“ME RENUNCIARON, NUNCA ME FUI”

 

 

Por Prof. Joaquín G. Puebla

 

Daniel Luque, más conocido como el “Flaco Luque”, uno de los más notorios integrantes del Movimiento Evita de La Matanza, de golpe y porrazo informó, a través de las redes sociales y por medio d3e una nota en su muro, que ya no pertenecía a dicha organización.SANY0001 (Copy)

Me renunciaron, nunca me fui”, titulaba el texto y seguía así: “Quien puede creer que una organización que está negociando una alianza con Massa a la cabeza, que recibe ‘favores’ de Macri, que quiere hacer una gran unidad peronista con los que votaron las leyes de Macri en contra del Pueblo y de la Patria, tiene un espíritu de construir una amplia mayoría ¿¿¿ANTIMACRISTA???. Yo me opuse y me opongo a participar de ese consenso anti Nacional y Popular. Es más, planteé desde un principio dar la discusión acerca del tema, pero jamás fue ese un tema central… jamás se discutió… por eso me ¡!!EXCLUYEN!!!. Pero siempre desde el ámbito interno… Yo soy del MOVIMIENTO EVITA y si me EXCLUYEN es porque no aceptan el disenso… es porque prefiero seguir haciendo el esfuerzo de estar unidos con las organizaciones y partidos que componen el FRENTE PARA LA VICTORIA, no en un bloque legislativo, sino en la lucha anti neoliberal y anti macrista, con el liderazgo de la compañera Cristina Kirchner, y cuando ella lo disponga, su conducción, antes que ensayar una unidad con los que traicionaron a la Patria y medraron con los legítimos intereses y conquistas del Pueblo… Por lo demás solo tengo palabras y sentimientos de agradecimiento para los compañeros del MOVIMIENTO EVITA DE LA MATANZA que durante 5 años me cobijaron ampliando mi formación militante, mi identidad y conciencia de clase, con quienes hemos sostenido esas luchas por la liberación y grandeza de la Patria y la felicidad del Pueblo… 
LA LUCHA CONTINÚA Y NUESTRO UNICO ENEMIGO ES EL NEOLIBERALISMO EXPLOTADOR DE LOS TRABAJADORES, LOS SECTORES MEDIOS Y LOS MAS HUMILDES DE NUESTRA TIERRA ARGENTINA Y LATINOAMERICANA…
HASTA LA VICTORIA, COMPAÑ[email protected]!!!

Ante esta situación, Semanario “Quinto Poder” entrevistó a Daniel “El Flaco” Luque para que nos comentara los motivos de su alejamiento del Movimiento Evita.

 SANY0002 (Copy)

 

Q P: Usted ha sido siempre, desde que lo conozco, uno de los referentes en el distrito del Movimiento Evita; y de repente por los medios y por las redes sociales nos enteramos que ha dejado de pertenecer  al Movimiento Evita. ¿A qué se debe esta situación?

DL.: “Si bien en lo superficial se veía algo homogéneo, en internet tenemos nuestras discusiones, nuestros puntos de vistas diferentes sobretodo en cuestiones que se relacionan con lo ideológico. En esta última etapa a raíz de decisiones de la Conducción Nacional del Movimiento Evita, totalmente inconsultas y tampoco conversadas con los compañeros; todos nos hemos enterado por las redes sociales y por los medios que el Movimiento Evita tenía planeado y estaba avanzando en conversaciones con Massa, con otros sectores que han tenido un mal comportamiento como compañeros peronistas (por ejemplo haber votado en la Cámara de Diputados las leyes de Macri que son totalmente antipopulares y en contra de la Patria). Todo esto se vino manifestando internamente en este último mes y medio, dos meses y terminó decantando en que decidiéramos algunos compañeros no romper el Movimiento Evita de La Matanza sino de generar otro espacio que tenga que ver más con nuestra ideología, con todo lo que venimos luchando en estos últimos años, defendiendo doce años de Peronismo nacional y popular donde se lograron muchas conquistas, muchos derechos que hoy el Macrismo viene atropellando y nos viene dejando chatitos.”

 

Q P:¿Usted en algún momento, más allá de la discusión interna de este posicionamiento, planteó esta ruptura o el Movimiento Evita rompió con usted?

DL.: “No, en realidad yo me enteré por una comunicación del Movimiento Evita donde ellos dicen que yo decidí no seguir participando en el espacio. Obviamente la decisión es de ellos. Mi intención era seguir discutiéndolo desde lo interno pero obviamente no toleran el disenso. O sea, termina siendo un pensamiento único que es algo que hemos venido combatiendo hace tiempo. La cuestión pasa por ahí.”

 SANY0003 (Copy)

Q P: ¿Usted se queda parado dentro del Frente para la Victoria?

