ASIMETRIAS, PARALELISMOS INCONGRUENTES Y DISONANCIAS COGNITIVAS

 

Por Prof. Joaquín G. Puebla

   

La asimetría es una propiedad de determinados cuerpos, funciones matemáticas y otros tipos de elementos en los que, al aplicarles una regla de transformación efectiva, se observan cambios respecto al elemento original. En estadística, el concepto de asimetría de una distribución indica la deformación horizontal de las distribuciones de frecuencia. Surge una discordia cuando no somos capaces de reconocer qué parte es la original de la asimetría. Además de la posición y la dispersión de un conjunto de datos, es común usar medidas de forma en su descripción. Una de estas medidas es una estadística que busca expresar la simetría (o falta de ella) que Sin título222 (Copy)manifiestan los datos, denominada coeficiente de asimetría. La diferencia de una observación respecto del promedio de los datos se encuentra elevada al cubo. Esto tiene como resultado que, observaciones alejadas del promedio, aportan un gran valor a la suma; ya sea positivo o negativo. En consecuencia, si los grandes valores de la diferencia están producidos por datos mayores que el promedio, el coeficiente tenderá a ser positivo. Si, por el contrario, predominan observaciones muy menores que el promedio, el coeficiente será negativo. Si, finalmente, las observaciones presentan un alto grado de simetría respecto al promedio, el coeficiente asumirá valores cercanos a cero o a un infinito que está correlacionado con el número de la varianza o el intervalo de clase, o se declara en forma racional con el conjunto matemático de medidas longitudinales. El término quiralidad se refiere a un comportamiento diferenciado de dos entes que son uno simetría especular del otro.

En retórica el significado Paralelismo es, dentro de los recursos estilísticos, una de las figuras de repetición. Se trata de distribuir paralelamente las palabras, sintagmas y oraciones para conseguir un efecto rítmico-secuencial de un texto. Dependiendo del aspecto formal en el que se establezca la relación entre las secuencias, se distinguen tres tipos principales de paralelismo:Chirality_with_hands (Copy)

Isocolon: igualdad o semejanza en la longitud silábica de varias secuencias en prosa (sería el equivalente al isosilabismo de la poesía).

Parison o paralelismo sintáctico: es la semejanza estructural de dos o más secuencias de forma que se produce una correspondencia casi exacta entre sus constituyentes sintácticos.

 

“A ella, como hija de reyes

la entierran en el altar;

a él, como hijo de condes,

unos pasos más atrás”

 

Incongruencia: Falta total de coherencia entre varias ideas, acciones o cosas.

“no veo yo incongruencia alguna entre la ternura, decoro y nobleza que trasunta cada palabra de.

Cervantes y las irregularidades o aun la abyección que algunos le reprochan”. Sinónimo: Incoherencia: Conducta o expresión que contradice a otra, o no guarda con ella una relación lógica.

“un discurso lleno de incongruencias”.

El concepto de disonancia cognitiva, en psicología, hace referencia a la tensión o desarmonía interna del sistema de ideas, creencias y emociones (cogniciones) que percibe una persona al mantener al mismo tiempo dos pensamientos que están en conflicto, o por un comportamiento que entra en conflicto con sus creencias. Es decir, el término se refiere a la percepción de incompatibilidad de dos cogniciones simultáneas, todo lo cual puede impactar sobre sus actitudes.

El concepto fue formulado por primera vez en 1957 por el psicólogo estadounidense León Festinger en su obra A theory of cognitive dissonance. La teoría de Festinger plantea que al producirse esa incongruencia o disonancia de manera muy apreciable, la persona se ve automáticamente motivada para esforzarse en generar ideas y creencias nuevas para reducir la tensión hasta conseguir que el conjunto de sus ideas y actitudes encajen entre sí, constituyendo una cierta coherencia interna. La manera en que se produce la reducción de la disonancia puede tomar distintos caminos o formas. Una muy notable es un cambio de actitud o de ideas ante la realidad. 

