LOS RIVAS: NEGOCIOS FAMILIARES (Parte I)

LOS RIVAS: NEGOCIOS FAMILIARES (Parte I)

 

Por Prof. Joaquín G. Puebla

 

El Dr. Alberto Justino “Pampi” Rivas, Presidente Honorario y en ejercicio del CALM (Colegio de Abogados de La Matanza) y su hijo, el Dr. Martín Rivas, representante del Colegio de Abogados de La Matanza en la de la Caja de Previsión Social de Abogados de la provincia de Buenos Aires como Vicepresidente II, andan confusos y llenos de problemas.

 

13418951_139395259812043_5614355372603747344_n

 

En primer lugar deben hacer frente a la denuncia penal presentada por el Dr. Walter Hugo Brizzio quién solicita que se investiguen varias irregularidades que están aconteciendo en el CALM y, también, asegura que “las autoridades del Colegio no cumplen con las funciones para las que fueron electos”.

 

pampi2

 

La denuncia de Brizzio encrespó las aguas de los matriculados matanceros; varios profesionales se están haciendo eco de la misma y comienzan a circular todo tipo de “rumores” sobre la vida y obra del “Pampi” y su hijo Martín.

 

pampoi4

 

En el Colegio de Abogados se están comiendo la plata de los matriculados” asegura un abogado con muchos años de ejercicio en la profesión y su comentario se refiere a las obras de refacción de la sede del CALM (Entre Ríos 2942, P.B.).

 

SANY0004

 

Parece que es una renovación completa de la sede pero hay tres cuestiones espinosas que están poniendo nerviosos a los matriculados. En primer lugar es el tiempo que se está demorando las obras de refacción. La segunda inquietud es el costo de dichas reformas (algunos hablan de ¡!!83 mil dólares¡¡¡) y el tercer punto, y no menos importante, es quién autorizó esas reformas.

SANY0007

 

 

Sucede que el CALM no está funcionando como debiera.

En conformidad con lo que establece la ley 5177, el Honorable Consejo Directivo es uno de los órganos más importantes de la Institución y, precisamente, ahí radica el “quid de la cuestión” (Quid es una palabra latina que significa “esencia o punto clave”) porque el Honorable Consejo Directivo no se reúne y, ante esto, el Dr. Alberto Justino “Pampi” Rivas dirige el CALM a su gusto y piaccere según señalamos, oportunamente, en alguna nota de nuestro medio (PAMPI RIVAS: UNA VIDA USANDO Y USUFRUCTUANDO EL CALMhttp://semanarioquintopoder.com/?p=12699).

 

SANY0006

 

Según la ley “El Consejo Directivo se reúne al menos dos (2) veces al mes, por lo general cuenta con el quorum suficiente para sesionar y tomar las decisiones que hacen a la vida colegial, siempre en pos de mejorar la actividad gremial de nuestros matriculados, y la defensa de nuestras incumbencias” y, actualmente está conformado de la siguiente manera:

PRESIDENTE:                       DR. ALBERTO JUSTINO RIVAS

VICEPRESIDENTE 1°:         DR. DANIEL FERNANDO JUAN MARIANI

VICEPRESIDENTE 2°:         DR.  CLAUDIO MARTÍN ACCOLLA

SECRETARIO GENERAL:   DR.  GABRIEL ALBERTO MÓNACO

PROSECRETARIA:               DRA.  MARÍA MYRIAM SALVO

TESORERA:                           DRA. STELLA MARIS FARIOLI

PROTESORERO:                   DR. OMAR CLAUDIO LACOSTE

CONSEJEROS TITULARES: JUAN CARLOS ALTHABE / MARTÍN NICOLÁS POLITO / JORGE ROBERTO PÉREZ / DRA. CECILIA ANDREA ESTORCHI / RAÚL ANTONIO MARIANO LARDONE OLIVERA

CONSEJEROS SUPLENTES: MARCELO HERNÁN MARTÍNEZ /                                               DRA. SILVIA ROSA FURSINITO / HÉCTOR FABIÁN LO FARO / JUAN LUCAS BAJEC /                           DRA. MARIANA PAULA SUAREZ / OSCAR HORACIO CASALLA / DRA. ANALÍA VIRGINIA GARCÍA / DRA. CLAUDIA ALEJANDRA PUMO

Comandar el CALM sin el Honorable Consejo Directivo no es una cuestión menor porque se está violando la ley y las decisiones que tomé “Pampi” Rivas, más allá de ser inconsultas, son “ilegales” y esas ilegalidades están penalmente sancionadas.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Si bien no soy abogado me parece que el Presidente de CALM, Dr. Alberto Justino Rivas, mínimamente, no está “Cumpliendo con los deberes de funcionario público”.

