REGRESIONES ELECTORALES, UN PASO PARA ATRÁS

REGRESIONES ELECTORALES, UN PASO PARA ATRÁS

 

Por Nicolás Brandolini

 

La regresión, para la Psicología, es un concepto que se refiere a la realización de conductas que, por el marco evolutivo y del desarrollo del individuo, ya se habían superado. Las regresiones en sí, son estrategias destinadas a protegernos de aquello que nos parece demasiado doloroso o inaceptable y tratar de disminuir la intensidad de cualquier sentimiento negativo, desagradable o amenazante. Si el concepto lo traspolamos al terreno electoral, podríamos hablar que la sociedad el domingo pasado respondió de una manera que no coincide con la evolución de las últimas elecciones presidenciales.

 

 

La sociología y la opinión pública luego de la última dictadura militar, hablan acerca del alejamiento o el divorcio de la sociedad con la política en nuestro país. En los últimos años, el hecho es que cada vez son más los ciudadanos que por descreimiento, enojo o desconocimiento muestran apatía por la política.

La campaña legislativa que vivimos durante los últimos meses, fue atípica, debido a que están muy presentes los funcionarios de los gobiernos, se repite la figura de los candidatos testimoniales, donde abunda la crítica de la sociedad sobre las gestiones, pero paradójicamente lo hace con un alto grado de desconocimiento por la conformación de las listas. Decimos paradójico porque para el ciudadano de a pie, existe una relación directa entre crítica y conocimiento, lo que ocurre en este punto es que existen diferentes grupos, esferas, dónde se mueven las personas y en cada uno de ellos existen distintos niveles de información, formas de involucrarse y participar.

 

 

El Gobierno Nacional este domingo, sufrió una fuerte derrota en las PASO 2021 a nivel nacional ya que perdió en 16 provincias (y CABA), incluyendo los 5 distritos más poblados del país: provincia de Buenos Aires, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Mendoza. Hace años que en el peronismo existe un paradigma que habla acerca de que si se gana en la Primer sección electoral, la Tercera y la Quinta en la Provincia de Buenos Aires las elecciones ya estaban ganadas, lo que ocurrió en esta ocasión es que el Oficialismo perdió en la Primera y la Quinta y con ganar en la Tercera no alcanzó.

En La Matanza, el Frente de Todos (46,5%) ganó la elección con 20% de diferencia al segundo, que es la interna de las tres fuerzas de Juntos (lista 1A; lista 3 “dar el paso”; lista F) quienes lograron un magro 27,25%.

 

 

Más allá de estos resultados existen por parte de un sector de la sociedad un alto nivel de descreimiento y  en comparación con las elecciones de 2017 los  resultados arrojados de la votación del domingo último, se han engrosado en cámara lenta. El tema aquí es que los partidos políticos entiendan el mensaje que la sociedad ha dado en las urnas ya que los votos nulos y en blanco han aumentado al doble en comparación de los resultados de la última elección legislativa.

 

 

El caso es que los votos  nulos, el último Domingo, sumaron de 8600 votos y los de categoría “en blanco” en más de 49000. Otro tema de importancia, en la misma línea de análisis es el porcentaje de participación ciudadana a nivel nacional (62,27%) que ha sido la más baja de los últimos 10 años desde que se implementaron en 2011 las PASO a nivel nacional según informó en las últimas horas el Ministerio del Interior.       

 

JUNTOS… ¿SEGUIRÁN JUNTOS?

