VERONIKA: LAS COSTURERA DEL PODER

 

 

 

Por Prof. Joaquín G. Puebla

  

 

Verónica Magario es nueva en el peronismo matancero, si la comparamos con dirigentes que tienen 30 o 40 años de militancia política o, con aquellos, que son hijos y hasta 1379367_701185753297780_3607354132150029862_n (Copy)nietos de reconocidos peronistas. Lo primero que hace un peronista matancero es decir sus años de militancia y, de tenerla, remarcar su genealogía peronista y hay algunos casos, excepcionales por cierto, de llevar su ascendencia peronista hasta el mismísimo Juan Manuel de Rosas, por eso de Rosas, Irigoyen y Perón; porque al hacerlo, según los ciudadanos del imperio romano, eso le da “dignitas” (La dignitas era un concepto social de la Antigua Roma. La palabra no tiene una traducción específica a nuestro idioma, si bien está relacionada con el prestigio y el honor. La palabra dignidad, deriva de ella, pero con un sentido algo distinto. En la Antigua Roma la dignitas era un concepto que abarcaba la suma de la influencia y el prestigio personal de un ciudadano, que iba adquiriendo a lo largo de su vida. A la hora de valorar la dignitas de una persona concreta se tenían en cuenta valores como la reputación, los valores morales y el valor ético, así como su situación social y el respeto).

Hasta el ’99 nadie recuerda haberla visto por los caminos peronistas del distrito y desde el ’99 muchos la han visto crecer en el “Cursus honorum” (La carrera política durante la República Romana recibía el nombre de cursus 10299532_699945860088436_8558258576958149675_n (Copy)honorum y siguió existiendo durante el imperio, sobre todo para la administración de las provincias dependientes del Senado. El cursus honorum establecía el orden y la jerarquía por la que se regían las magistraturas romanas, así como el modo de cumplirlas. Dicha carrera quedó regulada en el año 180 a. C. por la Lex Villia annalis que estipulaba su ordenación de menor a mayor rango y la edad mínima para desempeñar cada uno de los cargos. En los últimos años de la República, hacia 81 a. C., Sila fijó el modelo consistente en un servicio militar previo seguido de los cargos de cuestor, pretor, cónsul y censor. El cursus honorum senatorial constaba de una fase preparatoria con varias especialidades: seis magistraturas ordinarias – cuestura, edilidad, tribunado, pretura, consulado y censura – y una extraordinaria: dictadura, la cual durante la República sólo se concedía por decisión del Senado en caso de peligro exterior o interior, y no podía sobrepasar los seis meses de duración) matancero. Eso sí, nunca la vieron embarrada, ni con el agua hasta las rodillas (por la eventualidad de alguna inundación), ni sudorosa ni desarreglada, siempre estuvo impoluta y de una prolijidad rayana a los compulsivo.

Nadie puede negar la capacidad (intelectual) de Verónica Magario, pero si muchos le cuestionan su militancia y su pertenencia al peronismo, más allá de algunas intervenciones sobreactuadas, más cercana a los grotesco que a un real sentimiento militante; como sus desafortunadas expresiones en un plenario, durante la última campaña, cuando en actitud canyengue y 10635772_361959650633155_6588335574900161455_n (Copy)compadrita, cigarrillo en mano, retó a dirigentes y militantes en el Consejo de Partido y finalizó, con el recordado: “Al que no le gusta que se vaya, ahí está la puerta”. Esa expresión le valió el secreto repudio de la mayoría de los peronistas presentes y, la misma, se propagó como reguero de pólvora por miles de oídos militantes del distrito.

Como he escrito en otros artículos, fue nuestro Fernando  quien fracturó al peronismo local al imponerla como cabeza de lista allá por el 2011, la magnitud del triunfo aquietó las aguas y silencio los murmullos y protestas; 10421517_699945793421776_7833136732644734434_n (Copy)pero la desastrosa campaña del triunfo – derrota del 2013, volvió a poner en tela de juicio los sabios designios de Espinoza.

“Si Verónica es candidata, perdemos” repiten casi al unísono militantes y dirigentes del oficialismo local, pero no solo ellos lo dicen, sino también altos y encumbrados (y en algunos casos con mayor énfasis y vehemencia) miembros del ejecutivo municipal.

