“LA MATANZA, EN ESTE MOMENTO, ESTÁ SIENDO GOBERNADA POR UN SISTEMA AUTOCRÁTICO CENTRALIZADO”

 

Dialogamos con el Dr. Walter González, pre candidato a Intendente municipal por la lista 258 – CO.PE.BO.

El Dr. Walter González, manifestó varias críticas hacia la actual administración municipal, pero rescato la actitud de presentar propuestas alternativas al trabajo que se está realizando mal en la gestión municipal.

QP: Doctor, ¿Qué fue lo que le motivó para dar el paso a la política, a ser candidato?

WG: “Lo primero es lo mucho que me dio La Matanza. Yo me recibí de médico y comencé a ser médico en La Matanza. Acá yo fui empleado del Figueroa Paredes mucho tiempo, hasta los 53 años. Mis hijos, aunque no nacieron acá, se criaron en la Matanza, yo le debo mucho a la Matanza. Y en el tiempo que viví, comencé en el ‘83 como médico, en donde ser matancero para muchos ya era difícil, pero para mí me gustaba ser matancero porque era un municipio pujante. Pedí ser médico municipal, porque ser médico en La Matanza era darme la posibilidad de tener clase media, ser de clase media y bueno cumplido mi ciclo, tengo 63 años, me dio mucho. Vi que el futuro político, después de las PASO del 2019, íbamos a terminar un poco como lo que estamos padeciendo ahora y yo en el ‘19, frente a esta instancia de política que comenzaba, dije bueno si yo no estoy adentro y participo, voy a ser un relator solamente o un comentarista de la realidad política en La Matanza, por lo que para tratar de modificar la historia tenía que estar adentro entonces dije voy a participar ¿cómo? A través de una agrupación política y metiéndome en la política. Fue así que, con varios amigos, muy pocos éramos, que conversé con ellos para decirle bueno voy a participar decididamente en la política para estar desde adentro, viendo la posibilidad de cambio, me sentí apoyado un poco en la idea medio loca esta de hacerla y ahora ya estoy, ya estoy acá en este proyecto difícil de querer ser poder político en La Matanza para hacer algo diferente, para hacer algo distinto.”

 

QP: ¿Cómo ve la gestión de Espinoza?

WG: “Más que una visión crítica, yo creo que hay tiempos transcurridos que para cualquier tipo de poder es un tiempo útil y que después si se mantiene y se mantiene en la misma posición, en la constante, en lugar de avanzar se retrocede. Entonces yo creo que Fernando ha hecho, ha cumplido con su tiempo de gestión, ha cumplido un proceso, pero que a la hora de la verdad a muchos nos tiene, cómo te puedo decir, no desilusionado, como que hay un montón de cosas más por hacer y que hay un montón de cosas más para transformar para hacer una Matanza distinta a la que tenemos hoy. Porque todos somos realistas y todos sabemos que no tenemos salud, no tenemos una salud adecuada para lo que el municipio significa.”

QP: Hay un sistema de salud enorme, creo que es mayor que algunas provincias incluso, pero no funciona.

WG: “No funciona porque no hay un sistema de salud integral en donde haya una línea de acción para el paciente, en donde el paciente tiene un síntoma y termina con una enfermedad de alta complejidad y que debería tener un circuito de atención. Lo que es salud, que es mi especialidad. Yo te puedo decir, la situación de la salud es crítica. La seguridad es crítica.”

 

QP: Hoy la gente tiene muy en cuenta el tema de la economía y de la inseguridad. La economía en el municipio mucho no puede influir en el desarrollo del tema inflacionario, pero en el tema de inseguridad creo que se tiene algunas herramientas como para poder bajar esos niveles de inseguridad.

