FERIA PLURICURRACIONAL DE VILLA CELINA

FERIA PLURICURRACIONAL DE VILLA CELINA

 

Por Prof. Joaquín G. Puebla

 

Gracias a las autoridades municipales, los dirigentes políticos del oficialismo y vecinos deseosos de enriquecerse rápidamente, Villa Celina (lamentablemente) es un desastre.

Cuando anduve de maestro por Villa Celina la localidad era una cosa (hace más de 25 años) y hoy la cuestión es muy diferente pero la diferencia es para peor.

 

12065902_1146971485331366_7685293457319101049_n

 

En muchas oportunidades nos hemos ocupado de los graves y urgentes problemas de Villa Celina (una de las primeras notas: http://semanarioquintopoder.com/?p=2086) y, hasta hoy, ninguna autoridad municipal ha desmentido nada, no han modificado nada y el “siga la joda” es la moneda corriente.

Villa Celina tiene un núcleo fuerte de vecinos que viven en el casco histórico de la localidad pero la cantidad de terrenos fiscales cuyos titulares son varios entes distintos de diferentes estamentos del estado (nación, provincia y municipal) ha permitido que funcionarios municipales corruptos e inescrupulosos vendan esos terrenos (sin ningún viso de legalidad) a los integrantes de la comunidad boliviana en nuestro país.

 

13907134_1340692599292586_828598610924188702_n

 

En 20 años surgió, desde la nada, una ciudad construida sin ton ni son. Una ciudad ilegal donde, la mayoría de las cosas, son ilegales. El principal responsable, no es la comunidad boliviana ni peruana, sino las autoridades municipales que, por unos mangos, permitieron que se haga todo y, cuando digo todo, es todo.

 

UNA FERIA SALVAJE

 

Hace algunos años un funcionario municipal intentó normalizar la Feria callejera ubicada sobre la calle Olavarría en Villa Celina pero la corrupción fue más fuerte y después de hacerlo trabajar con los vecinos, los feriantes, los comerciantes logró enterrar el proyecto bajo toneladas de papeles para que todos se olviden.

 

70905327_10219601993017725_131423490996699136_n

 

La Feria de la calle Olavarría es un gran dolor de cabeza para la comunidad celinence pero, a su vez, es un enorme negocio para los funcionarios municipales, para políticos locales, para los frentistas de la calle mencionada, para autoridades de entidades de la comunidad, etc.

Semanario “Quinto Poder” recorrió la feria y dialogó con algunos de los feriantes que, si bien trabajan en la misma, por ironías de la corrupción, son las principales víctimas de todo un sistema que fue armado para que, solamente, algunos vivos se llenen los bolsillos.

 

Q P: ¿Cómo es la metodología del funcionamiento de la feria? ¿Cómo se ubican los puestos? Porque cada uno tiene un lugar en la calle para vender.

Feriante: “En principio esta feria tiene más de 8 años de creada. Los fundadores somos vecinos de Villa Celina. Trabajamos desde que no había veredas, todo era barro. No había cubiertas, el sol y la lluvia eran el pan de cada día. Poco a poco fuimos asentándonos en la calle Olavarría.”

 555051_543073372442353_2093442957_n1

Q P: ¿Armaron una feria que funciona sábados y domingos?

Feriante: “Cuando comenzamos trabajábamos sólo sábados y domingos. Después, paulatinamente, por necesidad, por encontrarnos sin trabajo fuimos sumando todos los días.”

 

Q P: ¿Ustedes siempre pagaron el espacio para poder poner su puesto de venta?

Feriante: “Siempre tuvimos la necesidad de pagarles porque si no te acarreaban con palos o con agua para que no estemos sobre las veredas o las calles. Siempre el señor frentista, el dueño de casa, salía y te cobraba por cualquier lugarcito donde uno se ponía en la vereda o la calle.”

 71186728_2178904989084269_1256259225202458624_n

Q P: Le cobra un dinero por día. ¿También la luz le cobra?

