NOGUER: LA NEGRERA PERONISTA

NOGUER: LA NEGRERA PERONISTA

 

Por Prof. Joaquín G. Puebla

 

Es duro llamar a un dirigente del peronismo de esta manera pero después de darle vuelta al asunto no hay adjetivo que la califique mejor a la Concejal Mónica Noguer.

No se conformó con despedir a dos trabajadoras municipales sino que las humilló y las quiere seguir humillando simplemente porque se habían enfermado. Semanario “Quinto Poder” informó ampliamente sobre el despido de Patricia Alejandra Balbi (Legajo N° 40716 – http://semanarioquintopoder.com/?p=19192) y de Soutullo Bárbara (Leg. N° 40822 – http://semanarioquintopoder.com/?p=19721) pero la situación se hace cada vez más tensa porque Noguer quiere borrar las huellas de sus macanas extorsionando a las trabajadoras despedidas.

 

10288713_693186910781173_1800343068548935715_n

Sin ir más lejos, Soutullo cuando cobró su último sueldo se quedó helada dado que le pagaron solamente $400 de $10 mil que debía cobrar.

La Noguerla apretó y le dijo sin vueltas que si quería cobrar todo el sueldo debía firmarle “unos papeles” donde Soutullo se compromete a no iniciar acciones legales contra la edil, el municipio o el HCD.

Soutullo debía cobrar también su otro trabajo (fuera de su horario) donde reparte las boletas municipales de Tasas Generales. Este laburito lo hacen muchos municipales para sumar unos mangos a su paupérrimo sueldo. Bárbara Soutullo hizo el trabajo pero no le abonan el mismo porque nadie aviso a la oficina correspondiente de su situación laboral. “La Noguertambién la trata de extorsionar negándose a entregarle los últimos recibos de sueldo y sin ellos no puede hacerse atender en la obra social. Hasta último momento la Concejal Mónica Noguer intenta humillar y extorsionar a las trabajadoras despedidas porque cometieron el catastrófico error de enfermarse.

 

IMG_20171204_103905027

Las últimas notas que publicó nuestro medio al respecto tuvieron gran repercusión y hubo muchos comentarios. Para que vean que no es una cuestión personal, reproduzco algunos de ellos a continuación:

SSO: “No entiendo el destrato hacia los compañeros que siempre estuvieron y siempre están. Te he visto de noche saliendo de la oficina (por Soutullo), ni hablar en cada elección. Siempre veo a los compas dejando todo y poniendo el lomo dando horas, días de su vida, y a pesar que no llegan a fin de mes cuando otros tienen la vida solucionada, cuando necesitan tomarse un día para un estudio o unos días ante un acontecimiento los bastardean y los hostigan. Me solidarizo con vos Barby hay que defender la militancia”

 

MEN: “Así es compañera yo tengo 23 años de militancia y Barby siempre estuvo yo la vi éramos personas full time y lo único que recibimos es ser descartadas y  humilladas. Ella (por Noguer) con su poder (el cual nosotras no le tememos)  quiere que todos a su alrededor le sirvan esclavizados por miedo a que les baje el dedo. A mí me descarto como basura después de una tremenda campaña política en 2015. Barby sufrió lo mismo y peor porque no tenía derecho a sobrellevar su duelo porque La Dama de Hielo del Concejo Deliberante no se lo permitía. Todos le temen a ella, nada le importa de lo humano, de los compañeros como no tiene vida fuera de la política obliga a que todos se comporten como ella pero tenemos familia, hijos y padres. Tiene el poder de marcar la gente para siempre, nadie te ayuda si ella te bajo el dedo y se hace llamar Compañera Solidaria y Peronista

 28782733_293095561220149_2916563044895031296_n

AA: “Hola Profe ¡!!Vio que impunidad hay en el entorno del HCD¡¡¡ las ratas miserables que se revuelcan en si propio excremento tengo tanta bronca por lo que le pasó a Bárbara . Se cansó de humillarla y la echó como un perro y nadie hizo nada. Son todos unos cobardes ahí hay algo grande que ella sabe y hace para que todos le tengan miedo y debe ser groso para que no le digan nada se maneja como se le da la gana”

