije que junte un par de lucas y que te las de para dejar de seguir publicando sobre la Sociedad de Fomento (de Villa Insuperable)”, le contesté que estaba equivocado y que nuestro medio no trabaja así. Después de la segunda nota donde hablamos de la agresión que sufrió (http://semanarioquintopoder.com/?p=19206) Mariana Raffo, la presidente de la institución, se acercó un ilustre desconocido (lo tenía de vista y un par de saludos a la distancia pero nunca habíamos hablado) con 10 mil pesos en efectivo para que dejará de hablar de los problemas en la institución y, sobre todo, de Juan Billinger, el buffetero que se había hecho dueño de la Sociedad de Fomento de Villa Insuperable.

billinger (Copy)

Obviamente lo mande de paseo pero todos estos acercamientos me parecieron muy raro porque según mi experiencia los conflictos en las instituciones no generan tanto escándalo ni moviliza tanta gente. Muchas veces hemos publicado notas sobre distintas instituciones pero nunca aparecieron tantos defensores de un acusado y, aun menos, con plata en mano para taparnos la boca. También llama poderosamente la parcialidad de algunos empleados municipales de la Dirección de Asuntos Comunitarios del municipio, que la dirige Tomás García del Valle con respecto al tema y que la misma no tomé cartas en el asunto para resolverlo de fondo.

 

20664777_1432613576828579_6266531080818621785_n (Copy)

A partir de todos estos sucesos decidimos investigar un poco más a fondo y descubrimos un par de negocios muy redituables que develaremos en próximas notas.

Por lo pronto y para que los lectores de Semanario “Quinto Poder” se interioricen bien del origen del conflicto, entrevistamos a Mariana Raffo, Presidente de la Sociedad de Fomento de Villa Insuperable quien, paso a paso, nos comentó el origen del problema.

 

“JUAN BILLINGER USURPÓ LA INSTITUCIÓN PARA PONERSE UN NEGOCIO”

 

Q P: ¿Cómo comienza este conflicto con la Sociedad de Fomento de Villa Insuperable?

MR.: “Comienza cuando empiezan a haber roces entre Juan Billinger y varias personas. Empezó a echar a la gente de la comisión de baby fútbol, tuvo problemas con toda la gente de la comisión: Yanina, Néstor, Flavio.”

 

Q P: ¿Este hombre Billinger era parte de la comisión?

MR.: “Era vocal primero de la comisión.”

 

Q P: ¿Y la comisión le permitió que explotase el buffet?

MR.: Nosotros le cedemos el buffet porque él no tenía trabajo. La señora (que es enfermera o ayudante de enfermería) había renunciado al trabajo por un robo, por un hecho que nunca se cerró. Le cedemos el buffet, jamás se lo alquilamos, para que puedan subsistir. Mientras tanto, Juan hacía los arreglos de la institución.”

 

Q P: Ustedes, cuando asumen, la institución estaba prácticamente abandonada. Asumen y empiezan a trabajar dentro de la institución para levantarla.

MR.: “Primero fuimos una comisión normalizadora, donde estábamos Jorge Rolle, Juan Billinger y yo. Estuvimos como comisión normalizadora durante nueve meses. Teníamos que hacer nuevos socios para poder llegar a una votación, y se llega a una votación.”

 Sin título

Q P: ¿Durante ese tiempo hubo problemas?

MR.: “No hubo ningún problema. El buffet lo manejábamos todos, y eso quedaba todo  para la comisión normalizadora para poder arreglar el club. Todo lo que se juntaba iba para el club: se compraron conjuntos de fútbol para los chicos de baby; se arreglaron la cancha, los baños. Las paredes eran un asco. Estaba totalmente deteriorado porque era un club acéfalo desde el 2006.”

 

Q P: Ustedes a partir de la comisión normalizadora ¿llaman a asamblea y eligen comisión en forma legal?

MR.: “Se llamó a Asuntos Comunitarios para que manden a un agente de ellos. Vino el revisor, llegaron los socios, se esperó media hora, y se votó en asamblea cómo quedaba formada la comisión.”

 

Q P: Es decir, que todos los presentes apoyaban a esta nueva comisión.

MR.: “Sí, y tenemos todos los papeles en regla.”

 

Q P: ¿En esta nueva comisión está incluído este señor Billinger?

MR.: “Sí. Él trabajaba a la par de mía: él hacía la parte edilicia y yo la parte de papelería institucional. Y Rolle se encargaba de la tesorería. Cuando el 19 de diciembre se hace la votación en asamblea la comisión quedó formada con presidente, vicepresidente, secretario, tesorero, primer, segundo y tercer vocal, los vocales suplentes, y los revisores de cuenta. Yo fui electa presidenta.”

