“CREO QUE SI SEGUIMOS TENIENDO UN GOBIERNO QUE PRIORICE LA TIMBA LA DESTRUCCIÓN VA A SER TOTAL”

 

Hugo Melo, Sec. Gral de la UOM Matanza dialogó con Semanario “Quinto Poder” y señaló la crítica situación que se vive en los sectores productivos del distrito.

Melo afirmó que “La mayoría de las fábricas están pasando por situaciones cada día más complicadas, que tiene que ver con lo que venimos diciendo hace tiempo: la caída del mercado interno, la caída del salario y un montón de factores que son implementados por el gobierno nacional

 SANY0003

Q P:¿Esta muy complicada la situación en lo que respecta al sindicato?

HM.: “Sí, muy complicado todo. No hay señales de la política nacional que indiquen un cambio para la industria. Por lo tanto, si está complicada la industria estamos complicados nosotros. La mayoría de las fábricas están pasando por situaciones cada día más complicadas, que tiene que ver con lo que venimos diciendo hace tiempo: la caída del mercado interno, la caída del salario y un montón de factores que son implementados por el gobierno nacional. A partir que el gobierno nacional autoriza la importación, que la gran mayoría de las fábricas están cerrando, que la mayoría de las fábricas no producen porque no pueden venden debido a que la sociedad no tiene recursos para que el mercado interno funcione, la cosa se va complicando.”

 

Q P: ¿Cómo está repercutiendo esto en el gremio?

HM.: “Cada día estamos más complicados; pero no sólo el gremio sino también la obra social en lo que tiene que ver a la entrega de los medicamentos, los salarios de los trabajadores de la obra social, el salario de los médicos. Al caerse la actividad, la producción, los recursos del sindicato se va cayendo todo esto. Y la situación se hace cada día más compleja porque las tarifas siguen aumentando, la nafta sigue aumentando.”

 

Q P: Hace años que venimos hablando de este tema. ¿Esto cómo está afectando al trabajador, al afiliado al ver que cada vez hay menos trabajo, menos posibilidades que el sindicato le dé alguna contención y que la obra social cada vez está peor?

HM.: “Afecta al conjunto. A los trabajadores los afecta fundamentalmente en cómo poder tener una mejor calidad de vida. Trabajadores que podían mandar a sus hijos a una escuela privada ahora tienen que buscar un espacio en la escuela pública, los que podían tener una prepaga hoy no la pueden tener. Toda esta situación se da a partir de la caída del poder adquisitivo porque en la mayoría de las fábricas ya no hay horas extras, hay achicamiento de personal, la gente está pintando la fábrica en lugar de producir. Es lógico que todo esto repercuta en la calidad de vida de los que trabajan.”

 SANY0001

Q P: Hablando un poco de política, ¿ustedes prefirieron enfrentar, en el orden nacional, a este gobierno en lugar de discutir algunas cuestiones locales?

HM.: “A nosotros nos parece que hay que poner un límite a todo esto. El gobierno nacional con su política económica y su destrucción de la industria está afectando a la mayoría de los trabajadores, al sindicato, a la obra social y a todo lo que hemos construído en La Matanza de hace un tiempo a esta parte en beneficio de los trabajadores y la comunidad. Cada cosa que hemos hecho del 2003 a esta parte ha estado siempre abierta a la comunidad, y no sólo para los metalúrgicos. Le puedo dar como ejemplos: la escuela fábrica, el Centro de jubilados, la obra social, el Centro cultural y muchísimas cosas más que hemos puesto a disposición de la comunidad. Entonces, los trabajadores se sienten afectados pura y exclusivamente por esta política nacional. Por eso, para nosotros la discusión no es local sino nacional. Creo que si seguimos teniendo un gobierno que priorice la timba financiera y otras cosas, y no la producción, la cultura del trabajo y la industria nacional la destrucción va a ser total. No vemos que tengamos que discutir algo local cuando la realidad es que a nivel nacional nos están destruyendo.”

 

Q P: ¿Tocó fondo esta política económica?