 

DP: “La verdad que cómo peronista y militante político me da vergüenza todo esto; estamos luchando por cientos de compañeros despedidos en las áreas de gobierno  nacional y provincial y está señora se creé la dueña del HCD. Ahora me pregunto: el sindicato en vez de andar haciendo sus roscas para la elección del gremio ¿qué esperan para estar al lado de esos compañeros? Están cubriendo cargos con cooperativistas porque son más baratos y son monotributistas. Espero que den marcha atrás con este despido y la compañera vuelva a trabajar. Aparte no sé puede despedir a una persona con problemas de Salud”

 

DL: “Compañeras/ros  no me va a pasar por alto otro lamentable hecho da bajeza por parte de la Concejal Noguer, quien despide a otra trabajadora del Concejo Deliberante de La Matanza ¡!!Al más puro estilo macrista¡¡¡. ¡!!Sí, bien de gorila!!! Ningún peronista despide trabajadores en tiempos neoliberales”

 

MN: “La Bruja Blanca de Narnia es un poroto al lado de esta dictadora desagradecida, esclavizadora de cooperativistas que amenaza con bajas si no hacen lo que ella dicta y sus  secuaces que son ñoquis municipales y ella actúa como neoliberalismo y se dice peronista y compañera”

 

FF: “¿Qué te pasó Angelito Aisa?, nuestro profesor de contabilidad, ¿qué nos hablaba de valores, de la lucha, de la dignidad del trabajo? ¿Cómo firmaste eso?”

 28575899_10213624839607473_5441646711541938427_n

BC: “La peor desgracia que tiene el peronismo no son los traidores, son los dirigentes que quieren tener a los militantes como empleados, entonces se transforman en Patrones de Estancia, asfixiando la voluntad popular. ¡!!NO SOMOS EMPLEADOS…SOMOS MILITANTES PERONISTAS Y REVOLUCIONARIOS!!!

 vero1

La Magario” no se quedó afuera de la polémica y se expresó de la siguiente manera (https://www.facebook.com/magariovero/videos/924861841009597/): “La movilización ha sido enorme con fuerte protesta al Gobierno contra las leyes de ajuste, los tarifazos, la inflación, los despidos. Estamos construyendo una oposición fuerte en contra de las políticas de ajuste de Macri”…Perdonen expresó su opinión sobre la situación del país no sobre lo que permite a sus dirigidos en La Matanza, el distrito que ella o, alguien en nombre de ella, gobierna

 

fer1

Fernando Espinoza también habló del tema pero obviamente no de La Matanza porque acá todo anda bien: (https://www.facebook.com/FerEspinozaOK/videos/1666033946816216/).

 

 

“DISCRIMINADA, BASUREADA Y MALTRATADA”

 

Entrevistamos a Bárbara Soutullo, quién nos contó, en primera persona, el maltrato y la humillación que sufrió por parte de la Concejal Mónica Noguer.

 

Q P: ¿Cuándo ingresó al HCD?

BS.: “En julio del 2010.”

 

Q P: ¿Ingresó como planta política de la Concejal Mónica Noguer?

BS.: “Sí.”

 IMG_20180131_180635388

Q P: ¿Cómo se dio su relación política con la Concejal?

