“ESPINOZA NOS MINTIÓ”

“ESPINOZA NOS MINTIÓ”

 

Semanario “Quinto Poder” ante la inquietud que viven los trabajadores municipales matanceros, entrevistó a Rubén Bustos (Frente Gremial Almafuerte) y le preguntó sobre su visión de la actualidad de los municipales matanceros.

 

SANY0003

 

Bustos, al ser consultado sobre el bono que otorgó el Intendente Fernando Espinoza, señaló que “Espinoza nos mintió, nadie cobró los 12.750 pesos que dijo ni tampoco van a cobrar nada más. Hubiera sido justo e importante que sea un aumento de sueldo o que dicho bono se incorpore al salario de los trabajadores” y remarcó que “Vamos a trabajar en la unidad hasta que duela y a incorporar a todos los sectores

 

Q P: Ha sido un año complicado para todos los trabajadores en general, pero específicamente para los municipales matanceros. ¿Qué evaluación hacen ustedes de este año?

RB.: “Este año ha sido un año complicado para el país, y los trabajadores no hemos quedado al margen. La inflación nos ha pegado muy duro. Por eso, como lo hemos planteado varias veces en su medio, fue importante haber tenido una paritaria seria y de cara a los temas económicos que acogen al país.”

 161219-Municipales-1-324x160

Q P: Con respecto al tema de las paritarias: la ley ya está en vigencia, pasaron todos los estamentos legales para que la ley esté en plena vigencia; pero en La Matanza todavía no tenemos paritarias. ¿Usted a qué cree que se debe?

RB.: En La Matanza hay paritarias. Si uno toma como base lo que es la discusión de salarios, en La Matanza hay desde siempre y se hace en el mes de marzo.”

 

Q P: Los salarios los fija el ejecutivo.

RB.: “No sé. Yo no estoy acá para plantearlo. En los últimos años que estuve en el sindicato los aumentos fueron del 32 % y 38 %  reales, y estaban por encima de la inflación que había en ese momento. También es real que en los últimos dos años el país, con el tema de la inflación, ha derrapado. Por lo tanto, de alguna manera afecta seriamente al poder adquisitivo del trabajador. Por eso es importante que se discuta con la realidad sobre la mesa. En las últimas discusiones salariales se dio un 38 % pero si usted hace una encuesta en la municipalidad no va a encontrar a ningún trabajador que haya cobrado el 38 % de aumento de sueldo. Las categorías bajas (que son los contratados) cobraron el 38 %, pero ellos cobran un 20 %  menos de lo que deberían cobrar porque justamente no se aplica la ley. Los contratados deberían cobrar lo mismo que los trabajadores de categoría 13 y tener los mismos atributos que ellos porque la nueva ley en los contratados no considera pagarles la antigüedad ni les permite jerarquizarse, pero después tienen todos los derechos que el trabajador de planta. Por otro lado, a partir de este año 2019 se puso en plena vigencia esta ley por el tema de los contratos. El artículo 70 dice que el trabajador que tiene una antigüedad mayor a 1 año tiene que pasar a planta permanente, pero en este municipio no se lleva a cabo. El otro día; el intendente de Vicente López Jorge Macri decía que él pasaba a 300 trabajadores a planta permanente porque los trabajadores se lo merecían, y que ellos hacían un gran esfuerzo. Esto no es real porque ellos los tienen que pasar a planta permanente porque es un derecho que tenemos los trabajadores. En estos días el presidente de la Nación quiere largar una batería de medidas económicas, y para esto presentó un proyecto de Ley en el Congreso. Es tan importante la ley que sin la ley en mano no puede ejecutarlo. Entonces, tenemos una ley que está en plena vigencia pero nadie la aplica: no la aplica el ejecutivo ni la reclama el sindicato. Este es el grave problema que tenemos.”

 72346060_1392844560877991_8056236999406780416_n

Q P: Hemos pasado los cuatro años de Magario como intendente y ahora asumió Espinoza. ¿Qué opinión tiene de eso? ¿Cómo ve que va a impactar en la familia municipal una nueva gestión de Fernando Espinoza y del bono que otorgó?

