“ARGENTINA NECESITA CUANTO ANTES UNA LEY FEDERAL DE TRANSPORTE”

 

 

 

 

 

2d

En una entrevista con Semanario Quinto Poder, el Concejal del bloque oficialista en Matanza, trabajador y dirigente ferroviario de la línea Belgrano Sur, analizó la situación del transporte en nuestro país. Además señaló que “el movimiento obrero  está perdiendo una gran oportunidad estando desunido”, en relación a la división de la CGT.

 

QP: ¿Cómo se desenvolvió  el Sindicato a partir de la fractura de la CGT Matanza?10169408_608837572532599_2107285800_n

D.B: “Nuestro sindicato responde a la CGT que está comprometida con  este proyecto de país  iniciado el 25 de mayo del 2003. Estamos convencidos de que éste es el modelo de producción, industrialización de empleo y fortalecimiento del mercado interno que le va  permitir a todos los trabajadores poder desarrollarse con dignidad. Este modelo nos ha dado principalmente a los trabajadores la posibilidad de negociaciones paritarias anuales y hasta me atrevo a decir que no ha dado ni una sola medida de gobierno en contra de la clase trabajadora. Por todo ello, la Unión Ferroviaria adscribe plenamente  a la CGT que a nivel nacional conduce el compañero metalúrgico Antonio Caló y que a nivel distrital conduce el compañero Mario Ortiz. En ese sentido nosotros estamos seguros de que éste es el espacio en donde los dirigentes gremiales debemos desarrollarnos y participar en la defensa de todas las conquistas que  hemos logrado en los últimos años. Estamos totalmente del lado de los dirigentes y de las organizaciones gremiales que no perdemos la memoria. Que sabemos muy bien donde estábamos parados en el 2001 y en el 2002. No podemos darle la espalda a este gobierno, que además encierra la implementación de políticas que tiene que ver con la justicia social, con la independencia económica y la soberanía política, que representan las banderas históricas del peronismo”.

QP: ¿Cuál es su análisis de esta división?

D.B: “A ningún dirigente gremial le es grato la desunión de la clase trabajadora. Y te diría que más que una división es una pelea de dirigentes, porque los trabajadores no tienen diferencias. Lo único que quiere un trabajador es tener un buen sueldo, llegar a fin de mes, poder tener dignidad y disfrutar del esfuerzo que hace todos los días trabajando. Por eso creo que el movimiento obrero argentino está perdiendo una gran oportunidad estando desunido, porque es de suma importancia mantener la unidad de aquellos que trabajamos. Como bien decía el General Perón: ‘Sobre la base de la unidad de los que trabajan habrá de edificarse la grandeza de la patria’. Ocurre que muchas veces esa desunión tiene que ver con cuestiones personales y de posicionamientos. Insisto, para la defensa de los intereses de los trabajadores es necesario que la CGT esté unida. El mensaje del General perón hablaba de tener una conciencia de clase, de la necesidad de la unidad, y también manifestaba que los verdaderos generadores de la riqueza de la patria son los trabajadores. Por ello hacemos votos y seguimos trabajando para que eso se consiga”.3d

Q.P: Dentro de este contexto. ¿Qué lo motivó a participar de la CGT local?

D.B: “Y… Se empieza a militar dentro de la actividad gremial desde el momento en que uno comienza a observar injusticias o cuestiones perjudiciales para los compañeros. Yo ingresé al ferrocarril a finales de los ‘90, en una época complicada en donde la palabra “sindicato” estaba mal vista. Ante esas y otras situaciones dañinas, uno empieza a ponerse en contacto con los demás para comenzar a modificar esa realidad. Y así se arranca a militar y a trabajar dentro de lo que es un gremio. La única forma de defender los intereses reales de los trabajadores es a través del sindicato, no hay otra. Entonces a través de la militancia y la participación se van dando las cosas, hasta que se tiene el mayor honor de que los propios compañeros de trabajo lo elijan, lo designen a uno como su delegado. Luego se trata de ir avanzando dentro de la estructura gremial  y seguir creciendo, mediante lo cual alcancé mi lugar como secretario general en la seccional de Tapiales. Después de eso con los compañeros empezamos a consolidar las conquistas gremiales y dimos un segundo paso, que fue participar dentro de la CGT  Matanza. Cuando iniciamos hace diez o doce años a participar de la vida gremial de nuestra línea, emprendimos la responsabilidad de  modificar la situación de la empresa. Una vez que tuvimos resuelta esa situación, avanzamos y nos incorporamos de lleno en la participación de la CGT regional. Te aseguro que a lo largo del camino encontré un grupo de dirigentes gremiales de una calidad humana enorme, de quienes aprendí y sigo aprendiendo. Creo que es importantísimo relacionarse con compañeros dirigentes que tienen sus años de trayectoria, a los cuales poder consultar, pedir consejos o asesoramiento en caso de algún conflicto. Principalmente la CGT es un espacio en donde se puede ser totalmente plural, abierto y horizontal, en donde todos tienen la posibilidad de pedir la palabra y expresar lo piensan. Todas las opiniones son absolutamente valorables y valoradas. Todos somos respetuosos respecto al pensamiento y  la posición de cada una de las organizaciones. En esta regional de La Matanza, no hay gremios que sean más importantes unos que otros. Aquí cada dirigente y cada representante tienen el mismo peso, lo cual es vital para seguir desarrollándonos como tal. Un buen delegado de base es y llega a serlo en función del trabajo que realiza día a día”. 10351321_732283040157972_422877014538725917_n