BS.: “En los años 1998 y 1999 militábamos con mi mamá Eugenia Vera (le decían Tita) en la Mesa de Casanova, y en ese momento eran dirigentes Daniel Luque y Alejandro Escalante. Teníamos una Unidad Básica que se llamaba Eva Perón. Mi mamá tenía relación con la Agrupación Ramón Carrillo por estar militando en la Mesa política de Casanova, y era compañera de Ester Pintos de trabajar juntas ahí. Balestrini es electo intendente. Después suceden algunas cosas en la Mesa de Casanova, queda seis meses sin nadie, e interinamente viene Mónica Noguer que en ese momento era administrativa del Concejo Deliberante. La Unidad Básica actual de mi mamá se llama Ester Pintos. En 1999 Balestrini nos firma el acta como Unidad Básica y yo ya estaba como juventud. Cuando llegó Mónica se empezó a desarrollar políticamente. En realidad, fue creciendo de a poco porque al principio había escasos trabajos y era todo para aprendizaje de ella porque era conocerse, ver cómo se manejaba políticamente y algunos trabajos que se hacían pero siempre con ayuda de los demás. Recién en el 2001 ella estaba formada políticamente como para poder hacer todas las cosas que después empezó a gestionar. Nosotros seguimos ahí y militamos hasta ese momento. Yo siempre milité en juventud, que de hecho el Consejo del partido me reconoció hace cinco años atrás, cuando se reconoció a todos los jóvenes de la juventud, y Fernando Espinoza me dio el diploma de ‘Reconocimiento a la Juventud’ por haber militado tantos años.”

 

Q P: ¿Tuvo algún conflicto con Mónica Noguer?

BS.: “No. Simplemente mi problema fue que soy hija única. Mi papá falleció hace un año y mamá hace un par de meses. Mi mamá estuvo internada mucho tiempo en terapia intensiva para las fiestas, y también después en cama común. Mónica me dio las vacaciones mientras mi mamá estaba en terapia intensiva (tengo todos los papeles que lo confirman). Ya ahí empezó el primer roce con Mónica porque me pareció injusto que me diera las vacaciones cuando mi mamá estaba en terapia intensiva. Como ella me decía que necesitaba que vuelva a trabajar, tuve que recurrir al sindicato para que me dé una persona para que cuide a mi mamá porque quedó postrada mucho tiempo. Así pude volver a trabajar. Me apretaba diciéndome que si no volvía a trabajar me dejaba sin trabajo. Mi mamá se volvió a descomponer y la volvieron a internar. Después del alta pasó un mes y falleció. Siempre se le avisó a Mónica y todos los certificados médicos se los entregué a ella. Es decir, que nunca estuvo sin saber lo que me pasaba.”

 SANY0005

Q P: ¿Tuvo la tensión de cuidar a su mamá tanto tiempo?

BS.: “Todo el tiempo. Es más, tengo gente que me ha visto dormir durante tres meses en el piso de la Clínica Del Buen Pastor. A mí me conocen todos los médicos y los enfermeros porque después de tanto tiempo es como una amistad que se hace, y se han ofrecido a confirmar que he estado en la clínica. Es más, yo estuve internada con mi mamá desde el momento que la Pocha Medina tuvo a su hermano internado con cáncer. Ella también es testigo que yo estuve siempre en la clínica y no me iba a ningún lado. Me sobra gente que puede decir que yo realmente estuve con mi mamá.”

 

Q P: Después que falleció su mamá ¿volvió a trabajar?

BS.: “Mi mamá falleció en mayo. Yo iba a volver a trabajar y me empezó a agarrar como una especie de descompensación. Una noche comencé a transpirar y me faltaba el aire. Entonces fui a la Clínica Del Buen Pastor y me dicen que tenía ataque de pánico, que vaya al médico. Me dan una pastilla para dormir y al otro día voy al médico. El médico me dice que urgente vaya al psicólogo y al psiquiatra para que me empiecen a medicar porque si no iba a ser peor. Esto se debió al duelo. Después con terapia me explicaron que era como que yo había hecho los duelos de mi papá y mi mamá juntos porque en ocho meses fallecen los dos, y los tres éramos muy unidos. El médico me empieza a dar licencia, y yo no sabía qué tipo de enfermedad tenía ni cuánto tiempo de licencia me iba a dar. Al principio Mónica no me quería dar los recibos de sueldos, que yo necesitaba para poder ir a los médicos.”

