“CUANDO SE GANA GANAN LOS DIRIGENTES Y CUANDO SE PIERDE PIERDEN LOS MILITANTES”

“CUANDO SE GANA GANAN LOS DIRIGENTES Y CUANDO SE PIERDE PIERDEN LOS MILITANTES”

 

Juan Carlos Estévez dialogó con Semanario “Quinto Poder” y analizó la situación actual del peronismo tanto a nivel local, provincial y nacional.

Estévez señaló que  “Hacer plenarias, reuniones, encuentros sin propuestas no tiene sentido” y remarcó que “No es una cuestión de nombres ni de dirigentes. Es una construcción en unidad de un proyecto popular, donde el beneficiado tiene que ser el pueblo que es el que en realidad hace a los dirigentes. El peronismo es de la gente, y el que no entienda esto tendrá que dar un paso al costado”.

 

Q P: El peronismo está debatiendo, pero la cúpula, los dirigentes debaten una cosa y las bases están debatiendo otro tema. ¿Cómo es esta disociación que hay entre los dirigentes y las bases?

CE.: “Esta es una autocrítica que van a tener que hacerse algunos dirigentes. Las bases siempre están. La militancia del peronismo siempre está apoyando; es la que más cerca de la gente está,; es la que convive en los barrios; es la que tiene las propuestas, las visiones y las posibilidades a veces de solucionar algunos temas. Por otro lado; creo que llegó el momento en que se empezaron a reunir, y me parece bárbaro. Hay muchos compañeros que han dado un paso al costado en las posiciones personales en pos de la unidad, y eso me parece perfecto. Pero también hay muchos compañeros que hoy son dirigentes que creo que ha llegado el momento en que den un paso al costado, porque el peronismo no es una cúpula de dirigentes. El peronismo es una masa popular donde la militancia hace las propuestas, y es la que da permanentemente la cara en todos los distritos.”

 SANY0001

Q P: Es como que la unidad básica siempre estuvo, lo que cambian son los dirigentes.

CE.: “Claro, eso es lo que se está trasparentando. Los acuerdos de cúpula y de reuniones ya salieron a la luz. Hoy el peronismo tiene que ser para la gente la alternativa  del 2019. Si bien ha tenido el voto popular, la gente se ha sentido totalmente defraudada. Por otro lado; la gente va recopilando las cosas que les pasa día a día, y esto es lo que va a revertir la situación para el 2019; pero también el peronismo tiene que ser unidad de concepción. Ahí tienen que estar las propuestas, las soluciones. Hay que apoyar todo lo que sea necesario para que esto funcione, y que la gente tenga soluciones. Pero también el peronismo tiene que hacer una autocrítica, el debate ideológico que se viene planteando desde hace mucho tiempo, y realmente no se da.”

 

Q P: ¿No será que los dirigentes solo debaten cargos?

CE.: “Claro, en la militancia los debates son ideológicos y de participación. En cambio, los debates de los dirigentes son de cargos y de posiciones. El vecino, el compañero, el militante, que está permanentemente en el barrio y pone la cara todos los días lo que busca son soluciones. Por eso, si sos un militante social y llegás a una gestión de gobierno querés solucionar los problemas de tu sector. Lamentablemente eso pareciera que después queda en el camino. Entonces, esto es lo que se tiene que revertir; porque a la situación que hemos llegado y lo que nos ha pasado en el 2015  puede ser que la militancia sea  parte responsable pero no culpable. Es decir, acá cuando se gana ganan los dirigentes y cuando se pierde pierden los militantes; y no es así. Creo que hay que volver a la esencia, la gente necesita que la escuchen, necesita saber lo que pasa. Hacer plenarias, reuniones, encuentros sin propuestas no tiene sentido. Creo que es acá donde el que se dice ser dirigente tiene que mostrar qué puede aportar para que esto se pueda sobrellevar, y en el 2019 tengamos un cambio de gobierno popular como es el peronismo.”

 

Q P: ¿Cómo ve el peronismo de La Matanza? Porque hablamos de debate, y hay que reconocer que por lo menos una vez al año Fernando y Verónica recorren el distrito en los consejos de las unidades básicas pero nadie les dice nada.

