“A ESTE PRESIDENTE NO LE INTERESA EN ABSOLUTO LO QUE LE PUEDA PASAR A LA GENTE”

“A ESTE PRESIDENTE NO LE INTERESA EN ABSOLUTO LO QUE LE PUEDA PASAR A LA GENTE”

 

Hugo Melo, Sec. Gral. de la UOM – Matanza dialogó con Semanario “Quinto Poder” sobre la situación gremial y política del sector.

Melo sostuvo que “Tal vez ellos tienen como objetivo construir un país para unos pocos en desmedro de unos cuantos” y señaló que “Me parece que hay que dejar de lado los intereses personales de cada uno para poner sobre la mesa los problemas de los trabajadores”

 

Q P: El año pasado cerramos con una perspectiva, que usted me comentaba, bastante compleja para el sector metalúrgico y los afiliados de la UOM. ¿Se van concretando esas previsiones tan negativas que tenía?

HM.: “Sí, incluso empezamos el año igual o peor. Yo lo veo cada vez más complicado a esto. Hemos tenido cierre de fábricas en pleno enero directamente por presión de la AFIP, que les ha chupado todo el dinero a los empresarios. Como consecuencia de toda esta presión que hay desde el gobierno, de la falta de poder adquisitivo de los trabajadores y de un mercado interno que ya prácticamente ha desaparecido, las empresas tampoco pueden producir. Por lo tanto, yo no dudo en decir que arrancamos peor que el año pasado.”

 SANY0015

Q P: Hay cosas que uno no entiende. Por ejemplo, que un presidente se vaya a vender huevos y vuelva con importaciones de la línea blanca que impacta mucho en la producción local y en los empresarios locales.

HM.: “La línea blanca está destruída prácticamente. La importación está haciendo estragos en todas las fábricas, no sólo en La Matanza. El tema metalúrgico es en todo el país porque todas las empresas que estaban haciendo productos de la línea blanca hoy están muy complicadas. Que el Presidente vaya a vender huevos y traiga la línea blanca como importación no es una novedad, porque a este Presidente no le interesa en absoluto lo que le pueda pasar a la gente. No se da cuenta que al paso que vamos la gente no va a tener plata ni para comprar huevos. Las cosas siguen aumentando y los salarios no alcanzan, pero parece que a este Presidente y a su gobierno esto no les interesa. Tal vez ellos tienen como objetivo construir un país para unos pocos en desmedro de unos cuantos.”

 

Q P: En los números, ¿cómo se está dando la situación en el sector metalúrgico, para ustedes? ¿Están perdiendo afiliados?

HM.: “Esta complicado. Creo que la UOM ya debe llevar una caída de 55.000 o 60.000 puestos de trabajo, a nivel país. Cada vez se van cerrando más fábricas, se van armando más suspensiones. A nosotros todo esto nos perjudica enormemente porque cada puesto de trabajo que se pierde es menos recursos para la organización y menos cosas se pueden hacer. La obra social cada día está más complicada por las suspensiones, los despidos, los arreglos voluntarios. La cuestión es que estamos padeciendo un proceso que ya vivimos, donde en su momento a la UOM la destruyeron a tal punto que hubo que cerrar hasta las clínicas. Ahora, al paso que vamos, estamos yendo camino a eso. Si esto no se revierte de alguna manera, la situación va a ser más compleja.”

 SANY0014

Q P: ¿Se han podido sentar a hablar con los empresarios, más allá de una discusión de salarios, sobre la situación en la que está el empresariado?

HM.: “Sí. Los empresarios manifiestan que esta política los está destruyendo, pero a nosotros nos llama la atención que no lo manifieste públicamente. Creo que las Cámaras tendrían que salir a plantearle al gobierno que la situación está cada vez más complicada. Es complicada porque directamente no hay poder adquisitivo y porque directamente el mercado interno no funciona. Las únicas fábricas que pueden estar medianamente trabajando bien son las que tienen exportación porque hoy el tipo de cambio las favorece. La mayoría de las fábricas no producen porque no venden. Y aquellas fábricas que venden un poco ya tienen stock y, entonces, comienzan con las suspensiones. Hay una realidad que cada día se hace más difícil, y que parece que el único que no la ve es el gobierno.”

 

Q P: ¿A nivel local cómo están las cosas?