DL.:Nosotros creemos firmemente en el liderazgo de Cristina dentro del Frente para la Victoria, dentro del campo nacional. Creemos que ella es la única en capacidad y en posibilidad de liderar este espacio. Pero no sólo nos quedamos firmes ahí sino también nos quedamos firmes con los ideales. Desde el Movimiento Evita hemos venido defendiendo los derechos de los humildes, de los trabajadores, las conquistas, la igualdad; lo hemos venido defendiendo con uñas y dientes sobretodo en el territorio y también a nivel público. Pero cuando toda esa fuerza, toda esa energía termina siendo canalizada hacia espacios que nada tienen que ver justamente con lo nacional y popular porque decir que se va a conformar un frente antimacrista, antineoliberal con un dirigente como Massa, con un dirigente como Urtubey, con un dirigente como Bossio y otros más que han votado en contra del bienestar del pueblo, de los jubilados, que han votado a favor de los buitres, de un montón de cosas que van en contra de la gente. Entonces decimos una cosa y hacemos otra. Ahí radica la gran diferencia desde nuestra posición.”

 

Q P: ¿Usted a partir de esta ruptura ha armado otro espacio político en el Distrito?

DL.: “Sí, estamos en ese camino; en las primeras reuniones con compañeros que ya están acompañando y otros que se van sumando. Tenemos en mente hacer un lanzamiento del espacio hacia el viernes o sábado de la semana que viene.”

 11403307_835002359923040_4678246433128764435_n (Copy)

Q P: ¿Cómo se llama el nuevo espacio que van a formar?

DL.:Frente de Organización Territorial Evita ‘Los Leales’.”

 

Q P: Leales a Cristina…

DL.: “No. Leales a todas las convicciones; leales al pueblo, al humilde, al trabajador, también leales a nuestros líderes históricos y actuales (Perón, Evita, Néstor, Cristina); y leales y consecuentes con nuestra voluntad transformadora y nuestro espíritu revolucionario.”

 

Q P: Nos conocemos hace bastante; y lo he seguido con sus declaraciones por otros medios y las redes sociales. Usted era un ferviente defensor del Movimiento Evita. ¿Pero era su tarea hacia afuera y hacia adentro planteaba la discusión o hubo un cambio en la conducción?

DL.: “Obviamente hubo un corrimiento del Movimiento Evita. Antes se defendía no sólo el proyecto sino la gestión de Cristina y de Néstor por supuesto; y ahora se pretende generar alianzas, frentes antimacristas mentirosos (mentirosos porque sabemos perfectamente cuál es la semilla ideológica por ejemplo de Massa, de Urtubey; y sabemos cuál es el accionar). Entonces nos estamos corriendo del espacio ideológico y yo lo vine adelantando internamente. Y hasta ahí no llego. Por otro lado; por ser de alguna manera la cara visible del Movimiento Evita trasladaba en lo público lo que era la expresión del Movimiento Evita, muchas veces de acuerdo y alguna vez en desacuerdo; pero era lo que el conjunto decidía y allá íbamos. Es obvio que, independientemente que ellos decidieron que yo dejara de pertenecer al Movimiento Evita, en algún momento si no lo hacían ellos lo iba a tener que hacer yo. Me iba a tener que correr porque ya se había corrido el eje desde donde veníamos implementando la política del Movimiento Evita.”

 

Q P: O sea,¿ esto es una cuestión meramente política o hay una cuestión personal?

DL.: “No. Yo tengo un agradecimiento total al Movimiento Evita porque durante cinco años me sentí contenido por el Movimiento y en gran medida amplió mi formación militante. Yo vengo de una formación ortodoxa en el Peronismo donde la literatura y el discurso estaban reñidos con el accionar de cualquier militante peronista. Cuando ingresé al Movimiento Evita encontré el nexo entre aquella teoría, aquella literatura, aquel discurso peronista y lo que es el accionar en los barrios, en los territorios; lo que es poner en práctica todo ese discurso. Eso lo encontré en el Movimiento Evita, jamás lo voy a olvidar y estoy eternamente agradecido. Las diferencias son netamente políticas y espero que no leguen a ser ideológicas.”

 11412430_835001609923115_7639814526826732296_n (Copy)

Q P: Esto es muy reciente. Supongo que falta definir algunos posicionamientos tanto locales como provinciales y nacionales. Supongo que cuando tenga este nuevo espacio que usted está construyendo podrá dar esas definiciones, por lo menos en el orden local.

