“SENTÍ QUE ME MORÍA DE A POCO, FUE MUY DURO DARME CUENTA QUE NO PODÍA SEGUIR JUGANDO AL FÚTBOL”

“SENTÍ QUE ME MORÍA DE A POCO, FUE MUY DURO DARME CUENTA QUE NO PODÍA SEGUIR JUGANDO AL FÚTBOL”

 

 

 

Adrián Bianchi supo jugar en Vélez y Ferro, entre fines de los 80’ y comienzos de los 90’. Una vez retirado del futbol profesional, se sumió en un calvario personal del cual salió gracias a la escritura. Ya editó dos libros y además cuenta con un programa radial solidario: “De Poetas y Locos” donde comenzó a armar bibliotecas para escuelas carenciadas, hogares de niños y comedores. Su cruzada en la vida es: “Un niño un libro”. El ex futbolista, nacido en Morón, le cuenta su historia a Quinto Poder en esta entrevista.

 

QP: Del fútbol a una tarea comunitaria, ¿Cómo se dio todo?

AB: “La idea nació después de leer un párrafo de García Lorca, donde él decía que si se encontraba con una persona con alguna necesidad más allá de darle un pan también le daría un libro, y creo que es una búsqueda mía de -Bianchi-en radio (Copy)poder aportar algo entre tanta necesidad que están sufriendo los chicos. Uno de los problemas de este país es la educación, a raíz de eso me propuse hacer un programa de radio “De poetas y locos” (AM 1250, viernes a las 22 hs) con la idea de armar bibliotecas en escuelas de bajos recursos, en hogares y comedores infantiles. Las redes sociales me han ayudado mucho para difundirlo. Me junte con gente que empezó a darme libros para llevarlos a colegios y gente en situación de calle”.

 

QP: ¿Y cómo es tu relación con la escritura viniendo del mundo del fútbol?

AB: “Estuvo dentro mío desde siempre, igual que la música. Desde ya la carrera de futbolista, que parece fácil, no es tan así y hay que trabajar bastante. Lleva un trabajo arduo ser jugador de fútbol y dedicarte a eso, a veces te prohíbe dedicarte a otras actividades. Cuando terminé con el fútbol, empecé a hacer radio con un amigo en Morón escribiendo cuentos de fútbol”.

 

QP: ¿Resultabas  extraño para el resto al tener esa inquietud, ya que supongo que la mayoría de tus compañeros no la tenían?

AB: “Extraño no, por que es mi forma de ser. Mas allá de alguna broma, mis compañeros aceptaron verme leyendo en alguna concentración, o de pronto escuchar música clásica, algo que no se acostumbra en un equipo de fútbol”.

 

QP: ¿Escuchabas música clásica en una concentración, en un vestuario?

AB: “En realidad amo la música de todo tipo, pero escuchaba mucho a Bach, Beethoven y  Paganini. Te cuento que hasta algunos se han bianchi ante Ruggeri (Copy)enganchado, como Meza, un numero diez que jugaba en Vélez. A raíz de verme con el  grabador escuchando un casete, me pedía que le grabe música clásica por que antes de los partidos lo relajaba escuchar esa música”.

 

QP: Y en esa época (comienzo de los 90’) no se ganaba mucho dinero en el fútbol.

AB: “Para nada, no se ganaba el dinero de ahora. El futbol se transformó en un gran negocio donde  hay muchísimo dinero dando vuelta, es muy grande esa “torta” y todos quieren tener algún pedacito. En mi época había uno o dos representantes, hoy hay cientos”.

 

QP: Volviendo a tu tarea con las escuelas y comedores, detallanos como es y donde te pueden contactar.

AB: “Cuando arranque con esta cruzada para que cada chico tenga un libro de papel, de hecho la cruzada se llama “Un niño un libro”, empecé a llevar libros a escuelas y me di cuenta que no todas tienen necesidad, y si que hay comedores y hogares que son los que mas necesitan. Pueden encontrar en mi blog: AdrianBianchi.blogspot.com, toda la información, mails y teléfonos para contactarme. Además de los libros que me pueden donar, pueden Bianchi en velez con navarro montoya y simeone entre otros (Copy)informarme sobre escuelas, comedores y hogares que necesiten libros para poder llevárselos. Me contacto con algún maestro o quien este a cargo de un comedor u hogar y trato de seleccionar que textos necesitan los chicos, los cargó al auto y se los llevó”.

 

QP: ¿Hace cuanto que lo haces?

AB: “Ya son 4 años. Es un pequeño granito de arena  para ayudar a mucha gente que lo necesita. Se que el hambre, el techo o una frazada es importante, pero el tema de la educación es fundamental. Los graves problemas por los cuales atraviesa el mundo: la violencia, la droga y la inseguridad son por la falta de educación”.

 

QP: ¿Lo haces sin apoyo político?

AB: “Si. Sin apoyo político ni religioso, de ningún tipo. No necesito ayuda para hacer esto ni tampoco me interesa tenerla”.

 

QP: En tu faceta como escritor, ¿escribís de fútbol o abordas otros temas?

AB: “Escribo cuentos de futbol para el programa de radio, pero mi primer libro (Una nueva oportunidad,  editado en 2011) tiene que ver con mi historia personal. Lo difícil que me fue dejar el fútbol, los graves problemas por los cuales atravesé. De alguna forma, por la lectura pude hacer un plan de autoayuda, que empecé a preparar para mí y que me ayudó a salir adelante. Uno se da cuenta que esta bendecido con otros dones. El segundo libro que edité, “Un avioncito de papel”, es un cuento para chicos”.

 

QP: ¿Por qué te fue traumático dejar el fútbol?

AB: “Me costo muchísimo por que me encontré en un vacío muy grande. Frustrado, abandonado en vida. Sentí que me moría de a poco, fue muy duro darme cuenta que no podía seguir jugando al fútbol. Dios esta siempre 230730_108681245886576_100002341041706_89008_786114_n (Copy)presente y en el momento indicado me hizo ver que la vida era otra cosa, que podía salir adelante, y me encontré escribiendo el libro que edité en 2011 y el cual me ayudó a cambar mi vida”.

 

QP: ¿Además, en la actualidad, sos relator de fútbol?

AB: “Estoy empezando a relatar futbol, también estuve comentando. Es algo que me gusta. También soy entrenador de futbol, estuve en Morón en el campeonato 1999-2000 con Juan Manuel Guerra y hace poco (un año y medio) en San Miguel con Hugo Parrado, un amigo. Después de eso me propusieron comentar futbol, hice un curso y estoy en ese camino”.