RB.: “El trabajador siempre tiene expectativas. El que gobierna (presidente, gobernador o intendente) tiene la obligación de ver el panorama del país. Yo celebro, como argentino, que haya un presidente que diga que la gente más vulnerable de la sociedad (el trabajador, el jubilado) tiene que tener plata en el bolsillo para poder consumir; porque no sólo es importante para que esa persona esté dignificada sino también para el trabajo nacional. Argentina fundamentalmente se hace fuerte con el consumo interno. Si la gente no tiene para gastar no puede salir a consumir, y si no consume no hay demanda. Esto muchas veces se escucha expresado en dirigentes matanceros, pero a la hora de aplicarlo en La Matanza no lo llevan a cabo. Hay trabajadores que ganan 17.000 pesos por mes. Hace dos años atrás un contratado municipal ganaba alrededor de 12.000 pesos por mes y un jubilado de la mínima cobraba entre 7.000 y 8.000 pesos por mes, es decir, el trabajador estaba un 50 % por arriba de ellos. Hoy, en cambio, los jubilados de la mínima nos están alcanzando. Lo que han caído el salario municipal y el poder adquisitivo del trabajador municipal asusta. Y asusta el silencio del sindicato, y asusta la manera en que se ejecuta en la municipalidad (como que está todo bien y en el futuro veremos). La gente tiene que comer hoy. En las dos últimas notas que usted nos hizo hemos planteado que hay muchos municipales que tienen problemas para comer. Espinoza nos mintió, nadie cobró los 12.750 pesos que dijo ni tampoco van a cobrar nada más. Hubiera sido justo e importante que sea un aumento de sueldo o que dicho bono se incorpore al salario de los trabajadores

 

Q P: Durante el gobierno de Verónica Magario hubo una política salarial donde se daban bonos a fin de año durante los meses de diciembre, enero y febrero. Y después en marzo el aumento que se daba era ese bono porcentualmente. Ahora se dio un bono de emergencia que termina en diciembre. ¿Usted cree que el aumento va a ser ese bono?

RB.: “En la marcha que hicimos en octubre de este año (con más de 500 o 600 trabajadores) expresamos, a pesar de tener el bono, que no estábamos de acuerdo porque creemos que se debe incorporar al salario por más que sea una suma fija. La suma fija no ayuda a la carrera municipal porque la achata, pero ahora estamos en plena emergencia y es importante que haya un importe que vaya a reforzar el salario. Cada vez que los medios de La Matanza me han preguntado sobre el bono he dicho que es lógico que la gente lo acepte porque es un paliativo. Pero visto y analizado como corresponde no ayuda porque (como dice usted) después de diciembre qué pasa en enero y febrero, y en marzo sobre qué bases se discute el salario de 17.000 o 20.000 pesos que gana el trabajador.”

 72640179_1114047668791924_6112666428547006464_n

Q P: ¿Esto afecta mucho a los jubilados?

RB.: “Claro. Si le dan el 50 % de aumento en marzo a un trabajador que gana 17.000 o 20.000 pesos por mes se va a 30.000 pesos. Pero hoy la canasta para no ser pobre es de 37.000 pesos. Como dice  usted: el jubilado municipal que estuvo medianamente holgado se está achatando porque los porcentajes de aumento de sueldo son la mitad de la inflación que hay.”

 

Q P: Yo sostuve en algunas notas que por más que el municipio diese un aumento del 100 % del sueldo, a la mayoría de los municipales, no le cambiaría significativamente la vida porque seguirían estando por debajo de la línea de pobreza.

RB.: “Claro. Estamos en una crisis enorme y uno busca un paliativo para que el impacto sea mucho menor. Por eso cuando se dieron los 4.000 pesos nosotros queríamos que se incorporaran al salario, al igual que un bono fijo que se había dado anteriormente. Entonces, hoy el trabajador que está cobrando 17.000 pesos estaría cobrando 23.000 o 24.000 pesos. No estaría salvado, pero la discusión salarial de marzo sería sobre esa base.”

 

Q P: Sería comprensible hablar de esto en un municipio que no tuviera plata, pero La Matanza tiene 11.000 millones de pesos guardados en el Banco Provincia.

RB.: “Sí, y debe tener un poco más porque ese dinero les debe dar intereses.”

 Rubén-Bustos-1

Q P: Dicen que les está dando entre 500 y 600 millones de pesos por mes.

