INDISPENSABILIDADES MATANCERAS

 

Por Prof. Joaquín G. Puebla

 

Indispensable: que es o se considera tan necesario que no se puede prescindir de él o no se puede dejar de tener en consideración o que no puede ser dispensado o perdonado.

 17884654_1613889938624620_5485514681164127665_n (Copy)

¿Qué raro el adjetivo indispensable? Tiene dos definiciones contrapuestas y cada una es fuerte y definitoria.

En varias ocasiones, ante problema que me presentó la vida, me di cuenta que el final de una historia es, solamente, el comienzo de otra historia. Es algo más relacionado con la filosofía que con la historia (materia que solía ser de mi competencia profesional).

A varios días del fallecimiento del Dr. Alberto Balestrini, indiscutidamente uno o, el mejor, Intendente que ha tenido La Matanza y uno de los hombres con mayor trascendencia política del distrito me he tropezado, en estos días, con ambas definiciones de Indispensable respecto a su persona.

mary gullón (Copy)

Alberto” (como todos los llamaban, salvó Mary Gullón que, invariablemente le decía Doctor) nos dejó dos historias. Seguramente una trataré de contarla (más adelante les contaré el proyecto que hemos comenzado a preparar) y la otra, con el dolor del alma, debe ser contada.

Una (la primera) tiene que ver con el trabajo realizado por el Dr. Balestrini como Intendente de nuestro distrito y, la otra, está estrechamente relacionada con las miserabilidades del poder y del dinero.

17861810_1531504090194304_6595032963080665081_n (Copy)

 

Muchos políticos matanceros y amigos de “Alberto” en estos días me han expresado una reflexión coincidente y, todos, absolutamente todos utilizaron la misma frase: “Alberto debería haber fallecido hace siete años”. Es duro escuchar esto de amigos e íntimos colaboradores de Balestrini, pero indagando un poco hay un trasfondo “muy espinoso” que no enloda el recuerdo de “Alberto” pero deja muy en claro la calidad meridianamente mediocre de su entorno más cercano. Siempre me llamó poderosamente la atención el aislamiento de “Alberto” durante su convalecencia. Salvo algunas excepciones (no muy honrosas) nadie tenía la posibilidad, ni siquiera, de insinuar el deseo de visitarlo. Pensé que este aislamiento se debía a un fuerte deseo de preservarlo de las molestias mundanas pero parece que había más cuestiones.

cc (Copy)

Por el rumbo que va tomando el artículo sé que me ganaré el odio de muchos pero hay una historia que debe ser contada por el amor, el respeto, el cariño y el dolor de miles de matanceros fueron utilizados constantemente para beneficio personal de unos pocos.

No fue gratuito el aislamiento de “Alberto” ni tampoco fue casual que no lo velaran ni permitieran que la inmensa mayoría del pueblo matancero pudiese despedirse de un hombre que supo despertar, a través de su visión, esfuerzo y trabajo, el cariño y la admiración de muchos.

17523326_1157328091046231_6602410413270585816_n (Copy)

Estas no casualidades no dejaran muy bien paradas a muchas personas y muchas más, por una cuestión acomodaticia, atacaran implacablemente lo que he de escribir.

Quiero aclarar que no atento contra la memoria de “Alberto” sino que voy a contar la trastienda de las bajezas y mezquindades que se tejieron en torno suyo durante su convalecencia y, posterior, fallecimiento.

Son historias muy duras que deben ser contadas porque, literalmente, han usado al Dr. Alberto Balestrini como bandera, han engañado, han mentido, han hecho negocios y estafado a miles de matanceros. Y nadie decía nada precisamente por “Alberto”, para no mancharlo, para no alterar el precario equilibrio entre su vida y su muerte; todos callaban pero, interiormente, murmuraban puteadas ante cada utilización que se hizo del estado del Dr. Alberto Balestrini.

1001 (Copy)

Posiblemente no daré nombres pero la mayoría entenderá de quiénes hablo y, espero, que también entiendan mí no silencio cómplice. Reitero: no fui amigo del Dr. Balestrini, solamente soy un periodista que lo entrevistó en más de una ocasión pero, “Alberto”, se ganó mi respeto.

