“NOSOTROS NO HACEMOS ESTO NI EN CONTRA DEL SINDICATO NI DE LA INTENDENCIA SINO A FAVOR DE LOS TRABAJADORES”

“NOSOTROS NO HACEMOS ESTO NI EN CONTRA DEL SINDICATO NI DE LA INTENDENCIA SINO A FAVOR DE LOS TRABAJADORES”

 

Semanario “Quinto Poder” dialogó con Rubén Bustos, uno de los convocantes a la numerosa movilización de los trabajadores municipales matanceros que se realizó la semana anterior a las elecciones del 27 de octubre.

Bustos sostiene que “El bono, como paliativo puede ser bueno. Pero lo que hay que discutir es el aumento de sueldo” y remarcó que “Creo que esto se asemeja a lo que planteaba Perón: cuando los dirigentes no representan los verdaderos intereses de los trabajadores las bases suelen pasar por encima de esos dirigentes

 SANY0003

Q P: ¿Cómo interpreta la movilización del otro día? Porque fue una movilización importante.

RB.: “En principio, nos sorprendimos  por la cantidad de gente que se ha acercado. La evaluación que hacemos es altamente positiva porque de alguna manera muestra que el planteo que venimos haciendo con todos los sectores se vio reflejado en la participación de la gente.”

 

Q P: Usted me dice que lo sorprendió esto. ¿El ejecutivo intentó parar la movilización? ¿Habló con ustedes?

RB.: “Este espacio lo forman cinco sectores. Algún funcionario intentó hablar con alguno de los sectores. Sabemos que el sindicato intentó hablar con algunos de los sectores. No hubo una propuesta concreta. El fondo de la cuestión era la falta de aumento del salario. El año pasado hemos tenido un 23 % de aumento del salario contra una inflación del 55 %, y este año supera el 60 % y tenemos por debajo del 26-27 % promedio el aumento de sueldo. Entonces, ante esta pérdida del poder adquisitivo el acuerdo tiene que arrancar por ahí. Al no haber un planteo de este tipo nosotros seguimos adelante con la idea de expresar el descontento de los trabajadores municipales. Nadie concretamente nos vino a plantear algo serio; y, para mí, cuando uno llega a una posición como esta no vuelve para atrás por una promesa.”

 SANY0002

Q P: ¿Cómo puede ser que los municipales estén descontentos si, teóricamente y por la información de prensa que salió por todos los medios, el municipio de La Matanza hizo un esfuerzo para dar un  bono de 16.000 pesos, por arriba de cualquier oferta que se dio en otros municipio?

RB.: “Ese fue un bono que dieron muchos gremios, y que, como paliativo, puede ser bueno. Pero lo que hay que discutir es el aumento de sueldo. Un trabajador contratado por la Municipalidad de La Matanza gana 17.000 pesos, que son el 40 o 50 % de los empleados. Un trabajador con 20 años de antigüedad en la Municipalidad de La Matanza, sin categoría de jerárquico, gana 21.000 pesos, que es mi caso. Yo tengo 32 años en la municipalidad y cobro 21.000 pesos en el bolsillo. Claramente  no vivo del sueldo municipal, tengo la suerte de tener otro trabajo. Entonces; el trabajador que cobra 17.000 pesos dentro de tres meses, cuando termine el efecto del bono, vuelve a cobrar 17.000 pesos con 10 o 15 % más de inflación. Fíjese que sólo en octubre se calcula que va a haber una inflación del 7 %. Estamos hablando de municipales que no tienen para comer; y esto es lo que a todos nos tiene que preocupar y ocupar.”

 

Q P: También hay una situación (que tal vez exceda a la dirigencia sindical) que es el tema del endeudamiento de los municipales con el sindicato, con la mutual, con otros organismos de créditos, con lo cual van a cobrar y se encuentran con 0 pesos en el cajero.

RB.: “Usted fíjese que Alberto Fernández una de las cuestiones que plantea es que esta política económica, que ha destruído al país, que ha destruído el consumo, que ha dolarizado los servicios, ha hecho que casi todos los trabajadores tengan su tarjeta de crédito en rojo por los intereses que cobran los bancos. Entonces, una de las cosas que plantea es un préstamo blando, prácticamente sin interés, para aquellos trabajadores que tienen esta situación. Ahora, la pregunta que nos tenemos que hacer es: ¿Los municipales de La Matanza estamos ajenos a este problema nacional que existe y que afecta a todos los trabajadores? Entonces, ¿cómo se puede entender que pretendan que un trabajador pueda afrontar semejante problema económico en el país con los salarios que le acabo de mencionar? Un médico en La Matanza está cobrando en promedio 40.000 o 50.000 pesos por mes, otros profesionales están cobrando entre 30.000 y 35.000 pesos por mes. Por lo tanto, estamos la mayoría de los trabajadores por debajo del nivel de la pobreza.”

 SANY0002

Q P: Ustedes están reclamando un tema salarial. ¿Cómo se sienten al ver que el municipio no se sienta a dialogar seriamente el tema cuando en el banco hay 11.000 millones de pesos de ahorro en un plazo fijo?

RB.: “Esto es lo que a mí me llama la atención por parte del sindicato, que es el que tiene la tutela sindical para representar a los trabajadores. Tendría que haber existido una discusión seria a partir de este planteo. Esto que usted está mencionando lo estipula la Ley. La nueva Ley dice que cuando se discute en el concejo paritario las paritarias (y ni hablar cuando hay este tipo de crisis) ambas partes se deben reunir, e incluso citando al Ministerio de Trabajo. El poder ejecutivo tiene que asistir con los números de ingresos y de egresos de las cuentas y con el saldo, para ver realmente de qué manera se pueden recomponer los problemas ante la crisis. Entonces pienso que ahí también flaquea la conducción sindical porque sabe que tiene herramientas que sirven para este tipo de crisis y no las hacen valer. Por eso entiendo la reacción del otro día de los trabajadores que se movilizaron espontáneamente, más allá que las agrupaciones lo hayamos pregonado. Muchos trabajadores fueron en forma espontánea a pesar de hacer frío, de varios días de lluvia, de no contar con micros. Esto demuestra algo. La verdad es que  no tiene mucha explicación, y menos explicación tiene que los actores que deben plantear esta cuestión y quienes defienden los intereses de los trabajadores no tienen como una agenda abierta a plantear ante los responsables de la municipalidad.”

