“SIGUEN SIENDO PREOCUPANTES LAS ACTITUDES DE NUESTRO ADMINISTRADOR FEDERAL”

por Giuliana Osorio

 

 

1

Así lo expresó el representante de la AEFIP Matanza. Oscar Bouzo en diálogo con Semanario Quinto Poder, respecto a las negociaciones paritarias, en donde se anunció que durante el año 2014, los trabajadores agremiados no recibirían incremento salarial alguno. Además sostuvo que “No basta con un solo centro de atención AFIP en el municipio”.

 

QP: ¿Cómo se desenvolvió  el Sindicato a partir de la división de la CGT Matanza?

O.B: “Yo participo en la CGT Matanza desde el año 2010. Me nombraron representante de mi gremio en esa seccional cuando todavía existía la unidad a nivel nacional y local. A partir de la división, la Mesa Directiva nacional del  gremio, a la cual pertenezco como vocal titular, decidió ir detrás de los pasos de Hugo Moyano. Hasta ahí ningún problema, yo seguía participando y de hecho sigo participando en la CGT regional, del brazo político “Movimiento de Integración Peronista” con el compañero Mario Ortiz como secretario general y con Rubén Paulillo como secretario adjunto. Te aseguro que hasta llegado el momento de la elección de nuevas autoridades, se siguió luchando por la unidad. Se armaron comisiones y reuniones en las que participaron compañeros de esta CGT oficial y también del grupo disidente, con un interlocutor como lo es el ex secretario de la CGT “Ruso” Gdansky, y con otros cuatro compañeros de cada lado. Y sin embargo no se logró  la unión, por lo que mi sindicato no me permitió seguir participando. Al estar en la conducción nacional con la CGT de Moyano, no se me autoriza a intervenir en esta CGT, pero así y todo sigo colaborando con la misma. Personalmente tiene mi apoyo porque es la que está al lado del intendente Fernando Espinoza, quien continúa con la línea de Alberto Balestrini”.

 AEFIP-LOGO-WEB

QP: ¿Cuál es su análisis de esta ruptura?

O.B: “A mí me quedó un sabor amargo, porque yo iba a tener un cargo dentro de la CGT que hoy no  ostento. Pero más allá de los cargos, creo que lo más importante es ser reconocido y sentirme uno más como lo hago diariamente. En la mesa de diálogo, en el conceso con los compañeros, cuando se arman debates o en los plenarios, yo me considero uno más, porque desde el primer momento y a pesar de que  no represento un a un gremio tan grande como lo es la UOM, el SMATA o la UTA, nunca me hicieron sentir que el mío es chiquito o inferior. Todo lo contrario, siempre  el trato fue bilateral, y sinceramente me siento como uno más y opino como uno más, lo cual me fascina, me hace feliz y me convence de que éste es mi lugar. Tengo plena fe en que antes de las elecciones generales del 2015 se va a alcanzar la unidad  definitiva tanto a nivel nacional como a nivel distrital, porque eso es de suma importancia para el peronismo. El peronismo no se puede dar el lujo de estar separado, dividido. Tiene que estar unido ¿Y de qué manera? Detrás de la columna vertebral que representa el movimiento obrero organizado. Se avizoran muy buenos tiempo para el país. Si levantamos este proyecto como bandera y confiamos en que éste es el proyecto que hay que seguir, independientemente de los hombres, sea Cristina, Daniel, o  sea quien sea que venga después de la presidenta, saldremos victoriosos. Insisto, no nos podemos dar el lujo de ir al futuro con el movimiento obrero separado”.

Q.P: Respecto al acuerdo paritario ¿En qué estado se encuentran las negociaciones?2

O.B: “Sinceramente muy mal. El 16 de junio el administrador federal convocó una reunión urgente, en la cual los representantes de nuestra Mesa Directiva fueron informados por él en persona y en forma verbal, que la AFIP durante el año 2014 no tendrá incremento salarial, lo cual me parece una barbaridad. De todas formas, seguimos a la espera de que el Ministerio de Trabajo llame a las partes aunque sinceramente, las cartas ya están echadas.  Mientras tanto el sindicato mantiene el estado de alerta y movilización de todos los compañeros, aunque siguen siendo preocupantes las actitudes de nuestro administrador federal”.

 

Q.P: ¿Cuáles son las cuestiones principales que como sindicato están reclamando?

