“NO SE URBANIZA DESDE UNA OFICINA”

“NO SE URBANIZA DESDE UNA OFICINA”

 

Por Prof. Joaquín G. Puebla

 

Una de las escuelas donde trabaje como maestro fue la 60 de La Tablada. La mayoría de los chicos que asistían a ella vivían en la Villa Palito sobre Camino de Cintura. Más de una vez anduve por los pasillos de la villa para hablar con los padres de algunos alumnos o para asistir al cumpleaños de algunos de ellos. Si bien no conocí en profundidad el barrio, alguna idea tenía de cómo era.

 

SANY0001

 

Fue grato llevarme la sorpresa al recorrer la urbanización de Villa Palito junto a Juan Enriquez Coordinador General de Urbanización de Villas Y Asentamientos del municipio matancero. La Villa Palito que conocí ya no existe, se ve algún que otro retazo del pasado pero son insignificantes. Personalmente siempre pensé que la urbanización de las villas era algo muy complicado de realizar pero al recorrer Villa Palito me di cuenta que estaba equivocado.

Todo comienza con una idea o un sueño y, con el paso del tiempo y haciendo de esa idea o sueño una política de estado, las cosas se concretan.

 

C9J26GVXYAAcbqa

 

En este sueño o idea son protagonistas políticos y los vecinos. Los políticos por convertir las aspiraciones de los vecinos en una política de estado y, los mismos vecinos, por decidirse a ser protagonistas de una historia de cambio.

 

S1_WKP9ag_930x525

 

La vieja Villa Palito ya no existe y eso se debe al trabajo mancomunado de dirigentes políticos como Alberto Balestrini, Néstor y Cristina Kirchner, Fernando Espinoza y Verónica Magario que, junto a Juan Enriquez y los vecinos de Villa Palito demostraron que se puede cambiar una cruel realidad que llevaba 60 o 70 años.

 

CFK_Laferrere_1809_2

 

Deseo agradecer a Juna Enriquez por acompañarme a recorrer la Urbanización de Villa Palito y demostrarme que cuando se quiere y se organiza solidariamente una comunidad se puede cambiar.

 

images

 

Q P: Vimos lo que era el casco histórico de Villa Palito, que yo lo conocí siendo maestro de la Escuela 60, y está totalmente cambiado.

JE.: “Primero le agradezco que haya venido a recorrer Villa Palito porque es como mi casa; y que cuente lo que vio y las cosas que nos faltan hacer, como 100 viviendas que tenemos que terminar y el arreglo de todas las calles. Usted me dijo que cuando era maestro había muchos chicos que eran atropellados por autos al cruzar Camino de Cintura, y algunos quedaban mal físicamente y otros fallecían. Hoy tenemos semáforo en la calle Tucumán para cruzar Camino de Cintura y quedar del otro lado de la ruta. La diferencia que hay con respecto a hace 12 años, que es cuando empezamos, es impresionante y está a la vista.”

 SANY0020

Q P: ¿Fueron dos planes que se trabajaron a la vez o primero se hizo el casco histórico y después se hizo la parte nueva de atrás?

JE.: “Lo que usted vio es la famosa urbanización. La urbanización se trabaja en un proyecto general, donde los profesionales hacen una planificación general. Nosotros tuvimos la suerte de tener a Héctor Sarmiento, que es un arquitecto urbanista que estudió específicamente para esto. Él planificó 27 hectáreas que estaban libres en este lugar para saber cuántas viviendas podían entrar en este lugar y cuántas había que sacar del casco histórico para que se pudieran hacer las aperturas de calles. Tuvimos varias cosas que hicieron a la urbanización. Una fue el acompañamiento de la Iglesia con el Padre Bachi, que fue la articulación; contar con profesionales con vocación como Sebastián Galiano que es Maestro Mayor de Obras, y quiero destacar que nació en Villa Palito y dio una mano hasta que vino Héctor Sarmiento; y esa decisión política de la que siempre hablamos. Creemos que acá ya había una política de estado sin haber una Ley. Ayer se estaba tratando la Ley de urbanización de villa, pero creemos que hay que agregarle muchas cosas que faltan.”

 

Q P: Ustedes empezaron de a poco. ¿Cuántas casas construyeron en la primera parte?

