JUSTICIA EXPRESS: HAY QUE CUIDAR A VERÓNICA

JUSTICIA EXPRESS: HAY QUE CUIDAR A VERÓNICA

 

Por Prof. Joaquín G. Puebla

 387916

No hará ni 20 días que dos vecinas de Ramos Mejía realizaron una denuncia penal contra la Intendente Verónica Magario por “Filtración de datos personales” y, en tiempo record, la Dra. Mariana Teresa Sogio, desestimó la denuncia.

 

COP

 

Las vecinas denunciantes habían facilitado sus datos a las autoridades municipales a los efectos de recibir los botones para las alarmas vecinales que se iban a colocar en su cuadra. Tiempo después, las denunciantes recibieron sendos llamados telefónicos donde les ofrecían, por el módico precio de $700, los dichosos botones.

 

66354_66354pobtada

 

Indignadas y, a su vez, asustadas realizaron la denuncia penal correspondiente porque ellas habían facilitado sus datos filiatorios personales a las autoridades municipales con un fin determinado y no para que dichos datos sean utilizados con otros fines.

La denuncia cayó en la FIJ N° 6 a cargo de la Dra. Mariana Teresa Sogio, quién en tiempo record desestima la denuncia.

Sogio es una vieja conocida de las autoridades matanceras y, sobre ella, parece que “ejerce” una seria influencia el Secretario Administrativo, Técnico y de Relaciones Institucionales, Dr. Claudio Horacio Adrián Lentini.

 

NEFASTOS-Copy

 

Esto quedó al descubierto en un par de ocasiones cuando Sogio investigaba algunas causas “sensibles” que involucraban al poder político local.

A modo de ejemplo podemos hablar de la causa donde se investigó a empleados municipales sobre la venta de Registros de Conducir  y que terminó con la detención de 6 trabajadores municipales (nota EL MONTAJE DE LETICIA Y VERÓNICA -http://semanarioquintopoder.com/?p=3460).

 

monitoreo

 

En dicha causa fui citado a declarar por las notas que había publicado en Semanario “Quinto Poder” al respecto. Después de responder a las preguntas que me hicieron, la Dra. Sogio, muy suelta de cuerpo, me dice: “Pero usted está denunciando a los denunciantes” y le contesto: “Claro, si son ellos son los delincuentes que venden los registros”. Obviamente mi testimonio no fue tenido en cuenta. La causa finalizó con la pérdida del trabajo de los municipales denunciados y se premió al hijo de “Joselino”, Facundo Dattoli, quién conservó su trabajo (labura ahora como ladero de su papi), cuando, en realidad, era él “jefe de la banda”.

 

21686892_10213668564369488_3795322062988739918_o

 

La Dra. Sogio demostró su capacidad como fiscal en varias causas resonantes como la del asesinato de una pareja de policías en la puerta de su domicilio. El asesino estaba siendo investigado por otros delitos y se le había pedido a la Fiscal Sogio una orden de allanamiento y detención. La misma no fue autorizada; de haberse autorizado, el delincuente en cuestión hubiese estado preso y sin posibilidad de cometer los crímenes mencionados (nota DOS ASESINATOS QUE SE HUBIERAN PODIDO EVITAR – http://semanarioquintopoder.com/?p=8666 -).