RB.: “Por eso creo que la nueva gestión debe enfocarse en lo que plantea el ejecutivo nacional, que intenta que la recaudación general se distribuya entre los trabajadores, los empleados públicos, los jubilados, la gente que está más vulnerable, las personas que cobran la asignación universal por hijo. A toda esta gente la están reforzando con dinero para que sus vidas sean más dignas y para que vayan al comercio de su barrio y consuman. Hoy están dando, en Concordia, las primeras 6.000 tarjetas para comprar alimento. A Concordia le van a inyectar 35 millones de pesos. La gente humilde va a tener 35 millones de pesos para empezar a consumir antes de las fiestas. Me parece que estas son las políticas que hacen empezar a despegar al país, y que tienen que ser imitadas por el resto de los ejecutivos. En el caso de La Matanza el intendente tiene que ver de qué manera recompone verdaderamente el salario de los trabajadores, y fundamentalmente del que menos gana.”

 

Q P: Hay algunos temas que la cuestión salarial los ha ido tapando un poco, pero que son preocupantes. Uno es la Cámara Compensadora, que algunos pronostican que en diciembre se estaría cerrando eso.

RB.: Lo que pasa es que la Cámara Compensadora tiene más gente que cobra que la que aporta. Por lo tanto, es muy probable que suceda esto. Yo creo que esto puede ser manejado por el ejecutivo conjuntamente con el gremio, enmarcándolo en una salida de emergencia donde se incluya a todos los trabajadores. Pero tienen que estar las dos partes de acuerdo. También esto entra dentro del tema salarial. Usted cuando comenzó esta nota me preguntó ‘¿cómo fue este año?’. Este año fue dificilísimo, fue el peor de los últimos años, dicen que fue el peor de los últimos 30 años. Pero creo que tenemos que empezar a trabajar para que se mejore el salario, para que haya estabilidad, y fundamentalmente para que de alguna manera los sectores de trabajo (que cada vez están más vulnerados, más achicados) empiecen a tener las plantas que históricamente han tenido. Cada puesto de trabajo ha sido presupuestado por el Concejo Deliberante, y cuando se jubila el trabajador municipal ese puesto sigue presupuestado pero no se cubre. Entonces, se va deteriorando también la calidad del empleo.”

 

Q P: Tenemos un déficit importante en las Delegaciones Municipales. La mayoría de los empleados municipales trabaja en San Justo, y en el resto del distrito hay muy pocos municipales. Hay delegaciones con 5 o 6 trabajadores municipales. ¿Esto se ha planteado en algún momento?

RB.: “Está lo urgente y lo importante, y en este caso vamos a ir a lo urgente. Hay muchos municipales que tienen problemas para poder llevar un plato de comida a su casa. A una persona que cobra entre 17.000 y 24.000 pesos, en un momento donde tampoco hay trabajo, la estamos condenando a que esté por debajo del nivel de pobreza. Me parece que hoy el foco tiene que estar en esto, como prioridad. Después se puede discutir ese tipo de cosas que son importantes, que tienen que ver con el servicio que le tenemos que brindar al matancero tanto en la parte de salud como de servicios y de trabajo en delegaciones. Es una cosa muy complicada como para evaluarlo en este momento donde las cosas están difíciles.”

 SANY0001

Q P: El otro tema es la obra social. ¿Cómo ven ustedes este tema?

RB.: “Nosotros lo planteamos en la campaña. La obra social está dando un servicio de acuerdo a la plata que recauda. Por lo tanto; si estamos diciendo que los sueldos son bajos obviamente que la plata que se recauda para la obra social va a ser baja, sumado a que es un servicio solidario. Esto significa que si una persona tiene tres o cuatro hijos y un cónyuge con su aporte, siempre que esté dentro del rango de la obra social, la obra social los tiene que cubrir a todos. Entonces, se hace cada vez más difícil. Nosotros planteamos en su momento que había que generar recursos, que había que maximizar los recursos que teníamos, que había que hacer una gestión transparente y honesta. Nunca quedó claro qué función cumple la financiera dentro del sindicato y cuánto recurso real genera para que de alguna manera vaya distribuido al mejoramiento de la obra social. A la vista de los trabajadores es realmente mala. La mayoría de los compañeros se está desafiliando, y en cualquier momento vamos a tener un fenómeno muy parecido al de la Cámara Compensadora porque las cuentas no cierran. Supongo que esta es una realidad que podrá narrar mucho mejor el Secretario General.”

 

Q P: ¿Usted ve una inacción en el Secretario General del STMLM?

