UN PELOTUDO SUELTO EN FACEBOOK

UN PELOTUDO SUELTO EN FACEBOOK

 

Por Prof. Joaquín G. Puebla

 

Pelotudo: Que se comporta ingenuamente o con falta de inteligencia

 

No suelo utilizar “malas palabras” en las notas y, aún menos, titular una nota con ellas pero las expresiones de Sergio “El Gordo Confianza” Lovera superan inhibiciones que tenga uno al respecto.

 

lm-lovera

 

Sergio “El Gordo Confianza” Lovera viene intentando ser algo desde hace un tiempo a esta parte. Hay que reconocerle constancia pero sus acciones suelen eyectarlo de los espacios políticos donde ha estado. Pasó casi por todo el espectro político matancero y en ninguno pudo echar raíz. Su ambición de ser algo (no importa qué) lo ha llevado a estar siempre en campaña realizando pegatinas de afiches por todo el distrito. Más allá de eso nunca trascendió, ni siquiera fue noticia por algo que realizó.

 

Sin título

 

El Gordo Confianza” publicó, en su muro de la red social Facebook, lo siguiente (es textual, no se rían): “Agradezco a todos los compañeros de los merenderos, q me dieron dinero para hacer Afiches, muy agradecido”.

Realmente algo de muy mal gusto y señala que “El Gordo Confianza” es capaz de decir o hacer cualquier cosa con tal de que hablen de él.

 

688777e10090052caa320690a12962c0

 

Sergio “El Gordo Confianza” Lovera es un saltimbanqui de la política, hoy anda de la mano de Rubén “El Negro” Ledesma.

 

1111

 

Lovera se escuda en “los merenderos” (es impensado que los dirigentes y militantes sociales que están al frente de merenderos o comedores populares den plata para afiches) porque no puede justificar de dónde saca el dinero para sus afiches y movidas políticas, dado que su actividad empresarial no está debidamente “blanqueada”.

 

llllll

 

Tiene una muy buena casa y su hijo se da el lujo de andar en una moto de 15 mil dólares; todo bien, pero ¿necesita “aceptar”, como él mismo dijo, dinero de los que menos tienen?

 

aaaaaaa

 

El Gordo Confianza” alguna vez dijo que había “Puesto plata” en nuestro medio y habló de “10.000 pesos en pauta publicitaria”; Lovera nunca tuvo un aviso en nuestro medio, ni siquiera lo entrevistamos ni nada parecido.

Sergio Lovera es un empresario “Trucho pero realmente trucho”, tiene una fábrica de luminarias en el galpón adyacente a su casa. Dicha fábrica no está habilitada y encima esta “colgado” del gas y energía eléctrica. Sus empleados cobran todos en negro y los explota a más no poder. También es dueño de un salón de fiestas infantiles que, tampoco, cuenta con habilitación municipal.

 

Sin título1

 

Son muchas las irregularidades de este personaje que anda buscando en la política un “paraguas protector” para sus múltiples ilegalidades.