 

Q P: Cuando usted comenzó el tratamiento ¿qué tipos de licencias le daba el médico?

BS.: “Primero me daba licencias por 15 días, después por 20 días, y cuando empecé a estar realmente mal me daba cada 20 o 25 días. Así hasta que completé los seis meses, que me avisan que tenía que volver porque se me terminaba la licencia y me iba a quedar sin sueldo y sin obra social.”

 SANY0002

Q P: Después de esos seis meses usted ¿cómo estaba? ¿Estaba como para volver a trabajar?

BS.: “No. Incluso cuando me dan el alta para volver a trabajar, en el certificado decía bien clarito ‘Alta con media jornada de trabajo reducida y con cambio de área’. Decía media jornada de trabajo porque yo me tenía que reintegrar a todo y ponerme a tiro con todo. Yo no puedo estar encerrada, en este momento estoy disfónica por los nervios y un montón de cosas, que me juegan en contra. Yo estoy en pleno tratamiento, sin trabajo ahora, y en dos meses pierdo todo. Es decir, me quedo sin nada y estoy en pleno tratamiento.”

 

Q P: Cuando se reintegró Noguer ¿qué le manifestó?

BS.: “Primero fui al médico laboral, que me dijo que me reintegre y que tenían que cumplir las horas. Él hace la nota a Personal y Secretaría. Yo fui a entregarle la nota a Mónica, y me dice que no tenía lugar para mí para darme un cambio de área. Entonces le dije que si era Vicepresidente Primera del Concejo Deliberante (en noviembre tenía ese cargo), Presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Concejal, Directora de Personal (aunque ahora no lo es, pero si ella entrega los recibos de sueldo y firma para que la gente pueda cobrar algo de Personal es) tenía unos cuantos  lugares para ubicarme en alguno. Le pedí ir a limpiar y no me quiso mandar. Le pedí estar en mesa de entradas que no había gente y no me quiso mandar. Le pedí estar en Prevención, que es estar parada en la puerta, y no quiso. Le pedí que me mande en comisión al municipio para limpiar porque yo no quería estar ahí. Ella me contestó que si no podía trabajar en su oficina que directamente me fuera. Le aclaré que yo no me podía ir porque tenía que trabajar, y ella me respondió que en su oficina no me quería. Me faltaban dos horas para completar mi horario, y me mandó al pasillo a completarlo. Al otro día vuelvo y les pregunto a las chicas de la oficina si había alguna novedad. Me dijeron que Mónica no me quería dentro de la oficina, que tenía que esperar en el pasillo todos los días hasta que ella me llame. Y así pasó desde noviembre hasta febrero que me echó.”

 

Q P: ¿Cómo se sintió todo ese tiempo que estuvo que estar en el pasillo?

BS.: Mal, discriminada, basureada, maltratada. Todas esas cosas juntas; y mucho dolor sobretodo porque yo estuve en un pasillo frente a su oficina, a dos puertas de Presidencia, en el mismo pasillo donde está el Bloque Justicialista y por donde pasa el Presidente del bloque y por donde todos los Concejales cada vez que tuvieron reunión para la última sesión pasaban. Pasaban todos los Concejales del 2017 y todos los Concejales nuevos que empezaron en el 2018.”

 

Q P: ¿Ninguno manifestó su solidaridad?

BS.: “Todos pero nadie podía hacer nada. Todos aclaraban eso. He llegado a escuchar cuando, gente que ha ido a hablar con Mónica, ella a los gritos les decía que si iban a hablar por mí no los quería atender, que sólo fueran a hablar por trabajo. Eso me partía el alma; y he salido hasta la puerta a llorar de  bronca porque no iba a llorar delante de ella, aunque a ella le hubiera encantado.”

 

Q P: ¿Usted había hecho una amistad con Noguer?