WG: “El tema de seguridad es un tema muy complejo y que no depende solamente de solucionar el problema del motochorro, el que viene y te chorea a mano armada. El problema de la seguridad en la Matanza, uno lo tiene que encarar en una forma integral. Uno, la defensa de la persona a través de las fuerzas de seguridad, y que acá están desarticuladas, porque tengo una fuerza de seguridad local, tengo una fuerza de seguridad que depende de la provincia, tengo una fuerza que depende del Ministerio de Nación y tengo fuerzas independientes como el ejército y la gendarmería, que cada cual cumple su rol, porque no hay una interacción entre las partes, porque el poder político me parece que no está predispuesto a asumir el rol que tiene que tener. Pero, suponiendo que inundamos de cámaras, de personal en actividad, que tuviéramos más camionetas, más vehículos para el control de la seguridad. Si no tengo iluminación adecuada, si no tengo una urbanización adecuada, si no tengo un control de tránsito adecuado, por más que tenga todo el resto, la inseguridad siempre va a seguir estando. Hay un desorden urbanístico que no se ve tanto en el primer cordón, pero que vos pasas por el camino de la cintura o Carlos Casares y cambia el panorama… O sea, no depende solamente de la presencia de la fuerza de seguridad, sino depende de otro montón de factores que colaboran y ayudan al proceso de seguridad. No tenemos tránsito mi seguridad vial, no tenemos seguridad vial en La Matanza y no tenemos una seguridad en el ámbito de lo que es lo ecológico y lo que es la sanidad, lo que significa el daño que provocan las empresas que contaminan toda la cuenta de Matanza y que en el fondo hacen que el terreno, el suelo esté contaminado. Entonces, la seguridad no solo la tenemos que tocar en La Matanza en lo que significa al riesgo individual, sino que lo tenés que tomar en una cuestión global o general. Por lo que la inseguridad, planteada así, con la decisión política de modificarla, te va a llevar un proceso. Cualquiera que venga y prometa, no, porque te voy a solucionar la seguridad con este y con este, miente. A mi manera de ver cómo se hace la cosa. Por lo que tenemos que tener acciones inmediatas, acciones de medio tiempo y acciones tardías. Las inmediatas, te dirías cuáles son, o sea, aumentar la presencia de agentes de prevención en las distintas cuadrículas de la Matanza. Pero también en esto, vos fíjate que no podemos, la Matanza es muy grande. La Matanza tiene un territorio grande y tiene población abundante. Y es que está, en este momento, gobernada por un sistema autocrático centralizado. Una de mis propuestas es la regionalización, que no es mi propuesta, ya está regionalizada La Matanza.”

QP: Balestrini ha ido al primer paso, a crear dos zonas descentralizadas.

WG: “Pero si en la descentralización, vos vas a poner en cada uno de los sectores un funcionario a dedo, sin su capacidad, porque es un funcionario que tuvo actividad política, pero no tiene capacidad administrativa.”

 

QP: No, porque aparte, solamente coordina a los que están ahí. No tiene poder de decisión.

WG: “No, yo lo que creo que tenemos que promover es la regionalización de La Matanza con, en principio que cada una de las regiones esté dirigida por un representante con capacidad para hacerlo, pero que, a los dos años, a los cuatro años, propongamos que la gente elija a sus representantes. Así como se elija el intendente, hay seis alcaldes, o seis representantes de cada una de esas regiones, que el habitante de Virrey del Pino lo vote porque lo conoce como un defensor de su territorio y no que lo pongamos a dedo desde el centro de San Justo.”

 

QP: Uno de los grandes temas que señalan todos los políticos, es el tema de la corrupción en el municipio de La Matanza. ¿Cómo lo ve usted?

WG: “Es un tema de importancia crucial en La Matanza. Porque La Matanza está preparada para el sistema de corrupción que hoy existe. Hoy existe una municipalidad paralela, con una recaudación paralela, en donde todos los sectores, todos, están preparados de alguna manera para que haya un sistema escalonado de recaudación paralela. Vamos, o sea, yo podría hablar de cada uno de los sectores, aunque no conozco la intimidad, porque para conocer la intimidad tenés que estar en el poder. Villa Celina, primero, tiene 80 mil, por el censo. Mentira, tiene 250.000 habitantes. Tiene un millón de metros cuadrados edificados, según el municipio. Mentira, tiene 5 millones de metros cuadrados. ¿Por qué? Porque el sistema hace que no se regularice esa situación porque hay muchos cobradores. O sea, lo que no podés hacer en un sector, ándate a Villa Celina que vas a ver que ahí se puede hacer cualquier cosa. ¿Por qué ahí? Porque está todo preparado para que le sirva al extranjero que no paga impuestos, que hace un montón de cosas, que paga al funcionario municipal que le permite hacer todas esas cosas. Y todo eso que está desordenado, uno lo podría ordenar haciendo un censo catastral y tener la realidad, ahora está preparado para que no se pueda hacer, ¿por qué? La multa por la construcción no declarada es más cara que la propiedad, nadie va a querer regularizar su situación. Entonces, yo estoy promoviendo, para una regularización, o no multarlo, sino que a partir de ahora digan no cobrar la multa, pero sí que me declares qué es lo que tenés y me pagues el impuesto por lo que es metros cuadrados que tenés construido y que me pagues la luz por la bajada de luz que tenés que tener y no porque sea un territorio en donde no te permitan la bajada de luz porque hay enredos con Edenor, porque se paga sobre superficie y no sobre medidor predeterminado. Entonces, vos decís, ¿qué opino de la corrupción? Y que todo el sistema está preparado para eso. ¿Cómo se puede cambiar eso? No se va a cambiar de un día para otro. Pero si programamos o se establece un programa de acción de gobierno, se puede llevar adelante. Por eso yo presento un programa de acción de gobierno. Quiero que me lo critiquen. Por eso, a los adversarios políticos que me quieren enfrentar, quiero tener una charla y decir, sobre esto yo pienso tal cosa. ¿Qué pensás vos, qué es lo mejor? Y que la gente vea qué es lo que puede ser mejor para el municipio.”