Feriante: “A los compañeros que no tienen puestos fijos les cobran, con la intención de que no se sienten ahí, 300 pesos por día sin importar si es de lunes a viernes o no. Los sábados y domingos es peor todavía: 600 o 700 pesos para ocupar el espacio por 1 o 2 horas o hasta que venga, entre comillas, el dueño de ese lugar.”

 

Q P: ¿La calle también la cobran?

Feriante: “Sí, también la cobran.”

 

Q P: ¿Quién cobra la calle? ¿El frentista, también?

Feriante: “En la esquina de Carriego y Olavarría el señor José Luis Cruz cobra por la calle a los compañeros feriantes porque hay horarios, llámese horas punta, que los remiseros ocupan el espacio que el feriante deja. El feriante ocupa desde la mañanita hasta las 20 horas. Luego, como ya se vuelve comercial para los remiseros, ellos ocupan las calles que ocupaban los feriantes durante el día.”

 71802537_387733765459461_1888283535622537216_n

Q P: ¿Este José Luis Cruz es el más conocido o es el que maneja un poco toda la feria?

Feriante: “Es el más conocido de toda la feria porque la feria se inició prácticamente en esa esquina. A partir de esa esquina se fue extendiendo hacia la derecha con dirección a la rotonda y hacia la izquierda con dirección a Chilavert o Ricchieri.”

 

Q P: ¿Cuál es la relación de los feriantes con el municipio?

Feriante: “La relación con el municipio, hasta el momento, se puede decir que tuvo varios actores. Una de ellos fue la ex vicecónsul de Bolivia, licenciada Noemí Marconi Torrico, quien decía representar a los genuinos feriantes de la calle Olavarría. Pero siempre estuvo representando a los dueños de casa que nos cobran y a los comerciantes que hicieron mucho daño a los compañeros feriantes porque, al alquilar ellos los locales comerciales o galerías, dejaban sin trabajo a los genuinos feriantes que veníamos trabajando desde la creación de la feria en la calle Olavarría.”

 71244533_2588269451237522_6499398022751846400_n

Q P: ¿Cuál es su relación con el municipio?

Feriante: “Prácticamente nula. Desde hace 5 años se vienen presentando solicitudes de audiencias a la Secretaría de Planificación Operativa y Control Comunal, a la Secretaría de Gobierno, a la Secretaría de  Atención Ciudadana, y siempre tenemos las puertas cerradas. Prácticamente el diálogo es cero.”

 

Q P: ¿Todo lo que se habló y se acordó sobre el traslado de la feria a otro predio quedó siempre en la nada?

Feriante: “Prácticamente nunca fue la intención del municipio otorgarnos ese predio debido seguramente a intereses creados por organizaciones de Villa Celina para habilitar a los feriantes sobre ese predio municipal. Por lo tanto, nunca se llegó a concluir porque nosotros nos negamos a ser habilitados por personas ajenas a los intereses de este proyecto.”

 10391876_1243522962342884_1870913427931577580_n

Q P: La feria de la calle Olavarría comenzó como una necesidad ante la falta de trabajo, y hoy parece que se ha convertido en un gran negocio.

Feriante: “Al ver que no contábamos con ningún trabajo y que no teníamos una fuente digna de trabajo, por la necesidad propia del hogar tuvimos que salir a buscarnos la vida en las calles más concurridas de Celina. En este caso a la calle Olavarría por ser la avenida principal o el corazón de toda Villa Celina.”

 

Q P: ¿Quiénes son los beneficiados de este gran negocio de la calle Olavarría? Porque supongo que los feriantes sacarán sólo para morfar.

Feriante: “Salieron beneficiados prácticamente los dueños de casa, que hicieron de sus viviendas locales comerciales y galerías. De esta manera fue poblándose por gente que tiene poder adquisitivo y fueron desplazando a los verdaderos vecinos de Celina; y como consecuencia, un 70 % de compañeros tuvieron que irse a llorar a sus casas debido a que los dueños de casa hicieron de la inteligencia nuestra el mejor negocio de sus vidas.”