BS.: “Yo no. Pero mi mamá sí había tenido una relación de ir a tomar mate, de estar con su mamá y todo lo demás porque fueron muchos años de conocerse (desde 1998/1999). Mucho tiempo mi mamá fue a la casa de la mamá (Doña Luisa) y obviamente tenía relación con Mónica porque mi mamá era muy compañera con Mónica. En realidad, Mónica no tiene amistades, sólo la de Lili (por Liliana Pintos) y un par más.”

 SANY0007-Copy1 (Copy)

Q P: ¿Su relación a lo último con ella cómo fue?

BS.: “Bien porque le he trabajado siempre. Mónica Noguer trabaja, ella trabaja las 24 horas del día. Por eso no puedo creer que después de 10 años ella diga que yo no quiero trabajar. Es una excusa porque si yo no quisiera trabajar me hubiera echado desde el primer momento, no después de tres meses.”

 

Q P: Esta relación política que tenía con ella, ¿usted cumplía el horario de oficina y después era la militancia?

BS.: “Nuestro horario de oficina era de 10 a 16 Hs. Pero a veces veníamos a las 8 Hs. y nos íbamos a las 23 o 24 Hs. Particularmente, yo he venido sola en Pascuas y me he quedado sin jueves, viernes y sábado santo para hacer con ella el balance, el presupuesto y muchas cosas. Lo mismo pasaba trabajando en la oficina de la comisión de Hacienda. Cuando terminaba su reunión, a las 17 o 18 Hs., nos teníamos que quedar a hacer todos los expedientes (por ejemplo, 100 o 200 expedientes) para entregar al otro día; y hasta que no terminábamos no nos podíamos ir. No había horario porque ella dice que para trabajar políticamente no hay horarios.”

 

Q P: A todo esto usted también militaba en la Unidad Básica, en campañas.

BS.: “Sí. Hemos hecho campañas de vacunación y de DNI, que nos citaba a las 4 Hs. Pienso que si hay que hacerlo se hace, pero hay que reconocerlo. Hoy que no te reconozcan nada de eso es doloroso. Muchos compañeros, que me han visto militar, me han visto salir de madrugada del Concejo Deliberante. También la gente del Consejo del partido me ha visto trabajar y hacer muchas cosas. En su momento hemos hecho todas las caminatas y todas las campañas apoyando a Fernando y Balestrini.”

 

Q P: ¿A qué atribuye este cambio de actitud en Noguer?

BS.: Yo creo que ella se enojó un montón cuando empecé a tomar las licencias, porque no acepta que una persona se enferme. Para ella son todos mentirosos. Yo le dije que si me hacía la enferma por qué el médico laboral me mandó a la junta de psicólogos para que me hagan una evaluación; y las dos veces que me mandaron coincidieron con mis psicólogos, siendo que no son médicos elegidos por mí. Son médicos que al azar me dio el sindicato. No sé qué pretendía. Un día me dijo que tendría que ir a terapia grupal. Yo fui a terapia grupal, y me dijeron que estaba peor de lo que ellos se imaginaban. Y se lo dije. Se me reía en la cara diciendo que no podía ser porque se me veía rebién, entonces le contesté que si dejaba de tomar la pastilla iba a ver lo que pasaba.”

 

Q P: Antes de esta situación con las licencias ¿tuvo algún conflicto con ella?

B S.: “No.”

 23269884_1671579816239827_1394199421_o (Copy)

Q P: Es decir, siempre fue una relación de trabajo normal.

BS.: “Siempre. De hecho la última memoria que fue en Pascua (creo que mi mamá en esa época estaba internada también) yo he estado con ella, y ella lo sabe muy bien. Tengo a mis compañeras de testigos que ella no quiso que nadie fuera y yo fui igual.”

 

Q P: ¿Le sorprendió esta actitud de Noguer?