CE.: “La Mantaza es un gran desafío, más en la situación actual. Va a ser la niña bonita de la provincia de Buenos Aires. Creo que se están haciendo algunas cosas, otras quedarán pendientes. Se tendrán que revertir algunas cuestiones de gestión, pero pasa más allá de La Matanza. Hoy estamos hablando de un problema nacional: muchos compañeros la están pasando muy mal; seguimos recibiendo mucha gente del interior del país a quien tenés que contener, dar la alimentación, dar la salud, la educación y la seguridad. Es decir, te sigue avasallando la necesidad de la gente. Por lo tanto, tiene que haber un proyecto nacional con vocación de servicio.”

 

Q P: Pero, a nivel local, en La Matanza ¿el peronismo está unido o solamente es una unidad para la selfie?

CE.: La  militancia del peronismo de La Matanza siempre ha demostrado que está unido. A veces las diferencias las hacen los dirigentes por apetencias personales, por posicionamiento, por espacios. Pero, gracias a Dios, hasta ahora el peronismo siempre ha salido triunfante en La Matanza. Lo que tenemos que tratar es de reafianzar eso para que no nos llevemos ningún tipo de sorpresa, y que la gente nos siga dando su voto de confianza como hasta ahora.”

 SANY0002

Q P: Ese voto de confianza de la gente ¿se está desperdiciando?

CE.: “Con la situación social que se vive con este gobierno y nosotros en un distrito con más de dos millones de habitantes con situaciones muy difíciles, que a veces no maneja el municipio, (por ejemplo: la salud en los hospitales provinciales, la seguridad, las obras públicas, los accesos no pasan por el municipio) siempre de alguna forma se la  va peleando. Si hay algunas cuestiones que tenemos que blanquear o transparentar lo hablamos internamente y buscamos la forma de seguir para adelante.”

 

Q P: ¿Cristina es un obstáculo para la unidad?

CE.: “Yo creo que no. Cristina es una más de este proyecto nacional y popular, y la prueba estuvo en la última elección porque tenía un piso de votos y lo sostuvo. Quizás lo que faltó es la unidad de todos los compañeros (esos porcentajes que quedaron paralelos), y capaz que la historia hubiera sido diferente. Hoy Cristina sabe que tiene que formar parte de un conjunto porque lo ha manifestado, que tienen que trabajar todos juntos porque no es una cuestión posicional, y que todos tenemos que bregar para el 2019. Y acá está la capacidad, la humildad, la entereza y las condiciones de cada uno que participe para que no tengamos tantas divisiones. Sí hay distintos espacios, y está bárbaro que así sea, para eso están las PASO; y si hay varios candidatos se harán elecciones internas para que cada uno pueda participar.”

 

Q P: No hace mucho Felipe Solá (que, aunque es diputado nacional por otra fuerza política y se fue hace mucho del peronismo, tiene autoridad moral como para opinar lo que ocurre dentro del peronismo) dijo que con Cristina no alcanza, que hace falta más.

CE.: “Yo a Felipe Solá lo aprecio porque fue un gran compañero y un gran amigo de Alberto Balestrini, y además siempre fue muy ameno con nosotros. Pero más allá de eso, conocí a Perón que decía ‘a esto lo arreglamos entre todos o no lo arregla nadie’; y alguna vez tiene que volverse a la esencia. Lo que pasa es que al peronismo lo dejan como una fuerza obsoleta mientras que en otros países lo tienen como doctrina. El problema somos nosotros que  invertimos los roles del concepto ‘primero la Patria, después el movimiento y por último los hombres’. Si uno ve todo lo que aprendimos en muchos años cuando hablamos de dirigentes gremiales como Rucci, Lorenzo Miguel, Ubaldini, Ongaro y muchos otros, ve que fueron tipos que tuvieron convicciones, valores, que se jugaron la vida. Por eso; cada uno que participa en este espacio si tiene una alternativa diferente para la cual la sociedad lo eligió tiene que hacer un paso al costado y dejar que las nuevas generaciones, con el apoyo de los mayores, participen. Si pensamos que siempre tenemos que estar nosotros es un gran error. Tenemos que preparar cuadros para que esto siga funcionando porque, más allá de las circunstancias de una elección nacional, provincial o comunal, el peronismo va a seguir vigente (estén los dirigentes que estén) gracias a la militancia.”

 

Q P: ¿Cómo ve el tema de la división del distrito?

CE.: “Yo creo que el tema está latente. Ahora hay reuniones donde se habla de un estudio general, pero se está hablando de otro distrito como para no decir que cometen el error de Lezama.”

 

Q P: Si se divide La Matanza, usted cree que en esos tres, cuatro o cinco distritos nuevos, según el proyecto de división, ¿va a ganar el peronismo?

