PIANO, PIANO SE VAN NOTANDO

PIANO, PIANO SE VAN NOTANDO

 

Por Prof. Joaquín G. Puebla

 

“Piano, piano, si va lontano”: Es una frase de origen italiano que invita a la prudencia. Su traducción sería: despacio, despacio, se llega lejos, aunque en su lengua de origen la frase es chi va piano, va lontano (“el que va despacio, llega lejos”).

 

La negociación política no solo necesita de la voluntad de las partes, sino también de un clima previo de confianza” – Carmelo Angulo Barturen, un diplomático español

Si uno googlea “La Cámpora” se encuentra con esta definición en Wikipedia: es una agrupación política de la Argentina, formalmente fundada en el año 2006.​ De marcada orientación kirchnerista, la agrupación apoyó desde sus inicios las gestiones de gobierno de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner. Su nombre es un homenaje al expresidente argentino Héctor J. Cámpora, quien aceptara presentarse como candidato en las elecciones generales de marzo de 1973, en cuya campaña el lema principal fue “Cámpora al gobierno, Perón al poder”.​ El ideario de la organización pone énfasis en la defensa de los derechos humanos, la Patria Grande latinoamericana, la soberanía industrial, la fuerza de los trabajadores organizados y la justicia social y define a la política como una “herramienta de los pueblos para la transformación social”. Tiene presencia territorial en todas las provincias del país, así como en universidades y colegios secundarios y posee además un sector dedicado a los Derechos Humanos. (https://es.wikipedia.org/wiki/La_C%C3%A1mpora).

 

 

A nivel local, dicha agrupación política, siempre fue muy hermética, sus principales referentes locales nunca hablaron con la prensa matancera y, en su agenda de trabajo, nunca destacaron los temas locales.

Pero las cosas cambian (¡¡¡y cómo!!!) porque desde hace un par de años “La Cámpora” matancera comenzó a tomar cuerpo político y a mostrarse como una “posible alternativa al poder del pejotismo matancero”.

 

 

La Matanza, con su padrón de más de 1 millón de votos, es un bocado “apetecible” porque “si se gana en el distrito se define la elección provincial y hasta nacional” me comentaba un reconocido referente político local.

En estos últimos años la gestión municipal, que encabeza actualmente Fernando Espinoza, se la ve agotada y sin respuestas pero esto no comenzó ahora sino que viene de viejo, esto comenzó a finales del 2011 y, se acentúo, durante la gestión de la actual Vicegobernadora provincial, Verónica Magario (2015 – 2019). Espinoza, al asumir nuevamente la conducción municipal, no supo, no quiso o no pudo cambiar el deterioro que se veía en la gestión diaria del municipio pero, a pesar de eso, su poder político seguía intacto.

 

 

El peronismo matancero si bien, elección tras elección, viene disminuyendo su caudal de votantes eso no le impide seguir ganando las elecciones “por afano”, en sentido literal y, a su vez, figurativo (En lingüística, el sentido literal y el sentido figurado es una distinción que se da cuando el significado de un mensaje es denotativo – es decir, el contenido del mensaje es igual a la forma -, o connotativo – el contenido del mensaje es distinto a la forma en que se dice -).

 

 

La oposición (sea del signo que sea) “nunca tuvo una verdadera intención política de apostar fuerte para ganar el distrito”, la última vez que se discutió poder en La Matanza fue en el año 1989 donde hubieron 2 elecciones que marcaron a fuego la política local. Una fue la elección interna del (BALESTRINI: A 20 AÑOS DE LA HAZAÑAhttps://semanarioquintopoder.com/balestrini-20-anos-la-hazana/) 9 de mayo de 1999 y, la otra, fue la elección general de octubre dónde, según dicen algunos, la candidata de la Alianza, Lidia Satragno (más conocida como Pinky), dio el “batacazo ganador” pero, a los postres, Balestrini salió triunfante.

 

 

En los papeles, el peronismo nunca perdió en las urnas matanceras pero hubo “un peronistas que le ganó dos veces al oficialismo local” desde la vereda de enfrente. Ambos triunfos “se entregaron en las mesas de negociaciones políticas” pero esa es otra historia que no viene a cuento.

 

HUELLAS EN LA ARENA

 

Volviendo al tema de “La Cámpora”, hasta no hace mucho, se desconocía a los principales referentes políticos de dicha agrupación en el distrito pero eso cambió con la “Sorpresiva aparición del actual Diputado y Presidente del bloque ‘Frente de Todos’ en la legislatura provincial, Facundo Tignanelli”, quién, de la mano de Máximo Kirchner, comenzó a hacer notar su presencia.

 

 

Hoy Facundo Tignanelli es una de los principales “negociadores y ejecutores de las directivas de Máximo en la provincia” y, ese status, lo ha convertido “en el virtual candidato a Intendente de La Matanza por el kirchnerismo”.

Pero solo eran versiones eso de que “La Cámpora venía por todo” hasta que, la también Diputada provincial, “María Laura Ramírez se incorporó a dicha agrupación”. Esa incorporación fue una bisagra en la estrategia de La Cámpora no por el caudal político que podía aportar la legisladora matancera sino porque “Ramírez era parte de la mesa chica de Fernando Espinoza, con quien trabajó y colaboró durante mucho tiempo”. Obviamente, los cámporistas, se tomaron su tiempo para evaluar las lealtades de María Laura y al constatar un “par de sucesos personales” que vivió la Ramírez se quedaron tranquilos y la hicieron parte del equipo.