 

Q P: ¿En este momento ustedes deciden darle a Billinger el manejo del buffet?

MR.: “No, recién en abril del 2017. Desde que la comisión asumió seguimos manejando el buffet porque en el verano baja mucho la actividad. Luego se le traspasa, sin pedir plata, a Juan porque estaba sin trabajo y seguía haciendo cosas para el club. Al poco tiempo la señora renuncia a su trabajo.”

 

Q P: Es decir, que todo lo que sacaba del buffet era para él y para cualquier arreglo de la institución.

MR.: “Si había que arreglar algo lo hacía él, pero nos pasaba los gastos. Cuando se necesitaba comprar algo y la comisión no tenía plata, lo compraba yo con mi tarjeta y luego con lo poco que entraba en socios o de actividades que nos rendían iba recuperando el dinero.”

 Sin título2

Q P: ¿Cuándo empieza el conflicto, y de qué manera?

MR.: “Se genera el conflicto cuando en diciembre Rolle y yo proponemos el futsal, porque ni bien terminaba el baby  todos los nenes que lo practicaban quedaban afuera del club, ya que no había otra actividad. Además, se habían cerrado muchos lugares donde se daba futsal en Villa Insuperable. Buscamos quién podía manejar futsal, y se acercó José Pindili con David Slabovik y Diego. No sé qué problema hubo con José porque le dije a Rolle que esta parte  la maneje él ya que son cosas de hombres. Yo no puedo manejar todo porque si no se me van las cosas de las manos. Rolle empieza a meterse, no sé qué problema hubo con José que decide apartarse. Se quedan David Slabovik, Diego y otro chico coloradito que no recuerdo el nombre porque fue pocas veces. Entonces empieza a meterse Juan. Llegamos a abril y lo desvinculan a Rolle y entra Juan. Juan consigue una liga con estos chicos. Llamamos a todos para que se vengan a asociar y comiencen a jugar futsal.”

 

Q P: ¿Futsal es una liga de fútbol de salón?

MR.: “Sí, es una liga de fútbol de salón que está a cargo de Juan Carlos Florena. Con él tuve muchos problemas porque no me reconoce como presidenta, ya que dice que Juan se presentó como presidente de la institución.”

 

Q P: Es decir, Billinger asoció a la entidad a esta liga y se presentó como presidente.

MR.: “Sí. Esta liga está en Dardo Rocha 423, en Monte Grande.”

 

Q P: ¿Hoy el futsal es la actividad más importante en la entidad?

MR.: “No. En la entidad la actividad más importante sigue siendo baby fútbol, que la maneja un grupo de delegados: Yanina Ferreira, Néstor González, Flavio, Miguel Brusca. Son papás de siempre que se van cambiando en las funciones.”

 

Q P: Entonces, empieza el problema con Billinger.

MR.: “Sí. Nosotros en junio hacemos el cierre de todo lo que es contable. Yo le doy el libro a Osvaldo Calandria y Cristina Caro, que son parte de la comisión, para que lo presenten en Asuntos Comunitarios. Pero no sé lo que pasó que el libro a mí nunca volvió. En el libro estaban todos los balances hasta 30 de junio. A partir del mes de julio los balances están hechos pero en hojas porque no tenemos el libro. Comienzan los problemas porque se publica que se va a abrir la inscripción para asociar y Catalina Miranda dice que no se publique porque iban a venir todos los que no queríamos que se asocien. Pero esta es una entidad nueva y se asocia a todo el mundo que se quiera asociar. Después si hay problemas, como los hubo por ejemplo en baby fútbol con mi hermano que me faltó el respeto, se los desafilia. Con Billinger los problemas empezaron por maltrato y gritos a los padres, siempre era él hace aquello, él hace lo otro, él, él, él. Sí, sabemos que lo hace pero por todo eso él y su familia comen, viven ahí y hacen su vida ahí. Entonces; no es que todo lo hace por amor, lo hace porque trabaja ahí.”

 

Q P: ¿Ustedes hicieron un acuerdo de palabra o firmaron algún documento?

MR.: “Fue un acuerdo de palabra porque él lo necesitaba. Fue una ayuda, y nos equivocamos.”

 

Q P: Después que estalló este problema ustedes no pueden ingresar a la institución.

MR.: “Se puede ingresar a la institución, yo ingreso a la institución. El tema es el amedrentamiento: no te saludan, son dueños, están atrás del buffet, cobran lo que quieren, te dicen lo que tenés que hacer y lo que no tenés que hacer.”

 

Q P: ¿También alquilan las canchas?