 

TEJIENDO Y COCIENDO SU PODER

 

Cuando me recibí de maestro anduve de vagancia por aquí y por allá, ejerciendo la docencia en varios lugares, generalmente escuelas de frontera. Una vez me agarró el invierno en un paraje llamado “Cuyamen” a 80 kilómetros del Maitén en Chubut. No tenía más abrigo que un par de buzos y como tardaba algo mi designación como docente en la única escuela de la zona y no vaya a ser que me quede a la intemperie con temperaturas bajo cero, decidí trabajar como cocinero en una prospección de oro. Les cocinaba a cerca de 20 personas en esa explotación minera. Las noches se hacían complicadas al no tener abrigo y entonces, en mis ratos libres, comencé a cocer una frazada con varios retazos encontrados por ahí y algunas colaboraciones de mis eventuales compañeros de aventuras. La frazada, por un lado, tenía pedazos informes de lana vasta, en el medio, retazos de algodón sin desbravar y la otra cara era de lona gruesa. La frazada en sí, pesaba más de 3 kilos, era multicolor sucio pero abrigaba, que en realidad era lo importante.

Al comentar esta anécdota solo pretendo dejar en claro que se puede tejer y coser cosas inservibles y reciclarlas para darle un nuevo y útil uso.

Verónica Magario construyó su poder de arriba hacia abajo, despacio y sin apuro, usando a Papá Magario como abrepuertas privilegiado y se acomodó a sus 10522369_700324033383952_8944737070876500397_o (Copy)anchas en las superestructura del poder matancero. Primero, tímidamente, en la gestión del “Querido Alberto Balestrini”  y luego, de lleno y sin contemplaciones, en la administración de Fernando Espinoza.

Desde el 2011 es la virtual sucesora e Intendente “de facto” del distrito. Sus sinuosas y paralelas líneas de acción son proverbiales, pero las mismas han sumido en una parálisis anárquica a la acción municipal y lo que funciona en el municipio, lo hace en base a una suerte de cadena de favores, pero el resto del accionar municipal queda enmarañado en los vericuetos burocráticos de la administración que termina en el superpoblado escritorio (para dormir un sueño de tres a seis meses como mínimo) del todopoderoso Dr. Claudio Lentini.

Magario (hija) tiene por costumbre manejarse con emisarios. Envía a determinado funcionario a avisar que quiere hablar con uno, luego manda a otro para iniciar la “conversa” (lo hablado con el primero queda descartado) y luego manda a otro a negociar para, finalmente, cortar de raíz y sin explicación todo dialogo. En el medio puede existir una conversación o una promesa de juntarse o no, 10629679_362106500618470_345024233082958431_n (Copy)con ella y todo queda siempre ad referéndum de nuestro Fernando, quien, la mayoría de las veces, ni se entera de este sinuoso entramado; y si se entera que Fernando mandó personalmente a alguien de su estrecha confianza a dialogar con determinada persona, entra en un estado de paroxismo tal, que muchos temen por su salud en esos momento y hace todo lo que puede para boicotear dicho dialogo: manda en forma paralela a emisarios, promete sandeces, arregla por atrás con el equipo de dicha persona o simplemente embarra la cancha de tal manera que termina saliéndose con la suya de romper todo dialogo con Fernando.

En su exitoso intento de aislar a Espinoza de los dirigentes y los militantes, fue perdiendo prestigio y por sobre todo, la confianza de los peronistas.10678492_701190023297353_2097010090720752118_n (Copy)

Verónica Magario, al frente del Honorable Concejo Deliberante de La Matanza no descolló pero tampoco desentonó, fue una tarea prolija; lo único que se le podría achacar es no haber dialogado oportunamente con los empleados del Concejo, evitando roces y situaciones difíciles.

 

SU ENTORNO: RED DE CURROS COMUNITARIOS

 

La Diputada nacional, Verónica Magario, en la mayoría de los casos, se fue rodeando de los peor del peronismo 1904105_698483456901343_8504324216785390487_n (Copy)matancero, salvo honrosas excepciones, armó su entorno con el descarte de lo peor del pierrismo.

La máxima estrella de su equipo es Delia Juárez, Jefa del Programa de Descentralización. A la Juárez la hemos mencionado anteriormente por algunas travesuras y picardías políticas pero hurgando un poco uno va descubriendo cosas que llaman poderosamente la atención.

Delia Juárez se inició con un Jardín maternal comunitario, llegó a tener una red con cerca de 100 de estos 10416600_688671527894971_2728638661991787878_n (Copy)emprendimientos comerciales, porque eso son: EMPRENDIMIENTOS COMERCIALES.

El estado nacional y provincial subvenciona dichos establecimientos, es decir, le paga el sueldo al personal docente y no docente de los mismos; pero esto termina siendo un negocio redondo, dado que el personal, en la mayoría de los casos, son beneficiarios de los planes sociales y esa es su única retribución.10613024_667854423310015_3607950103631533023_n (Copy)

Con el paso del tiempo, la red montada por la Juárez fue perdiendo impulso y de los 100 jardines maternales le quedaron solamente alrededor de 20 y los mismos tampoco son comunitarios dado que los padres deben pagar una cuota mensual, resultando ser un jardín privado como cualquier otro.