RB.: Cuando nosotros marchamos él dijo en su diario que toda acción o reclamo que se hiciera por fuera del sindicato debilitaba a la Organización (http://semanarioquintopoder.com/?p=25810). Si ellos estuvieran reclamando por una mejora y nosotros quisiéramos pasar por encima de ellos estaríamos lastimando a la Organización, pero él no cuenta que el sindicato está en silencio. El sindicato lleva 15 meses de gestión y está en silencio. Le da lo mismo que nos paguen el 15, el 20, el 25 o el 30. Le da lo mismo que  nos den un bono o que no nos den nada. Le da lo mismo que el bono sea de 12.000 pesos o de 6.000 pesos. No dicen absolutamente nada. Cuando el bono está en el cobro del trabajador ellos se enteran como nos enteramos nosotros, a través de la nota de un diario o a través del discurso de un funcionario. Por lo tanto, hay una inacción porque evidentemente no está en la piel del laburante. Está más en la piel de lo que puede pensar o decir el ejecutivo. Si con la crisis en la que estamos, con los salarios bajos que tenemos, con un municipio que tiene plata en el banco, no somos capaces de decir por lo menos que la estamos pasando mal, ¿cuál es la función del gremio?

 

Q P: A mi entender ninguna administración pública, tanto sea el estado nacional, provincial o municipal debe dar superávit. Porque la plata que tiene de más el municipio es algo que falta en un hospital o en el salario de los trabajadores o en algo. Puede haber un fondo anticrisis para pagar uno o dos meses de salario pero el dinero que tiene el ejecutivo municipal matancero en un plazo fijo es inexplicable.

RB.: “Es cuestionable que tengan tanto dinero acumulado por un lado y que por el otro haya tanto déficit en salarios, en estructuras (los lugares de trabajo son deplorables, los baños de los trabajadores son deplorables).”

 75375555_2495238733899386_9214668105240805376_o

Q P: A parte, cada vez se están privatizando más servicios municipales.

RB.: “Esto tiene un valor mucho mayor que tener un trabajador que cumpla la función porque es una empresa que tiene que ganar dinero para pagar a sus trabajadores. A veces estos trabajadores tienen salarios por encima de los de los municipales. Por lo tanto, el gasto es mayor. En todo caso lo cuestionable sería que el dinero que tienen acumulado no tenga un fin; porque el estado siempre tiene que tener como fin el bienestar del pueblo, de la sociedad, de sus trabajadores. Si esto no está cumplido hay algo que no cierra.”

 

Q P: Se juntaron cinco agrupaciones políticas que compitieron en la última elección, han hecho una marcha (que hay que reconocer que fue exitosa), y han planteado todas estas cuestiones de las que estamos hablando. ¿Lo hacen con una finalidad política, lo hacen cómo para decir que el sindicato se calló la boca y está perdiendo legitimidad? ¿Cuál es el fin de este frente?

RB.: Somos cinco agrupaciones, que tenemos como primera finalidad obtener la unidad, que es lo que  nos faltó en la última elección (este fue un error nuestro). Vamos a trabajar en la unidad hasta que duela y a incorporar a todos los sectores, porque si el sindicato está en silencio va a salir otra voz. Nosotros vamos a intentar ser esa voz que represente a aquellos que no se sientan representados. Esta representación, que en Argentina es histórica, debería existir. Argentina es vista como un país ejemplo en este tipo de cuestiones. No puede ser que un gremio, como el nuestro, con la tradición que tiene el nuestro, esté en silencio y que no tenga la capacidad de hacer una reunión de delegados, de hacer una asamblea en el lugar de trabajo. Todas las asambleas que vemos, todos los movimientos que se hacen son espontáneos de los trabajadores. De hecho ha pasado que los delegados han ido al sindicato y el sindicato habló con el ejecutivo para que no los dejen salir, como en los peores momentos de la historia argentina.”

 

Q P: Como que las bases están superando a la conducción

R B.: “Totalmente. Yo creo que este es un camino que se ha iniciado y que va a seguir. Nosotros nos hemos reuniendo en diciembre dos veces y antes que termine el año nos vamos a volver a reunir, y vamos a trabajar fuertemente para que cuando lleguen las paritarias esta vez estén representados los intereses de los trabajadores. Como hicimos la última vez, volveremos a trabajar para estar con la gente en la calle.”