“TENEMOS QUE HACER COMO DICE CRISTINA: HAY QUE TENER LOS OÍDOS EN EL PUEBLO”

“TENEMOS QUE HACER COMO DICE CRISTINA: HAY QUE TENER LOS OÍDOS EN EL PUEBLO”

 

Por Prof. Joaquín G. Puebla

 

Hace unos días tuve la posibilidad de entrevistar a Juan Enriquez, Coordinador Gral. de Unidad Ejecutora de Urbanización de Villas, Complejos y Asentamientos de la Municipalidad de La Matanza. Fue una nota atípica porque si bien comenzamos hablando de la política que se lleva adelante al respecto de la urbanización de las villas, hacia el final de la charla un emocionado Enriquez me hablaba del ingreso de su hija a la Universidad Nacional de La Matanza. Más allá del orgullo paternal, en el caso particular de la familia Enriquez se sintetizaba la real significación del trabajo realizado durante todos estos años; es decir, intentar progresar socialmente desde la educación. A su vez, Juan Enriquez señala que “hay chicos que nacieron con la casa nueva, hay chicos que no conocieron Villa Palito” y afirma que “que en el proceso de esos doce años del kirchnerismo logré un crecimiento total: hicimos nuestro barrio, conseguimos la vivienda digna y hoy mi hija entró en la facultad

 SANY0001

Q P: ¿Anduvo dando charlas sobre la organización de villas?

JE: “Sí. Pero primero quiero agradecerle porque usted siempre nos hace notas en base a lo que nosotros vamos publicando; y para mí es muy importante que se sepa lo que nosotros vamos haciendo. El otro día me dieron un reconocimiento en la Universidad de La Plata, donde estaba la arquitecta Soledad del Cueto y arquitecto Rubén Pascolini (ex Secretario Nacional de Acceso al Hábitat) que fue nombrado por Cristina y es medalla de oro en la Universidad de La Plata. Más allá del reconocimiento y el diploma, para mí el reconocimiento pasa cuando a uno lo hacen exponer delante de compañeros que están haciendo el trabajo que hace uno. Yo fui a hablar a La Plata a un grupo de compañeros y profesionales que están llevando adelante un trabajo en los barrios, que va avanzando pero no en el porcentaje que lo está haciendo Villa Palito. Se habla mucho de Villa Palito porque ya lleva más del 90 % de la urbanización. Por eso cuando ellos me llaman para exponer delante de esos compañeros y profesionales, que ponen el cuerpo todos los días en los barrios, lo que uno a veces hace es animarlos y darles fuerza porque no todo lo que brilla es oro. Hay toda una estrategia sobre cómo trabajar en los barrios  porque hay que sortear muchos obstáculos en lo que es la organización barrial histórica en cualquier villa y los obstáculos políticos de cada distrito.”

 46866214_2191655941074379_6200348911744319488_o

Q P: ¿Qué sensación se lleva de esta gente que lo escuchó en la charla? ¿Se va enganchada, con pilas, con ganas de repetir la experiencia de ustedes?

JE: “Sí. Cada vez que doy una charla no me dejo de sorprender cómo la gente se acerca a decirme que se siente reflejada; porque cuando hablo de la urbanización y de lo que es territorio y dirigentes sociales, hablo mucho de la experiencia personal. Hablo de la bosta en las calles, que los remiseros y los carniceros son fundamentales para ser transmisores, que a veces los punteros políticos quieren interferir la urbanización de villas pero la falta de argumento hace que después se junten al proyecto de urbanización porque siempre la urbanización supera cualquier propuesta política (más dentro del barrio porque la política de un barrio a veces no es la misma que lleva un partido político). La política de un barrio, en el caso de la urbanización, tiene un anteproyecto donde todo el barrio sabe por dónde va a pasar el agua, la cloaca y la calle. Cuando ésto se va desarrollando los referentes políticos o se enganchan en ese proyecto o quedan fuera de foco porque no saben qué opinar. Entonces el barrio empieza a hablar sólo de la urbanización hasta que llegan las elecciones. Pero las elecciones son cada dos años y uno tiene un año y pico para trabajar exclusivamente en la urbanización. Entonces, esta gente de La Plata, que fue a la charla, me decía que yo contaba como si viviese en sus villas. La Plata es el distrito que tiene más villas en la provincia de Buenos Aires. Uno cuando termina las charlas se entusiasma y empieza a contar diferentes experiencias. Muchos me preguntan sobre alguna experiencia que tuve con Néstor Kirchner, cuando vino a Villa Palito en el 2004, con Alberto Balestrini. Esto lleva a que me pregunten algo de cuando fueron Cristina y Máximo. Entonces, de una charla de urbanización, termino contando experiencias de cómo viví estando al lado de estos monstruos de la política.”

 45444646_2176571615916145_7611741750087909376_n

Q P: Hablando de ésto, también dio una charla en el Instituto Patria.

