“ME PARECE QUE ESTAMOS HACIENDO UN TRABAJO IMPORTANTÍSIMO”

“ME PARECE QUE ESTAMOS HACIENDO UN TRABAJO IMPORTANTÍSIMO”

 

La mayoría de los trabajadores municipales matanceros están mascullando bronca y, según el caso, no sin razón. Algunos sectores del gremialismo municipal están impulsando medidas de fuerza reclamando un aumento salarial y el pase a planta permanente de los trabajadores contratados.

Ante esta situación Semanario “Quinto Poder” entrevistó a Daniel Troncoso, Secretario General del STMLM quién analizó la situación crítica que están viviendo los trabajadores municipales matanceros. También explicó cómo se está gestionando la Obra Social, el trabajo que se está haciendo para que los jubilados municipales cobren el bono y el controvertido tema de la Cámara Compensadora.

 SANY0003

QP: Por un lado se consiguió, después de dialogar con el ejecutivo, 16.000 pesos en 4 cuotas para ayudar a paliar esta situación que están viviendo los municipales y los trabajadores en general. Pero, por otro lado, los trabajadores están pidiendo una recomposición salarial. ¿Cómo ve esta situación?

DT.: “A nivel nacional lo que se ha acordado y lo que acordaron la mayoría de los sindicatos que han podido acordar (que son una minoría, inclusive la CGT) es un bono como refuerzo para los trabajadores en este momento de crisis. Se busca en todos los lugares un bono en una cuota; y creo que se habla de un bono de 5.000 pesos a nivel nacional, 3.000 pesos a nivel provincial, y otros gremios hermanos han conseguido un bono de 2.000 o 3.000 pesos. El sindicato municipal ha obtenido cuatro cuotas de 4.000 pesos al bolsillo. Haciendo un análisis de la realidad que está viviendo el país el montó del bono muy bueno en comparación a la situación que estamos viviendo y teniendo en cuenta que no estamos hablando de una recomposición salarial. Estamos hablando de herramientas de emergencia en un momento donde el país realmente está en una situación que no recuerdo haberla vivido antes en cuanto a los niveles de deuda externa, en un momento eleccionario, en un momento crítico. Nosotros estamos haciendo en conjunto con la 62 Organizaciones un campeonato de fútbol en el Campo de deportes de los municipales en el Km 35 de la ruta 3 para juntar alimentos no perecederos para llevárselos a compañeros que están en fábricas tomadas, que son fábricas y talleres que han cerrado en La Matanza. Los compañeros se quedan a vivir en las fábricas y talleres para cuidar que no se lleven las máquinas, para ver si en 6 o 7 meses o en 1 año vuelven a tener trabajo.

 

SANY0002

 

En ese contexto esos 4.000 pesos son importantísimos porque ayudan a comer tres o cuatro días o pueden ayudar a pagar un impuesto. Entonces, en este contexto, le puedo decir que este bono que se está manejando a nivel nacional, provincial y privado (que ya los privados se están negando a darlo diciendo que no están en condiciones de solventar ningún tipo de bono) no nos pone contentos porque no es una recomposición salarial. Ojalá no tuviéramos que estar buscando este tipo de medidas. Hay que aclarar que algunos compañeros hablan de un aumento de sueldo en función de un porcentaje del básico. Si ese aumento existiría tendría que tener aportes. Es decir, que de esos 4.000 pesos estaríamos recibiendo cerca de 2.700/2.800 pesos cada compañero. Esos 2.800 pesos sería el monto global. Ahora si nosotros  lo hacemos por porcentaje, hay que tener en cuenta que los mayores sueldos de la municipalidad (es decir, aquellos compañeros que son profesionales o que por la antigüedad tiene los mayores sueldos) se llevarían la mayor parte del monto del dinero y los compañeros que realmente tienen  necesidad van cobrar un aumento que puede llegar a rondar los 500 pesos. Hoy esos 500 pesos que le llegan al bolsillo al compañero no le sirve ni para reforzar la SUBE. Por eso es que a nivel nacional, provincial y privado se habla de bonos, que es lo que se acordó a nivel nacional (incluso la CGT). Es obvio que todos queremos un gran aumento en porcentaje que vaya sobre el básico y sobre todos los ítems. Pero tenemos un recibo conformado en varias etapas: por un lado está el básico y después hay dos columnas que son bonificaciones, inclusive un ticket canasta  que hace 2 años pasó a ser bonificación también. Esas bonificaciones fueron creadas en los años ‘90 por una situación parecida a esta: un momento de hiperinflación, un momento donde los sueldos no alcanzaban. Entonces; se pagaba una parte en  bonos para reforzar el sueldo de la gran mayoría de los compañeros municipales, que son los que tienen menor sueldo.”

 71776971_508809866352041_3379315122152407040_n

QP: ¿Los jubilados van a percibir algo del bono? ¿Van a trabajar para que sea así?