JE.: “La historia de Villa Palito es muy rica. Nosotros teníamos un anteproyecto de urbanización ya desde 1992, pero sin decisión política. En el ’99 conocemos a Alberto Balestrini y le propusimos urbanizar la villa. Balestrini vino a caminar la villa y nos dijo que si decidíamos llevar adelante la organización del barrio, él iba a tomar la decisión política (si era intendente porque hasta ese momento era candidato). En el 2000 se venía el país abajo; y yo en un momento le dije a Alberto que yo creía, pero necesitaba que la gente creyera que el barrio se podía urbanizar. Le pedí que por lo menos mostráramos un ladrillo. Entonces me mandó a hablar con Solano (Mario), que nos mandó los primeros ladrillos y los materiales para construir las primeras diez casas en el campo. Era el 2001, plena crisis, el barrio era una desocupación total. Entonces yo buscaba a todos los albañiles y Maestros Mayor de Obras que estaban sin trabajo, y les proponía hacer un trabajo solidario porque entendía que la gente estaba tan acostumbrada a trabajar que le hacía mal estar en la casa. Entre esa gente estaba Sebastián Galiano. Así le pudimos demostrar a Balestrini que podíamos hacer las primeras viviendas. En esto hay una anécdota: Balestrini me pidió que le lleve un proyecto de vivienda para hacer que él me daba los materiales, y se lo llevé. Sebastián Galiano había hecho un anteproyecto de planta baja y planta alta. Cuando se lo presenté a Balestrini le pareció una locura que las casas tuvieran dos plantas con la crisis que había. Entonces le pedí que me diera, por los menos, los materiales de la planta baja y estuvo de acuerdo. Me dio los materiales para la parte de abajo de las casas: cocina, baño, comedor y una pieza. Después la historia continúa cuando asume Néstor Kirchner, que conseguimos los mejoramientos y logramos terminarlas haciendo la parte de arriba para los chicos. Por lo tanto, si este profesional no hubiese soñado con planta baja y planta alta tendríamos sólo casas de planta baja. Por eso siempre agradezco a todo aquel que se acerca a enriquecer el proyecto.”

 SANY0023

Q P: Es decir, arranca Balestrini apoyando la primera etapa con materiales, y después se continúa trabajando con el gobierno nacional cuando está Néstor Kirchner como Presidente.

JE.: “Tengamos en cuenta que en el 2001 nosotros estábamos haciendo los pozos para las casas que Alberto nos había dado y al mismo tiempo estaban los saqueos. Por eso, yo les digo a las villas y a los barrios que siempre tienen que estar organizados y tener un anteproyecto, sin importar que haya crisis. Durante una crisis es el momento de hacer los anteproyectos y de soñar para que, cuando haya un gobierno que le interese el desarrollo y la urbanización, ya esté el anteproyecto hecho. Porque cuando el país está bien y tiene todo para hacer se tardan mucho en organizarse. Organizarse les puede llevar 3 o 4 años, y cuando se organizaron ya pasó la política que favorecía  a la gente más humilde.”

 17884173_10211165742893781_4728657591843109989_n-Copy

Q P: A partir de la experiencia en Villa Palito ¿considera que la urbanización se puede extender a Puerta de Hierro, a San Petersburgo?

JE.: “A cualquier villa que tenga la decisión de urbanizarse. Es clave querer independizarse, mejorar el barrio, tener ideales, porque así no se para hasta urbanizar. Por otro lado; hay que ser fuerte porque durante el proceso a uno lo ven como un líder al convocar mucha gente y, para algunos políticos, eso tiene precio ya que le puede sumar muchos votos. Pero los dirigentes de los barrios hasta que no terminen sus barrios no tienen que pensar en lo político sino en mejorar exclusivamente la calidad de vida de sus vecinos.”

 

Q P: Está el puntapié inicial de alguien pero después hay una voluntad colectiva de cambiar. ¿Cómo construyen esa voluntar colectiva de cambiar en la villa?

JE.: “Uno tiene que ir a la villa sabiendo que el mayor porcentaje del barrio (el 70 u  80 %) tiene una actitud negativa ante la urbanización. Pero ese 20 % que al principio está de acuerdo con la urbanización después empieza a crecer de a poquito, y hoy tenés el acompañamiento de todo el barrio.”

 SANY0002

Q P: Tenemos una decisión política de un intendente, tenemos un dirigente social como usted, tenemos al Padre Bachi. ¿Estos fueron los pilares sobre los que se empezó este proceso de cambio?