B S.: “En diciembre del 2016, cuando me dio las vacaciones teniendo yo a mi mamá en terapia intensiva, me sorprendió. Esa no era la Mónica que yo conocía. No era la Mónica peronista y solidaria como ella suele demostrar. Digo ‘suele demostrar’ porque es así. Ella no te va a deber un favor. Si te va a tener que deber un favor no  lo pide. Es así la política, no es porque sea Mónica Noguer. Cuando vuelvo y me dice que busque a alguien que cuide a mi mamá porque yo tenía que volver a trabajar sí o sí, yo me di cuenta que algo se había roto. Y fue así. Esperó que mi mamá falleciera para echarme, y creo que si yo hubiera vuelto al mes me echaba igual. Creo que no se bancó que yo le diga que estuve enferma y todo eso. Es más, ella pone en tela de juicio lo que dicen los médicos.”

 

Q P: ¿Usted pudo hablar de este tema con Magario?

BS.: “Sí, cuando vino a darles la bienvenida a los Concejales, después de diciembre. Sabiendo que ella iba a venir para esa ocasión, le hice una nota explicándole mi situación y diciéndole que era la única que me podía ayudar. Cuando viene Verónica me presento y le pregunto si sabe quién soy. Le explico que soy la chica que está sentada en el pasillo y dice ‘sí, sí, sí’. Le aclaro que es la única que me puede ayudar y le pido que revea mi situación porque necesitaba trabajar de cualquier cosa para poder terminar el tratamiento. Me dice que va a ver y cualquier novedad me iba a hacer saber por personal o por alguien. Nunca tuve ninguna novedad, a pesar que le entregué la nota como recordatorio de lo que yo había hablado con ella.”

 

Q P: ¿Y con Fernando (por Espinoza) pudiste hablar?

BS.: “Con Fernando no. Pedí muchas veces hablar con él y nunca me dejaron hablar.”

 

Q P: ¿Usted lo conoce a Fernando?

BS.: “Por supuesto y creo que él a mí también, porque soy una cara conocida en Casanova y siempre le agradecí el trabajo.”

 SANY0007-Copy1-Copy

Q P: ¿Cómo toma esta falta de solidaridad de los dirigentes locales? Para los que puso muchas horas de trabajo, de su vida, de su familia.

BS.: “Desde el año ’98. La verdad es que estoy muy desilusionada. Yo empecé de abajo como Mónica Noguer y Fernando; y, como son de barrio, saben lo que es ‘remarla’. Entonces; creo que ellos tendrían que entender, sobretodo porque son compañeros peronistas, y especialmente porque les gusta hacerse notar que son solidarios. Después de tantos años de militancia, de hacer movilizaciones, de estar en tantos lados, creo que ellos tendrían que ser solidarios o darme una opción o hablar conmigo.”

 

Q P: ¿Usted tenía un cargo importante en el HCD?

BS.: “No, era administrativa categoría 13, básica.”

 

Q P: ¿Tampoco fue un pago político importante?

BS.: Yo cobraba 10.000 pesos. Si yo no hago el reparto de ABL, que cobro 12.000 pesos, nada. Con eso yo compraba los remedios para mi mamá y un montón de cosas.”

 

Q P: Bárbara ¿usted tiene familia?

BS.: “En este momento estoy en pareja.”

 

Q P: ¿Cómo le afectó esto a nivel familiar?

BS.: “Es bastante complicado, porque al estar enferma mi pareja se tiene que hacer cargo de mí y andar conmigo a cuesta por muchos lados. Él tiene un negocio y me tenía que llevar al negocio estando empastillada y dejarme en un rincón, porque yo en mi casa no podía estar sola y no tenía un familiar que me pudiera cuidar.”

 

Q P: ¿Su pareja le hizo siempre el aguante en toda su militancia?

BS.: “Él es mi pareja hace tres años y agarró la última parte de mi militancia. Se quejaba porque yo salía a las 7 Hs. y volvía a la 1 o 2 Hs.”

 

Q P: ¿Ahora cómo vive él esta situación?