DT.: “Estamos trabajando fuertemente, pero todavía con el bono de noviembre (me refiero a noviembre, diciembre y enero) que fue con aporte. Este momento de crisis es un momento nacional dramático porque los directivos del IPS plantearon su situación económica: están quebrados, para decirlo de una forma que se entienda. Igualmente hemos presentado documentación porque nosotros pedimos ese bono con aportes. Aclaro que anteriormente, hace 4 o 5 años, los bonos eran sin aportes y se les pagaba también a los jubilados porque IPS estaba en condiciones y existía la decisión política de hacerlo. Hoy por hoy; contando con el decreto, con  la ordenanza correspondiente votada por el Concejo Deliberante, haciendo todos los trámites necesarios, yendo a reclamar al IPS infinidad de veces (inclusive presentando documentación), todavía no hemos podido lograr que a los compañeros jubilados les paguen noviembre, diciembre y enero.”

 

QP: Del año pasado. Es decir, ya se va a cumplir un año.

DT.: “Exactamente.”

 71147136_2381094632154771_2721881939828015104_n

QP: Esto está generando un mal clima porque con el tema de la recomposición salarial varios sectores que lo enfrentaron a usted en la última elección interna del sindicato se estaban juntando para hacer una tarea de concientización, hablaban de tomar alguna medida de fuerza, hacer una marcha ¿Cómo lo toma a esto?

DT.: “No sé lo que están haciendo. Por los medios sé que se reúnen. Cada uno está en su derecho de hacer lo que quiera. No sé realmente de las medidas que usted me está hablando. Sé que hay documentación, que me hacen llegar a veces, de algunos lugares de trabajo pidiendo una recomposición salarial por porcentaje. Pero vuelvo a decir que si ese aumento de 4.000 pesos para cada compañero en el bolsillo fuera en porcentaje realmente no sería ningún tipo de dinero de emergencia para los compañeros. Esto hay que explicárselo a los compañeros.”

 

QP: ¿Habló con el ejecutivo sobre la posibilidad  de sentarse a hablar seriamente de una recomposición salarial más adelante?

DT.: “Seguramente vamos a tener que sentarnos a hablar porque esto es hasta diciembre. Después en diciembre tenemos que hablar sobre qué va a pasar en enero y febrero, tenemos que hablar de las paritarias que van a ser en marzo o cuando tengan que ser. Esto también tiene que ver con una medida de emergencia que se tomó cuando las fábricas están cerrando, cuando los talleres están cerrando, cuando están echando personas de cualquier gremio. Esta medida se tomó para tratar de reforzar el bolsillo de los compañeros en este momento. Después es obvio que nos vamos a tener que sentar para seguir hablando.”

 

QP: ¿Hablaron con el ejecutivo sobre el pase a planta de los compañeros que quedaron a la espera?

DT.: “Sí. El ejecutivo se comprometió a confeccionar una lista, que se está haciendo, y que pronto tiene que salir. Ojalá que salga lo antes posible.”

 71672224_2427089324239006_1495009018303741952_n

QP: Pasemos a la obra social. ¿Están tratando de sanear la obra social, de que cada vez mejoren más los servicios? Porque siguen las quejas de los trabajadores municipales.

DT.: Las quejas también habría que compararlas con los beneficios. Quejas siempre va a haber, y hay quejas que son reales y otras que son falsas. También hay muchos compañeros que están agradecidos. Nosotros hablamos con alguno que tiene algún problema y tratamos de solucionarlo. También recibo agradecimientos (pero que no los hago público) de compañeros que han tenido intervenciones quirúrgicas o tratamientos por la forma en que estamos llevando adelante la obra social. Hoy las obras sociales están muy cerca del quiebre y, sin embargo, nosotros estamos prestando servicios en varios lugares, estamos prestando servicios que son muy caros, no estamos recibiendo el dinero que tendríamos que recibir de la Superintendencia de Servicios de Salud, estamos sosteniendo el no cobrar ningún tipo de bono, tenemos el 70 % de los medicamentos en la farmacia. Me parece que  hemos tenido muchísimos logros en este año a nivel de la obra social, como también con los convenios que hemos firmado con instituciones de estudio y con centros de diagnóstico. También contamos con más clínicas. Cada uno de los compañeros que tiene una queja, viene, lo habla en forma personal con el Dr. Langman o conmigo o con quien tenga que hablar el tema, y se va solucionando. Pero son los problemas que existen cotidianamente. Los problemas generales los estamos tratando de solucionar y los estamos superando, a pesar de una real situación económica de guerra. Porque cuando hablamos del bono o del porcentaje estamos hablando de lo que le pasa a un compañero individual; pero nuestra institución también está sufriendo en lo sindical y en la obra social económicamente por los impuestos, el mantenimiento, lo que hoy aumentaron los remedios, los tratamientos y demás. Es más no tenemos precios de referencia para poder llevar a delante un proyecto.”

 

QP: En la entrevista pasada se lo pregunté y se lo vuelvo a preguntar porque sigue generando controversias el tema de tercerizar los hoteles que tiene el sindicato. Los que proponían esto en su campaña política hoy, que ustedes lo están intentando hacer, los critican. ¿Cómo es el tema?