 

SANY0001

 

Hay otra cuestión aún más grave y que implica una enorme erogación por parte del CALM. Parece ser que el Dr. Alberto Justino “Pampi” Rivas, “concretó la compra de un departamento (semipiso) en el mismo edificio donde tiene su sede el CALM”; dicha compra se realizó a través “de la Inmobiliaria Russo” por la suma de “220 mil dólares”. La concreción de la compra de un inmueble (más allá del valor del mismo) “excede ampliamente las atribuciones del Presidente del CALM dado que una erogación de ese tipo debe ser aprobado, por votación, por la mayoría del Honorable Consejo Directivo” hecho que no ocurrió.

 

actas

 

Fue imposible verificar si las refacciones y la compra del inmueble fueron autorizadas por el Honorable Consejo Directivo.  Según especifica la ley 5177, las actas de las reuniones del Honorable Consejo Directivo deben ser públicas. Si uno accede a la página web del CALM e intenta leer las actas de las reuniones del (http://www.calm.org.ar/institucional/autoridades/ACTAS) Consejo Directivo se va a encontrar que no hay ninguna. No hay ni un acta de las reuniones del Consejo, ni siquiera para muestra.

 

SANY0005

 

A todo esto se le suma que la sede del CALM “no tiene el final de obra correspondiente, tampoco tiene los planos eléctricos de norma” y  “tiene graves problemas con las cloacas, la que suelen rebalsar”, a tal punto es la gravedad del tema que el año pasado “el Colegio estuvo cerrado dos días porque se inundó con las aguas servidas de las cloacas”.

Entre las refirmas que se están encarando en la sede figura un auditorio para 200 personas pero hay un grave detalle que no tuvieron en cuenta: no hicieron una salida de emergencia. Obviamente, si aún no tienen el final de obra de la construcción inicial, será más que difícil obtengan la habilitación de dicho auditorio. En definitiva, “El Pampi” realizó una remodelación (no aprobada por el Concejo Directivo) millonaria y la obra no será habilitada, como corresponde, por estas cuestiones.

 

1097997_638033859541260_1943467956_n-Copy

 

El Dr. Alberto Justino “Pampi” Rivas, más allá de las refacciones señaladas, compró un departamento para ampliar la sede del CALM y lo hizo a través de un préstamos autorizado por su hijo, el Dr. Martín Rivas, representante del Colegio de Abogados de La Matanza en la de la Caja de Previsión Social de Abogados de la provincia de Buenos Aires.

 

FONDOS OSCUROS IMPOSIBLES DE BLANQUEAR

 

No es una novedad que figuras políticas y públicas (o no tanto) tengan “un canuto” (Cuando tenes algo escondido) bien escondido. El caso de “Pampi y Flía” es llamativo porque tendrían “un abultado canuto en los bancos de un país vecino”.

 

58787_bivas-Copy

 

Si dicho “canuto” está fuera del país, solamente hay dos explicaciones del mismo. La primera posibilidad puede darse porque hayan realizado “algún trabajo en dicho país, escondiendo el dinero obtenido por el mismo”. La segunda posibilidad es que haya “ido sacando el dinero de nuestro país para ir a esconderlo en otro”.

En ambos casos la cuestión está teñida de ilegalidad porque “el canuto nunca fue declarado a las autoridades argentinas”.

1097997_638033859541260_1943467956_n-Copy

 

No es casual la seguridad de esta afirmación porque cuando el gobierno nacional dispuso la posibilidad de traer dinero depositado en el exterior o, para entenderse mejor, el blanqueo de capitales, “Pampi y Flía” intentaron adherirse al mismo pero no pudieron hacerlo porque fueron (y son) “funcionarios públicos”, hecho que les imposibilitaba adherirse al mismo.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Un matriculado, de dilatada carrera profesional, aseguró a nuestro medio que “Sé que padre e hijo están cagados más por tema impositivo que por otra cosa” y agrega que “Ambos quisieron entrar en el blanqueo y no pudieron por haber sido funcionarios. Se la chorearon por años y la tienen en Uruguay, no la pudieron blanquear”.