EL CALL CENTER DE LA MINISTRA

EL CALL CENTER DE LA MINISTRA

 

Por Prof. Joaquín G. Puebla

 

CALL CENTER es una noción de la lengua inglesa que puede traducirse como centro de llamadas. Se trata de la oficina donde un grupo de personas específicamente entrenadas se encarga de brindar algún tipo de atención o servicio telefónico.

 ydt (1)

Cuando Verónica Magario asumió la Intendencia matancera sorprendió a propios y extraños designando, en diferentes áreas del municipio, a ex funcionarios de la gestión de Cristina Kirchner y Daniel Scioli, también nombró a ex legisladores. A estos “7 Magnificos” lo llamaron “Los Lujosos” porque venían de otro nivel de gestión con muchas más comodidades que tienen los funcionarios locales.

Para paliar ese déficit se repararon oficinas, se compró mobiliario, se ampliaron espacios, se compraron autos de alta gama para que puedan desplazarse, etc. Seamos sinceros, no cayó muy bien todo este despliegue si tenemos en cuenta que algunos funcionarios municipales andan “robando sillones de otras dependencias” porque no tienen donde sentarse cómodamente en sus despachos.

 

SANY0002-Copy2

Obviamente comenzaron a trabajar casi un mes después de su nombramiento porque fue el tiempo que se tardó en acondicionar todo a su gusto.

La de más nivel y exigencia fue “La Ministra” (como la llama todo el mundo) que hizo reacondicionar todo un sector del edificio municipal de H. Yrigoyen 2562. Se dividió en varias oficinas, se amuebló lujosamente, se reacondicionó un entrepiso, se le habilitó dos entradas; una de cara a la calle y la otra por el pasillo interno. En definitiva, fue donde más se gastó.

 

56246_56246desa-300x182

La Ministra” no vino sola al distrito, trajo un equipo de trabajo de alrededor de 20 personas y arrancaron con todo ímpetu: reuniones con las CGT (había como 3 en ese momento), reuniones con empresarios, estudios para esto, estudios para aquello; es definitiva, muy alto perfil de “La Ministra”. Pero, como diría el Chavo, sin querer queriendo fue teniendo o provocando cortocircuitos con los funcionarios locales que estaban en el área. Intentó desplazar algunos y a otros los aisló.

La Ministra” quería marcar diferencia y agenda y su equipo de trabajo se aboco a esa misión. Con el paso de los meses se dieron cuenta que desde una cartera municipal no hay muchas cosas que se puedan hacer sin la cooperación y la financiación del gobierno nacional y/o provincial.

12376343_547581165404335_6843896297380856848_n-Copy

También se dieron cuenta que “La Magario” estaba decidida a enfrentarse con ambos gobiernos y, también, se dieron cuenta que “La Ministra” no sería muy bien recibida en el ministerio que ocupó anteriormente durante la gestión Kirchner dado que le estaban reclamando unos “cafeces que habría dejado impagos en el bufete” (ponemos esto por no hablar de otras verdades, no sé si entienden).

Un par de meses después de haber asumido se dio cuenta que más allá de hacer un poco de circo para los medios mucha actividad no tendría. Ante esto, ella y su equipo comenzaron a “vegetar”.

 

bbx_1042021310_giorgimagario

La Ministra”, sin mucho por hacer, dejó de venir todos los días; eso sí dos o tres veces por semana se hacía ver un ratito (solo un par de horas para justificar el viaje desde Puerto Madero) y marcó tarjeta en todas los encuentros, movilizaciones y demás actividad a la cual era convocada por “La Magario”. De gestión nada solo prensa y propaganda.

Hace unos meses “La Ministra” sufrió percance vehicular que le provocó un ataque de nervios porque la dejó en evidencia y la mostró “como una pobretona” ante los vecinos de las Torres de Puerto Madero: el Focus que el municipio había adquirido para su traslado se le fundió el motor. Ante ese inconveniente aprovechó la volada y le solicitó a “La Magario” que, para sus desplazamientos, pudiera hacerlo con un auto de una remisería de alto vuelo de su barrio (Puerto Madero) y así lo hace. Obviamente las tarifas son un poco diferentes a las que cobran en Gregorio de Laferrere o San Justo, pero como “la necesitamos la Municipalidad de La Matanza no ha de reparar en gastos para tenerla en su puesto de lucha”.

 

COMPRE-MATANZA

Como explicamos párrafos arriba “La Ministra” anda escasa de tareas y afines pero su equipo diseñó una estrategia para no aburrirse, pasar el tiempo (no tienen mucho que hacer) y ganarse unos mangos. Comenzó una de las chicas (la rubia medio petisita) y después sus compañeros fueron implementando la misma mecánica.

Como sus oficinas fueron equipadas a todo trapo y tienen todos los recursos tecnológicos a su disposición empezaron a realizar ventas telefónicas. Unos venden productos cosméticos, otros negocian en los portales de ventas por internet y hasta hay uno (un gordito de mochila negra) que se anima a compra y venta de dólares, Lebac (Las Lebac son títulos de deuda emitidos por el Banco Central de la República Argentina) y demás yerbas especulativas (las yerbas medicinales aún no están en el catálogo).

 

Débora_Giorgi

Sin querer queriendo montaron un Call Center en dependencias municipales, utilizando los teléfonos del municipio y todos los recursos que tienen a su disposición para trabajar en pro de la industria matancera.

Perdón escribí PRO y sé que está prohibido hacerlo en nuestro la municipalidad pero pensándolo bien la actitud del equipo de “La Ministra” es muy PRO…