JE: “Sí. También me invitaron a dar una charla en el Instituto Patria porque estaban en la lucha de la urbanización de la Villa 31, que ahora se aprobó. Ellos mucho no están de acuerdo que se haya aprobado esa ley. Yo me disculpé con la Villa 31 porque no puedo opinar sobre la urbanización de capital  porque no la conozco, y si no conozco no opino. Pero sí les dije que el recurso humano que tiene cada villa es el capital más grande que poseen estas transformaciones. Uno no puede transformar sin tener una organización del barrio.”

 

Q P: En la nota anterior usted me hablaba de convertir toda esta Urbanización de Villas y Asentamientos en una política de Estado. ¿Sigue trabajando en ese sentido?

JE: “Sí. Después de estar en el Instituto Patria vino una Maestría de Urbanismo, que está trabajando en toda Latinoamérica, a visitar Villa Palito; y aprovechamos para opinar sobre la urbanización, que es la inclusión urbana de la villa a la ciudad. Lo bueno fue que se pudo opinar desde el punto de vista del barrio. Creo que la clave está en la participación de la gente para que el proyecto sea sustentable y positivo para la gente. Todo lo que los urbanistas estudian para llevar adelante si no está consultado con la gente siempre termina en un fracaso porque siempre queda a mitad del camino. Fíjese que importante es que esa Maestría venga a Villa Palito para llevarse nuestro punto de vista para Latinoamérica porque hay muchos países con el problema del hacinamiento y la urbanización. Esto no quita que en cada lugar de éstos pregunten cómo está La Matanza políticamente. Es inevitable. Uno trata de esquivarlo porque mucho no quiere opinar, pero lo que uno opina es lo que ve en las villas. Todavía se está definiendo quién va a ser nuestro candidato, más allá que yo, anteriormente, le había dicho que creía que la candidata para gobernadora de la provincia de Buenos Aires iba a ser Verónica Magario y que de la única forma que no iba a haber internas era que fuera como candidato a intendente Fernando. Pero desde el último reportaje hasta ahora pasaron unos meses; y yo diría que, más allá de la gobernadora y de quién va a ser candidato a intendente, hay que prestar atención a quién va a ser el primer Concejal de La Matanza.”

 46483192_2182384558668184_4551734640116760576_o

Q P: Con respecto al tema de Magario, usted siempre ha resaltado el apoyo político del municipio (y hasta económico e institucional) para llevar adelante algunas acciones de urbanización porque, tanto de Nación como de Provincia, si no apoya el municipio tal vez  no bajen los fondos ni los recursos necesarios. ¿Usted cree que en caso que Verónica gane la gobernación puede implementar una política más amplia en este sentido para toda la provincia?

JE: “Yo creo que la política cambió. Desde que Alberto Balestrini y Néstor Kirchner decidieron urbanizar Villa Palito implementaron una política diferente, donde uno cuando va a una villa no sólo se puede comprometer con mercadería, con un plan, con una tarjeta o con una promesa. La única política que le puede transformar la vida a la villa es la urbanización. Yo creo que en la plataforma de un candidato, tanto nacional como provincial o municipal de cualquier distrito, la urbanización no puede quedar afuera; porque los políticos tienen que ser concientes que si no intervienen las villas y los asentamientos como urbanización dentro de 10 años van a tener más hacinamiento, más problemas de salud, más problemas entre familiares al dormir juntos adolescentes de la misma familia por el hacinamiento, problemas ambientales. La provincia de Buenos Aires tiene una problemática muy grande de villas y asentamientos, una gran población, y hay que pensar en el recurso humano de la gente que vive esa problemática porque tienen que ser parte.”

 48962078_2211492069090766_6813460715928551424_o

Q P: Estamos terminando el año 2018, y yo me acuerdo que en una nota que le hice a principio de año planteaba un panorama bastante complicado porque todavía no habían definido los recursos para llevar adelante todas las obras. Algo se ha hecho este año. ¿Qué expectativas tiene para el año que viene?

