SÚPER BERNI: SIN CÓDIGOS NI ESCRÚPULOS

SÚPER BERNI: SIN CÓDIGOS NI ESCRÚPULOS

 

Por Prof. Joaquín G. Puebla

 

Sin Códigos: “Uno no nace sabiendo todo, pero una regla básica en la amistad es “tener código” ¿Qué significa esto? significa que nosotros debemos, ante una confesión o simplemente un comentario privado de alguien, debemos cerrar la boca y no andar contando las confidencias ajenas. Y lo más divertido es que ni siquiera es excusable el contar esas confidencias, aun estando borracho. Esa falta de códigos ha generado rupturas de amistades tan añejas como el Papa o amistades inseparables como Batman y Robín.

 

 

Tener código” obviamente abarca mucho más que eso, es tener una especie de reglamento interno inquebrantable, es sentir y actuar de modo que aunque estés bajo la más difícil presión que alguna vez soportaste puedas salir airoso de la situación y, lo más importante, lograr la confianza de los demás y saber que ellos pueden contar contigo para lo que sea. El código señores es mucho más que palabras, es acción y es un deber en la amistad.

 

 

Eso sí, atenéte a las consecuencias si no tenés código… más aún como somos de amigueros los latinos, los amigos son una familia postiza a la que nosotros elegimos. Así que cuídalos.

Y otra cosa más: el novio/a de tu amigo/a NO SE TOCA NI SE MIRA, no debe existir. Y si te gusta y ellos ya se pelearon primero plantea las cosas con tu amigo/a… después de todo ¿Quién te pone el hombro para que llores cuando te peleaste con tu pareja? ¿Quiénes son realmente los que están en las buenas, en las malas y en las pésimas?” (http://vshombremasa.blogspot.com/2007/04/tener-cdigo-entre-amigos.html)

 

 

Sin escrúpulos: Cuando alguien actúa sin escrúpulos, lo hace sin preocuparse por su conciencia o sin tomar en cuenta los criterios que socialmente se consideran buenos o correctos.

 

Hace poco más de un año los policías bonaerenses realizaron una protesta pacífica reclamando mejoras salariales. Después de un par de días y pese a las amenazas de sanciones, apretadas de sus jefes y otras desagradables yerbas, los policías se mantuvieron firmes y lograron algunas mejores salariales.

 

 

Pero, en el fondo, los policías reclamaban otras cosa bastantes más complicada de explicar públicamente y eso era que, “sus jefes o los jefes policiales les estaban metiendo la mano al bolsillo”, es decir y para ser más claros: “los estaban choreando un gran porcentaje de las Horas CORES y POLAD (son las horas extras de los policías y que, en la mayoría de los casos, les sirve para redondear un sueldo que supera la línea de  indigencia) y, el algunos casos, directamente no las cobraban”.

 

 

Esto sucedía y sigue sucediendo pero la cosa se calmó un poco. La angurria de los jefes policiales no tiene límites” comentaba un funcionario del “Ministerio de la Inseguridad que conduce Sergio Berni” y agregó que “El hombre no tiene códigos ni nada, tiene la sangre en el ojo porque la tropa lo puso en evidencia respecto al curro que le estaban haciendo. Berni o era un boludo, porque lo estaban puenteando, o era socio de los jefes y se quedaba con una moneda”.

 

 

Pero las cosas no terminan ahí, según una fuente inobjetable del mismo ministerio de Sergio Berni, señala que “Berni se quedó muy caliente con los policías que habían protestado. En plena protesta mandó a jefes de civil a mezclarse entre los uniformados, cada uno tenía una cámara oculta y fueron filmando a los que estaban en la protesta. Obviamente después editaron las filmaciones y sacaron a los conocidos y dejaron en la cinta a aquellos con los que tenían una rencilla pendiente” y afirmó que “Mandó a los jefes que le estaban choreando a lo vigi (según su terminología) y estos les decían que la guita era para Berni, para García (jefe de la Bonaerense) y demás jefes policiales”.

 

 

 

En ese momento Sergio Berni estaba muy debilitado, políticamente hablando pero, según la misma fuente “Berni, durante este último año, fue buscando y encontrando nombre y apellido de los que habían sido filmados y solo espera que el resultado electoral de noviembre sea favorable al gobierno provincial para proceder a una purga sin precedentes en la bonaerense”.

 

 

Según funcionario policiales consultados “Habría más de 1200 sumarios en marcha y muchos legajos han sido reclamados desde el ministerio para que, una vez que tenga los resultados electorales en mano y que los mismos sean favorables, proceder a exonerar a todos los que tiene marcados

La amenaza de Berni está a punto de cumplirse. Un alto Jefe Policial, con asiento en La Plata, manifestó que “Berni está revoleando un hacha muy grande sobre su cabeza” y agregó que “Piensa podar a todos los que tiene marcados porque en ningún momento se planteó que el reclamo sea justo y razonable. Según él, los vigis deberían haber hechos los reclamos por las vías pertinentes pero los vigis estaban muy calientes porque elevaron los reclamos por las vías de las que habla Berni pero no pasó nada. El hacha que revolea Berni va a caer sobre los vigis y no sobre los ladrones que se quedaban y se quedan con la plata de las horas Cores y Polad

 

 

Según conocedores de las internas policiales “el clima se está caldeando y no se descartaría una rebelión policial antes o, inmediatamente después, de las elecciones”.

 

 

Berni se hace el súper policía pero es una gran mentira, no sabe nada de seguridad ni de conducir a la tropa” nos comentaba un vigi de la UTOI (Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas) y afirmó que “No vaya ser que el hacha lo descabece a él. A nosotros nos están currando mal pero él defiende a los ladri como García y sus secuaces. Todo lo que hacen es montaje para la prensa y no les interesa nada de cómo estamos viviendo nosotros. Trabajamos entre 14 a 16 horas por día para poder juntar un mango para darle de comer a nuestras familias y, encima, nos curran. La situación no da para más o paran de currarnos o nosotros nos auto acuartelamos

Author Description

Quinto Poder