MR.: “Sí. Todos los alquileres de las canchas, que son de 20 a 24 Hs. y que hoy están 500 pesos, se lo quedan ellos. Todos los viernes hacen comidas arriba.”

 

Q P: Prácticamente, ellos manejan el club.

MR.: “Exactamente. Es más tengo un mensaje de Catalina, la mujer de Billinger, diciéndome que ella estaba cobrando todo y no me lo iba a dar nada para la institución.”

 Sin título2

Q P: ¿También esta persona la amenazó de muerte?

MR.: “También tengo una amenaza de que cuando me vean ya voy a ver lo que me va a pasar.”

 

Q P: En el medio de este conflicto, usted me había dicho, que habían desaparecido los libros. ¿Usted denunció la desaparición de los libros?

MR.: “Sí, ante la policía.”

 

Q P: ¿Cómo aparecen después estos libros?

MR.: “Me llaman de Asuntos Comunitarios diciéndome que habían aparecido los libros, que los había llevado Juan; y que ellos me podían hacer como una denuncia por haber denunciado una falsedad. A esto les contesto que en el libro de actas de comisión yo tenía asentado que fui dos veces a ver dónde estaban los libros: una vez Juan había comentado que no estaban en la institución; y otra vez que se negaba a dármelos porque yo no era nadie de la institución. En los dos casos me salieron de testigo un suboficial y un oficial que me acompañaron. Asuntos Comunitarios me aclara que eso ya lo sabían, y que ir con la policía no servía y que la policía no era testigo de nada. Yo tuve que ir acompañada porque ya había sido amenazada y tengo que vivir porque tengo hijos.”

 

Q P: ¿Pudo retirar los libros de Asuntos Comunitarios?

MR.: “No. Los libros fueron devueltos a Juan a pesar que yo les había mostrado el acta del 30 de agosto, donde ocho de los once integrantes que éramos en la comisión habíamos firmado la destitución de él por todos los incumplimientos al estatuto que habían ocurrido. Pero no le dieron importancia a esto.”

 

Q P: Billinger, siendo vocal primero, ¿no tenía por qué tener ni manejar los libros de la institución?

MR.: “Exactamente. Es más, cuando veo los libros de la institución los nombres de los socios estaban escritos por Catalina Miranda, que es su esposa, y no puede hacerlo. Sin embargo, el señor de Asuntos Comunitarios que nos atendió dijo que los podía llenar cualquiera.

 

Q P: ¿Usted ha hablado con Tomás García?

MR.: “Lo que hablé fue telefónicamente vía WhatsApp, comentándole todo este asunto. Él me dijo que la comisión no está acéfala si hay siete personas titulares.”

 

Q P: ¿Por qué vos querías declarar acéfala la institución y llamar a nuevas elecciones?

MR.: “Porque por un lado Claudia Rosales me presenta su renuncia debido a que esto le estaba trayendo problemas en el trabajo, porque trabaja políticamente. Por otro lado, el vicepresidente Parra me comenta que Juan le fue a pedir que se desvincule para que quedara acéfala la comisión.”

 

Q P: Mientras tanto Billinger, en unos libros que estaban desaparecidos, ¿iba anotando nuevos socios que no se sabe si pagaban o no la cuota?

MR.: “Exacto. Nosotros no tenemos entrada de dinero de ellos desde agosto; y Juan, hoy, nos dice que todo lo que hicimos está mal.”

 20708489_1432613896828547_3060068718386697780_n (Copy)

Q P: ¿Ustedes fueron citados por Asuntos Comunitarios?

MR.: “Sí.

 

Q P: ¿Qué le dijeron ahí?

MR.: “Cuando empezaron los problemas llamé a Tomás García y le expliqué lo que estaba pasando. Tomás me dice que le había llegado que Billinger había tomado el club. Yo hasta ese momento no le había dicho nada, y le respondo que sí. Después de eso, Asuntos Comunitarios se queda sin lugar y empiezan a decirme que no me pueden atender. Pero llega un día que este señor me manda un mensaje diciéndome que había ido Juan con los libros. ¿Cómo puede ser que a mí, siendo la presidenta de la institución, no me podían atender y a Juan, que lo destituí y dejé todas las notas en el municipio porque estaban trabajando en conjunto con el municipio, lo podían atender? Como estaban trabajando en conjunto con el municipio dejé las notas con todo lo que estaba pasando, incluso hice ingresar una nota por mesa de entradas para que le llegue a la intendenta; porque estamos trabajando con menores, y si pasa algo, los responsables seguimos siendo nosotros porque figuramos en los libros. El club no está acéfalo.”