QP: Respecto al acuerdo paritario ¿En qué estado se encuentran las negociaciones?

D.B: “La actividad ferroviaria está negociando paritarias desde marzo. Hemos conseguido a mediados de ese mes el pago de una suma a cuenta, que ronda el 21%, y en los próximos días se estará negociando con el Poder Ejecutivo nacional el cierre definitivo. La discusión salarial se está desarrollando normalmente como en los últimos años, por lo tanto somos optimistas. Estamos discutiendo salario con el gobierno de manera unida, es decir, los cuerpos directivos de los cuatro gremios que representan a la actividad ferroviaria como La Fraternidad, la Unión Ferroviaria, el gremio de trabajadores jerárquicos y el personal de señaleros, negociamos de manera conjunta. Desde el momento en que este gobierno habilitó la posibilidad de negociar paritarias, siempre hemos alcanzado importantes aumentos salariales beneficiosos para los trabajadores y las trabajadoras ferroviarias. Si bien este año la negociación tiene cuestiones puntuales relacionadas con el desfasaje de precios que hubo en los dos primeros meses del año y con la devaluación que complica el acuerdo salarial, creemos que vamos a alcanzar un número que satisfaga las expectativas de los compañeros trabajadores”.10171131_612189562195434_1789871227_n

Q.P: Por otra parte ¿Cómo se encuentra el servicio de prestaciones médicas y sociales que brinda el sindicato?

D.B: “La actividad ferroviaria tiene su obra social, OSFE, que brinda atención médica a no solo al personal activo y a sus familias, sino también a los trabajadores jubilados y a los pensionados, lo que es importantísimo destacar porque no todas las obras sociales lo hacen.  Tiene cobertura en todas las provincias del país y en cada una existe una base operativa de la obra social ferroviaria. El desarrollo y las prestaciones de la obra social están sujetos al aporte de los trabajadores activos y es por ello que se tiende a eliminar las sumas no remunerativas para que todo el salario sea en blanco y para que  el ingreso económico a la obra social sea mayor. Nuestra obra social tiene una historia que tiene que ver con la década de los 90 y la historia del sindicato. Hace años contábamos con un hospital modelo en la Argentina que era el Hospital Ferroviario ubicado en Retiro, un orgullo para todos los trabajadores del riel. Lamentablemente tuvo que venderse porque funcionaba cuando en el país había más de cien mil trabajadores ferroviarios, cifra que disminuyó en la nefasta época de los ‘90, en donde llegamos a ser no más de cinco mil trabajadores. Por esa razón, la estructura hospitalaria era insostenible. A partir de la recuperación del país la cifra aumentó a más de 20 mil trabajadores, por lo que contamos con más aportantes. Actualmente nuestra obra social se ha recuperado, ha salido de la convocatoria de acreedores que tuvo en su momento y hoy se encuentra trabajando fuertemente con programas de prevención, a través de charlas y recorridas en donde se informa y previene a los trabajadores y a sus familias”.10473169_732283083491301_4816281564941738337_n

Q.P: En un nuevo plano de discusión. ¿Qué lo incitó a ocupar una banca en el Consejo Deliberante?

D.B: “Sinceramente en ningún momento me propuse llegar a ser concejal, sino que  surgió  a partir del apoyo y respaldo de los compañeros, secretarios generales y representantes de otras organizaciones sindicales de Matanza, principalmente del compañero Carlos Gdansky, presidente del Movimiento de Integración Peronista. Yo trato de desempeñar esta función de la mejor manera posible. Quiero compartir que para mí lo más importante de la participación es hacerlo por convicción y principios, no por conveniencia, porque eso no es militancia. La verdadera militancia es la que se hace trabajando con pasión. Y así fue que en el último cierre de lista, los compañeros que integran la regional Matanza y el Movimiento de Integración Peronista creyeron que yo podía representarlos en el Concejo Deliberante. Y la mejor forma de agradecer a los compañeros que nos permitieron llegar a este lugar es trabajando con responsabilidad todos los días. No hay que acercarse a la militancia por especulación o a la espera de recibir algo, porque eso no dura. Lo significativo es acercarse y militar porque uno cree que lo que está haciendo es correcto”.