QP: Me parece buena idea, porque es uno de los pocos candidatos que hace públicas sus ideas con respecto a determinados temas. Lo que le quiero preguntar, estamos en plena campaña, está haciendo reuniones políticas, actos políticos, ¿Cómo recibe la gente, el vecino común las propuestas que está haciendo usted? ¿Cómo ve la gente la gestión municipal? ¿Cuál es el clima?

WG: “El clima, yo creo que hay una insatisfacción muy grande de la comunidad. Y hay un temor, yo creo que la gente no se expresa. Convengamos que el clientelismo político existe en La Matanza y el temor a perder muchos créditos que uno tiene a través del clientelismo político en las bases es manifiesto. Uno no se quiere expresar en contra de lo que pasa con el que maneja los planes y quiere pensar en lo que pasa con el municipio porque tiene miedo a la represalia por el que maneja los planes o por lo que maneja el municipio. Pero en la base yo siento que hay una insatisfacción y que hay una ebullición que vos vas sintiendo en la comunidad que se va a manifestar.”

 

QP: ¿Cómo ve que la gente recibe las ideas que llevan?

WG: “Bien, yo me siento como que me escuchan, que respetan las ideas y que me dicen que por ahí soy medio iluso en el sentido de que son cosas que son difíciles de concretar. Pero la gente está esperando algo distinto, está esperando un cambio. Por lo que vos me decís, ¿qué recibís de la gente? Primero, que me escuchen con atención. Segundo, que me piden, pero no lo conocen a ustedes, me dicen traiga algo, yo voy con mi volantito y eso se va corriendo boca a boca, yo creo que voy teniendo una aceptación generalizada abajo y en el poder intermedio también. Porque con algunos políticos, no con muchos, creo que entienden mi posición y están de acuerdo con esto de que tenemos que plantear alternativas distintas. Pero también creo que están cómodos y muchos prefieren la comodidad, porque están hace mucho tiempo en la política y sostienen lo que sabemos que es insostenible. No por incapacidad, yo creo que el ciclo de Fernando Espinoza cumplió su tiempo. Y que debe aparecer una gestión de gobierno distinta, porque a mí no me pueden prometer de que me van a mejorar las cosas cuando en 16 años o en 20 años, en lugar de mejorar, nosotros mejoramos en un montón de cosas, pero en el general de las cuestiones estamos peor. Mejoramos la autopista, mejoramos algunas cuestiones.”

QP: Lo macro. ¿Pero lo micro?

WG: “Lo macro, pero lo micro no. La gente no. La gente dice, quiero dejar de ser planera. Quiero dejar de ser pobre, quiero que me den trabajo. Pero acá no se favorece el trabajo. Acá yo tengo experiencia como empresario médico, yo hasta los 53 laburé, después me dediqué a ser empresario médico. Pero no voy a hablar de lo mío, voy a hablar de la gente. Mis hijas quisieron poner un barcito entre lo que tenían que pagar para la habilitación, lo que le vinieron a apretar de los gremios, lo que le vino a apretar la municipalidad para tener la publicidad, cerraron. ¿Por qué? Porque era familiar y doméstico. Ellas laburaban y tenían que pagar, pagar y pagar comisiones que no le daban. Porque era para pucherear lo que tenían. O sea, acá, el que quiere laburar tiene un montón de trabas. No se favorecen las pymes, no se favorece el trabajo. Se favorece el trabajo informal, que es una manera de mantener el desorden y mantener la corrupción. Volviendo a lo que vos me decías de la gente, lo que la gente me devuelve es lo que a mí me mantiene el optimismo para seguir con esto que puede ser medio utópico de querer ganarle al poder político en La Matanza. Si yo no viera eso, hubiera tirado la toalla, porque me hubiera sentido que estoy equivocado en el pensamiento de lo que uno tiene que generar. Pero en la respuesta de la gente que veo, aprendo mucho. Ayer estuve en un barrio en el kilómetro 30, está pegado al Club Deportivo Paraguayo. Conocí a una señora, María del Carmen Barrios. Tiene un comedor para 250 personas, la encontré en la cama porque estaba con un esguince. Yo no sabía que la iba a conocer. Me llevaron gente a hablar con la gente del barrio. Una mujer que tiene 10 hijos propios, más adoptó 8 chicos y que hace 20 años comenzó tomando las tierras esas y organizó toda esa barriada y me decía, yo no quiero, nunca quise ser política. Charlamos una hora y media y me pidió participar en que yo le voy a hacer un desembarco solidario, yo hago atención pediátrica gratuita a chicos como la estatura, el peso y le digo bueno vos me conseguís 150 chicos y yo te vengo. Y ella, que no participaba políticamente, me dijo que me iba a llamar a los delegados de los otros barrios, que iba a los 55 años a participar en política. Entonces, ¿qué recepción tengo? Primero, positiva por eso, que habrá que saber si me cumple o no después. Porque muchos hablan y después no cumplen. Pero una mujer me dice, ah, porque vamos a cambiar, voy a participar cuando ya está retirada, eso es un estímulo.”

Scroll al inicio