Delia Juárez,  en su rol Jefa del Programa de Descentralización municipal tiene a su cargo el Consejo Consultivo tanto de González Catán como de Ramos PLAZA (Copy)Mejía (las áreas descentralizadas), en el de Ramos Mejía no pudo meter mucho la mano pero en Catan su rol dejo mucho que desear y generó varias sospechas. Solo un caso vamos a mencionar para ver la magnitud de la desprolijidad con la que se manejó: la Plaza Monseñor Búfano ubicada en la calle Esperanza, km 41, frente a la escuela 145. Para dicha plaza el Consejo Consultivo de la Región descentralizada Zona Sur destinó 210 mil pesos para su reparación y puesta en OLYMPUS DIGITAL CAMERAvalor. Se compraron los juegos (que estuvieron más de un año amontonados en el patio de la región para luego desaparecer misteriosamente) y se organizó el trabajo para la construcción de una vereda que circunde el predio, un mástil y cartelería para señalización. No se hizo nada, los únicos juegos que hay lo donaron y lo instaló la Agrupación “Identidad Colectiva”. La plaza cuenta con una cancha de básquet y algunas mesas y bancos pero eso no se hizo con el dinero del Concejo Consultivo. La plata se gastó pero nadie sabe en qué.

Eso sí, Delia Juárez es parte de la Década Ganada, pasó OLYMPUS DIGITAL CAMERAde vivir de prestado con su madre a una quinta de una manzana, en la zona de quintas de González Catán; tan grande es la misma que tiene salida a tres calles.

Otro que sigue apareciendo frecuentemente en el entorno de la Diputada Verónica Magario es Emilio Majori y su amiguito, el Colorado Adamo; suelen retratarse con la Diputada en cada ocasión que se presenta. Tanto Majori como Adamo están en la cuerda floja en la entidad que depredan, perdón me equivoque, que presiden, El CIP (Centro de Industriales Panaderos de La Matanza) por sus manejos cuasi mafiosos. La adulan y le ofrecen apoyo pero también lo hacen con la oposición. En un encuentro en Mar del Plata, Emilio Majori se acercó a Sergio Massa y le ofreció 300 mil dólares por 1385583_701194079963614_6203296200071514930_n (Copy)un lugar en la lista de diputados nacionales o provinciales; Massa le sacó el cuerpo al convite y le dijo que era un piantavotos. No se quedó ahí Majori sino que organizó un encuentro en el distrito con Fernando Asencio, virtual o posible candidato de ese espacio a la intendencia local y le reiteró el ofrecimiento pero en pesos a cambio de una concejalía. El edil ¿opositor? Quedó en pensarlo y responderle. Pero Majori y Adamo insisten por todos lados, para este fin de semana le informaron a sus asociados que iban alquilar vehículos y destinar unos mangos para nafta, comida y hotel porque debían asistir a un encuentro de panaderos en Junín pero ni se acercaron a esa ciudad, fueron derechito hacia Tandil donde se reunía el Congreso del PJ provincial y buscaron a la diputada Magario y en un descuido se sacaron una foto con ella.

 

VERONIKA EN GUERRA

 

 Verónica Magario es una mujer combativa, siempre está preparando la próxima guerra. Sus enemigos son todos aquellos que por méritos propios o apoyos varios puedan atentar contra su ansiada intendencia.

Varias han sido las víctimas a lo largo de estos años de su accionar, pero este último año ha comenzado a utilizar la mano de obra barata y rentada de la prensa oficialista unnamed (Copy)local, ridiculizando y atacando, a través de un medio oficialista que, según comentarios, se redacta en su oficina, a varios personajes de la política matancera.

El primero fue Daniel Castro quien fue denigrado sin piedad a través de dibujos y chistes. La otra víctima fue el Diputado Nacional y compañero de bancada de Magario, Carlos “El Ruso” Gdansky, cuando Caló, el Sec. Gral. de la UOM a nivel nacional, lanzó su nombre como candidato a Intendente y últimamente le están dando sin piedad al Concejal Ricardo Rolleri, dado que al “Profe” lo están mirando con buenos ojos muchos peronistas y eso a la Magario le revienta y lo ve a Rolleri como un problema untitled (Copy)cuando todos sabemos que siempre, el Profe, es parte de la solución.

La Diputada provincial Liliana Pintos anda de capa caída, porque una expresión desafortunada suya la alejo del círculo áulico de Fernando Espinoza, situación que está aprovechando al máximo Verónica Magario quien está haciendo todo lo posible para que la histórica referente de “La Carrillo” no vuelva a transitar los pasillos del poder local.

  

CONSTRUYENDO LA JUVENTUD MARAVILLOSA DE VERONIKA

 

 FinEs es el plan del Ministerio de Educación de la Nación para terminar los estudios primarios y secundarios destinado a jóvenes y adultos que por algún motivo no pudieron concluirlos dentro de los tiempos de la educación formal.