O.B: “Principalmente exigimos un incremento salarial que también abarque viáticos, movilidad y adicionales a través de la negociación paritaria. Además el ingreso de personal para cubrir las bajas vegetativas y lo más importante, la intangibilidad del Fondo de Jerarquización del personal de DGI y Seguridad Social. Sin embargo respecto a las conquistas no nos podemos quejar. Tenemos el mejor convenio colectivo de trabajo de América Latina que se logró firmar en esta conducción, de la mano del compañero Jorge Burgos. El punto más importante de ese convenio colectivo fue eliminar el artículo 11 inciso C: el despido sin causa. Es decir, el organismo podía despedir a cualquier compañero sin sumario previo y sin motivo alguno. El gremio, a través de la lucha y perseverancia, consiguió la eliminación total de este artículo. Otra de las cosas que consiguió fue que los trabajadores próximos a su jubilación, cobren un total de 20 sueldos. Esto significa que, después de su retiro, se realiza una liquidación y se les retribuye 20 pagas. Otro objetivo alcanzado fue recuperar las vacaciones en días hábiles, cosa que en la nefasta época de los ‘90 era imposible de imaginar. Otra conquista y a nivel turismo fue restablecer el Hotel Presidente Perón, totalmente refaccionado y reinaugurado. Hoy es el único hotel del Valle de Punilla, Córdoba, que tiene pileta climatizada. También se adquirió con fondos propios de los afiliados el Hotel Da Vinci, de cuatro estrellas, ubicado en la Ciudad  Autónoma de Buenos Aires, un lugar espectacular que cuenta con piscina, spa y habitaciones de primer nivel. Otra meta alcanzada fue la incorporación del Fondo de Jerarquización al convenio, cuyo desequilibrado reparto  perjudicaba  a muchos compañeros. Éste se hacía a través de una mal llamada “calificación por rendimiento”,  porque era todo relacionado al amiguismo. El 70% de ese fondo era calificable y el 30% era fijo. Actualmente y gracias a todo lo que se luchó,  el fijo es del 70% y el calificable del 30%”.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Q.P: Debido a la enorme cantidad de contribuyentes que residen en Matanza ¿Es suficiente el número de personal con el que cuenta la agencia 54 ubicada en  la localidad de San Justo?

O.B: Cuando el Intendente Fernando Espinoza descentralizó el municipio, lo hizo pensando en el norte y en el sur de La Matanza. Por ello se creó la descentralizada de Ramos Mejía, Lomas del Millón, Lomas del Mirador, la de Gonzales Catán y Virrey del Pino. Hace ya un tiempo que con mi agrupación, a través de mi gestión con la Mesa Directiva del gremio y con autoridades de la AFIP, trabajamos para este modelo de descentralizada, que cuenta con todas las actividades inherentes al municipio como lo es ANSES, PAMI, ARBA y próximamente un registro civil. Pero  no puede ser que un distrito con dos millones de habitantes como lo es Matanza tenga una sola agencia de AFIP. No solo no alcanza el personal, sino que no basta con un centro de atención solamente. En los últimos diez años La Matanza creció exponencialmente y con ello aumentó el consumo, por lo que una sola dependencia no da abasto. En el futuro debemos estar pensando en abrir una agencia en Ramos Mejía y otra en Gonzales Catán, que de hecho se lo puso a consideración de la intendencia municipal. Pero a veces no basta con que el intendente tenga la iniciativa o las ganas, sino que la medida pasa principalmente por el administrador federal. Es fundamentalmente una decisión política”.

 

Q.P: En otro plano de discusión. ¿Cómo se encuentra el servicio de prestaciones médicas y sociales que ofrece el sindicato?3

O.B.: “El sindicato tiene como obra social a la OSME (Obra social del Ministerio de Economía), que se vio tristemente devastada en los ’90. Actualmente estamos haciendo un gran esfuerzo por recuperarla. Se trabajó en la restauración y hoy gracias a Dios funciona de manera correcta. Sin embargo la principal problemática va más allá de eso. Hoy en día nos ocupa mucho gasto el mantenimiento del Policlínico y de la obra social, y esto se debe a que la mayoría de nuestros compañeros, por el excelente nivel que tienen de ingresos,  contrata medicina prepaga. Por eso es muy difícil mantener en pie una obra social en donde solamente contamos como afiliados a los compañeros pasivos, a los jubilados. Sin embargo, tenemos claro que no podemos dejar a estos compañeros sin el servicio, por lo que estamos aplicando la máxima voluntad para que ésta siga funcionando y ofreciendo una buena calidad de prestaciones. Lo ideal sería empezar a reconquistar a todos los compañeros que se fueron a la prepaga. Es una tarea más que difícil, pero que estamos dispuestos a cumplir. Sabemos que solo lo vamos a lograr trabajando”.

 

Q.P: ¿Qué cambios pueden apreciarse de estos últimos años respecto al gremio?

O.B: “El gremio cambió mucho en estos años. La secretaria a la que yo pertenezco, la de Capacitación y Cultura, está generando constantemente cosas. Por ejemplo se encargó de mejorar el desarrollo de la página web de la AEFIP. Contamos también con una nueva radio llamada Radio Tributo, a la cual se ingresa a través de internet y  con un canal de televisión,  AEFIP TV. Además en nuestras sedes se realizan cursos de teatro, propias de la escuela de actuación del reconocido Lito Cruz. En el área del deporte se desarrollan actividades diarias como campeonatos de futbol, y cursos de arquería. También contamos con La Casa del Jubilado, el punto de reunión de todos nuestros compañeros retirados, en donde se organizan reuniones, charlas, partidas de ajedrez, naipes, entre otras”.

 OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Q.P: Acerca de la propuesta de modificación del Fondo de Jerarquización, en donde se sugiere la unificación del de la DGI-Seguridad Social con el de ADUANA ¿Cómo beneficiaría o perjudicaría esta gestión a los trabajadores que el gremio representa?