HM.: “Muy complicadas. Nosotros este año no hemos podido entregar las zapatillas que damos todos los años porque la caída de la recaudación ha sido muy fuerte, y hubo que priorizar otras cosas. Hemos podido entregar la mochila, el guardapolvo y los útiles escolares. Nuestra obra social tiene prioridad pero tuvimos que parar la construcción. Tenemos un Centro Cultural que prácticamente no funciona ya que no hay obra de teatro que la gente pueda ir a ver porque no le alcanza la plata. Entonces; estamos complicados a nivel local, estamos complicados a nivel provincial, estamos complicados como metalúrgicos directamente a nivel país. Esto no le pasa sólo a La Matanza. Hemos estado en un Consejo Directivo donde la mayoría de los Secretarios Generales manifiesta la problemática que hay en su distrito.”

 11

Q P: Supongo que, como lo vienen haciendo desde el 2001, se han puesto a trabajar con el empresario local como para asegurar los puestos de trabajo

HM.: “Sí, se vienen acordando suspensiones pero va a llegar un momento en que los empresarios no van a soportar nada más. Hay empresas que bancan, hay empresas que mantienen los puestos de trabajo con suspensiones; pero hay empresas que dicen que a partir de marzo o abril no van a poder seguir más. Si no hay alguna reactivación para que esto mejore la situación va a empeorar, sin ninguna duda. Creemos que hay que salir a hacer alguna protesta. Por ahí anda alguna idea de que los gremios industriales se podrían poner de una vez por todas de acuerdo, y podríamos manifestarnos para hacerle entender a este gobierno que está destruyendo totalmente la industria. Esto está pasando en la pequeña, mediana y gran empresa. Pero lo peor es que a la pequeña y mediana empresa, que es la generadora de trabajo, la está destruyendo directamente porque hay una presión terrible con todos los impuestos que cobra el gobierno y porque no puede producir nada que se pueda vender en el mercado local.”

 

Q P: Hablando un poco más de política gremial. Uno ve que muchos Secretarios Generales de diferentes gremios, tanto industriales como de servicios, tienen el mismo análisis de crisis que usted me está planteando; pero no se los ve juntos para armar una política en común para fortalecer el reclamo. ¿A qué se debe eso?

HM.: “Es un problema que estamos teniendo a nivel dirigentes, es un problema que tenemos a nivel CGT. Uno, hoy ve que la CGT se reúne con el Fondo Monetario Internacional. Y yo digo, a título personal, que no tiene sentido reunirse con el Fondo Monetario Internacional para ver cómo se sigue ajustando en contra de los trabajadores. Me parece que la CGT tendría que pararse frente a este modelo político económico, que perjudica a los trabajadores, de una manera totalmente distinta. Pero no se logra, y el individualismo en que vive cada sector o cada dirigente hace que este gobierno siga avanzando. Acá hace falta una CGT con mucha más fuerza, como la que conducía Saúl Ubaldini (donde se discutieron muchas cosas que se quisieron implementar en ese tiempo, y se pudieron revertir). Pero parece que la CGT o los dirigentes no tienen esta mirada. Tal vez me equivoco, y el tiempo les da la razón. Pero nosotros lamentamos ver que nuestra CGT se  junta con el Fondo Monetario Internacional, y no tiene un plan en contra de la política de este gobierno nacional.”

 HUGO-MELO...

Q P: A nivel local, el año pasado cerraron un poco la actividad gremial con el tema del lanzamiento de las 62 Organizaciones; y parecía que detrás de eso venía la unidad de la CGT.

HM.: “No se ha hecho inmediatamente pero el trabajo que está haciendo las 62 Organizaciones es muy importante. El trabajo del compañero Barreiro es tratar de unificar a todos los compañeros de los distintos gremios. En estos días ha habido alguna que otra actividad donde hemos estado los dos sectores, y esto es positivo. Estamos con la idea de trabajar y armar algo para ver si nos unificamos en una sola CGT. Creemos que en esta vuelta se puede dar la unidad. Me parece que hay que dejar de lado los intereses personales de cada uno para poner sobre la mesa los problemas de los trabajadores. Además, hay que lograr una conducción que sea independiente, que  no esté atada a la política y que tenga la capacidad de discutir y pelear en beneficio de los trabajadores, independientemente del corazón partidario que tenga. El que conduzca la CGT tiene que tener en claro que no tiene que estar atrás de ningún puesto político porque, de lo contrario, no va a poder ver los problemas que tienen los trabajadores.”

