EL SAREDICIDIO

EL SAREDICIDIO

 

Por Prof. Joaquín G. Puebla

 

El Concejal Miguel Saredi parece que metió la pata y, en el apuro de desmarcarse de un escándalo que intentó armar, dejó sus huellas dactilares en varios objetos que lo señalan a él.

 

Sin título2

 

Hace unos meses, a mediados de abril de este año, de la nada comenzó a circular una versión de que el Ministro de Educación de la Nación, Dr. Alejandro Finocchiaro, había sido denunciado penalmente por Dalia Fernández de abuso sexual cuando ella tenía 13 años y Finocchiaro 15 o 16 años.

Días más tardes el Concejal Miguel Saredi se comunicó conmigo y, como quien no quiere la cosa, me preguntó si estaba al tanto de la denuncia. Le contesté que no y sin pedírselo me paso el número de celular de la denunciante. Sin dudarlo la llamé y, después de hablar 10 minutos, me di cuenta que algo no andaba porque se contradecía mucho y, en medio de cada comentario, me pedía plata para pagarle la cuenta del celular. Obviamente después de la charla decidí no publicar nada porque era muy enrevesada la historia, no se entendía nada de lo que había contado y, principalmente, no existía denuncia penal alguna contra Finocchiaro.

 

Sin título3

 

Pasaron los meses y, según publiqué anteriormente, Finocchiaro la demandó penalmente y, ante esta denuncia, a través de un escrito ella se desdijo de todo.

 

fino1

 

Hace un par de semanas se intentó nuevamente montarse el escándalo, aprovechando el clima reinante, a partir de la denuncia de la actriz Thelma Fardin contra, el también actor, Juan Darthés.

En ninguna de las dos oportunidades prospero la denuncia Dalia Fernández, principalmente, porque la denunciante no era creíble.

 

1

 

En esta segunda intentona, desde el correo electrónico lalimartinez2020@gmail.com se distribuyeron varios comentarios. El primero decía: “Me obligaron a retractarme, acabo de perder mi embarazo por la angustia de tanta impunidad” y varios más que ya me denunciaban de corrupto y otras yerbas por no haber publicado nada.

El tema no se manejó con la seriedad requerida, la denunciante no demostró sustento en su denuncia y, principalmente, no realizó denuncia penal alguna. Finocchiaro si la denunció penalmente y obtuvo una desmentida en toda regla de Dalia Fernández.

 

Sin título1

 

Si bien el Concejal de “Cambiemos”, Miguel Saredi, nunca habló públicamente del tema, varios de sus satélites, fogonearon el mismo, dejando huellas que nos llevan al edil.

 

UN SAREDICIDIO ANUNCIADO

 

Recuerdo cuando me enteré de la asociación política entre Miguel Saredi y el “Garcajal del Pueblo”, Abraham “Toto” Delgado. En ese momento le comenté a Saredi que, posiblemente, ese acuerdo político termine en una “Asociación Ilícita” si se tenía en cuenta los antecedentes del repudiado político del B° San Carlos de Isidro Casanova.

 

22448178_2157416534283913_5492032988213167090_n

 

Después de esta última tanda de mensaje por celular Miguel Saredi tomó la decisión de silenciar todo contacto conmigo.

Después publicamos nuestra investigación sobre el acuerdo entre el “Garcajal del Pueblo”, Abraham “Toto” Delgado y la Intendente Verónica Magario y la habilitación del Supermercado Chino “Central”,  ubicado en Marconi 3613 esquina Juan Manuel de Rosas, con todas las consecuencias que informamos, ampliamente, en la nota “CLAUSURAN EL SUPERMERCADO CHINO DE VERÓNICA Y SU “GARCAJAL”: LA CORRUPCIÓN AL DESNUDO” (http://semanarioquintopoder.com/?p=22675).

 

48391106_2943127595712799_5566046962987302912_n

 

A pesar de los insistentes intentos de comunicarme con Miguel Saredi, este no contestó a ninguno de los mismos y, como a nuestro medio nos interesa más las nota que los avisos, decidimos dar de baja el de Saredi.

Esta explicación la hacemos porque después comienza la ola de rumores que dicen que escribimos sobre tal o cuál tema porque “aparecen sospechosos sobres”. No nos interesan los sobres.