Q.P: En este sentido. ¿Cómo combina la función de defender los derechos de los trabajadores agremiados y de los vecinos?1d

D.B: “Para mí todo ello forma parte de lo mismo, porque los trabajadores son también en su enorme mayoría vecinos de La Matanza. Es decir, si bien las cuestiones gremiales pertenecen a un mundo diferente, las partes se rozan, porque ese mismo trabajador que se defiende de situaciones conflictivas con la empresa, también es vecino. El mismo trabajador que me cuenta de algún inconveniente laboral también es el mismo trabajador que quizás me viene a hablar porque todavía en su barrio no llegó el asfalto. O el trabajador que te dice ‘che, ¿Para cuándo cierran las paritarias?’, luego te agradece porque ya disfruta de agua potable en su casa. Entonces, son dos áreas distintas pero que tienen muchísimo que ver. Ahí es cuando uno se adentra en esta gimnasia de atender los reclamos, ya sea desde el punto de vista laboral como del punto de vista comunitario y social”.

Q.P: En líneas generales. ¿Cuál es su estudio acerca del transporte público ferroviario?

D.B: “Para empezar, Argentina necesita cuanto antes una ley federal de transporte que regule las actividades de cada modalidad, ya sea ferrocarril, camión o micro de corta, media y larga distancia. Sin embargo hay que decir que desde la creación del Ministerio de Transporte que conduce el compañero Florencio Randazzo, en los ferrocarriles se ha visto un cambio enorme. Actualmente se están invirtiendo  millones de dólares en infraestructura ferroviaria, lo cual representa un  total compromiso de parte de todos los organismos y trabajadores. Hacía más de cincuenta años que no se producía una inversión de esa envergadura, y permanentemente se pueden observar esas mejoras en la implementación de formaciones nuevas y de obras públicas que benefician a todos los pasajeros. De hecho asistí a el acto de presentación de los nuevos coches que van a funcionar en la Línea Sarmiento próximamente. Uno como trabajador ferroviario se pone contento respecto a ello, porque lo más importante para nosotros es que el usuario viaje cómodo, seguro y a horario. Que hay que seguir mejorando el servicio es indudable, por eso vamos a continuar trabajando y esforzándonos para cumplir con todos los puntos solicitados que permitirán un mejor funcionamiento y desarrollo de cada uno de los coches y estaciones”.

Q.P: ¿Y en cuanto al ramal Belgrano Sur?1911889_590371147721378_1520232680_n

D.B: “En el caso de la línea Belgrano Sur, estamos a la espera de que se incorporen más de ochenta coches nuevos a nuestro ramal, lo cual va a generar la posibilidad de remodelación completa de más de veinte estaciones que beneficiará a toda la barriada de La Matanza. Esto también abrirá las puertas a la necesidad de una mejora en la capacitación del personal, y justamente nuestro sindicato está muy comprometido con la formación profesional de los trabajadores. Para nosotros es importantísimo aprender de esa nueva tecnología para luego garantizar un servicio correcto. Sinceramente estamos muy contentos, porque se están haciendo realidad cada uno de los anuncios que prometió el gobierno respecto a la recuperación e inversión ferroviaria. Nosotros en la estación de Tapiales, cabecera de nuestro ramal, tenemos una oficina en donde funciona el llamado «puesto control de trenes», que hoy en día está absolutamente digitalizada con GPS en las locomotoras que indican en donde está ubicado geográficamente el tren, a qué velocidad está funcionando, si está frenando correctamente o no, entre otras cosas. Sabemos que todavía sigue habiendo coches viejos y en mal estado, pero por debajo de esa cuestión que tiene que ver con la estética, se ha producido un enorme cambio relacionado a la seguridad. Se ha incorporado tecnología de primera línea en cada uno de los talleres, lo cual permite al trabajador ferroviario optimizar y acelerar las reparaciones. Lo que antes se hacía de manera manual, hoy se realiza digitalmente, lo cual también ayuda a optimizar los recursos humanos. Así que estamos trabajando constantemente para que el servicio mejore día a día y el usuario llegue conforme a su destino”.

Q.P: Asimismo. ¿En qué situación se encuentra la recuperación del ferrocarril como transporte de carga?