 

Q P: Da para muchas lecturas lo que pasó la semana pasada. Una de las principales tiene que ver con el sindicato. ¿Se ha roto el sindicato? ¿Estamos hablando de un sindicato paralelo? ¿Los afiliados accionaron por encima de la conducción del sindicato?

RB.: Creo que esto se asemeja a lo que planteaba Perón: cuando los dirigentes no representan los verdaderos intereses de los trabajadores las bases suelen pasar por encima de esos dirigentes. Acá hubo algo de esas características porque fíjese que hubo entre 500 y 600 trabajadores en la calle sobre un total de 4.500 / 5.000 afiliados. Es decir, el 10 % de los afiliados salió a la calle. Es mucha la cantidad de gente que salió a la calle a expresarse. Por lo tanto, el sindicato debe replantearse si realmente está representando los intereses de  los trabajadores. Y (desde mi punto de visto) como no lo hace sucedió lo del otro día, que lejos está de plantear el trabajador una nueva organización.”

 68608071_3418818794798642_104022621850435584_o

Q P: Uno puede decir que hay alguna especulación política en el hecho que ustedes, de repente, levantaron la bandera de un descontento y lograron juntar esa cantidad de gente. ¿Ustedes levantaron la bandera de ellos o el reclamo de los bases ya venía tan fuerte que lo único que hicieron fue organizar la protesta?

RB.: “No. Esto viene de hace mucho tiempo. Los delegados se han juntado en el sindicato. Han hecho primero un expediente dirigido a la intendenta y después se han reunido espontáneamente en el sindicato. Después han tenido reuniones con los secretarios, con el Secretario General. Hace varios meses que la gente se viene expresando, que hay asambleas en los lugares de trabajo, que hay banderas colocadas en los lugares de trabajo. La gente se viene expresando de alguna manera y nosotros nos planteamos la responsabilidad que adquirimos, al presentarnos el año pasado a elecciones, con los votantes que  nos eligieron (a pesar de la derrota). Es decir; llevamos adelante la representación de todos los municipales, pero fundamentalmente de aquellos que nos han elegido. Además, la falta de acción de la organización sindical se combina con la acción de la oposición que supo leer lo que plantearon muchas de las personas que nos votaron en las elecciones el año pasado.”

 

Q P: ¿Es una jugada política contra el sindicato o contra el municipio?

RB.: No, esto es a favor de la gente. No es en contra de nadie. En el documento que emitimos el último día planteamos que era una marcha en paz, en contra de nadie y a favor de los derechos del trabajador municipal.”

 

Q P: En medio de un proceso electoral que…

RB.: “En medio de un proceso electoral, pero hoy estamos planteando el plato de comida. Recién hablábamos que hay trabajadores municipales que les cuesta llevar un plato de comida a la casa. Este es el tema a evaluar, esta es la bandera. Y desde lo gremial, no hay una especulación electoral porque nosotros no tenemos ninguna elección por delante. Sólo es ponerse la camiseta del laburante y asumir el rol que tenemos como oposición.”

 SANY0003

Q P: ¿Qué tienen programado hacer?

RB.: “Creo que estas cinco agrupaciones han conseguido generar este espacio a partir del diálogo. Después de las elecciones del 27 de octubre continuaremos con nuestras reuniones y empezaremos a evaluar lo que viene de acá en adelante. Sinceramente hay que plantear seriamente una recomposición salarial. Cuando llegue la discusión real en marzo también tiene que haber una discusión seria y que represente los intereses de los trabajadores. Ningún trabajador municipal sabe cuál fue el aumento salarial de marzo de este año. Algunos van a decir 30 %, otros 25 %, otros 32 %. Así no se puede, y menos en medio de semejante crisis. Entonces; la discusión tendrá que ser sincera y que represente los intereses de los trabajadores. Y si esto no sucede este sector de alguna manera deberá representar a aquellos que entiendan que lo podemos hacer.”

 

Q P: Si en algún momento el sindicato los convoca, ¿Ustedes estarían dispuestos a acompañar al sindicato?

RB.: “Claro que sí. Nosotros no hacemos esto ni en contra del sindicato ni de la intendencia sino a favor de los trabajadores. Los trabajadores necesitan estar representados como corresponde en esta situación. Si el sindicato entiende, en algún momento, que no es escuchado por el empleador y quiere hacer alguna medida todos los trabajadores municipales estaremos acompañando esa medida. Son ellos los que tienen la tutela y los que toman la decisión. Por eso, como le decía hace un rato, a quienes conformamos este espacio nos llama poderosamente la atención que teniendo las herramientas para discutir seriamente (usted mismo decía que hay 11.000 millones de pesos en el banco) el sindicato puede  arrancar la discusión planteándoles que los medios para hacer una mejora salarial están; por lo tanto, hay que discutir qué tipo de mejora. Pero, ¿cuál es la mejora para que le llegue un alivio al trabajador ante semejante crisis? Todos reconocen que la crisis que tiene Argentina es la peor de los últimos 30 años. Entonces; hay que actuar en consecuencia, y no se pueden mantener al margen ni la municipalidad ni el sindicato.”