 

Un título complicado para tratar de explicar un escenario político complicado, más allá de que muchos sostengan que las elecciones en La Matanza están resueltas, cosa que, a simple vista, se podría decir que es cierto pero si se hurga un poco veremos que en política (y menos la matancera) dos más dos no es cuatro, puede resultar cualquier número del uno al diez.11999026_500915660070886_5922218723641234963_n (Copy)

El escenario comenzó a complicarse antes de las elecciones PASO, donde cada uno de los integrantes de las listas oficialistas iba en pos de su propio triunfo. Por un lado, la mayoría apostaba a un triunfo arrasador de Daniel Scioli, después venía el sueño de Fernando Espinoza de ser gobernador que resultó ser candidato a vice para terminar siendo candidato a nada. Teóricamente Scioli y nuestro Fernando serían los traccionadores de los votos de Verónica Magario a la intendencia, pero la esquiva diputada o, mejor dicho, un familiar muy cercano a ella, armó paralelamente una suerte de reaseguro para el triunfo y tuvo un éxito bastante significativo: Magario sacó más votos que Espinoza (se calcula que más de 50 mil votos, si computamos los votos reales de la diferencia y le sumamos los que pudieron esquilmarles a otras fuerzas políticas).

La campaña de las PASO fue rara, los principales candidatos a concejales del oficialismo hicieron mutis por el foro, apareciendo acá o allá pero sin ponerle el pecho a la campaña. Verónica Magario tuvo la insospechada ayuda de varios peronistas históricos que, prácticamente, la sacaron de su redil y la hicieron caminar los barrios, las ferias (la mayoría truchas) y varias asociaciones civiles. Espinoza la acompañó solamente en una de esas caminatas, dado que él estaba inmerso en su propia campaña; y, el resultado de todo esto es por todos conocidos: Verónica Magario candidata a intendente y nuestro Fernando candidato a ministro.11990520_928094803940206_700759055297979504_n (Copy)

Varios medios nacionales se hicieron eco de la información adelantada por nuestro medio hace varios meses, de que Espinoza tenía futuro como ministro de Daniel Scioli en caso de que éste llegase a ganar las elecciones de octubre. Hablan de varios ministerios donde recalaría el actual intendente matancero, pero antes tiene que hacer una gran demostración de fuerza, es decir, el peronismo matancero debe aportar 400 mil o más votos para octubre. Ese sería el número mágico para que Espinoza tenga asegura un paracaídas de oro en el futuro y posible gabinete presidencial de Scioli.

El Gral. Perón escribió que “En  el  arte  de  la  conducción  hay  sólo  una  cosa  cierta:  las  empresas  se juzgan por los éxitos, por sus resultados. Podríamos decir nosotros: ¡qué maravillosa conducción!, pero si fracasó, ¿de qué sirve? La  conducción  es  un  arte  de  ejecución  simple:  acierta  el  que  gana  y desacierta  el  que  pierde.  Y  no  hay  otra  cosa  que  hacer.  La  suprema elocuencia de la conducción está en que si es buena resulta, y si es mala, no  resulta.  Y  es  mala  porque  no  resulta  y  es  buena  porque  resulta. Juzgamos  todo  empíricamente  por  sus  resultados.  Todas  las  demás consideraciones son inútiles”.11755205_906305959452424_1151712148719686910_n (Copy)

Basándose en este concepto del máximo pensador del peronismo podemos sostener que la conducción política de Fernando Espinoza fracasó, pero ni analizamos más profundamente vemos que se podría considerar a la misma como un éxito dado que perdió sus chances de ser candidato fuera del distrito pero aseguró la victoria en La Matanza.

Esta situación genera una asimetría incongruente, por un lado pierde por el otro gana. Pero también entra en juego el paralelismo de la lectura política, dado que muchos políticos del distrito están asegurando que el que pierde no conduce pero quién ganó tampoco podría llegar a hacerlo. Para evitar esta enmarañada situación el “Máximo Papá” del distrito está manteniendo secretísimas reuniones con principales referentes del peronismo matancero, ofreciéndoles o asegurándoles (según sea el caso) espacios de influencia o conducción en el futuro gobierno municipal, o, en algunos excepcionales casos, ayudarlos a integrarse en esferas de poder de la órbita provincial de la mano de Aníbal “Bigote” Fernández.11937942_498613586967760_1851268187899082242_n (Copy)

Las charlas se están dando pero aún no hay definiciones ni compromisos firmes, porque todos están esperando que se dé una victoria firme de Daniel Scioli en la primera vuelta y que se refrende el triunfo de Verónica Magario en las PASO.