En nuestro distrito el Programa FinEs está coordinado por el Concejal (m/c) Osvaldo López Rey, ex frepasista y CAB2-VIOLENCIA-DE-GENERO-3 (Copy)aliado a la histórica dirigente docente Mary Sánchez, mamá de Fernando (Fernandito) Alemán, coordinado de prensa del municipio y ñoqui honorario de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación.

En la zona de González Catán están sucediendo cosas extraordinarias, es una de esas maravillosas y raras ocasiones donde se puede asistir al comienzo de una gesta popular que muy pocos veces se puede presenciar. En el sur del distrito y a través del Programa FinEs está naciendo LA MARIVILLOSA JUVENTUD DE VERONIKA MAGARIO.

Obviamente todo parto tiene dolor y de eso quería informar. Varios alumnos de este programa se acercaron a nuestra redacción para denunciar que están siendo intimidados (por no decir otra cosa) por personal del programa para que se sumen a las huestes de VeroniKa Intendente, aquel que recibe el convite y no se suma suele perder su beca y tener serias dificultades para terminar de cursar.

“Vino uno de los profesores con la novedad de que teníamos que sumarnos a una agrupación para trabajar para Magario Intendente” comenta uno de los damnificados y remarca que “No sabemos quién es Magario, pensábamos que el Intendente era Espinoza pero insisten con Magario”.2 - fernandito (Copy)

“A mí me encararon y cuando dije que no perdí la beca y sin ella no puedo terminar de estudiar” cuenta Graciela y agrega que “Uno va a los actos, no a todos, sabemos que algo debemos hacer por mantener la beca y estudiar pero eso de sumarme a trabajar políticamente para alguien que no conozco me parece mucho”.

Varios son los testimonios sobre situaciones parecidas vividas por alumnos del Plan FinEs de González Catán.

  

LAS MISERABILIDADES DEL PODER

 

El pasado 26.08.2014 se consignaba la siguiente noticia:

“Dos muertos y al menos doce heridos por una explosión en Virrey del Pino

Así lo confirmaron fuentes del Cuartel Central de Bomberos Voluntarios de La Matanza. El hecho se produjo por causas que se investigan en un local situado a la altura del kilómetro 40 de la ruta nacional 3 y todavía Bv-a6QqIYAAsG0- (Copy)habría personas atrapadas entre los escombros.

Mientras aún se realizan tareas de rescate en el lugar, Carlos Alvarez, subcomisario de Virrey del Pino, informó que el propietario del negocio donde sucedió el accidente y un empleado están entre las víctimas fatales confirmadas hasta el momento.

Por la explosión resultaron heridas al menos 12 personas. En el hospital del kilómetro 32 de González Catán, donde están trasladando a la mayoría, informaron que cinco están “en estado crítico, en terapia intensiva y con respiración mecánica porque presentan quemaduras en las vías respiratorias superiores”. Un bebé de 18 meses que es hijo de dos de los internados fue derivado al Hospital de Niños de San Justo.

Entre las personas atendidas en el centro de salud de González Catán hay un chico de nueve años con contusiones en el tórax y un adulto con varios traumatismos. Los restantes cinco internados presentaron quemaduras de distinto grado y quedaron en observación.

El súper chino «Zhang Yong» contaba con autorización para funcionar. Las fuentes no pudieron precisar hasta el momento si el taller mecánico estaba en la misma situación.

Por la explosión, el súper y el taller de motos quedaron reducidos a escombros. Además, varios autos fueron desplazados por la onda expansiva y terminaron sobre las veredas. En cien metros a la redonda estallaron vidrios en las casas, y varios vecinos fueron evacuados por precaución, pero ya los autorizaron a regresar.explosion-en-virrey-del-pino-1934651h430 (Copy)

En el lugar del accidente trabajaron siete dotaciones de bomberos y también acudieron la Gendarmería y la Policía”.

Nadie habló más del tema ni transcendió el estado de las víctimas, el cerco informativo que rodea nuestro distrito se cerró a cal y canto; pero algunos hechos dejaron trascender datos que enervan la sangre.

Un allegado a Verónica Magario se hizo presente en el hogar  de los padres del bebe de 18 meses que sobrevivió de milagro. Su estado sigue siendo crítico y fue derivado al Hospital Garrahan. Por las heridas sufridas le amputaron tres deditos de una mano y tiene quemaduras de segundo y tercer grado en el 30% de su cuerpo.

Esta persona, que se presentó como mano derecha de la Diputada Verónica Magario, les dijo que venía en nombre de ella para prestarle toda su colaboración y dicha colaboración se resumía en mil pesos con la condición de que no hablen con la prensa. Un familiar del bebe comentó que “Nos ofrecieron mil pesos pero nunca vino la plata y nosotros no tenemos para cargar la SUBE para poder ir a verlo todos los días”.