JE.: “Eso fue en el ’99, pero también fue importante la participación de todos los vecinos. Los vecinos me conocen porque nací en Villa Palito, no porque soy político. El tema de Alberto Balestrini, el Padre Bachi, todos los vecinos (algunos con oficio y otros siendo Maestros Mayor de Obras) explota primero cuando en el 2002 Alberto Balestrini trajo el programa del BID (Banco Interamericano de Desarrollo). Eso nos ayudó a planificar porque se pedía la factibilidad de todo el barrio para mandar el proyecto al banco. Uno tenía que tener todos los servicios porque de lo contrario no te daba ningún préstamo. Mientras que hacíamos todo eso llegaba el 2003 de Néstor Kirchner, quien el 7 de enero del 2004 anunciaba la Cooperativa de Palito. Anoche escuchaba hablar de la Ley y hablaban de la revolución dominal y no hablaban ni de vivienda ni de cooperativa. Decir cooperativa es decir participación del barrio. Son componentes que no pueden faltar. Tampoco se puede hablar de un solo criterio. Cuando uno tiene un solo criterio va al fracaso.”

 

Q P: La nueva ley es algo positivo.

JE.: “Es un arranque, pero tiene que ir acompañado por algo más, como generar trabajo. Se tienen que dar cuenta que urbanizar una villa es como armar un pueblo industrial porque dentro de una villa uno empieza a tirar y armar,  lo que es una obra que mueve todo.”

 SANY0022

Q P: Es decir, que todo lo que hicieron en la villa se hizo con la gente, con vecinos trabajando. El vecino trabajaba en su propia vivienda y también en la de los otros vecinos.

JE.: “Claro, en la de él o en la de algún vecino, porque una de las estrategias del convencimiento es que uno trabajando en la casa de otro vecino se da cuenta que eso mismo podría hacer en su vivienda. Entonces empieza la discusión dentro de la familia y se autoconvencen.”

 

Q P: ¿Qué falta en Villa Palito para terminar la urbanización?

JE.: “Hoy están faltando hacer 100 viviendas. Presentamos un requerimiento de 50 en Nación y otro de 50 en la Provincia. También falta el asfalto de todas las calles internas, hacer algunos arreglos importantes en las cloacas por el uso y a veces por el mal uso de nosotros mismos. A veces la basura va a los caños y el diámetro de los caños para nosotros en la imaginación es como el de un caño de desagüe pluvial, y no es igual. El caño de desagüe de la cloaca tiene un diámetro menor. Estas son todas cosas que aprendimos porque imagínese que en la villa vive gente que pasó 50 o 60 años sin agua ni cloaca ni gas natural ni un medidor de luz. Para nosotros fue todo nuevo.”

 SANY0018

Q P: Estamos en una urbanización que le cambia la vida al vecino y también la posibilidad al acceso de los servicios. ¿Todo fue gratis para el vecino?

JE.: “No fue gratis. En la villa se invirtió para que después se pueda pagar. Cada vecino está pagando en el banco su casa, y ahora también está pagando la luz. Creo que en cualquier momento vamos a pagar el agua y la limpieza.”

 SANY0014

Q P: Esto lo comenzó Alberto Balestrini, ¿y después lo continuó Fernando Espinoza?

JE.: “Sí. Yo creo que en esto es clave el apoyo del municipio porque, si bien la mayor parte de la inversión viene a nivel nacional y provincial, si no se tiene el apoyo del municipio (que es el que pone los recursos humanos y las máquinas) es casi imposible. Por eso nosotros hablamos de que tiene que haber una articulación en el Estado (que es Municipio, Provincia y Nación) y una articulación dentro del barrio con las entidades vivas (las Unidades básicas, la Iglesia, los comedores, los pibes de la esquina, la cancha, los vecinos). Tiene que ser una articulación constante.”

 37051009_2090640774509230_5361394043370602496_n

Q P: Ahora estamos en un club que están techando. ¿Cómo llegaron a esto?

JE.: “Hace dos años vino Máximo Kirchner, quiso recordar al padre en el aniversario de su muerte porque decía que Néstor y Cristina tenían un aprecio especial por La Matanza y en particular por Villa Palito, e hizo un acto homenaje en la plaza del barrio.

36935855_2088740171365957_8727477350536577024_n

 

Ese día pasó por el club, pateó unos penales con los chicos y les dijo que era un lindo club y que ya no les faltaba nada. Los chicos le dijeron que al club le faltaba el techo porque cuando llovía no podían jugar. Entonces les dijo que iba a hacer todo lo posible en dos años para ver cómo hacía para ir financiándonos el techo. Parecía que esto no se iba a dar por la crisis que hay en el país pero sabemos que él y muchos legisladores de la provincia de Buenos Aires fueron poniendo de a poco para ir haciendo este techo.”