El “Máximo Papá” anda muy ocupado tejiendo estas telarañas de relaciones, tratando de conformar un equipo de gobierno, que no es lo mismo que un gabinete de gobierno. Un equipo de gobierno son políticos y profesionales que generan las políticas de dicho gobierno, que tienen áreas de influencia y conducción en el mismo. El gabinete de gobierno son los que ejecutan las políticas diseñadas por el equipo de gobierno. Es decir, el “Máximo Papá”, está trabajando a full para asegurarle a la “Nena” un respaldo real del peronismo matancero con miras al futuro, no tan lejano, cuando deba hacerse cargo y conducir políticamente y administrativamente el distrito.Sin título11 (Copy)

Esta situación incómoda a Magario y, a su vez, le genera ansiedad a Espinoza. Varias preguntas retoricas han comenzado a poblar la cabeza de los analistas políticos locales, preguntas embarazosas, difíciles y perturbadoras; que son a su vez, contradictorias y en este esquema es donde veo la disonancia cognitiva que ha de enfrentar, en poco tiempo más, el peronismo matancero.

Como adelantamos en análisis anteriores, para Fernando Espinoza se dio el peor escenario: él perdió y su (teóricamente) conducida ganó. Ahora bien, si en octubre se da los ansiados y necesitados 400 mil votos matanceros para el empujón final de Scioli Presidente y Fernández Gobernador, asegurando firmemente a Verónica Magario Intendente del distrito, van a comenzar a preguntarse seriamente de ¿quiénes son los votos?, ¿son de Verónica o de Fernando?. En dos oportunidades Verónica Magario afirmó a nuestro medio de que ella y Fernando son un equipo y cómo tal juegan políticamente y administran el distrito. Los que vivimos y analizamos la cotidianeidad de La Matanza podemos percibir eso, pero ¿cómo lo verán fuera del distrito?. Si Aníbal “Bigote” Fernández, que aún tiene algunas cuentas pendientes con nuestro Fernando (no se olviden que acusa que desde el escritorio de un “Fernandito” salió la data para el programa de Jorge Lanata donde lo expone como cómplice del tráfico de efedrina y participe del triple crimen de Gral. Rodríguez), llega a la gobernación bonaerense gracias a los votos matanceros, ¿a quién reconocería cómo conductor político del distrito?, ¿ a Fernando Espinoza o a Verónica Magario?. Son varios los que han adelantado la visión del “Bigote”: el que pierde no conduce, han dicho, a nuestro medio, varios destacados políticos matanceros.11056086_1096196993731775_5806566712630685891_n (Copy)

“Fernando ya se fue” comentó un destacado funcionario matancero y aseguró que “Papá Magario se está reuniendo con varios y ofreciendo ser parte del próximo gobierno con la condición de que apoyemos a Verónica a rajatablas ante la más que posible y futura ruptura entre ella y él”.253179_110447759112677_1836045977_n (Copy)

“Si Verónica quiere gobernar el distrito va a tener que romper con Fernando” asegura otro destacado político local y explica que “Es ineludible porque el escenario es totalmente diferente al de Balestrini cuando se fue como Presidente de la cámara de Diputados. En ese momento Alberto encabezaba un tramo de la boleta y los votos eran de él. Ahora Fernando no está en la boleta y, tranquilamente, de ganar Verónica, podrán decir que los votos son de ella”. 

 

VARIOS MINISTERIABLES Y ALGUNOS VERGONZOSOS FUNCIONARIOS 

 

El diario Clarín del domingo pasado se hizo eco de un adelanto de nuestro medio de hace varios meses, en el cuál nombran al Intendente Fernando Espinoza como posible ministro del futuro gabinete de Scioli en caso de ganar en octubre.11999026_500915660070886_5922218723641234963_n (Copy)

Pero no sería el único del que suena para un cargo ministerial, también empezó a sonar con fuerza el nombre de Daniel Martínez (Rector de la UNLaM) en el área de educación y Antonio Colicignio (Secretario de Ciencia, Tecnología y Políticas Educativas de La Matanza) también estaría siendo mencionado para ocupar un puesto de mucha responsabilidad tanto en nación como en provincia.

