¿NI UNA MENOS?

 

 

Por Prof. Joaquín G. Puebla 

 

Estoy muy de acuerdo con la convocatoria, tengo dos hijas mujeres, dos hermanas, cinco sobrinas, la Mama, muchas tías, varias primas, dos ex esposas e infinidad de amigas. Crecí siempre en el convencimiento del respeto hacia la mujer, en ese punto mi vieja era muy estricta no admitía titubeos ni agachadas.

Está mañana un político matancero me boqueo, con respecto a la convocatoria, que “¿Vos adherís a Ni Una Menos?, ¿justo vos?” y sin respirar agregó que “Si maltratas a las mujeres”; en obvia referencia a la línea editorial del medio.14720425_10209334033122037_3339294471587299571_n-copy

¿Es maltrato denunciar errores o casos de corrupción?, creo que no. Saqué cuentas y llegue a la conclusión que he publicado más notas denunciando o dejando en evidencia a más hombres que mujeres. ¿Será que sufro de androfobia? (La androfobia es un trastorno de la ansiedad que se caracteriza por el miedo a los hombres). No me parece.

Hay veces que los políticos usan frases o slogans para subirse a la ola del momento y quedar bien; pero en el fondo los tiene sin cuidado porque mañana estarán buscando otra causa para sacarse fotos y aparecer en los medios.1111-copy

Hoy daba para hacer una movida con “Ni Una Menos” y la hicieron; mañana será otro tema y harán otra movida, pero sus acciones los dejan en evidencia.

Con respecto a “#Ni Una Menos”, personalmente (no implica que tenga razón) considero que el reclamo debería decir “Justicia”, porque si existiera justicia y el accionar policial y del contubernio judicial no impidiese la misma, no habría ni una menos. El femicidio no está de moda, siempre existió; lo que sucede ahora es que no hay justicia y eso, es lo preocupante.

 

“TUS ACCIONES, MUCHAS VECES, TE DEJAN CON EL CULO AL AIRE”

 

Tus acciones, muchas veces, te dejan el culo al aire” solía repetirme, incansablemente, mi viejo y remataba con “Sos esclavo de tus palabras y responsable de tus acciones”. Sensato consejos los del viejo.unnamed-1-copy

Hoy miraba algunas fotos de la convocatoria hecha y me maravillaba del caradurismo de algunos funcionarios que son maltratadores del personal femenino de la municipalidad matancera, que han sido denunciados por acoso y aún siguen gozando de sus cargos; ¿será que el maltrato laboral y el acoso a las mujeres no se considera como causal de despido?.

Uno pensaría (otro, lamentablemente yo no) que teniendo una mujer al frente de los asuntos municipales algunas cosas cambiarían respecto a las condiciones laborales de las mujeres municipales, que habría más sensibilidad de género. No ocurrió nada de eso, es más, se produjeron hechos que dejan con el culo al aire a la conducción política, los deja en evidencia.14670699_549533161903708_158539233454204118_n-copy

Esta convocatoria tiene que ayudarnos a reflexionar a toda la sociedad, pero desde el Estado queremos  hacer ver las voces de todas la mujeres, para que no vuelvan a ser sometidas a más violencia. Y como Estado Municipal, una gran tarea que se viene desarrollando desde hace muchos años, en cuanto a la prevención, el acompañamiento y al seguimiento. Lo que necesitamos es que se siga visibilizando, que el estado esté presente, que la justicia, la policía y la sociedad en su conjunto, acompañen en estas situaciones”, expresó Magario.

Cintia Acosta, coordinadora del Eje Género de la Secretaría de Desarrollo Social afirmó que “Desde el Municipio de La Matanza con el compromiso de Alberto, después con Fernando y ahora con Verónica, tenemos la mejor política pública en lo que respecta a violencia de género. En lo que refiere a la Ley de Violencia de Género tenemos todos los dispositivos de los cuales habla la ley y también somos muestra a nivel nacional, no sólo del trabajo de este Municipio como Estado sino también con la sociedad civil”.

Maravillosamente expresado pero las acciones los dejan con el culo al aire.

Para no cansar solo voy hacer menciones de algunos casos donde la conducción política del distrito le importa “un rábano o un pimiento” la consigna y que tiene más que ver con la foto y con salir en los medios que en realizar algo concreto al respecto.unnamed-copy

Entiendo que al ciudadano de a pie no le quede otra forma para expresarse que a través de una marcha o lanzando consignas, pero el estado y los que administran el estado tienen herramientas suficientes para parar un poco la mano

¿Cómo se dice cuando el poder político interviene en la normalidad de una pareja a modo disciplinario?. No hay una definición concreta para esta situación pero que existen es de ilusos negarlo.

Un militante político, encuadrado dentro de la Agrupación “Ramón Carrillo” y bajo la tutela de María Laura Ramírez, tiene un contrato municipal él y su mujer. Ninguno cumple funciones específicas porque le pagaron “políticamente hablando” al militante con su nombramiento y el de su mujer.unnamed-4-copy

Ante una falta disciplinaria que pudo ser no ir a un acto, marcha y/o movilización o haber incurrido en las “iras” de la conducción, en lugar de echarlo al militante, le dieron funciones a su mujer y él debe quedarse en la casa a cuidar la hija de ambos. Pero las funciones que le dieron a su mujer no son de las más agraciadas: la mandaron a limpiar baños en un hospital. Esta situación puede costar cara a la normalidad o estabilidad de una pareja.

Quiero que recordemos el caso (http://localhost/wordpress/?p=12250) de Natalia Mabel Ayala (Leg. 28863), que en el mes de abril del corriente año fue dada de baja sin motivo aparente de su trabajo en el Hospital de Niños de San Justo. Natalia es madre soltera de cuatro pibes, todos en edad escolar y sin mediar ninguna disputa ni hecho deshonesto “la renunciaron” sin ningún escrúpulo.zz-001-copy-copy

Hay muchos casos de despidos injustificados que hemos informado en este medio (http://localhost/wordpress/?p=3898 y http://localhost/wordpress/?p=3225) todas de mujeres y dispuestos por mujeres. Nunca les importó si tenían hijos, si eran casadas o solteras, si era justificado o no. Por motivos que solamente la conducción política conoce todas estas mujeres, con familias a cargo, se quedaron sin trabajo. ¿Acaso esto es tener mayor sensibilidad?. Las declaraciones de Cintia Acosta, coordinadora del Eje Género de la Secretaría de Desarrollo Social, al sostener que “con el compromiso de Alberto, después con Fernando y ahora con Verónica, tenemos la mejor política pública en lo que respecta a violencia de género” quedan muy bien. ¿Es “política de género” “renunciar a trabajadores municipales con familia a cargo” sin causa ni justificación?.14632925_10209334027681901_2640455320598951669_n-copy

Cuando se dice una cosa y después se lo borra con el codo, ¿cómo se llama eso?.