 

Q P: ¿Qué solución le propuso la gente de Asuntos Comunitarios?

MR.: “Me dijo que si el acta del 30 de agosto estaba firmada por ocho personas que estaban de acuerdo ahora teníamos que hacer una denuncia penal para poder sacar a Juan Billinger por usurpación.”

 

Q P: ¿Usted ha notado en las autoridades de Asuntos Comunitarios siempre una actitud favorable hacia este Juan Billinger?

MR.: “Sí, totalmente.”

 

Q P: ¿Juan Billinger milita o trabaja políticamente con el oficialismo?

MR.: “Yo no sé si trabaja políticamente. Ayer, en un momento que estábamos juntos, me mira y me dice ahora andá que te salve Saredi y le contesté que yo no había recibido plata de Saredi,  porque hay rumores que estuvo recibiendo plata mientras estuve de licencia. Igualmente llamé a la otra persona y confirma que no.”

 

Q P: Ahora a ustedes los mandan con la justicia, y esto va a llevar bastante tiempo. Mientras tanto ¿qué pasa con la institución?

MR.: “Tenemos la institución tomada.”

 

Q P: Ustedes pusieron la institución de pie, vino una persona y armó su negocio, cerró la institución a todos los vecinos; es decir, ¿Juan Billinger usurpó la institución para ponerse un negocio?

MR.: “Exactamente. No sólo la maneja sino que también denigra a nuestra comisión, que fue la que hizo una excepción con él por no tener trabajo; ya que al ser una Sociedad de Fomento sin fines de lucro nadie de la comisión puede tocar dinero. Y esta es la manera en que nos paga.”

 COMPLOT1 (Copy)

Q P: ¿Existe algún problema personal entre ustedes?

MR.: “Nunca tuve un problema personal. Es más, él chocó y no tenía plata para arreglar el auto. Como el auto era su única fuente de trabajo, yo le di el dinero y le dije que me lo devolviera cómo pueda. Nunca tuve un problema con él. El problema se genera con el futsal y porque él comienza a sacarle las cosas al baby: dejó de pagarles el micro, dejemos esto, dejemos lo otro; cuando el baby es nuestra prioridad y fue la primera actividad del club. Es decir; cuando nosotros empezamos éramos papás de los chicos del baby que, como veíamos que se vendía alcohol, que era un antro la entidad, decidimos cambiar eso por nuestros hijos. Por eso no podemos olvidarnos del baby. Hoy en día, la institución no tiene entrada de dinero, entonces trato de pagar una parte de los micros con mi plata. La institución no está cobrando nada. A los profesores de patín, de tela, de karate les dije un montón de veces que nos tienen que  pagar a nosotros porque nosotros somos de la comisión; pero van y le pagan a Catalina porque alguien va por detrás y les dice que si no le pagan no les abre, no les limpia, no les cierra, no les nada. Juan Billinger te amedrenta. Últimamente no sé si mandar a los nenes porque no sé qué puede pasar.”

 

Q P: ¿La comunidad cómo toma todo este enfrentamiento?

MR.: “En la comunidad tenés a la familia de él y de ella. Él se ha traído al club a sus hermanos de afuera; ha traído a su sobrino al club a trabajar, a pintar y le ha pagado con nuestra plata. Catalina y su madre viven ahí. La gente de baby se lo quiere comer crudo por todo lo que les hizo: compraron redes y él se las sacaba, se rompió un arco y pretendía que lo arregle la gente de baby, etc. La misma señora me dice qué no sabe qué le pasa a Juan; que está lleno de bronca, de odio. Me pidió que si alguien le tiene que hablar que no sea ni yo ni Rolle, que sea Calandria.”

 13412975_101688053593695_1797143323106467917_n - copia (Copy)

Q P: ¿Este tipo era normal, era un buen tipo y de repente cambió o vio el negocio y dijo hay que sacar todo?

MR.: “Nosotros le cedimos en el buffet solidariamente porque no tenía para comer; y ahí vio el potencial que tiene el club: es un club muy lindo y muy grande, por donde pasa mucha gente, y donde la calidad de la gente se nota. Pero a los socios no le gusta mucho cómo está el club. No están de acuerdo con que se cierre el club, y se hagan asados y juntadas para algunos. El otro día no se pudo ir a jugar un partido de futsal porque no le pusieron el micro, cuando ellos estuvieron cobrando las entradas del futsal. ¿Qué hicieron con la plata? Yo mandé a Sandra, la mamá de un jugador de la quinta, para que se encargue de la venta de las entradas. Cuando llegó la echaron y pusieron a cobrar a la mamá de Catalina. Por lo tanto, todo queda para ellos.”