J E: “Creo que se viene un año complicado no sólo para las villas y los asentamientos sino también para la clase media. Hoy escuchaba que el agua iba a aumentar para los primeros días de enero y otra vez en febrero. Si ésto ocurre se complica la situación porque los sueldos no aumentan y cada vez hay más desocupados en las villas y los asentamientos. Mire, yo me levanto a las 5 Hs. de la mañana para repartir pan. Hoy a las 6 Hs. de la mañana venía por la ruta 3 repartiendo pan, y había pibes limpiando los vidrios de los autos. Bajé el vidrio para darle a uno de los pibes algo, y me pide que en lugar de monedas le diera un poco de pan. Me sorprendí y le di 1Kg de pan. Después venía pensando que al darle al pibe un Kg de pan le había dado 90 pesos, que él limpiando vidrios podría estar horas y horas para comprar 1Kg de pan. Hace 3 o 4 años con 100 pesos se podía comprar 1 leche, 1Kg de pan y 1 manteca (incluso hasta se podía comprar 1 dulce de leche). Es decir, a veces no hace falta ser economista para ver que estamos para el traste y vamos para atrás. Entonces; a  nivel general, si el año que viene aumenta nuevamente el agua estamos en el horno. En el tema de villas, gracias a Dios, la villa en la que estamos está bajo la manda judicial de ACUMAR. Entonces; tienen la obligación de intervenirla, y no pueden parar porque de lo contrario se pueden comer una demanda tanto a nivel nacional como provincial o municipal. En ese intervenir las villas de a poco se está gestionando para hacer viviendas en los diferentes barrios: Puerta de Hierro, San Petersburgo, Las Antenas, Villa Palito, Santos Vega y otros barrios. Pero no porque el país va bien sino porque la Corte Suprema dictó sentencia que, en La Matanza, los barrios que corresponden a la Cuenca Matanza Riachuelo se tienen que intervenir. Hace 2 o 3 años que no se firma para hacer viviendas, pero Verónica Magario de los fondos municipales fue bancando agua, cloacas, playones en Puerta de Hierro, veredas, diferentes ‘cicatrizaciones’ (así lo llamamos nosotros). Y a nivel nacional lo único que salió es la mejora del hábitat, que es lo que se está haciendo en Las Antenas: asfalto con Cooperativa, veredas, playones. En Los Ceibos también se está haciendo el hábitat. Pero se dio el anticipo financiero y hace meses que estamos esperando el segundo desembolso.”  

 49459905_2211514372421869_1656613235899498496_o

Q P: ¿Cómo cerramos el año?

JE: “Yo muy feliz porque mi hija terminó el secundario y aprobó el ingreso a la facultad. Desde la generación de mis abuelos, ella es la primera de la familia que llega a la facultad. Con Alberto Balestrini yo terminé la secundaria, y ahora hice el ingreso a la facultad con mi hija sólo con la intención de incentivarla. Para ella era un desafío: ‘¿Voy a entrar yo y vos no vas a entrar?’. Yo creo que en todos los barrios y en todos los niveles la gente necesita ser incentivada, a veces no es todo la plata o lo económico.”

 

Q P: Pero acá hay algo muy importante, que es que el crecimiento social se sigue intentando a través de la educación.

JE: “Ni hablar, estoy convencido. Estoy convencido de la educación desde la familia. Por eso hablo de mi hija. Tengo cuatro hijos: el más grande está estudiando para ser chef profesional y otra está estudiando para ser diseñadora de moda, pero lo hacen en institutos privados. En cambio, la que ingresó ahora lo hizo en la Universidad de La Matanza (hablando a nivel de La Matanza). Entonces, yo creo que en el proceso de esos doce años del kirchnerismo logré un crecimiento total: hicimos nuestro barrio, conseguimos la vivienda digna y hoy mi hija entró en la facultad.”

 46513364_2186390421600931_3577712902938820608_n

Q P: ¿Cuando empezó ésto con Alberto pensó que algún día iba a tener su casa digna, su laburo y sus hijos estudiando la Universidad?

JE: “No. Nunca pensé a tan largo plazo porque si yo a la gente de Villa Palito le hubiera dicho que tenía que correrse porque a su casa la iba a tener dentro de 10 años creo que muchos no nos hubieran acompañado. En cambio, nosotros trabajamos mucho con la esperanza de la gente de poder tener la casa. ¿Cuándo? No sabemos. Entonces, aprendí a trabajar a corto y mediano plazo.”

 

Q P: ¿Cuántos vecinos de Villa Palito han tenido el mismo crecimiento que usted? No me refiero al laburo si no de tener la casa digna, un trabajo digno, que los hijos estén en las escuelas.

JE: “Yo me animaría a decir que el 80 % de los vecinos tienen a los hijos terminando la secundaria. Tenga en cuenta que nosotros llevamos 19 años con ésto. Por lo tanto; hay chicos que nacieron con la casa nueva, hay chicos que no conocieron Villa Palito. Conozco un chico que ya se presentó en la Policía Federal para estudiar, otros chicos que se recibieron de abogados, otras chicas que son trabajadoras sociales. Estos chicos de 19 o 20 años no conocieron Villa Palito, son una nueva generación.”

 SANY0002

Q P: Hace 20 años eso no se hubiera dado, y si se hubiera dado era un caso aislado.

JE: “Claro, era aislado. Lamentablemente en Villa Palito pensaban que para progresar se tenían que ir de la villa. Esto nosotros lo revertimos planteando que podíamos progresar en la villa, que no hacía falta irse.”

 45219413_2174083739498266_2799711278422032384_o

Q P: Todo lo que acabamos de contar es la fundamentación de compartir un trabajo, como que están haciendo una política de Estado.

JE: “Estoy de acuerdo con usted. Y hay que hacer como dice Cristina ‘Hay que tener un oído en el pueblo’. Si uno tiene el oído en el pueblo va a escuchar que dice ‘Dignidad’.”