 

31064438_2454268857932011_2676433532204613632_n

 

Saredi era, hasta mediados de este año, el mejor candidato opositor a la Intendencia matancera, ubicado en las encuestas que estaban dando vuelta. Pero el 2018 fue un año de silencios para Saredi, fue un año donde se lo vio misteriosamente quieto, como jugando a la escondida. Eso se debía a que estaba meditando sus futuros pasos políticos.

Si bien aún no es oficial pero sí de público conocimiento, Miguel Saredi envió su socio político, el “Garcajal del Pueblo”, Abraham “Toto” Delgado a acomodarse en la estructura del peronismo federal dentro del espacio del Gobernador salteño Juan Manuel Urtubey (https://www.informadorpublico.com/politica/el-operador-de-urtubey-en-la-matanza-es-un-concejal-de-cambiemos).

 

77220_77220

 

Posiblemente Miguel Saredi sea el candidato a Intendente de este espacio, si la intentona del salteño llega a concretarse en una lista para las elecciones de este año.

Sin menospreciar a Urtubey, la jugada de Saredi no tiene mucho futuro porque su socio lo condena y, su caprichoso silencio e indecisión, lo han postergado bastante en los números nuevos que están apareciendo en las encuestas.

 

49435181_2960475567311335_2381668848643342336_n

 

Los tiempos y los silencios, en la política, son armar poderosas si se las sabe usar bien; pero en el caso de Miguel Saredi cometió un error de cálculo y de juicio. Le calculo mal a la duración de su silencio y, encima, mechó el mismo, con algunas declaraciones inocentonas en un medio local cercano a su billetera. No se habla de política al anunciar acciones de gestión de otros niveles de gobierno ni tampoco se marca una posición política votando en contra de la tarifaria, siendo el segundo caso en toda la historia del HCD donde solo hay 1 voto en contra.

 

23172531_2189015857790647_8929826248465404888_n

 

Saredi cometió la chambonada de un principiante (cosa que no es porque fue funcionario del gobierno provincial y nacional, fue Diputado nacional, etc.) al realizar una lectura muy lineal de la política matancera al presumir que con difundir un “supuesto escandalo sin un sustento concreto” le allanaría el camino a su candidatura como Intendente por “Cambiemos” pero, saquemos el escándalo y hablemos de política; es acá donde Miguel Saredi cometió su principal error: realizó una alianza con uno de los políticos matanceros más devaluados que existen en el distrito e intentó, mantenerlo en secreto mientras que el “Toto” Delgado comenzaba el armado con Urtubey.

Jugar a dos puntas requiere de un equilibrio sutil que el “Garcajal del Pueblo” no tiene y, encima, sin comerla ni beberla, Saredi quedó expuesto antes los “arreglos pocos claros” de su socio político.

 

47391674_2906000372758855_5139679821437075456_n

 

Va a ser complicado una remontada porque Delgado es un “salvavidas de plomo” difícil de cargar. El “Garcajal del Pueblo” tiene una enorme cantidad de causas judiciales (de todo tipo, por ejemplo: ZANETTE NOEMI Y OTRO/A C/ DELGADO ABRAHAM ARTURO S/ DESALOJO FALTA DE PAGO o PARODI NORBERTO OMAR C/ DELGADO ABRAHAM ARTURO S/COBRO EJECUTIVO o FISCO DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES C/ DELGADO ABRAHAM ARTURO S/ APREMIO PROVINCIAL y siguen las causas) que lo llevan a especular, en forma permanente, con la política porque lo que realmente necesita es cobertura política ante la justicia. Esta necesidad de protección lo lleva a “traicionar” a sus aliados políticos si eso le conviene y lo hace de repente y sin ruborizarse. Esto implica que Saredi tiene a su lado un tipo que, el día de mañana, lo entregaría sin remordimiento para zafar él.

 

45488601_2845821325443427_1736854533637668864_n

 

 

Miguel Saredi terminó viniéndose abajo sin que nadie lo empuje porque debería haber demostrado, desde su banca de Concejal, un perfil más activo y combativo en lugar de perderse en silencios incomodos y pocos saludables.