 

Q P: Hoy en la política vemos que el peronismo, totalmente dividido, en un escenario electoral, estaría ganando el gobierno con tanta crisis, con tanta crítica, con tanta oposición de la gente. Pero no hay discusiones de ideas o de proyectos sino que hay discusiones de cargos.

HM.: Yo creo que la solución a todos los problemas es política. No hay solución gremial si no hay solución política. Para mí una de las cosas que se tendrían que lograr es que aquellos compañeros que logren ingresar a la política dejen los cargos que tenían a otros compañeros y se dediquen a trabajar en la política. Es imposible ser cura y monaguillo a la vez. No se puede ser Diputado Nacional y Secretario General de la CGT (como ocurre actualmente), no se puede ser Diputado Nacional y tener cargo dentro del Sindicato; porque se contraponen algunos intereses. Me parece que el cargo en el Sindicato o el cargo de Diputado Nacional no tienen que estar atados a los problemas que tienen los trabajadores. Se tiene que defender a los trabajadores; y en el cargo político se tiene que trabajar en el mismo sentido, pero con esa libertad y ese equilibrio que no haga que esté condicionado el tema gremial por el tema político.”

 SANY0016

Q P: Ustedes se dieron cuenta que el dirigente por cuidar su cargo político, a veces, descuida la lucha de los trabajadores.

HM.: “Claro. Por eso digo que se mezclan mucho las cosas, en todo sentido. En realidad, es un problema que tiene la dirigencia. Para mí de esta forma uno puede separar la política de los problemas de los trabajadores. La política es una herramienta que transforma, y puesta sobre la mesa es una muy buena herramienta en servicio de la comunidad.”

 

Q P: ¿Usted cree que el peronismo va a llegar a una unidad o va a ir con dos o tres boletas?

HM.: Yo creo que tiene que llegar a una unidad. Nosotros, en La Matanza, vamos a trabajar desde el lugar que nos toque estar para eso. No vamos a poner ninguna traba para que no haya unidad. Vamos a tratar de generar el mayor debate posible pero en unidad. Para nosotros Macri está destruyendo todo; entonces, no podemos estar poniendo intereses personales por delante ante la situación que está pasando la gente. Ante esta situación me parece que debemos tener la capacidad de entender que tenemos que estar todos juntos.”

 

Q P: ¿En el distrito están trabajando por la unidad?

HM.: “Nosotros, por lo menos, sí. Creo que, de alguna forma, todos van hacia ese camino. Nos hemos puesto a disposición de la gente del PJ de La Matanza para ayudar y acompañar sin poner ningún interés personal por delante para que vean que no ponemos trabas. A nosotros nos interesa la unidad para trabajar en beneficio de la sociedad. Estamos en una situación muy compleja, a la gente no le alcanza la plata. Nosotros tenemos muchos merenderos, y cada vez se agrandan más; cada vez hay más pedidos de ayuda; la gente nos pide mercadería. Somos un gremio que está acostumbrado a ser solidario y a ayudar, pero también estamos limitados porque se nos cae la recaudación y no podemos responder a nuestros afiliados y menos a los que no lo son.”

 SANY0015

Q P: ¿Usted, en esta cuestión de la unidad en el distrito y de ponerse a trabajar en pos de esa unidad, se encuentra con la discusión por los cargos en lugar de por ideas?

HM.: “Por ahora no lo vemos. Creo que la capacidad de la política y del propio sindicalismo tiene que ver con lo que hagamos todos juntos. Si el gremialismo se une no tenemos la menor duda que somos la columna vertebral del movimiento justicialista, pero no nos tiene que dividir un político. Si hubiera alguna interna veremos dónde nos paramos y a quién acompañamos. Ojalá que no haya internas. Lo ideal sería que estemos todos juntos. Pasadas las elecciones lo que hay que discutir es cómo se hace una gestión, cómo se trabaja, qué cosas faltan. El General decía ‘gobernar es generar trabajo’; y para eso, hay que empezar a trabajar y a discutir. Hay muchas cosas por hacer. Si no se intentan hacer es imposible que haya trabajo.”