 37027500_2088740124699295_8497043696452108288_n

Q P: Es decir, que este techo lo donó Máximo junto a otros legisladores.

JE.: “En realidad el compromiso lo asumió él. Para mí fue él, pero Máximo siempre dice que las cosas se hacen entre todos y con muchos compañeros.”

 

Q P: Hoy estamos en un momento crítico de la economía nacional y de las políticas sociales del gobierno nacional y provincial. ¿Cómo lo pilotean eso? ¿Cómo es el diálogo con las autoridades nacionales y provinciales al respecto?

JE.: “Tal vez yo no tenga una relación directa con las autoridades nacionales y provinciales; pero nosotros participamos mucho en las movilizaciones de la CTEP (Confederación de Trabajadores de la Economía Popular), con Juan Grabois, con el Movimiento Evita, cuando se hizo la marcha por la Ley de emergencia social (hace un año y medio).

17883996_1521787064561468_3440400571623999983_n-Copy

 

Alberto Balestrini nos había mandado armar el movimiento villero de La Matanza, lo formamos, y se llama Movimiento de Villas, Complejos y Asentamientos de La Matanza ‘Alberto Balestrini’. Nosotros acompañábamos en las movilizaciones hasta que se firmó un acuerdo de ayuda. En ese momento nosotros no teníamos entidad. Entonces, por intermedio de Emilio Pérsico (dirigente del Movimiento Evita) nos bajaron copas de leche para 600 chicos de diferentes barrios. Lamentablemente el otro día me llamó Emilio Pérsico para decirme que no podíamos contar más con las copas de leche para esos 600 chicos. Entonces la alegría de tener el techo del club no la puedo disfrutar porque sé que hay 600 chicos que no pueden tomar la leche con este frío. Nosotros sabemos lo que es la leche y la merienda con algo dulce o algo salado, como nos daban en la Escuela 60. Lo mismo siente un chico cuando se le da una copa de leche. Creo que esto hay que reverlo y voy a ver cómo presento algo en la CTEP para que nos reconozcan como el movimiento villero de Alberto Balestrini. No estamos pidiendo millones de dólares sino que no se olviden que tenemos 600 chicos sin copa de leche y que quizás dentro de quince días pueden ser 700 u 800, que estamos en La Matanza y que Alberto Balestrini fue nuestro mentor. Creo que la lucha no va a ser tan dura como lo fue la urbanización de la villa, pero hay que luchar para que esos chicos tengan su copa de leche.”

 SEimEtVa_400x400

Q P: Falta terminar el proyecto, la puntada final. ¿Esto sin el apoyo del Estado queda así o se puede continuar a pesar de todo?

JE.: “La urbanización es imposible terminarla sin la ayuda del gobierno nacional. El Estado es el que pone la plata y la municipalidad hace la gestión. Pero quiero resaltar que la intendenta Verónica Magario hoy nos está dando una mano muy grande para ver cómo vamos resolviendo cosas pequeñas para que el barrio no se quede tan desocupado. Por ejemplo: las  veredas, el tendido de cables, arreglar el tema del agua. Entonces; el Concejo Deliberante aprueba un presupuesto para la urbanización de villas, y desde esos fondos municipales Cooperativas están firmando convenios para hacer lo que se llama ‘cicatrización’.”

 ttttt

QP: Hace unos días se firmó el proyecto entre el Obispado de San Justo y la Subsecretaría Social de Tierras de la Provincia, en el cual se llevarán a cabo obras en el barrio Puerta de Hierro. ¿Qué opina de ese acuerdo?

JE: La noticia de la intervención en la villa Puerta de Hierro nos sorprendió, por muchas cosas, una porque el barrio no participó cuando se firmó el convenio. En la urbanización, los protagonistas tienen que ser los habitantes del barrio, no se urbaniza desde una oficina. Otra de las cosas, la propuesta de la GOBERNADORA MARÍA EUGENIA VIDAL, es hacer una comisaría dentro de la villa, ya está la gendarmería. ¿Por qué no propone hacer un Jardín si realmente piensa en el futuro de Puerta de Hierro? ¿Por qué no hace una asamblea o una mesa de trabajo donde tiene que estar el Municipio y la organización del barrio así consultan qué necesitan? ¿Por qué deciden las obras sin consultar con la villa? ¡Esto NO es urbanización, esto es manipulación de un proyecto que se viene trabajando hace 7 años!”