CE.: “No sé si va a ser tan así porque han pasado elecciones donde compañeros lloraban o se hacían mala sangre por los resultados; y después cuando venían los votos de Catán, Castillo, Virrey del Pino, Laferrere, Casanova las elecciones se revirtieron. Entonces, yo calculo que más allá de las clases sociales que tenga cada localidad, los resultados van a ser consecuencia de cómo se trabajó. Si no se trabajó bien la gente nos va a llamar la atención como en Laferrere, donde nosotros no imaginamos nunca que en una mesa 50/60 personas fueran a votar a CAMBIEMOS.”

 SANY0003

Q P: ¿CAMBIEMOS puede seguir sorprendiendo? Porque me parece que CAMBIEMOS viene con todo.

CE.: “Yo creo que tiene toda la posibilidad. La Matanza es el distrito que define la provincia de Buenos Aires, es el bastión del peronismo. Por eso los ojos están puestos en lo que vamos a hacer nosotros para ver las soluciones que se van a dar en otras ciudades. Realmente va a ser difícil si no nos ponemos las pilas.”

 

Q P: El peronismo siempre tuvo el axioma que era comer el asado, chupar el vino y después votar en contra. ¿Usted cree que en este caso es tan así o la gente analiza antes de votar en contra?

CE.: “No, yo creo que la gente está esperando una respuesta en general. La figura de Cristina está bien vista en todos lados, más allá de lo que diga la prensa. Yo digo que lo que hay que lograr hacer es que cada uno salga a caminar y vea qué se puede hacer para  tratar de sacar a nuestro país de esta crisis. Y hay muchos compañeros, como Alberto Fernández, Filmus, Rossi, Rodríguez Saá, que quieren que esto salga adelante.”

 

Q P: ¿Este debate que se está dando está condicionado por algo o se está dando naturalmente?

CE.: “Se tienen que empezar a juntar independientemente, sin necesidad de que haya convocatoria. Aquellos compañeros que tienen la posibilidad de convocar reuniones, plenarias, congresos que lo hagan y que den la posibilidad que también participe la militancia; porque la militancia es la que tiene la materia prima, tiene el acercamiento con la sociedad. Además, tienen que darse formas de charlas como se daban en un principio (‘82/’83) porque a esto lo arreglamos entre todos o no lo arregla nadie.”

 

Q P: ¿Usted ve a algún peronista votando a CAMBIEMOS en el distrito?

CE.: “No. A veces por desfasaje de alguna situación la gente en general se ha sentido decepcionada, pero los que tienen convicciones y valores del peronismo no creo que lo hagan. No creo que la gente que tenga convicciones peronistas acompañe el proyecto de CAMBIEMOS.”

 

Q P: ¿Se imagina usted, en un análisis de acá hasta el final, cómo terminará el debate que se está haciendo?

CE.: “Yo creo que tiene que terminar en buen puerto. Es la última alternativa, porque el peronismo del 2019 tiene que ser un peronismo con todo y para todos.”

 

Q P: ¿‘Con todos’ quiere decir que vuelva Massa?

CE.: “No es una cuestión de nombres ni de dirigentes. Es una construcción en unidad de un proyecto popular, donde el beneficiado tiene que ser el pueblo que es el que en realidad hace a los dirigentes. El peronismo es de la gente, y el que no entienda esto tendrá que dar un paso al costado. Y si hay distintas opiniones, distintas posiciones o distintas propuestas tendrá que haber elecciones internas.”

 SANY0001

Q P: Es decir, los votos son del peronismo no de los dirigentes.

CE.: “Exactamente. Los votos son de la gente, no de los dirigentes. Cuando los compañeros empiecen a entender esto se va a poder planificar un trabajo en conjunto y darle la posibilidad a todos a que se postulen si quieren. Pero después todos juntos; así no llegamos a instancias, como nos pasó, de perder la provincia de Buenos Aires por 3 o 4 puntos por las diferencias de los dirigentes, no de la militancia. Volver a tropezar con la misma piedra la gente no va a querer ni lo va a permitir, y menos la militancia.”

 

Q P: ¿Desea agregar algo más?

CE.: “Tratemos que esto salga adelante. Pensemos primero que la gente está esperando una respuesta de la dirigencia política peronista para ver qué podemos aportar para que esto se pueda sobrellevar, y llegar a buen término. Y lograr que en el 2019 tengamos un gobierno nacional y popular; que tengamos la bandera de la justicia social, la independencia económica y la soberanía política, que es la esencia del peronismo.”