 

 

María Laura Ramírez no le aportó a La Cámpora pero específico, desde lo político” me comentaba un experimentado dirigente peronista del distrito y señaló que “Ella le da peronismo matancero a los cámporistas; para ser más claros, Ramírez tiene la agenda del peronismo local, conoce los acuerdos de cada dirigente con Espinoza, sabe casi todos los secretos de Fernando y, lo más importante, sabe cómo piensa y trabaja Espinoza, es decir, sabe las fortaleza y, lo más importante, las flaquezas de Espinoza, desde lo personal a lo político”.

Un opinólogo de café sostuvo que “La Mary es laburadora pero, lo más importante, es qué sabe a qué dirigente peronista llamar y qué decirle para engancharlo” y, también señaló que “Hay varios históricos dirigentes que han dialogado con la Ramírez, algunos se han comprometido y otros no pero le atienden el teléfono y, a su vez, si la llaman, María Laura también le atiende el teléfono y les solucionas sus cuitas. Ramírez, haciendo favores varios, va reclutando voluntades en la cara misma de Fernando”.

 

 

En diciembre La Cámpora va a ser el peronismo bonaerense porque al asumir Máximo (por Kirchner) la Presidencia, legitima a su agrupación como parte y conducción del peronismo” analizaba un experto en estas cuestiones y aseguraba que “Sin quererlo los barones del conurbano le dieron a Máximo la herramienta para incorporar a La Cámpora al peronismo y se acabaron esos discursos de que son peronistas de Perón y Evita, ahora todos van a ser peronistas de Néstor, Cristina y Máximo”.

 

 

Un fino analista político del distrito comentó que “Por separado uno ve actitudes, gestos y acciones que no presagian nada extraño pero si nos tomamos el tiempo de armar el rompecabezas y analizar el mismo nos vamos a dar cuenta que La Cámpora viene por el poder en La Matanza” y afirmó que “Lo ven fácil a Fernando, creen que, su debilidad política actual, puede jugarle en contra en las próximas elecciones pero Fernando es Fernando y va a ganar las elecciones legislativas con o sin La Cámpora. Para el 2023 falta mucho y los muchachos andan apurados”.

 

TRIQUIÑUELAS

 

La Diputada provincial, María Laura Ramírez, anda a todo trapo tratando de consolidar un armado desarmado; todavía no tiene nombres de renombre para mostrar y, junto a Facundo Tignanelli, tratan de seducir a funcionarios municipales, a dirigentes y, hasta, un Concejal.

 

 

Algún que otro ministro (del gobierno nacional o provincial) le ha pedido a Fernando Espinoza si podría contar con uno o varios de sus funcionarios. También se ha dado el caso de que funcionarios nacionales o provinciales han hablado, directamente, con funcionarios municipales y los han tentado para que se vayan a trabajar a nación o provincia. Hasta ahora nadie cedió pero hay varios pedidos en carpeta que deben ser tenidos en cuenta.

 

 

María Laura habló conmigo” me comentó un dirigente peronista y me explicó que “Tengo y siempre tuve buena relación con ella pero nunca vi, con buenos ojos, a los chicos de La Cámpora porque me generan desconfianza. Solo hablamos pero no ofreció nada y, yo solamente le convide un café”.

Se han dado varias reuniones de este tipo, con diferentes dirigentes del peronismo matancero pero sin resultados positivos a la vista y, La Mary, en algunas de ellas “se ha ido de lengua contando intimidades de Fernando” dejando boquiabiertos a más de un interlocutor.

 

 

Entre las últimas sesiones del HCD matancero del 2020 y las primeras de este año varios operadores enarbolando el nombre de Ramírez y de Tignanelli han intentado entablar “un dialogo constructivo” con Concejales del bloque oficialistas.

María Laura Ramírez habló personalmente con un par de Concejales del oficialismo e intentó, ofreciendo dadivas sustanciosas, que dejaran de responderle a Fernando (políticamente hablando) y se incorporaran a La Cámpora” comentó un ex edil muy informado de las cuitas del bloque oficialista y agregó que “No consiguió mucho pero sembró dudas y revivió rencores pasados. Posiblemente de tanto insistir logré algo porque hay varios que están desesperados por ver cuál va a ser su futuro una vez que finalicen su mandato. Todos quieren renovar sus bancas pero saben que, de dar el paso sugerido, tal renovación no va a darse porque La Cámpora quiere meter presión, en esta instancia, para negociar desde una posición fuerte con Espinoza y pedirle que habrá la lista bajo la amenaza de ir a una interna”.

 

 

La Cámpora no es el único espacio del Frente de Todos en vislumbrar futuro y posibilidades políticas en La Matanza.

 

 

La Diputada provincial e interventora del Movimiento Evita en el distrito, Patricia “La Colo” Cubría y su pareja, Emilio Pérsico, Secretario de Economía Social de la Nación,

 

 

andan “trazando planes de la mano de los planes sociales (valga la redundancia) para construir una red política en La Matanza para sentarse a negociar con Fernando Espinoza y pedirle que habrá la lista de Concejales para que ellos puedan poner algún candidato (¿qué raro, un planteo igualito al de La Cámpora?)” y en caso de no darse dicha apertura “Estarían en condiciones de presentar lista en las elecciones PASO”.

 

 

Otro que está colaborando fuertemente para intentar desplazar a Espinoza es el Súper Ministro de la Inseguridad provincial, Sergio Berni, quien ha metido mano en las organizaciones que levantan la bandera de la inseguridad en el distrito. Una de esas organizaciones está siendo “Coordinada por un estrecho colaborador de Berni y, su buscamos un poco, nos vamos a encontrar que cobra en el Ministerio”. Esta organización realiza una marcha semanal al Palacio Municipal cuando, en más de una nota, hicimos notar que “hay un plan estratégico de Berni para dejar indefenso al distrito”.

 

 

 

Cosas de la política, vio?

Author Description

Quinto Poder