En el orden local aún no hay nombres, se presupone que, en caso de asumir Magario en diciembre como Intendente, habría algunos cambios cosméticos en el gabinete y que recién, a partir de marzo, habría cambios importantes en la conducción de la gestión municipal.

Por ahora todas son especulaciones, algunas con fundamentos otras sin ningún fundamento. También hay acciones deshonrosas por parte de algunos funcionarios a los cuales no se les movió un pelo durante la campaña y ahora salieron a la caza de traidores solamente para quedar bien. Trascendió que le fueron solicitadas las renuncias a todos los delegados municipales, hecho que provocó más de un enojo. Un delegado municipal comentó que “Ahora me piden la renuncia, después de hacerme laburar como un negro en la elección donde ganamos en nuestro circuito después de varias elecciones que veníamos para atrás” y otro agregaba que “Con este pedido nos dan un buen espaldarazo anímico para las elecciones de octubre”.11986971_500915656737553_3714749747739162982_n (Copy)

También hay jugadas de posicionamiento a futuro que no le han salido del todo bien a quién lo intentó. Tal es el caso de una Concejal, con ambiciones o promesas de ser la próxima Presidente del honorable cuerpo, quién habría jugados algunos porotos en la interna sindical de los empleados municipales del sector que eligieron, recientemente, a sus delegados gremiales.

Las elecciones fueron el pasado 31 de agosto y la lista oficialista (la impulsada por la Concejal) perdió 78 a 72 votos. Varios fueron los comentarios que hicieron los trabajadores municipales del HCD, sobre sutiles y veladas presiones para que votasen la lista de la Concejal y hasta que recibieron llamados del STMLM para tratar de influir en el voto de los trabajadores municipales orientados hacia la lista oficialista. La Concejal se quedó rumiando bronca.

Otro escándalo que estaría a punto de estallar (estamos finalizando el chequeo de los datos y aguardando algunas confirmaciones) es la mudanza de un secretario del gabinete municipal a su nueva residencia. Solo podemos adelantar que la misma esta en Ramos Mejía y su tasación de mercado supera, ampliamente, los 1.8 millones de dólares.

Para finalizar, me gustaría dejarles, a modo de guía y recordatorio, algunas frases escritas por el Gral. Juan Domingo Perón:

 

“LA VANIDAD DE LOS CONDUCTORES

Algunas  veces  los  conductores  creen  que  han  llegado al  pináculo  de  su gloria y se sienten semidioses. Entonces «meten la pata» todos los días. Los conductores  son  solamente  hombres,  con  todas  las  miserias,  aun  cuando con todas las virtudes de los demás hombres. Cuando un conductor cree que ha llegado a ser un enviado de Dios, comienza a perderse. Abusa de su  autoridad y de su poder; no respeta a los hombres y desprecia al pueblo. Allí comienza a firmar su sentencia de muerte”.

 

“EL EJEMPLO DE EPAMINONDAS

Cuenta la historia que cuando el famoso Epaminondas, por haber perdido una de sus batallas, fue degradado del ejército y encargado de la limpieza de la ciudad de Tebas, nunca esta ciudad estuvo tan limpia.  Esto es lo que debemos  inculcar  en  los  peronistas.  De  otra  manera  la  conducción  se dificulta.  Aunque  estos  tipos  de  ambiciones  personales  sean  justos, molestan  también  la conducción.  El  hombre  debe  esperar  el momento  en que  le  toque  actuar.  Lo  que  debe  importarle  es  actuar  bien  donde  lo pongan  y  que  actúe  con  todas  las  fuerzas  de  su  alma  para  mejorar  la conducción del conjunto.  El conductor no sólo debe llevar a la gente sino que  debe  conformar  un  instrumento  perfecto  para  que pueda  llevar  y  la haga actuar, y cuando actúe, actúe bien. Los instrumentos de la conducción o los que se forman de la conducción deben tener el temple, la forma y todo adecuado a esa conducción”.