O.B: “Este proyecto que manifestó en teleconferencia el administrador federal está en un estado de status quo importante y para frenarlo, se constituyó una comisión con el fin de estudiar la reforma. ‘Si se pretende que algo no funcione, hay que formar una comisión’, decía el General Perón. La AFIP cuenta con aproximadamente veinticuatro mil empleados, de los cuales dieciocho mil son de DGI y recursos de la Seguridad Social y el resto son de ADUANA. La modificación del Fondo nos iba a perjudicar enormemente a los compañeros que trabajamos en la DGI y Seguridad Social, mientras que se iban a ver total y completamente favorecidos los aduaneros, que son muchísimos menos en cantidad. Nosotros tenemos un slogan que  hacemos carne y lo repetimos constantemente con convicción: “El fondo no se toca”. Y creo que una de las cosas que tal vez le hayan molestado al administrador federal es la firmeza que tuvo la Mesa Directiva para decir no a la modificación, por ello pienso que nos está castigando diciendo que en el 2014 no vamos a tener incremento salarial alguno. Más allá de eso y gracias a Dios no se volvió a hablar del tema”.

 

QP: Por otra parte. ¿Cómo ve  al movimiento obrero organizado en Matanza?

O.B: Nosotros no nos tenemos que olvidar que somos representantes de los trabajadores  por sobre todas las cosas, no somos políticos. Pero a nadie se le prohíbe hacer política. Para ello tenemos un espacio que es el Movimiento de Integración Peronista (MIP), a través del cual se realizan diversas actividades relacionadas a lo político, como la Peña de la Militancia del Campo Popular llevada a cabo todos los años, única acá en Matanza. Volviendo al tema, soy un convencido de que el movimiento obrero de la mano del MIP va a trascender, porque nosotros los representantes de los trabajadores tenemos la capacidad y el deber de luchar por los intereses de los compañeros  y también por el bien de toda la comunidad. Y asimismo nos sentimos orgullosos de pertenecer al Foro Obrero Empresario (FOBEM), en donde se juntan todas las fuerzas vivas del distrito, la iglesia, los empresarios, los representantes de los trabajadores, organismos de seguridad, el municipio con sus tres poderes, etc., en donde se trabaja constantemente para resolver las distintas situaciones. Creo entonces que el futuro del movimiento obrero será positivo si se  sigue trabajando como hasta ahora”.

 

QP: En cuanto a los trabajadores agremiados, ¿Existe un aumento de participación en la militancia?

O.B: “En estos últimos diez años muchos compañeros que antes no se volcaban a participar hoy lo están haciendo. En lo que respecta a mi gremio en particular, se incrementó notablemente el número de delegados. Actualmente nuestro sindicato cuenta con casi 600 delegados gremiales, sumando la Capital Federal y el interior del país. De hecho quedó demostrado en un congreso realizado en el predio que tenemos en Ruta 21, al cual acudieron todos los delegados del país. Creo que todo ello tiene que ver principalmente con la política, con lo que representó la aparición de una figura como la de Néstor Kirchner en el año 2003. A partir de allí la gente empezó a confiar y los jóvenes que no veían un futuro promisorio empezaron a creer en la política. Una de las formas de empezar a participar fue  defendiendo los derechos de los compañeros, sumándose uno como delegado o bien como miembro de alguna agrupación. Lo que el General Perón denominaba “trasvasamiento generacional”,  lo vemos reflejado por ejemplo en la seccional Capital, en donde contamos con un secretario general muy joven, el compañero Pablo Flores que no pasa los 40 años. Pero como dice el Ruso, ‘los jóvenes tienen que estar, pero no por eso vamos a tirar a los viejos por la ventana’. Entonces el slogan no sería “ahora los jóvenes”, sino “ahora con los jóvenes.”

 

 

QP: Para finalizar. ¿Hay una intención de parte de los trabajadores  en participar de la conducción del gremio?1

O.B: Desde mi experiencia personal, puedo contarte que al comienzo solo me desempeñaba en una jefatura. Luego de un tiempo, mis compañeros me eligieron como delegado. Pero, tuve resistencia de parte de un grupo que decía que no podía ser jefe y delegado a la vez,  lo cual no está escrito en ningún lugar. Y la verdad es que cuando me tenía que pelear con un superior que estaba por encima mío para defender a un subalterno lo hacía. De hecho con esos cuestionamientos fui reelegido y gané con amplio margen, y después volví al gremio del cual me fui en los ‘90 muy enojado, en donde logré un nuevo cargo. Hoy no me puedo quejar, porque con esfuerzo logré ocupar un lugar en la Mesa Directiva Nacional, que también me dio la posibilidad y la suerte de que mis compañeros me elijan como representante de esa Mesa Directiva acá en la CGT Matanza, de la cual estoy orgulloso de pertenecer. Por eso pienso que no solo debe haber ganas de participar en la conducción, sino que tiene que haber un compromiso de parte de todos los compañeros para que esto siga creciendo.

Author Description

Quinto Poder