¡!!SÚPER BERNI ES EL CAMINO¡¡¡ – LA YUTA EN LA PICOTA

¡!!SÚPER BERNI ES EL CAMINO¡¡¡ – LA YUTA EN LA PICOTA

 

 

Por Prof. Joaquín G. Puebla

 

YUTA: Se refiere a una parte de la policía, en particular las brigadas que trabajan sin uniformes para no ser reconocidas. Proviene de “fayuta”, o sea, falsa, irreconocible.

¡!!Gracias Sergio Berni por la inseguridad matancera¡¡¡

¡Qué semanita hemos tenido, en La Matanza, respecto a la inseguridad¡

No es irónico sino que, lamentablemente, es la pura verdad porque se han dado varios hechos delictivos que ponen de manifiesto situaciones políticas e institucionales que están afectando profundamente la vida de los matanceros.

El Ministro de la “Inseguridad” provincial, Sergio “Súper” Berni, nos está dejando indefenso “en manos inexpertas” porque ante cada hecho que sucede y se da a publicidad en los medios de comunicación toma una medida que empeora las cosas.

 

 

Podemos señalar muchos ejemplos pero, con mencionar solamente algunos, se puede dar una imagen de lo que estamos viviendo y, más importante aún, de lo que viene.

 

 

La inseguridad es clara y notoria, estamos a merced de los delincuentes y, algunos policías, han demostrado “que son delincuentes comunes” y, a su vez, otros policías (por acción y/u omisión) demuestran su falta de compromiso con la comunidad y que “están autoacuertalados”; en definitiva ninguno tiene “los ánimos ni los arrestos suficientes (como muestra de coraje o valentía) para salir a la calle a enfrentar a los delincuentes”.

 

 

Cuando no se tiene valentía, el miedo, la ansiedad y la vergüenza convierten  a los policías en los principales aliados de los delincuentes. No es casual esto sino que tiene una causalidad relacionada con la falta de un plan claro de seguridad pública, a los malos salarios y a la mala formación de los efectivos policiales.

Tenemos la policía que el estado paga y que los ministros, como Berni, utilizan y explotan con claros fines políticos.

 

 

Sergio Berni está utilizando a la policía de La Matanza como una fuerza política dedicada a esmerilar la figura de Fernando Espinoza” me comentaba un alto funcionario de Ministerio de Seguridad provincial y agregó que “Lo que se está haciendo en La Matanza no se está haciendo en ninguna parte y, Berni, es claramente el responsable de esto”.

En varias notas anteriores señalamos este criterio que se está aplicando en nuestro distrito (Araca la cana: mejicaneada en la bonaerense https://semanarioquintopoder.com/araca-la-cana-mejicaneada-en-la-bonaerense/) y Berni comete un error conceptual  porque se siente como posible candidato y, utiliza la inseguridad, para esmerilar a su posible contrincante, en este caso, Fernando Espinoza.

 

 

Berni perjudica al distrito a sabiendas que, la inseguridad, lesiona gravemente la imagen del Intendente Espinoza y no le da la posibilidad de instrumentar ninguna medida preventiva ni, tampoco, coordina ni trabaja en conjunto con el municipio.

 

 

Sergio Berni piensa, según fuentes inobjetables, que “A Espinoza lo tiene en la mira, la falta de cooperación es muy evidente y lo hace adrede porque, el más perjudicado con el tema de la inseguridad, es el intendente. Está aplicando una política de tierra arrasada sin importarle las consecuencias para la población del distrito”.

 

LA INSEGURIDAD MATA Y BERNI TAMBIÉN

 

Todos sabemos qué sucedió en la Comisaria de Villa Luzuriaga (https://lamatanzaduele.com/2021/04/28/separan-a-subcomisario-y-tres-policias-en-villa-luzuriaga/?fbclid=IwAR28tzYYRvnvrIGCvAZ-TnYAcDD1UyWa7TZZpZu6QFXY5GsO0nRDltyuXWQ) y es clara muestra de que la policía matancera esta autoacuertalada. Con móviles en la puerta no atienden los teléfonos pero, tampoco, le llegan los avisos del 911, es síntesis, no le dan mucha bola a los llamados de los vecinos del distrito que solicitan asistencia ante un hecho delictivo.

 

 

Una grabación casera deja al descubierto el accionar constante de la cana” (https://www.facebook.com/1094115828/posts/10224008696060593/) me comentaba un alto jefe policial que cumple funciones en la Jefatura departamental de La Matanza en Puente 12 y señalaba, también, que “Hay órdenes verbales expresas de cerrar las comisarías y no atender los teléfonos. Todos cumplen estas órdenes que bajan, en línea directa, del Ministro Berni por la simple razón que no quieren que los empapelen con alguna causa inventada o no. Berni no perdona y hace sentir su peso”.

 

 

La misma fuente nos comentó que “En Luzuriaga pusieron a cargo al Subcomisario Norberto Lujan Bravo (bajo la estricta supervisión del Sr. Jefe de Sub-Estación Oeste, según dicen) que, en nuestra jerga, dicen que esta ‘capado’ (porque no tiene huevos). Lo ponen para que haga lo que le ordenen y, te puedo asegurar que, los móviles que se ven en el video (eran 3) van a seguir parados frente a la comisaria, no va a cambiar nada. Dos o tres días van hacer rostro y después todos de nuevo a la cucha por miedo a no cumplir las órdenes verbales de Berni”.

Hay mucha bronca pero no se puede hacer nada porque esta ridículas situaciones suceden en La Matanza solamente, en el resto de la provincia las cosas no andan tan mal” señala otro uniformado que, también, cumple funciones en puente 12 y agrega que “Ningún Comisario quiere hacerse cargo de una comisaria en La Matanza porque saben que los mandan a la picadora de carne, ante esto, los cráneos que rodean a Berni le sugirieron que ponga al frente de las mismas a subcomisarios nuevitos y que sean de otros distritos”.

 

 

La misma fuente consultada señaló que “Esto es una locura, la persecución y tiroteo de Ramos Mejía fue, claramente, un intento de asalto y lo muestran como una equivocación que casi mata a varios vecinos (https://www.facebook.com/watch/?v=468967471088638)” y añadió que “Acá está sucediendo todo esto porque Berni quiere ser y ve, en Espinoza, un contrincante que no puede vencer en las urnas. Es política barata lo que hace Berni, nos está mandando a la hoguera a todos sin importarle nada y, encima, el Jefe ‘Fino’ García se hace el dolobu porque es muy consciente de que él y sus allegados están más sucios que una letrina y no abren la boca para nada y no defienden a nadie por miedo a ir en cana”.

 

 

Así estamos, amigos lectores y, después no digan, que no les contamos la verdad.

Author Description

Quinto Poder