¿JUEGO SUCIO? ¿ZABALETA MANDA A MORIR A LA MATANZA A LOS JUBILADOS DE HURLINGHAM?

¿JUEGO SUCIO? ¿ZABALETA MANDA A MORIR A LA MATANZA A LOS JUBILADOS DE HURLINGHAM?

 

Por Prof. Joaquín G. Puebla

 

Medios de alcance nacional, provincial y local informaron (a modo de síntesis) que, por orden de la justicia, “ALLANARON LA CLÍNICA LOS CEDROS POR UNA DENUNCIA DEL INTENDENTE DE HURLINGHAM” (https://sectorprensa.com.ar/allanaron-la-clinica-los-cedros-por-una-denuncia-del-intendente-de-hurlingham/).

 

Sin título3

 

La mayoría de los medios periodísticos se enredaron con los datos distribuidos por la Intendencia de Hurlingham pero, nadie, se acercó a dialogar con las autoridades de la Clínica “Los Cedros” para escuchar la otra campana.

No se “allanó la Clínica Los Cedros” sino que se cumplimentó un trámite judicial denominado “Pedido de Presentación” pero, como todo lo que tiene que ver con el COVID-19 es de injerencia de la justicia federal, el trámite lo realizó la Policía Federal.

La denuncia se realizó por un paciente derivado del Hospital Municipal “San Bernardino de Siena” que depende de la Municipalidad de Hurlingham. Según la orden de derivación el mismo se realizó porque “el hospital municipal no tenía capacidad quirúrgica para tratar al paciente en cuestión

 

Sin título2

 

No trascendió el nombre del abuelo fallecido pero sí pudimos averiguar que tenía 82 años y sufría de una “suboclusión intestinal” con una patología previa de EPOC (La enfermedad pulmonar obstructiva crónica – EPOC – es una enfermedad crónica inflamatoria de los pulmones que obstruye el flujo de aire desde los pulmones. Los síntomas incluyen dificultad para respirar, tos, producción de mucosidad y silbido al respirar). La orden de derivación no advertía esta patología previa.

Ante el estado de salud del paciente, los profesionales médicos de la Clínica decidieron operarlo de la “suboclusión intestinal” y, de la misma, salió bien pero no respondió, posteriormente, al tratamiento de antibióticos y falleció de septicemia (La septicemia es una respuesta generalizada del organismo grave ante una bacteriemia u otra infección más una disfunción o una insuficiencia de un aparato esencial del organismo). Un día antes de su fallecimiento los médicos vieron dificultades respiratorias le realizaron un análisis de sangre y, activaron, el protocolo de emergencia ante la posibilidad de que padezca COVID-19. El análisis de sangre dio positivo pero, esos resultados, llegaron a la Clínica “Los Cedros”, un día después del fallecimiento del paciente.

 

pardi

 

Ahora bien, esto es lo que sucedió pero la desinformación ya estaba en marcha. Como para lavarse las manos, en un comunicado oficial, el municipio informó que “Lamentablemente, en las últimas horas, se registró la primera víctima por Coronavirus en la comuna. Se trata de un hombre de 82 años que se encontraba internado en la Clínica Modelo Los Cedros, en San Justo. Desde el inicio de la pandemia, en Hurlingham fueron detectados un total de 14 casos contagiados, de los cuales dos pacientes ya se encuentran dados de alta. Hay un total de 193 casos descartados y otros 33 en observación

Las autoridades municipales nunca “informaron” que el paciente había sido derivado del Hospital Municipal “San Bernardino de Siena” ni que tampoco, dicha derivación, se había hecho por la falta de capacidad del hospital municipal de realizar una intervención quirúrgica ni tampoco aclararon que dicho paciente “era un paciente de riesgo de sufrir COVID-19 por su patología previa de EPOC”.

La Municipalidad de Hurlingham tampoco informó que “no le habían realizado, al paciente de riesgo en cuestión, el análisis correspondiente para ver si padecía coronavirus, la enfermedad que nos tiene en cuarentena hace más de 40 días

 

juanchi

 

La información suministrada por la Municipalidad de Hurlingham no contemplaba lo importante, solo apuntaba a resaltar que, en dicho municipio, “No hubo ni había ningún fallecido por Coronavirus”

El Intendente de Hurlingham, Juan Horacio Zabaleta, parece que se quiso lavar las manos y patear la pelota afuera. No tuvo empacho en distraer a la gente para que mire hacia otro lado y la mejor víctima fue La Matanza y la Clínica “Los Cedros” de San Justo, siendo que en Morón (municipio lindante al suyo) tiene varias clínicas que atienden a pacientes del PAMI. Zabaleta realizó la denuncia judicial por Coronavirus pero nunca admitió que ellos deberían haber informado, responsablemente, que era un paciente de riesgo y que, el municipio, antes de la derivación deberían haberle realizado el análisis correspondiente para ver si dicho paciente padecía de COVID-19.