 70505809_10219601995457786_567080943160918016_n

Q P: ¿El municipio presta algún servicio a Celina?

Feriante: “Tenemos cero presencia municipal. Tal es el caso que la feria de Olavarría se ha vuelto un mercado negro con la venta indiscriminada de los señores que venden celulares y ropa de marca. Estos vendedores de celulares prácticamente han sido culpables de que el 50 % de los compañeros feriantes más humildes sean desplazados a la clase vulnerable debido a que ganan grandes sumas por vender objetos robados.”

 

Q P: ¿Ustedes son conscientes que se venden objetos robados en la feria?

Feriante: “Prácticamente podemos decir que sí por las denuncias de compradores que vieron cómo fueron llevados en varias oportunidades señores que venden celulares a la comisaría, por no poder demostrar la procedencia de esos celulares.”

 69521589_215986402717627_2584610722008793088_n

Q P: ¿Cuál es la presencia de la policía en la feria?

Feriante: “Hace 5 años que vengo trabajando en la calle Olavarría. Cuando yo llegué había 4 o 5 vendedores de celulares, pero hoy se pueden ver más de 50 o 60 vendedores de celulares callejeros. Con esto quiero decir que prácticamente no hay presencia municipal ni policial porque claramente se puede ver que los hogares están con vitrinas y letreros iluminados sobre la calle Olavarría. Desde 30 metros de distancia usted puede ver dónde se venden celulares porque los puestos ambulatorios están iluminados. Y son los que más plata les dan a los frentistas porque por un pedacito de vitrina le ofrecen más al dueño de casa.”

 

Q P: ¿Hay mucha venta de marca trucha?

Feriante: “Son la minoría los que venden marca trucha (llámese Adidas, Nike, Puma), pero también es algo ilegal que se vende dentro de  una feria que se supone que en un momento el municipio quiso regularizar.”

 CELINA1-Copy (1)

Q P: ¿Por qué cree usted que nunca se ha podido regularizar la situación de la feria? Porque ha habido varios proyectos de traslado de la feria a otros predios y nunca se pudo concretar.

Feriante: “Esto es lo que más extraña. Organizaciones como la Cámara de Comercio y otras organizaciones importantes de Villa Celina pidieron el traslado de la feria a un espacio municipal para regularizar y, por ende, eliminar todo lo que tiene dudosa procedencia (hablando de celulares, de marcas importantes). Pero parece que hay intereses creados por los cuales no se ha llegado a concluir.”

 

Q P: ¿Cuánto calculan ustedes que puede ganar un frentista por día, alquilando el frente de la casa a varios puestos y la proyección de la calle?

Feriante: “En el caso de José Luis Cruz cobra tres horarios: a la mañana, a la tarde y a la noche. A la mañana está la gente que vende pan y desayuno, a la tarde está la gente que vende jugos o CD y a la noche está la gente que vende comida (que vende pollo). Hoy en día, prácticamente, alquilan las veredas, las calles. Tal es el caso de la esquina de Carriego y Olavarría que hay una señora de apellido Silva (y creo que de nombre Lucy) que alquila la vereda y la calle a una señora que ocupa la vereda y la calle.”

 

Q P: Es decir, que ella alquiló y subalquiló a otra persona.

Feriante: “Sí. Alquiló el kiosco y subalquiló la vereda y la calle.”

 CELINA-Copy

Q P: ¿Y la comunidad cómo se siente? Seamos sinceros, Celina era una ciudad y tenía un casco histórico. Y de repente la comunidad boliviana se proyecta, comprando la mayoría de los terrenos fiscales. Muchos de ustedes pagaron por esos terrenos que, por ser fiscales, no tendrían que haberlo hecho.

Feriante: “Hay una Cooperativa muy importante, hablando de los terrenos fiscales. Se trata de la Cooperativa del señor Fito Truzzi. Este señor alquila los sábados y domingos todo el frente de su Cooperativa y prácticamente una cuadra que prosigue a la Cooperativa a una cantidad muy importante de feriantes. Estoy hablando entre 130 y 150 feriantes, quienes hacen los pagos en el interior de la Cooperativa.”