HM.: “Para  nosotros tocó fondo o va a tocar fondo porque cuando uno va a discutir con las distintas empresas los empresarios manifiestan no poder pagar ya que cada vez que cobran con un cheque al momento de cambiarlo es impresionante la plata que les sacan y no les alcanza, y porque uno ve las altas tasas de interés que hay. También hay empresarios que especulan y les conviene estar en la timba financiera. En todo este tiempo hemos visto la cantidad de fábricas que fueron cayendo y han ido cerrando.”

 

Q P: Usted hace unos años (en una nota que le hicimos) nos hablaba de los desocupados y los movimientos sociales, que fueron creciendo porque los sindicalistas no habían dado en su momento la pelea para contener a esos desocupados. En ese aspecto, ¿cómo ve el escenario hoy?

HM.: “Decíamos eso, y hoy nos está pasando a nosotros porque se nos hace difícil contener a los compañeros desocupados cuando la industria se va cerrando y se va achicando. Nosotros hoy tenemos fábricas con muchos inconvenientes, que seguimos ayudando y acompañando a sus trabajadores con la obra social. Por eso entendemos un poco por qué los compañeros se terminan nucleando en un movimiento social. Igualmente nos gustaría poder encontrar una respuesta a esto y que el conjunto de sindicatos locales, por lo menos, tengamos la posibilidad de contención de esos compañeros. Nosotros lo estamos haciendo con las herramientas que tenemos, con lo que podemos, con lo que estamos logrando tener de las recaudaciones que cada día son más chicas a partir que las fábricas están prácticamente paralizadas.”

 SANY0002

Q P: ¿La reforma laboral ya se aplicó? Hoy con la situación de desempleo que hay ya no importa la Ley.

HM.: “¿De qué reforma laboral va a hablar este gobierno si ya al aumentar el ejército de desocupados prácticamente la está generando? Porque por cada puesto de trabajo que vayan creando va a haber diez desocupados que lo necesitan. Por lo tanto, esta política nacional de este gobierno prácticamente va generando la posibilidad de que el empresario ponga las condiciones que quiera y que la gente las acepte con tal de trabajar. Más vale que el día que quieran sacar por Ley una reforma laboral seguramente todos los sindicatos, todos los compañeros, todos los trabajadores vamos a estar peleando para que eso no ocurra. Pero de hecho ya se está armando una especie de reforma laboral a partir de los desocupados.”

 61195593_142017020252149_1046379137112997888_n

Q P: ¿Qué expectativa tiene con Cristina?

HM.: “A nosotros nos gustaría que el gobierno de Fernández-Fernández tenga la posibilidad de revertir los errores que se cometieron en el gobierno anterior; que pueda demostrar que es posible gobernar de otra forma; y que se pueda volver a tener esa cultura del trabajo, esa industria nacional que teníamos. En el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y de Néstor Kirchner se hicieron casi 800.000 autos en Argentina mientras que en el gobierno de este señor creo que si llegamos a 400.000 autos es mucho. Esto quiere decir que en el gobierno anterior por lo menos había mayor producción. Si se hicieron 800.000 autos en el gobierno anterior significa que había posibilidades de que el sector autopartista funcionara y, por lo tanto, funcionaban muchísimas fábricas. Con esto quiero decir que la producción, la cultura del trabajo, la posibilidad de trabajar diferente y la posibilidad de que la industria nacional funcionara estaban a la orden del día. Nosotros formábamos (como lo hacemos ahora) trabajadores y les dábamos a los jóvenes herramientas para que tengan conocimiento en la industria metalúrgica. Salían de nuestras escuelas y conseguían trabajo. Hoy vienen a formarse y a capacitarse para buscar alguna alternativa pero no consiguen trabajo. Por lo tanto, la situación es totalmente diferente. Ojalá que el gobierno de Alberto Fernández y Cristina Fernández le dé a los argentinos la posibilidad de tener nuevamente un país diferente, un país para todos como decimos nosotros, y especialmente que haya trabajo. Y si hubo errores que sepan entenderlos y que sepan componerlos.”