Las autoridades municipales matanceras, ante la denuncia realizada, inspeccionaron la Clínica “Los Cedros” junto a personal de epidemiología del gobierno de la provincia de Buenos Aires. Asimismo, médicos de PAMI central, recorrieron las instalaciones y revisaron el protocolo diseñado ante cualquier caso sospechoso de COVID-19. Dichas inspecciones no realizaron “ninguna objeción” al protocolo de trabajo de la Clínica “Los Cedros”.

Con respecto al accionar de la Policía Federal se podría decir que fue un poco mucho (10 efectivos) dado que ingresaron a la clínica de una forma un poco violenta, armados hasta los dientes y leyendo a los gritos el mandato judicial. Los muchachos se excedieron y, algunos de ellos, reconocieron su mal accionar.

 

LOS CEDROS: UN BLANCO FÁCIL PARA DESINFORMAR

 

Anteriormente mencioné que no fue casual la derivación del jubilado a la Clínica “Los Cedros” de San Justo porque dicha institución médica tiene una “mala famagenerada por un sinfín de casos que nunca fueron explicados correctamente. Nuestro medio fue uno de los primeros (por no decir el único, en esos años) en realizar varias investigaciones sobre casos ocurridos en la mencionada clínica.

 

LOGO_PRINCIPAL_HORIZONTAL_SOBRE_BLANCO

 

Pero, a su vez, también vimos, investigamos y denunciamos la situación de todas las clínicas que son PAMIDEPENDIENTES  y no lo son por voluntad propia sino que la obra social de los (http://semanarioquintopoder.com/?p=16102 y http://semanarioquintopoder.com/?p=26770) jubilados literalmente “absorbe” la capacidad de atención de todas las instituciones. Si hay capacidad de atención de dos o tres mil prestaciones mensuales Pami envía a más de 15 o 20 jubilados.

Pami “atenta contra la salud de los jubilados y lo hace a conciencia”. Cada nuevo administrador denuncia esto u aquellos pero nunca cambian la actitud ni la forma de trabajo de la obra social más grande del país.

No es poca cosa lo que digo y, sin ánimo de defender cuestiones indefendibles, quiero señalar algunas cuestiones a tener en cuenta.

Pami tiene la atención médica, para sus afiliados, que paga. Hasta mayo de 2017 Pami pagaba (a las clínicas adheridas a dicha obra social) por prestación y después dispuso pagar por cápita (https://www.eldia.com/nota/2017-5-4-1-35-34-pami-cambia-el-pago-a-las-clinicas-y-temen-por-recortes-en-la-atencion-la-ciudad), es decir, Pami paga a una clínica un monto fijo por afiliado y una cantidad determinada.

 

482526

 

Hoy Pami paga, menos que más, cerca de $900 por afiliado; por ese dinero el afiliado puede atenderse en la clínica sin abonar ni un centavo. Por ese monto la clínica debe prestarle la atención médica que necesite el afiliado, desde una consulta médica (Pami paga la consulta médica alrededor de los $70 cuando cualquier consulta privada va de los $1500 a $3000 en promedio), análisis clínicos (en forma privada cobran $8000, como barato) o una intervención quirúrgica.

La Clínica “Los Cedros” de San Justo tiene una complicada situación financiera y, a pesar de eso, realiza entre 14 a 20 mil prestaciones mensuales. Es la segunda o tercera clínica que más prestaciones brinda al Pami en el país.

 

PHOTO-2020-04-28-09-41-21

 

En el caso del hecho especifico de la pandemia por el coronavirus la Clínica “Los Cedros” de San Justo dispuso realizar los análisis de sangre que determinen si un paciente padece COVID-19 o no en un laboratorio privado a un costo de $2300 cada análisis. Hizo esto porque hacerlo en el Malbrán o en el Htal. Paroissien el resultado tardaba una semana. En el laboratorio privado lo tiene de un día para el otro pero, más allá de eso, hace esto porque de material descartable para atender a un paciente caso sospechoso de padecer COVID-19 tiene un costo diario de $2000. La Clínica paga $4300 paciente caso sospechoso de padecer COVID-19 pero Pami no pone un peso para esto, los costos lo absorbe íntegramente la Clínica.