Por ahí la sucesión de hechos que estoy dispuesto a contar no quepan en una sola nota o el bagaje informativo sea tan difícil de digerir que deba secuenciar el artículo en dos o tres notas. No abro el paraguas simplemente que contar lo que quiero contar me está trayendo bastante dudas y esas dudas, amigos lectores, están íntimamente relacionadas con ustedes.

Gracias a Dios y al denodado trabajo de un grupo importante de profesionales, nuestro medio es uno de los más leídos del distrito. La inmensa mayoría son matanceros y un alto porcentaje del mismo está relacionado, de una u otra forma, con la vida política del distrito. Casi el 85% de los lectores tiene una definida afinidad política con el peronismo sean porque son militantes, militruchos, dirigentes o seudos dirigentes. Todo esto me genera una honda preocupación porque puedo generar tempestades ante la no comprensión del objeto de la nota que escribo. No sé si entenderán. He consultado con varios amigos y dirigentes políticos que conocen el trasfondo de lo que he de publicar, personas que las tengo en una alta estima y respeto mucho su opinión, ellos también tienen algunos reparos y, casi todos ellos, han pedido una conversación para dilucidar el mejor camino.

ALBERTO.....

Hay una verdad que contar y el único medio (casi digo lamentablemente) que puedo hacerlo es Semanario “Quinto Poder” no porque seamos mejores ni más valiente que cualquier otro medio o colega, sino que, simplemente, nuestro compromiso es con nuestros lectores porque construimos este medio con una fuerte credibilidad y los lectores matanceros han acompañado, reconocido y privilegiado ese esfuerzo y trabajo. Detrás de nuestras notas hay mucho esfuerzo, mucho trabajo, muchas horas de investigación y mucho material respaldatorio de todo lo que escribimos. Tan es así que ninguno de los innumerables juicios que nos han iniciado han pasado de la etapa de la mediación y, si nos han leído con frecuencia, se habrán dado cuenta que no nos hemos retractado de ninguna nota que hemos publicado.

 

EL SEPELIO QUE NO FUE

 

Cuando comenzamos a pensar en esta historia me puse en contacto con varios colaboradores, amigos y compañeros del Dr. Alberto Balestrini, más allá de algunos reparos iniciales, la mayoría expresó la necesidad de contar la historia.

Un íntimo colaborador del Dr. Alberto Balestrini al ser consultado, apesadumbrado, manifestó que “Eso es sabido por propios y extraños. No creo que se enlode la memoria de Alberto, muy por el contrario. Se lo usó como al Cid Campeador y se lo montó en el caballo de la mejoría para ganar elecciones”.

17862716_10211969413008369_8433736095593942450_n (Copy)

Hay dos versiones respecto al frustrado sepelio de estado que debería haber tenido el Dr. Balestrini o popular, que merecía “Alberto”.

El círculo familiar más cercano sostiene que hace varios meses se había tomado la decisión de velarlo, en una ceremonia muy íntima (como realmente ocurrió) en su casa donde asistieron familiares muy directos, dos o tres políticos, un par de amigos y un funcionario municipal.

17800159_693893204123774_9205918042556290933_n (Copy)

Pero desde el círculo político afirman que “No se hizo nada porque hubo una muy fuerte discusión sobre plata e intereses”.

Fue un momento muy desagradable” comentó a nuestro medio uno de los testigos y señaló que “En la discusión se dijeron cosas muy fuertes, es como si nadie se hubiera percatado de que el cuerpo de Alberto todavía estaba tibio y ellos peleándose por unos mangos. Me dio vergüenza ajena”. A partir de esta pelea la familia habría dispuesto realizar una ceremonia muy íntima en su casa de Castelar, para luego ir después, al cementerio de San Justo e ingresarlo en la bóveda familiar.

 

Continuara…Próxima nota: LA MAFIA DE LOS ALQUILERES