EL USÍA CIEGO: CONSIDERA QUE 300 MANGOS ES UNA CUOTA JUSTA COMO PENSIÓN ALIMENTARIA

EL USÍA CIEGO: CONSIDERA QUE 300 MANGOS ES UNA CUOTA JUSTA COMO PENSIÓN ALIMENTARIA

 

Por Prof. Joaquín G. Puebla

 

Usía: Forma de tratamiento de segunda persona del singular, hoy en desuso, que indicaba respeto y cortesía. Este vocablo etimológicamente es una forma sincopa de “usiría” que quiere decir vuestra señoría. Este término se refiere a una expresión o voz empleado en la antigüedad para definir a una fórmula de cortesía de tipo reverencial, característico de la época medieval en que puede equivaler a ciertas dignidades como jueces, senadores de estados independientes y la soberanía de algunos gobiernos, es conocido como vuestra señoría.

Algunas veces, como periodistas, nos encontramos con acciones judiciales inexplicables que ponen en evidencia un desconocimiento total de la realidad o una parcialidad muy manifiesta por parte de algunos funcionarios judiciales. Otra explicación es que firman sentencias o cualquier otro fallo jurídico sin haberlo mirado y sin un análisis mínimo de dicho escrito. ¿Los jueces son ciegos o es la justicia que debe ser ciega?

 

 

El Juez  Dr. Gonzalo Javier Gallo Quintián a cargo del Juzgado de Familia Nº  2 – Departamento Judicial de La Matanza ha demostrado padecer de “una ceguera” importante o, por lo menos, no mira ni analiza lo que firma.

 

 

Nancy Hernández hace 16 años que viene reclamando la modificación de la cuota alimentaria que paga el padre de su hija. El padre de su hija es Juan Ledesma, Suboficial Mayor de la policía bonaerense que cumple funciones en la departamental de Cañuelas, con un sueldo superior a los 80 mil pesos, paga como cuota alimentaria la estrafalaria cifra de 300 mangos.

Nancy Hernández ha recorrido varios juzgados con este reclamo y todos los jueces que “manosearon la causa” han determinado que ese valor es correcto y justo para que una menor de edad coma, se vista, reciba atención médica, escolaridad, etc. con solo $300.

 

 

Esta situación llama poderosamente la atención porque Ledesma tiene un sueldo acorde a su función, es muy fácil cotejar este dato y el valor de la cuota alimentaria que dispuso la justicia ya era insuficiente hace 16 años y, en la actualidad, “es una valor ridículo” que no alcanza para nada.

 

QP.: ¿Cómo empezó el tema éste?

NH: “Me había separado de mi pareja cuando estaba embarazada de siete meses, después él iba y venía, porque trabajó en la comisaría de Dorrego, y como yo vivo a quince cuadras de la comisaría eso le daba comodidad para ir y venir, y de noche decía que tenía guardia entonces iba y venía y así, hasta que nació la nena, el ya no estaba conmigo, él la vino a conocer y la reconoció” 

QP.: ¿Hace cuánto que nació su hija? ¿Reclamó alimentos por vía judicial? Del momento que la reconoció ¿Visitaba a su hija?

NH.: “Mi hija cumplió 16 años, si hice el reclamo, él la visitaba venía cada diez o quince días un rato. Siempre uniformado, con cara de comisaría por así decirlo. Se cambió a cuanta comisaría hubo en La Matanza hay veintisiete comisarías hay dos que son del menor y la familia, el resto son todas comunes y él se pasó a todas, en éste momento está trabajando en la Departamental de Cañuelas, porque en La Matanza ya estuvo en todas las comisarías, yo estuve buscándolo por todos lados Villa Recondo, Mercado Central buscándolo por todos lados sin poder encontrarlo, hasta que en el 2017, por medio de un amigo que tengo la obra social de IOMA (porque él tampoco me quería dar la obra social para la nena) porque tenía que dar el recibo de sueldo para que yo no sepa que sueldo tenía, al día de hoy él es Sub Oficial Mayor y en actividad”

 

QP.: ¿Cómo se llama?

NH.: Juan Ledesma.

 

QP.: ¿Usted hizo Juicio por Alimentos, en qué Juzgado?

NH.: “Yo empecé cuando la nena tenía 7 meses, empecé en Pichincha y Varela porque en ese entonces no era juzgado de familia eran Tribunales, en el 2005, y recién en el 2009 fue a un juzgado de familia. Bueno ahí hicieron cierre de etapa previa todo y pasó ciento cincuenta pesos dos veces y nunca más dio en nada, hasta que en el 2009 porque fueron a diferente juzgados estuvieron varios Jueces los cuales se tiraron la pelota y hubo uno que prestó la firma y gracias a eso es que tengo 300 pesos de cuota alimentaria que es nada, pasó al Juez Dillorda, Juan José Doré de familia Ocho es quien presta la firma que todavía era tribunal, y en el 2009 toma lo que era el Tribunal familia Dos el Dr. Gallo Quintián, y se convierte en Juzgado de familia y todos decían lo mismo, no solamente los Jueces, los Secretarios también con esos 300 pesos tenes una cuota alimentaria que te sirve para vivir durante todo el mes, vivir comer, viajar, según ellos, ¡!!Son 300 pesos, no son trescientos dólares¡¡¡, estaríamos hablando de algo muy superior. En todos estos años mi  hija fue a la escuela, termina el Jardín, Preescolar, Primaria, ya está en quinto año de la Secundaria y el sin pasarme la plata que me corresponde”             

QP.: ¿Él la sigue viendo?

NH.: “La vio el 14 de Octubre de 2019, un día antes de que mi hija cumpla los 15 años, después de ahí para acá se hablan por teléfono pero no la vio más, la vio después de catorce años” 

 

QP.: ¿Y todos los juzgados le dicen lo mismo?

NH.: “Yo tengo 400 fojas de nada, porque todos piensan igual, pero yo sé que existe un dicho popular que dice que el secretario lee y el juez firma, entonces si pasa eso el secretario no entiende lo que lee, el juez sigue firmando lo mismo, en el medio el 26 de septiembre de 2009 me sacan la AUH me hacen a mí y a mi hija, la vinculación con él al tener un señor sueldo al ser policía, me sacan la AUH por ese motivo, que eran $150  que el gobierno había establecido como un derecho, en esa época él cobraba 8000 pesos, hoy está cobrando 85 mil pesos y me sigue pasando 300 pesos”      

QP.: Y los 300 pesos ¿cómo se los pasa, se lo descuentan del sueldo?

NH.: “Vía judicial, por una cuenta judicial, según él cuando hablamos hace dos años lo hacía él el depósito”.

 

QP.: Usted ¿qué asesoramiento legal tiene?

NH.: “La unidad funcional Número 8 a cargo de la Dra. Dolores Medina”

Author Description

Quinto Poder