Ningún medio informativo, tanto sea de alcance nacional, provincial o municipal, se detuvo a investigar o, no siquiera, preguntar sobre esto.

 

¿LAS CASUALIDADES EXISTE O NO EXISTEN?

 unnamed (1)

El Intendente de Hurlingham, Juan Horacio Zabaleta realizó la denuncia en el Juzgado Federal N° 3 de Morón liderado por el juez Néstor Barral. Barral es viejo conocido de las autoridades políticas del distrito porque fue quién tramitó la causa del “Pastor Justiciero” que embrolló todo con (http://semanarioquintopoder.com/?p=22817) el único fin de relacionar al entonces, Diputado Nacional, Fernando Espinoza en una causa judicial que no tenía nada que ver. Por esto y otros hechos bastantes más oscuros para Barral presentaron un pedido de “Juicio Político” (https://realpolitik.com.ar/nota/38853/pediran-juicio-politico-para-el-juez-a-cargo-de-la-causa-de-los-narco-chalecos/) que, todavía, está tramitando el Consejo de la Magistratura provincial.

Si se hace un poco de memoria, los funcionarios policiales que realizaron la investigación de los “Pitufos secuestradores” estaban bajo el mando del, entonces, Comisario Gral. Daniel García actual Superintendente General de la Policía Bonaernese. Todas estas ¿casualidades? Me están generando serias dudas sobre la inocente denuncia de un Intendente preocupado por un vecino.

Juan “Juanchi” Zabaleta tiene un pasado pero dividido en dos. Uno en Moron y otro que comenzó nuevamente de la mano de ex Vicepresidente, Amado Boudou.

 

juanchi

 

Hasta el 2003 “Juanchi” Zabaleta tuvo su carrera política centrada en el municipio de Morón y, ese mismo año, compitió por la Intendencia moronense. Al respecto, nuestro medio publicó (http://semanarioquintopoder.com/?p=9169) que “Martín Sabbatella, antes de ser kirchnerista, era un enemigo declarado del peronismo bonaerense; es más, en el año 2003 todos los peronistas del oeste del conurbano bonaerense apoyaron, con estructura y dinero, a Juan Horacio ‘Juanchi’ Zabaleta (quien hoy está peleando la intendencia de Hurlingham) en su intento de ganarle la intendencia moronense de Sabbatella. El cierre de campaña fue apoteótico, estuvieron todos los intendentes que apoyaron la patriada del ‘Juanchi’ (Alberto Balestrini, Alberto Descalzo, Hugo Curto, Luis Acuña, Mariano West, el ‘Vasco’ Othacehé, Felipe Solá y el mismísimo Néstor Kirchner). Sabbatella, en esa elección, le ganó a todo el peronismo del oeste

Después de dicha elección hubo muchas recriminaciones porque los “barones del conurbano” habían apostado muy fuerte por “Juanchi” Zabaleta; en esa “apuesta fuerte” hubo mucho dinero y ese aporte no se vio en la campaña. Más de uno habló de que “Juanchi” se había embolsado la “mayoría de esos aportes” y una de las voces más fuertes vino desde La Matanza.

 

Zabaleta-Román-y-su-esposa

 

Juan “Juanchi” Zabaleta fue “ahijado político” del ex Senador Provincial y “Todopoderoso del oeste bonaerense” Horacio Román.

Juan “Juanchi” Zabaleta durante mucho tiempo mantuvo un muy bajo perfil pero de la mano del ex Vicepresidente, Amado Boudou, fue recuperando espacios políticos hasta llegar a la Intendencia de Hurlingham.

 

images

 

En todo este enredo hay una “línea blanca” que une a todos y, esa línea, es la Agrupación “La Cámpora”, que está liderada por el Diputado Nacional, Máximo Kirchner. No olvidemos que su pareja, Luana Volcovich, está al frente del Pami.

 

93372643_2982270815192516_2997550442877026304_o

 

No sé ustedes pero, para mí, estas son muchas casualidades dado que si tenemos en cuenta que Fernando Espinoza no está muy bien considerado por “La Cámpora” y no me extrañaría que todo esto no sea un inicio de una campaña para esmerilar la figura del Intendente matancero.