BS.: “Está enojadísimo. Dice que es una discriminación total. No puede creer que me den vuelta la cara y nadie me conozca.”

 

Q P: ¿Cómo es eso que nadie la conoce?

BS.: “Yo saludo, y tratan de no saludarme o miran a ver si hay alguien alrededor para saludarme.”

Q P: ¿El sindicato cómo se ha portado?

BS.: El sindicato dice que no puede hacer nada porque soy planta política (después de haber aportado ocho años); y que el Concejo Deliberante es un lugar muy especial que está manejado por el presidente, la vice y el secretario, y que se manejan directamente con Fernando y Verónica. Prácticamente se lavan las manos.”

 IMG_20171204_103905027

Q P: ¿La delegadas le han dado su apoyo?

BS.: “Sí. Ellas quieren que se me solucione esta situación porque me han visto todos los días ir y sentarme en el pasillo, y son testigos cómo me han prohibido tomar un mate cocido y pedir papel higiénico en una oficina cuando en los baños no había. Ellas me apoyan porque saben que es una injusticia y cómo se maneja Mónica dentro del Concejo Deliberante.”

 

Q P: ¿Va a seguir militando políticamente?

BS.: Estoy muy decepcionada, pero quisiera militar. Quisiera creer en el proyecto, pero después de este baldazo de agua tengo dudas. A mis 18 compañeros (o 25 si querés incluir a los cooperativistas) también les cayó un baldazo de agua porque si a mí me hacen esto no saben qué puede pasar con ellos. Hay que pensar que cada compañero tiene su familia. Pero cuando ellos necesiten gente y se encuentren con menos apoyo se lo van a tener que replantear.”

 

Q P: Usted dice que ahora no la conoce nadie, le pasó todo esto con Noguer, después de haber trabajado tanto la conducción política suya le hace esto porque estaba enferma. ¿Cómo se vive esto por dentro?

BS.: “Con mucho dolor porque creo que nadie hubiera hecho esto. Han ido compañeros a ver a mi mamá internada y no lo podían creer, siendo que a Noguer nunca le importó. Nunca la fue a ver y sólo una o dos veces, de todas las veces que estuvo internada, me llamó por teléfono. Le mandaba fotos de mi mamá para que viera cómo estaba y que no le mentía, porque yo me enteraba que Mónica decía que yo andaría con mi mamá o andaría paseando por ahí. Le mandaba fotos para que viera que no era fácil por lo que estaba pasando.”

 

Q P: ¿Quiere decir que la amistad que tenía tu mamá con Mónica y su mamá a ella no le importó?

BS.: La tiró por la borda, no le importó. Mi mamá estuvo postrada, con oxígeno. El sindicato me mandaba el oxígeno y una persona para que la ayude a recuperar la movilidad. De hecho, ella después anduvo siempre con andador y acompañada. Ella pensaba que todo era mentira. Por eso, nunca la entendí. Le deseo que nunca pase por lo que yo pasé, porque es muy feo y muy triste. Todos en el sindicato se acuerdan de mi mamá que iba con oxígeno. Es más, para el Día del Militante Liliana Pintos recordó a muchas mujeres militantes y entre ellas nombró a mi mamá. Entonces; si Lili Pintos, que es amiga de Noguer, reconoce lo que era mi mamá, porque la nombra en un acto político donde estaban Verónica y Fernando, ¿cómo puede ser que Mónica se haga la desentendida (porque no le conviene tener una persona enferma porque la necesita trabajando las 24 horas), eche todo por la borda y tire tierra?”

 

Q P: ¿No tenía horas extras o bonificaciones?

BS.: “No. En un tiempo nos dio horas extras, y cuando yo estuve con licencia me descontaron dos meses las horas extras de meses anteriores. He llegado a cobrar 4.000 pesos porque me descontaron horas extras que yo las había trabajado.”

 

Q P: ¿Usted le preguntó alguna vez por qué?