 71091980_2648897055129446_7576456789865005056_n

Q P: Yo iba a cómo era la relación con la gente de Celina.

Feriante: “Como en toda relación, vecinal o familiar, hay personas que te quieren y personas que no te quieren. Por ejemplo, hay personas que apoyan que los feriantes estén sobre la vereda de la calle Olavarría pero que también nos dicen que sería bueno que el municipio nos otorgue un lugar. Hay otras personas (estoy hablando de los vecinos genuinos nacidos en Argentina, llámese el casco viejo) que no nos quieren sobre la vereda de la calle Olavarría, pero quieren que el municipio solucione el problema del traslado de los feriantes a un espacio municipal donde no molestemos a nadie.”

 

Q P: O sea; que se normalice la feria, que no esté en la calle sino en un espacio determinado, y que no haya estas mafias que se constituyen para explotar al que menos tiene.

Feriante: “Claro. Le comento que hay vecinos de Celina, nacidos en Argentina, que me piden que prepare un listado con el que ellos puedan recaudar firmas de su comunidad argentina respaldando a los feriantes de la calle Olavarría a tener un lugar digno donde podamos trabajar regularizados, formalizados y pagando nuestro tributo (que siempre quisimos hacerlo). Y así estar dentro del marco legal municipal.”

 71251113_556902985083668_1966494271607406592_n

Q P: ¿Qué me decía de Sergio Pérez?

Feriante: “Es un señor que prácticamente es la cabeza de todos los frentistas, según lo manifiestan los demás dueños de casa.”

 

Q P: ¿Trabaja en el municipio?

Feriante: “No trabaja en el municipio. Pero cuando se iba a trasladar la feria en enero del 2015 el señor Sergio Pérez, con plano del municipio en mano y con maquinarias de la Delegación municipal, estaba emparejando el terreno para que se trasladen los feriantes de la calle Olavarría al predio situado en Francisco Ramírez y Antofagasta. El señor Sergio Pérez era el que coordinaba junto con el delegado municipal el emparejamiento del predio para trasladar a 480 feriantes como lo estipula el acuerdo de partes, el proyecto y el reglamento que elaboró el propio municipio.”

 71255723_779133575856795_8925496495596109824_n

Q P: Eso nunca sucedió. ¿Ahora qué está haciendo Sergio Pérez sobre la calle Olavarría al 2.800?

Feriante: “Desde hace 3 años este señor ha tenido la osadía de cerrar una calle a la altura de Olavarría 2.800 y alquilar los puestos con precios muy altos (y hasta pide llaves).”

 

Q P: Es decir, que hizo su propia feria.

Feriante: “Hizo su propia feria cerrando la calle una cuadra entera, a la altura de Olavarría 2.800. Vaya a saber qué apoyo tendrá de parte de las autoridades locales para que nadie le diga nada con respecto a lo que está haciendo desde hace 3 años.”

 

UNA AVIVADA INCREÍBLE

 

Hay muchas irregularidades en Villa Celina pero, también, hay avivadas que te dan un poco de picazón porque hay personas que se escudan en normativas orientadas a la ayuda de los discapacitados.

Este es el caso de Gilda Ticona Aguirre que tiene un kiosco en la vereda de la Escuela 137 autorizado por el municipio en función de su condición de discapacitada.

 

69873324_3026584307384036_2441438244894670848_n

 

Gilda Ticona Aguirre obtuvo una autorización del HCD matancero para armar, por única vez, una feria artesanal adyacente a su puesto. Esto fue para un solo fin de semana, para septiembre de 2017. A partir de esa autorización y sin ponerse colorada, Gilda Ticona Aguirre alquila todos los fines de semana la vereda de la escuela 137 a diferentes feriantes y, ya que estamos, alquila también la vereda de la Iglesia adyacente.

 

Continuará…