 

Volviendo a la interna de Juntos, llevó a enfrentar a la Lista 1A encabezada por Toty Flores (64,26%), la Lista 3 encabezada por Alejandra Dulce Martínez (19,41%) y la Lista F encabezada por Matías Espain (16,31%). Finalmente el resultado de la interna obtenido por la lista de Toty Flores dejó sin chances de competir a las dos listas radicales y además tendría la posibilidad de hacerlo en Octubre con toda su lista intacta, es decir  Toty Flores, Laura Greco, Jorge Lampa, y posiblemente Mirta Ferreira para concejales, mientras que para Consejeros Escolares le daría la posibilidad a Raúl Leguiza y a Nazarena Peruyera. Lógicamente hablamos en potencial ya que hasta el momento de la redacción de esta edición solo contamos con los resultados del escrutinio provisorio y comparamos con los resultados, contra los de otras elecciones para evaluar tentativamente la cantidad de candidatos que irían en la lista para las elecciones Generales del mes de Noviembre.

 

 

Quedaría pendiente, también en el terreno de lo potencial hasta tener datos concluyentes, que ocurrirá con Alejandro Finocchiaro (pre candidato a Diputado Nacional por la Provincia de Buenos Aires) y Alejandro Zamorano (pre candidato a Diputado Provincial) quienes por los resultados obtenidos por Diego Santilli y Facundo Manes a nivel provincial el domingo entrarían a competir por la elección de Noviembre. Caso diferente para lo que será su futuro, es del Diputado Nacional Hernán Berisso quién no renueva su banca, es apoderado de la Lista 506 1A y estuvo a cargo de la fiscalización de la lista.    

 

 

 

En relación al 27,25% que sacó lista de Juntos, que se remonta comparativamente a los resultados obtenidos en las elecciones generales de 2015 (27,67%) hay efectivamente un retroceso, ya que la mejor elección de Juntos por el Cambio en La Matanza fue la de 2017 (30,14%).

 

 

A nivel territorial la coalición de Juntos en La Matanza ganó en las localidades de Ramos Mejía, Lomas del Mirador, San Justo, Villa Luzuriaga (primer cordón), Aldo Bonzi y Ciudad Evita, mientras que el Frente de todos se impuso en el resto de las localidades con algunos matices como ocurrió en el Circuito electoral 631 que corresponde a las localidades de La Tablada y Lomas del Mirador dónde la diferencia entre ambas fuerzas fue de 1,7%.

 

 

Paradójicamente, en Gregorio de  Laferrere, circuito 635 donde está ubicada la Cooperativa La Juanita (dónde Toty Flores es Referente), la diferencia de la lista de Fernando Espinoza (56,77%) contra la de Toty Flores (17,57%) fue aplastante.

 

CONCLUSIONES

 

Para finalizar el análisis podemos decir que para el kirchnerismo luego de los resultados del domingo, es imperante analizar el desafío que queda de acá a las generales de Noviembre ya que si en ese entonces se confirma la derrota habrá que repensar la coalición de gobierno de Alberto Fernández de cara a los dos años restantes de su mandato, existen claro muchas dificultades para mejorar los porcentajes ya que con una economía intervenida como la nuestra es muy difícil apelar al populismo como ya se hizo el año pasado durante la pandemia, lo cierto es que habría un aumento para Jubilados de $5000, otro aumento para la AUH, Aumento tarjeta y tentativamente un nuevo IFE (o algún nuevo beneficio del mismo caracter) al cual, este último, Martín Guzmán se opondría, que llevaría a un enfrentamiento entre los “albertistas” y la Cámpora.

 

 

 

Diferente es el caso de los intendentes Kirchneristas que han ganado el domingo 12, que tras haberse puesto la campaña al hombro resultaron victoriosos, este es el caso de Fernando Espinoza (46,05%) quien, a pesar de ganar las últimas PASO, bajó su rendimiento electoral en comparación a los resultados de las Elecciones Generales de 2019 cuando sacó más del 64% de votos. Para lo que es el caso del frente de Juntos en La Matanza, que sin lugar a dudas tiene posibilidad de crecimiento gracias al impulso  nacional y las dificultades electorales del oficialismo, tendrá que redoblar esfuerzos y crecer más allá del primer cordón si es que quiere llevar adelante una campaña efectiva para intendente en 2023.

Author Description

Quinto Poder