BS.: “Sí, y me contestó porque no las había hecho. Entonces, le retruqué que yo había hecho hasta en abril la memoria con ella. Mónica me dijo quién de mis compañeros iba a decir que yo había ido a trabajar, quién se iba a jugar su sueldo y su puesto de trabajo para decir que yo había hecho realmente las horas extras si yo no firmaba ni fichaba.”

 IMG_20180131_180635388

Q P: Es decir, un trato tipo esclavo.

BS.: “Tal cual. Y todo esto lo puedo demostrar, si Fernando o Verónica me lo piden, llevándoles mis recibos para que los vean.”

 

Q P: ¿Tuvo un acoso laboral?

B S.: “Todo el tiempo. De hecho esa es su función: el ingreso y egreso de gente, y de ciertos arreglos o acomodos.”

 

Q P: Es decir, que la actitud de ella hacia los trabajadores que ingresan es así medio de negrera.

BS.: “Sí. Todos los que ingresamos estamos con categoría 13. Nunca vamos a ser planta. Vos pensá que nosotros estuvimos trabajando para el proyecto y recién, en mi caso, me dieron el puesto de trabajo en el 2010.”

 

Q P: ¿Cuántos años de militancia?

BS.: “Son 17 años de militancia, y eso no puede ser.  En la Mesa de Casanova se trabaja mucho, y antes era un orgullo, ahora no porque con todo lo que se hizo no te reconocen nada.”

 

Q P: ¿Hizo un impás en la militancia política?

BS.: “Por ahora sí. Tengo una Unidad Básica, que al fallecer mi mamá yo quedé a cargo. Por ahora la está manejando uno de mis compañeros, pero no quiere decir que esté a cargo de la Unidad Básica porque quiero que siga manteniendo su puesto de trabajo. Así y todos trabajaron para estas elecciones que hubo, tanto para las internas como para las elecciones de Concejales. Nunca dejé de apoyar el proyecto. Yo estoy haciendo un impás. Depende de lo que ellos me digan o si no tengo una charla, yo voy a retirar la Unidad Básica Ester Pintos de Casanova y no van a poder utilizar más ese nombre porque se lo puso mi mamá en honor a su gran compañera y amiga Ester Pintos. La voy a dar de baja en la Agrupación Carrillo, en Casanova y en el Consejo del partido. Todo esto se lo voy a hacer llegar a Verónica y Fernando; y si lo tengo que hacer llegar a otros lugares lo voy a hacer para que se den cuenta que tienen una Unidad Básica menos.”

 

Q P: ¿Se siente desilusionada con la conducción política?

B S.: Sí, totalmente porque después de poner tanto para el proyecto que me traten así: mal pagada, me usaron mucho y ahora me descartan por el capricho de una persona. La cosa se hubiera solucionado si cuando volví me hubieran dicho que fuera al municipio o cualquier lado. Yo no pretendía ni pretendo que me den un lugar elegido. Yo sólo pretendía trabajar y, sobretodo, mantener mi obra social; ni si quiera pretendía que me aumentaran el sueldo. Cualquier día, cualquier horario y cualquier trabajo; todo por una obra social.”

 28782733_293095561220149_2916563044895031296_n

Q P: ¿Desea agregar algo más?

BS.: “Quisiera que Fernando y Verónica me llamen. Todo lo que me pidan se los puedo demostrar. Después quisiera que la llamen a Mónica. Quizás es mucho lo que pido, pero soy una militante de muchos años y creo que me lo merezco. Después de tener una charla con Verónica y Fernando pido tener una charla entre los cuatro como compañeros, sin cargos políticos porque yo, cuando la milité desde abajo, nadie tenía cargo. Éramos todos por igual. Ellos laburaron, tuvieron su lugar, crecieron y los apoyo. Pero ahora tenemos que tener una charla porque es personal. Ellos me lo hicieron a mí como compañera política. Entonces eso duele y duele mucho.”