D.B: “Está claro que una de las cuestiones principales en la economía de un país es el costo de la carga. Digamos, cuánto le sale a un productor agropecuario de Tucumán trasladar la materia prima hasta el puerto de Buenos Aires por ejemplo. Ese es un ítem fundamental de la competitividad a nivel mundial. El ferrocarril representa una alternativa mucho más económica y ecológica que el transporte por camión. Por eso acertado este asunto de revitalizar y reactivar fuertemente el transporte de carga a través del Ferrocarril Belgrano Carga, lo cual exige también una ordenanza que legisle y regule este tipo de actividades. La competitividad del productor agropecuario argentino va a comenzar a demostrarse a la hora de trasladar la mercadería según su rapidez. Estamos en proceso de llegar a todos estos puntos. Lo importante es que se haya tomado la decisión de comenzar a recuperarlo”.

QP: Por otro lado ¿Cómo ve el Movimiento Obrero Organizado en Matanza?

D.B: “Creo que estos tiempos son tiempos de gestión en cada una de nuestras organizaciones. Nosotros representamos a los trabajadores dentro de una organización gremial, pero también tenemos que estar compenetrados en la política. Desde el momento en que un dirigente gremial le da la espalda a la política se está equivocando, y así sucedió en los ‘90. Uno tiene que estar permanentemente capacitándose y siendo crítico para que no le puedan vender “espejitos de colores”. Porque si no viene cualquier político o funcionario de turno con un título universitario, y te vende un modelito armado. Si uno no está capacitado o no tiene el espíritu crítico adecuado puede comprar cualquier receta. En los ‘90 a la clase dirigente gremial argentina le paso eso, compro un modelo de país que a mediano plazo destruyó la economía, destruyó la producción argentina. Entonces no nos puede volver a ocurrir eso, nosotros los dirigentes gremiales tenemos que estar siempre alerta,  asesorarnos diariamente para que no pueda venir cualquier a vendernos cualquier cosa. En ese sentido también es importante tener memoria, puede haber muchas cosas por mejorar hoy, de hecho las hay, pero no podemos dejar de reconocer que a partir del año 2003 y hasta ahora los trabajadores estamos mucho mejor. Que hay que profundizar es indudable, pero no podemos dejar de tener memoria. Los trabajadores queremos un modelo de país con trabajo registrado, en blanco y formal. Y que a partir de ese trabajo uno pueda desarrollarse como persona y mantener a su familia, poder brindarle una educación a los hijos, poder irse de vacaciones. Por supuesto que todavía queda mucho por hacer, todavía hay muchos argentinos y argentinas que no tienen un trabajo estable, pero este modelo de país es el camino para poder a llegar a ello. Uno de los puntos pendiente que tenemos como país es reducir el trabajo no registrado que está en el orden de un 35% que es muchísimo. Otro de los ítems también tiene que ver con el déficit fiscal. Nosotros lo que manifestamos desde el movimiento obrero es que la emisión monetaria y el déficit fiscal tienen que ver con los planes de acción social, con el plan progresar, con el procrear, con un montón de cuestiones que contribuyen al beneficio de la comunidad que todavía no ha alcanzado un empleo digno. Desde la parte política, como dirigentes gremiales y movimiento obrero, tenemos que en primer lugar estar en un proceso de aprendizaje y trabajo constante para poder lograr todos los objetivos propuestos”.

QP: Para concluir… En cuanto a los trabajadores agremiados, ¿Existe un aumento de participación en la militancia?

D.B: “Sí, absolutamente. Se ha visto en los últimos años un aumento importante en la militancia de parte de todos los compañeros, y uno lo ve permanentemente en las actividades que se desarrollan tanto desde el punto de vista  gremial como político. Creo que todo esto tiene que ver con el proceso de recuperación que se inició en el 2003. Nosotros veníamos de una época en donde la participación política era nula. Para gran parte de la población, no servía de nada participar o militar, sino que era una pérdida de tiempo. Nos habían convencido de que el mercado era lo único que podía conducir los destinos de un país. Que la política era inútil, y que todo se relacionaba solo con la economía. Incluso nos vendieron el famoso “Fin de la historia”. Pero con la llegada de Néstor aquí en la Argentina y de Chávez en Venezuela se dio un proceso de renovación, en donde quedó demostrado que la participación es necesaria, y que uno 1461881_656143194408335_1737254639_nparticipando y militando en cualquier espacio, podía modificar la realidad. Justamente uno de los legados más importantes que va a dejar para la historia Argentina el gobierno de Néstor Kirchner es  la recuperación de “la política como instrumento transformador de la realidad”. Esta participación hoy se ve dentro de las fábricas y en cada una de las organizaciones gremiales, lo cual nos va a garantizar etapas prosperas para el país. Creo que la clave es ser rebeldes y siempre cuestionar al poder para poder tener un crecimiento como sociedad, para conseguir una síntesis superadora. Asimismo la participación de la juventud también se ha visto incrementada enormemente y una de las cosas que nos siguen motivando en la tarea de militar es la fuerza que ellos le ponen”.