EL REGRESO DEL PULPO NEGRO

 

Por Prof. Joaquín G. Puebla

 

PULPO NEGRO era una miniserie de suspenso protagonizada por Narciso Ibáñez Menta en el papel de un supuesto escritor de novelas policiales, que se emitió desde el 2 de mayo hasta el 25 de julio de 1985 por Canal 9 Libertad, y casi simultáneamente en el resto del país.

 

CODICIA: La bebida apaga la sed, la comida satisface el hambre; pero el oro no apaga jamás la codicia. (Plutarco)

El PULPO NEGRO es el nuevo apodo que le pusieron a un funcionario municipal que se está preparando para volver al ruedo dentro del área de seguridad del municipio. Si bien nunca se fue, había quedado aislado de los “negociados” que se habían armado en dicha área, “recibía su parte, pero no estaba al frente de los mismos” nos aseguró una fuente muy informada sobre el acontecer de dicho sector.

Le pusieron PULPO NEGRO porque tiene sus “tentáculos” detrás de todos los negocios turbios de la Patrulla Municipal y/o Guardia Urbana.

Es un viejo conocido de nuestro medio dado que le dedicamos bastantes notas a sus quehaceres “pocos claros desde que ingreso al área de seguridad municipal luego de haber sido exonerado de la Bonaerense” (estas son algunas de las notas que hicimos respecto al personaje: https://semanarioquintopoder.com/la-sombra-de-greco/, https://semanarioquintopoder.com/desproteccion-ciudadana-los-negreros-del-poder/, https://semanarioquintopoder.com/inseguridad-y-corrupcion-los-chorizos-al-poder/, etc.)

 

 

Este ex jefe policial hizo mucho ruido en su momento y ante eso, lo llamaron a silencio, lo escondieron y todos pensaron que se había ido, pero no es así, dado que ahora esta preparando su retorno no para mejorar la seguridad de los vecinos matanceros sino para mejorar su situación económica (que es bastante holgada, pero quiere más).

Si bien no se hizo “cargo formalmente de las funciones que viene a ejercer y a facturar”, algunas cosas comenzaron a suceder y eso “está despertando bastantes susceptibilidades y poniendo nerviosos a otros funcionarios municipales”.

A modo de ejemplo podemos citar “el robo en las oficinas de Débora Giorgi, Secretaria de Producción del partido de La Matanza o, el robo del Banco de Cuentas hace un par de domingos atrás”.

 

 

También comenzaron el tema de los motos – chorros en Ciudad Evita o, el robo en banda en restaurantes de Ramos Mejía. Todo esto se había aplacado un poco con el paso a las sombras del “PULPO NEGRO”, pero o casualidad, se vuelve a agitar su nombre y vuelven a aparecer delitos bastantes complejos que habían disminuido abruptamente.

Ante la posibilidad de que nuevamente tome fuerza y con solo mencionar su nombre varios Jefes Policiales han solicitado su traslado a otras zonas alejadas de La Matanza, porque ya han sufrido, en su época de esplendor y poder verdadero el peso de su “codicia sin límites”.

Desde las sombras, el “PULPO NEGRO” pudo mantener algunos negociados que impuso cuando tenía carta blanca como empresas de seguridad que, teóricamente, deberían vigilar (en los papeles) varios objetivos municipales (35 en total) de los cuales, más de la mitad, nunca vieron “pasar ni cerca los móviles de dichas empresas”.

 

 

El municipio matancero está atrasado en el pago de sus proveedores, en algunos casos el pago está atrasado más de un año, pero los “amigos del PULPO NEGRO están al día, es más, hay una empresa que cobra aún antes de presentar la boleta correspondiente (una empresa de seguridad electrónica)”.

Obviamente en próximas notas iremos desgranando nombres y negocios, pero para que nuestros estimados lectores no se asusten de golpe decidimos dosificar la información para que no se empachen de malas nuevas de golpe.