“EL HAMBRE DE LOS CHICOS NO PUEDE ESPERAR LA BUROCRACIA DE LOS POLÍTICOS”

“EL HAMBRE DE LOS CHICOS NO PUEDE ESPERAR LA BUROCRACIA DE LOS POLÍTICOS”

 

Por Gustavo Bustamante

 

Visitamos en el humilde hogar a Carmen Bugge, quien tomó la iniciativa de poner un comedor en el B° “San Francisco Javier”, en el km 38  de Virrey del Pino.

El comedor funciona en el pequeño espacio de la cocina comedor de su propia casa, que comparte con su pareja y nietita, en el lugar pasan por día más de 30 chicos y 10 mamás, que comparten lo que Carmen cocina, a esto hay que sumar la merienda, y el apoyo escolar que Carmen, “La Seño”, como la llaman los chicos, brinda al barrio, esto nos contaba Carmen:

 30726730_10214257493662755_2596544911410987008_n

QP: Carmen ¿dónde estamos, qué barrio es este?

CB.: “Estamos en Virrey del Pino en el Barrio San Francisco Javier, manzana 32 lote 11”

 

QP: ¿Qué actividad realiza en este lugar?

CB.: “En primer lugar esta es mi casa, yo vivo acá, hace un tiempo empecé a dar apoyo escolar a los chicos del barrio, y ahora tengo un comedor para estos chicos”

 

QP: ¿Hace cuánto arrancó con todo esto?

CB.: “Hace tres o cuatro meses, yo ya estaba dando apoyo escolar en otro merendero de la zona, pero vi cosas que no me gustaban por eso decidí poner mi granito de arena para ayudar a estos chicos desde mi lugar y con lo que cuento”

 

QP: ¿Esto surge a raíz de la necesidad que sufren los chicos del barrio y aledaños?

CB.: “Si, hay mucha necesidad, arranque dando apoyo escolar, y los chicos estaban con hambre, les hacía mate cocido, y se tomaban tres tazas, y decidí empezar con el merendero, conseguí una panadería de la zona que me brinda el pan y facturas cuando puede, y así de apoco fuimos siendo cada vez más a la hora de la merienda”

 30724628_10214257496302821_947784606600396800_n

QP: ¿Cómo solventa esto Ud.?

CB.: “A pulmón, vinieron algunos políticos, como el caso de Saredi, que pasó un día y me dejó un poco de leche en polvo, también vino Olga Parral de otro comedor, y me dieron un poco de mercadería, también salgo a pedir por Oro Verde, donde una panadería me da la facturas una vez por semana, otros comerciantes colaboran con galletitas, yerba, y lo que pueden porque también están en una situación difícil”

 

QP: ¿Estos políticos que Ud. menciona, colaboran todas las semanas?

CB.: “No, solo una vez, los que más colaboran son los comerciantes y amigos de la zona, vecinos que por ahí tienen un poquito más que los que no tienen nada, las donaciones que te mencione llegan porque les pido por favor por mensaje, que tengo tanta cantidad de chicos y en algunos casos obtengo alguna respuesta, hoy vino una Concejal del PRO Mirta Redes, me trajo ropa usada, y algunos juguetes, la realidad es que nosotros necesitamos comida, mercadería, carne, pollo, para cocinarle a los chicos y algunas mamas que vienen, ese fue mi pedido, y la señora Redes me dijo: ‘bueno vende la ropa y con eso compra comida’, en el barrio si no tienen para comer menos para comprar ropa todo sirve, esta ropa va a servir viene un invierno crudo y no la podemos vender, se la tenemos que dar a los que necesitan”

 30738550_10214257503382998_4167374091197612032_n

QP: ¿Se nota mucho la necesidad?

CB.: “Si se nota mucho la necesidad de los chicos y de los grandes también, los chicos comen y repiten, y piden más si se pueden llevar, para un hermanito, o para la mamá, y para ellos mismos, que dicen: ‘en casa no hay nada para comer y tenemos hambre’, y la verdad no sobra nada, hacemos lo que podemos”

 

QP: ¿Cuántos chicos concurren al comedor y qué días?

CB.: “Son más de treinta chicos, diez mamás, un vecino mayor, generalmente de lunes a lunes, y a veces los sábados y domingos no podemos, la idea era hacerlo tres veces por semana pero los chicos necesitan comer todos los días, hacemos magia para cocinar, pero los chicos tienen que comer hoy no el año que viene o dentro de seis meses, o dentro de tres, el hambre no espera”

 

QP: ¿Esto ocurre porque se quedó mucha gente sin trabajo, ve eso en el barrio?

CB.: “Si, hay mucha gente que trabajaba y hoy no tienen trabajo, las madres que concurren acá, están desocupadas, muchas tienen más de 2 o tres hijos, los maridos también se quedaron sin trabajo o hacen changas muy de vez en cuando, eso es lo que pasa, el comedor es necesario en el barrio”

 30710820_10214257502142967_4088895581181706240_n

QP: ¿Ud. de que trabaja?

CB.: “Trabajaba en ‘el estado en tu barrio’, ahora estoy desocupada, solo cobro la asignación universal”

 

QP: ¿Cómo hace con todo esto?

CB.: “Con lo poco que tengo, y mi pareja me ayuda un poco, vamos haciendo día a día, como te dije antes la idea era hacerlo tres días a la semana como para paliar la situación, pero los chicos me decían: ‘es el único lugar que tenemos para comer Seño’, en la zona hay algunos merenderos más, pero no comedores”

 

QP: ¿Recibe algún tipo de ayuda del estado, ya sea municipal, provincial, o nacional?

CB.: “No, ningún tipo de ayuda”

 30713549_10214257491502701_6273609324258394112_n

QP: ¿Ha intentado o pidió ayuda al estado municipal? que es el más cercano

CB.: “He hecho cartas a Desarrollo Social, nos atendió María Laura Ramírez, me pidió fotocopias de DNI, después me dijo que tenían que venir a ver el lugar, nunca vinieron, fuimos y dijeron que perdió los DNI, nos decían que tenemos que esperar, y el hambre de los chicos no puede esperar, nos decían que nos podían dar cocinas heladeras, si hacíamos las cosas bien, pero la realidad lo más urgente es que necesitábamos comida, es lo que necesitamos, los chicos vienen todos los días, esa es la realidad, y no se puede esperar, o le tenemos que decir a los chicos vengan dentro de tres meses a ver si nos dan algo de comida para Uds., no podemos tratar así a los chicos, y la respuesta que obtenemos de la municipalidad, es que hay que esperar, que están colapsados”

 30725192_10214257492502726_8013840466694897664_n

QP: ¿Desea agregar algo más?

CB.: “Solo que necesitamos ayuda con urgencia, no podemos negar la comida a los chicos, hay que hacer algo urgente, al que pueda colaborar, lo esperamos con los brazos abiertos”