“LA INFLACIÓN ANUAL SERÁ DEL 44%”

“LA INFLACIÓN ANUAL SERÁ DEL 44%”

 

Miguel Calvete, Concejal matancero de “Cambiemos” y Presidente de INDECOM (Instituto de Estudios de Consumo Masivo – http://www.indecom.org/), dialogó con Semanario “Quinto Poder” y nos adelantó las proyecciones inflacionarias que realizó el instituto que preside.

Calvete señaló que “Realmente el aumento del dólar se trasladó prácticamente en forma lineal a productos de la canasta básica alimentaria” y remarcó que “cualquier persona que quiera hacer una inversión, si se encuentra con una tasa referencial de más de 60 puntos, va a preferir comprar Lebacs o dólares y quedarse en su casa mirando el mundial de fútbol

 SANY00012-282x300

Q P: ¿Cómo ve la situación económica usted, un hombre tan relacionado con la actividad supermercadista?

MC: “Realmente veo la situación muy complicada. Yo presido un instituto de estudio de consumo, Indecon y hemos hecho relevamientos, como todos los meses, donde en el primer semestre de este año nos está dando una inflación del 23 % en la canasta básica alimentaria (es decir, solamente alimentos). Esto implica una proyección anualizada de casi un 44 %.”

 

Q P: Lo que usted está diciendo  no coincide con ningún número del gobierno.

MC: No, no coincide con ningún número del gobierno. Además, acá estamos desagregando otros tipos de servicios. Hay muchos servicios regulados y demás que hacen que, obviamente,  vaya a ser menor, pero no va a estar por debajo de los 34 o 35 puntos anualizados. En el caso de alimentos en particular va a superar los 40 puntos porque hay una inercia inflacionaria del cuadro tarifario, y están los reajustes que va a tener el combustible y que impactan directamente sobre la logística y la distribución. Por otro lado, hay una serie de cuadros salariales que indican con justeza que tienen que reabrirse las paritarias en muchos gremios; y esto va a repercutir directamente. Realmente el aumento del dólar se trasladó prácticamente en forma lineal a productos de la canasta básica alimentaria como el aceite y la harina que están muy ligados a los commodities. Mientras que la industria petroquímica (el propolietileno, el polietileno), la hojalata, el cartón tienen una incidencia indirecta. Y esto, lógicamente, también se va a reflejar. Se ha trasladado al precio tanto la industria como los niveles de distribución y comercialización. A esto hay que agregarle el condimento de la logística y la distribución. Estamos ante un tema bastante complejo porque hoy hay una caída del consumo de alimentos. Los que venimos del sector Pymes vemos con buenos ojos la incorporación de Dante Sica porque es una persona del sector, pero hay una realidad en el tema salarial y hay una asignatura pendiente en la cuestión de reactivar el consumo de los sectores medios y bajos. En el caso de los alimentos tenemos el agravante que el 70 % del gasto del segmento que está en la base de la pirámide de consumo (los más vulnerables) lo destina a alimentación.”

 70279_70279

Q P: ¿Cómo van a repercutir esta inflación los sectores más vulnerables?

MC: “Justamente el gobierno está trabajando en algunas herramientas, con precios cuidados; pero no es suficiente. Se está trabajando en el programa El Mercado en tu Barrio, que es una muy buena iniciativa de la Secretaría de Comercio; pero vuelvo a repetir que son medidas aisladas. Hacen falta medidas integrales que estimulen al pequeño y mediano industrial a producir, que haya una baja de todo lo que es la carga fiscal y tributaria ya que el sector más vulnerable es la Pyme, y que haya puntualmente ventajas competitivas. Sica, cuando asumió, habló de competitividad y consumo, son los dos ejes que quiere. En el sector agroindustrial alimenticio (que es la columna vertebral de la economía argentina), en lo que es producción y procesamiento de alimentos, prácticamente el 70 % de lo que consumimos lo producen sólo 32 compañías. El otro 31 o 32 % lo producen más de diez mil Pymes. Entonces, hay que invertir esa matriz. La única forma de invertir esa matriz es generando competitividad y dándoles posibilidades a las Pymes para que realmente puedan posicionarse en góndola, más allá de estimular para que se contraten más trabajadores.”

 descarga (1)

Q P: Estamos hablando de números muy serios y preocupantes, que más allá del impacto social y la crisis social que puedan provocar, también van a impactar en las Pymes ocasionando una posible caída del empleo.

MC: Hoy hay un franco deterioro en lo que es la cadena de pago. Prácticamente es un 150 % o un poquito más el nivel de rechazo de cheques. Lógicamente; que cualquier persona que quiera hacer una inversión, si se encuentra con una taza referencial de más de 60 puntos, va a preferir comprar Lebacs o dólares y quedarse en su casa mirando el mundial de fútbol. Por eso hay que generar, y también lo dijo el Ministro Sica (y esperemos que sea viable lo antes posible), créditos blandos al 29 %, que igual es una locura el 29 % porque es la mitad de lo que se está cobrando de taza referencial. Pero aquel que tiene que pagar sueldos o insumos y tiene que cambiar un cheque para cubrir el banco hoy tiene una taza que supera holgadamente los 60 puntos. Esto obviamente se vuelca a precios y se vuelca a inflación, y es un espiral de nunca acabar.”

 

Q P: ¿Qué expectativas tienen ustedes a partir de estos números?

MC: “Nosotros entendemos que, más allá de la inflación de este mes que va a rondar entre 3,6 y 3,9 %  y en alimentos en 4,1 %, hay una proyección de 36 o 37 puntos. Esto depende mucho de si el gobierno va a aplicar o no la política de aumento de tarifas porque esto repercute en forma directa. Entonces vemos una perspectiva de un segundo semestre de este año y un primer trimestre del año que viene muy retraídos en lo que es consumo.”

 SANY00042

Q P: Políticamente, estos números ¿cómo los toma usted?

MC: “Creo que hay que generar políticas que por lo menos monitoreen férreamente los precios de los bienes esenciales, no sólo por los sectores de menos recursos porque la clase media también está muy golpeada. Incluso hoy los asalariados de mayores recursos también se están fijando en las facturas que le vienen. Por lo tanto, si a ellos les afecta imaginemos a las otras clases sociales.”