DL.: “En el orden local, aún desde el Movimiento Evita, veníamos acompañando la gestión en su momento de Fernando hoy de Verónica sobre todo con compromiso. En lo personal tengo que decir que soy crítico en un montón de aspectos hacia esta gestión. Fui crítico con Fernando, soy crítico con Verónica. Pero, a su vez, tampoco hay una alternativa que permita avizorar una transformación. Entonces tenemos que estar apoyando. Ojalá podamos construir esa alternativa dentro del espacio nacional y popular que nos posibilite generar transformaciones. Hasta acá con la gestión nos quedamos a mitad de camino. Hay muchas necesidades en el Distrito; como de transporte: a la gente del barrio le cuesta mucho salir a trabajar porque los colectivos no llegan, volver del trabajo porque la dejan en la ruta, los transportes no entran a los barrios; lo mismo ocurre con la salud: hay Salas de Salud que no tienen médicos, necesitamos que cuando los médicos y los enfermeros están atiendan a la gente como seres humanos porque la gente acude a ese lugar porque no tiene obra social, no puede pagar un médico particular, acude a ese lugar porque no tiene otra alternativa, entonces necesita ser tratada con amor. Para eso somos un gobierno peronista y nuestros trabajadores tienen que estar a disposición de la gente. Todas estas cosas necesitan tener un cambio; ese es el cambio que queremos los peronistas.”

 

Q P: ¿Usted cree que todos estos temas que está planteando se pueden dar en una discusión hacia adentro del Peronismo matancero?

DL.: “Yo creo que hacia afuera está todo dicho. Hoy necesitamos encontrar consenso acerca de cuál es el proyecto que queremos poner en práctica porque decir que la única verdad es la realidad, decir que donde hay una necesidad hay un derecho; todo eso es el discurso. Nosotros necesitamos poner en práctica todo ese discurso a nivel de la gestión municipal, de la gestión de gobierno; que los compañeros que tengan las responsabilidades para estar cerca de la gente lo hagan. Hay muchos compañeros que lo hacen, que se preocupan pero también hay mucha desidia; eso es indiscutible también.”

 

Q P: ¿En el Peronismo cree que hay lugar para establecer un debate crítico hacia adentro?

DL.: “He militado muchos años en el PJ, primero en Lealtad Peronista y en los últimos tiempos en la Ramón Carrillo, he sido funcionario de Alberto Balestrini y Fernando Espinoza. O sea, tengo muchos conocidos, muchos amigos, muchos compañeros con los que hemos venido charlando acerca de la necesidad de un debate. Pero no el debate de café, la charla de pasillo o en la esquina; necesitamos sentarnos los militantes, los cuadros militantes, los cuadros dirigentes en el Consejo del Partido que es nuestra casa y debatir formalmente cuál es el Peronismo que queremos y cuál es la Institución Municipal que queremos a partir de una gestión peronista. Necesitamos debatirlo porque hasta acá siempre se hace lo que dice el dirigente y los militantes siempre somos un conjunto. Lógico hay muchos temores, hay muchos compañeros que dependen de su trabajo. Y yo no voy a criticar a un compañero porque el trabajo es lo primero que tiene que cuidar el compañero, el pan de la casa, la dignidad del hogar. Pero nos está faltando algo para sentarnos a debatir seriamente y en profundidad el Peronismo, la gestión municipal. Yo creo en eso.”

 

Q P: ¿Usted cree que estas divisiones que se vienen dando en el Peronismo debilita la oposición al gobierno de Macri? Porque si estuviesen todos  más juntos la oposición sería más fuerte.

DL.: “Es que hay un proceso que es inevitable. Nosotros venimos de una derrota donde los mea culpa brillaron por su ausencia. No nos olvidemos que no sólo perdimos la Nación (donde hubo responsables) sino también en la provincia de Buenos Aires (que también hay responsables). Todo eso no se ha debatido, nadie dijo yo me equivoqué o nosotros nos equivocamos. Nadie debatió justamente eso; entonces empiezan a aparecer las disidencias y los pensamientos diferentes. Pero todo es parte de un proceso porque si hubiéramos ganado nadie estaría pensando en quién tiene la culpa.”

 13707549_1037366369644053_573862117921768534_n

Q P: ¿Desea agregar algo más?

DL.: “Venimos de una última semana muy atareada, y estamos tratando de ordenar un poquito nuestros pensamientos. Tenemos en claro cuál es el objetivo pero tenemos que esclarecernos un poquitito cómo llegar a esos objetivos, porque no es el pensamiento de un compañero sino que tiene que haber un plano horizontal para discutir las ideas, las formas, los modos, los tiempos. Eso tiene que pasar por un plano horizontal. Después podrá haber una decisión final a cargo de los iluminados de siempre pero yo creo que hay que discutirlo con los compañeros. Todo eso también es parte de un proceso; así que en este momento sabemos lo que pasó y a dónde vamos. Tenemos que ver cómo vamos a llegar. Lo único que quiero es agradecer a infinidad de compañeros que no tienen un compromiso orgánico que me han llamado, me han mandado mensajes, incluso en las redes han planteado el apoyo, la solidaridad no conmigo sino con esta posición que tenemos frente a la situación. También quiero agradecer a compañeros de La Cámpora, de Nuevo Encuentro con los que también he sido crítico, y compañeros de varios espacios que han llamado para solidarizarse y de algún modo expresar un apoyo y una puerta abierta para cualquier necesidad que tengamos. Eso lo quiero decir porque nobleza obliga.”