DT.: La mayoría planteaba esto de tercerizar. ¿Qué es tercerizar los hoteles? Es ahorrar 10 millones de pesos en los ocho meses que los hoteles estaban cerrados. Cuando los hoteles están muertos pagamos impuestos, mantenimiento, se estropean las instalaciones, no tenemos dinero para comprar colchones, para reparar las cañerías que se rompen, para arreglar televisores. Entonces; lo que se plantea es que en lugar de tener un negocio cerrado fuera de temporada, poder brindarles un servicio a jubilados o hacer turismo social, para que con los ingresos que se obtengan se puedan cubrir esos gastos. No es más que cuidarles los bolsillos a los trabajadores y darles la posibilidad de que cuando quieran vacacionar puedan ir a un hotel que esté en buenas condiciones: que tenga buenos colchones, buena ropa blanca, que tenga un buen televisor. También me gustaría poner mejor algunas cosas como que el desayuno y el almuerzo se puedan hacer en el mismo hotel. A parte no tenemos otra posibilidad, porque hoy no hay ningún sindicato que tenga hoteles propios y que estén trabajando todo el año. Los sindicatos que no tienen hoteles propios hacen convenios o concesiones para tenerlos durante la temporada y en distintos lugares del país. Estos hoteles relacionados con los sindicatos estaban cobrando el año pasado cerca de 1.200 a 1.400 pesos. Nosotros no podemos seguir cobrando 200 o 250 pesos un hotel durante dos meses y después tenerlo el resto del año parado. El que piensa que eso está bien está atentando contra el bolsillo de todos los trabajadores.

 SANY0003 - copia

QP: ¿Hablaron con el ejecutivo de alguna solución con respecto a la Cámara Compensadora?

DT.: “Lo último que hablamos fue con la gente del Concejo Deliberantes y con el bloque justicialista. Después, para todo esto hace falta también una decisión política para llevarlo adelante y votarlo en el Concejo. A su vez; estamos haciendo una fuerte campaña en todos los lugares y cada vez que tenemos la oportunidad, como en el acto que hicimos el otro día en el Club Huracán de San Justo. Aprovecho para pedirles disculpas a todos los compañeros que concurrieron porque nos vimos sobrepasados por la cantidad de compañeros que asistieron, pero también quiero felicitarlos y agradecerles. Nosotros esperábamos, exagerando, una cantidad que se duplicó porque entre los compañeros que estaban adentro del salón, los que estuvieron fuera del salón y los que se fueron calculamos que hubo cerca de 1.700 compañeros municipales. Ahí tuve la posibilidad de llamar al compromiso de cada uno los trabajadores para que se afilien a la Cámara Compensadora y el que está afiliado que traiga a uno o dos que no estén afiliados, porque es un sistema solidario que nos conviene a nosotros para que el día que nos jubilemos podamos contar con ese refuerzo. Con respecto a la pregunta que me hizo, políticamente le pedí a la intendenta Magario que nos dé el apoyo, y le dejamos toda la documentación necesaria sobre lo que se debería cambiar de la ordenanza para que beneficie de alguna forma a la Cámara Compensadora y con eso asegurarnos que persista en el tiempo.”

 SANY0003

QP: Usted cuando se presentó como candidato a Secretario General del sindicato ¿se esperaba esta situación tan difícil que le toca conducir hoy?

DT.: Más allá de esperarla o no, soy el responsable y tengo que asumir la responsabilidad. Sabíamos lo que estaba pasando. Cada vez que iba a hablar a un lugar de trabajo les contaba a los compañeros lo que estaba pasando, cuál era la realidad y lo duro que iban a ser los próximos años. Pero por otro lado, no conociendo la situación no podemos salir adelante. Yo conocía la situación, imaginaba lo que podía pasar y como broche de oro se nos vino después (que a todos nos cayó como un balde de agua fría) los dos o tres despegues de precios grandes de este año. El último despegue fue posterior a las PASO con el aumento del dólar, del combustible, de los medicamentos. Esto directamente desestabilizó al país porque hoy desde lo informático, desde lo tecnológico, desde el punto de vista medicinal, no hay valores estipulados porque todavía  no se sabe qué puede pasar. Hay una incertidumbre generalizada que sigue produciendo despidos, cierre de empresas y de fábricas. Es lamentable lo que está pasando. Desgraciadamente, a la situación que nosotros tuvimos que enfrentar, se nos sumó esto. Pero le estamos haciendo frente. Estamos trabajando legalmente con el IPS por el tema de los bonos, y para que se sostenga el IPS porque para nosotros es nuestra caja jubilatoria. También estamos hablando continuamente con la Superintendencia de Salud para ver si nos puede girar algo del dinero que nos corresponde. A pesar de todo esto estamos creciendo en la obra social. Me parece que estamos haciendo un trabajo importantísimo.”