LOS RIVAS: RÁBULAS AL ATAQUE

LOS RIVAS: RÁBULAS AL ATAQUE

 

Por Prof. Joaquín G. Puebla

 

Rábula es un término que pasa del latín «rabŭla» al castellano sin apenas alteraciones. Se trata de una voz que se usa en sentido peyorativo para denominar al abogado que se tiene por legista cuando sus conocimientos jurídicos son más bien escaso y basa su estrategia en sus dotes de charlatán desvergonzado.  Abogado indocto, charlatán y vocinglero.

 images

El pasado 27 de junio publicamos la nota “LOS RIVAS: NEGOCIOS FAMILIARES (Parte I)” en la misma (http://semanarioquintopoder.com/?p=24235) informamos sobre la “caótica” situación institucional que está pasando el CALM (Colegio de Abogados de La Matanza) y al denuncia penal, presentada por el Dr. Walter Brizzio, al respecto.

 

SANY0001 - copia

 

Brizzio explicó a nuestro medio (http://semanarioquintopoder.com/?p=24482) los motivos  y fundamentos de su denuncia penal.

A partir de estas notas son muchos los matriculados al CALM que han empezado a solicitar información sobre ¿qué está pasando en el CALM?

 

agra

 

Compras de inmuebles, refacciones costosas e interminables, violación de la Ley 5177 (que regula la actividad de los Colegios de Ley – http://www.gob.gba.gov.ar/legislacion/legislacion/l-5177.html) son algunos de los puntos que abordamos en la mencionada nota.

 

abogado-jorge-perez-consejero-titular-del-CALM-miembro-de-la-agrupación-Abogados-por-La-Matanza

 

La primera repercusión fue una nota, presentada por los Dres. Jorge Pérez, Mariano Lardone y Mariana Suárez, donde solicitan un “informe detallado del plan de obra”.

 

not2

 

En el segundo punto de dicha nota “conminan” a las autoridades del CALM a que me “citen” para que brinde “explicaciones” sobre los dichos” de la nota de Semanario “Quinto Poder” porque “consideran que es agraviante para la institución”.

 

lardone

 

Sin ser letrado ni nada parecido, sin ser matriculado al CALM estoy casi seguro que el CALM no tiene “autoridad” alguna sobre mi persona, no pude obligarme a ir a dar “explicaciones” de ningún tipo. Siendo lego (Un lego o un no-profesional – en inglés layperson o layman – es una persona que no es un experto en un determinado campo de conocimiento en general, que no tiene formación en ningún área muy especializada o calificada -. Originalmente, el término era sinónimo de laico, o sea un no-clérigo, aunque con el paso del tiempo el concepto fue evolucionando) en la materia creo que las autoridades del CALM solo pueden, a través de una carta documento debidamente certificada, exigirme “ratificar o rectificar” los dichos expresados en la nota periodística que desató todo esto, bajo la amenaza de “iniciarme acciones legales”.

 

descarga

 

Me gustaría comentar un par de cosas; en primer lugar no pueden señalar que las expresiones vertidas en la nota sean agraviantes para la institución porque, señores letrados, en el primer punto de su nota hacen suya la irregularidad señalada por nuestro medio. En segundo lugar, si ustedes reaccionaron ante un artículo periodístico es porque sospechan o tienen conocimiento de las “irregularidades que señalamos”.

 

SANY0007

 

Realmente me sorprende la ignorancia supina (ignorancia supina: Se trata de un término que se emplea para referirse a la falta de conocimiento que tiene una persona sobre una cuestión y que es debida a que no ha aprendido o a que desconoce por completo lo que debe saber realmente. La ignorancia supina es un concepto que se usa, entre otros, en el ámbito del Derecho y es que tenida en cuenta como una falta o cualidad negativa en grado máximo que posee una persona) al redactar esta nota porque, por un lado, se hacen eco de algunos conceptos vertidos y los esgrimen a modo de crítica a la conducción del CALM pero, a su vez, solicitan que me sometan a un interrogatorio porque tuve la osadía de criticar algo que ellos mismos critican.

 

SANY0004

 

 

¿Cuál es el agravio del que hablan? La Obra está paralizada. En 7 meses de 2019 el Consejo se reunió solamente 2 (dos) veces y las actas de dichas reuniones nadie las conoce.  Los firmantes (que son Consejeros) podrían autoconvocarse pero no lo hacen. Es decir son oposición y hacen esto para la tribuna pero en definitiva son parte de la misma mugre.

 

13418951_139395259812043_5614355372603747344_n

 

En privado y pidiendo anonimato hablan mal del CALM y de los Rivas (padre e hijo) pero en público piden explicaciones e interrogatorios. ¿Tan mal está la formación académica y ética de los abogados matanceros?

 

67631710_3078268485546458_491761184022724608_n

 

Algo más sensata fue la nota presentada por el Dr. Juan Carlos Pugliese donde, sin mencionar a nuestro medio, se hace eco también de la irregularidad que señalamos al respecto de las actas de las reuniones del Consejo que no fueron subidas a la página web del CALM.

 

actas

 

Cada uno tiene derecho a dar su opinión sobre las notas que publicamos en Semanario “Quinto Poder”, no es que nos tenga sin cuidado esas opiniones, valoramos cada una de ellas y ofrecemos “derecho a réplica” a quién quiera solicitarlo pero hay una “conditio sine qua non o condición sine qua non” (es una locución latina originalmente utilizada como término legal para decir “condición sin la cual no”. Se refiere a una acción, condición o ingrediente necesario y esencial —de carácter más bien obligatorio— para que algo sea posible y funcione correctamente) que es coherencia entre lo que se dice y se hace.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Nosotros informamos sobre una institución muy importante de la vida institucional del distrito. Las cosas en el CALM no están bien hace muchos años y los hemos señalado en más de una oportunidad.

Semanario “Quinto Poder” no es responsable de la situación institucional del CALM, solo difundimos los problemas que existen y, en alguna medida, damos nuestra opinión; si la misma es compartida o no la comparten o les molesta, es otro tema pero no vamos a permitir que jueguen “sus internitas” con el trabajo nuestro.

Pero más allá de todo lo expuestos hay graves problemas institucionales y, de los otros (¿problemas de gestión, económicos, de corrupción?), en el CALM y en lugar de ocuparse de esos problemas que ocasiona la administración del Dr. Alberto Justino “Pampi” Rivas y la complicidad o anuencia de su hijo, el Dr. Martín Rivas.

 

1097997_638033859541260_1943467956_n-Copy

 

Hay mucha tela para cortar pero parece que la oposición interna a la gestión del “Pampi” Rivas no sabe de corte y, aún menos, de confección.